Noticias de tecnología deportivaAnálisis

Polar Vantage V2 | Análisis y primeras impresiones

Publicidad

This page is also available in English

Polar presenta hoy el Polar Vantage V2, su nuevo modelo tope de gama que llega para sustituir al Vantage original. Se trata de su nuevo modelo destinado al triatlón, y de hecho Polar había reservado esta semana para su anuncio, en la que tendría que haberse celebrado el campeonato del mundo Ironman en Kona. Pero las cosas son como son y finalmente no tendrá el mismo nivel de repercusión que si hubiesen hecho la presentación en la gran isla.

El nuevo Vantage V2 supone una ligera renovación sobre el anterior modelo que llegó al mercado hace un par de años. En esos dos años que han pasado desde su presentación Polar ha estado actualizando de forma regular el reloj con diferentes funciones, algo necesario pues una de las críticas que recibieron los nuevos modelos de Polar al comienzo de su vida comercial fue precisamente la ausencia de funciones que sí estaban presentes en el V800.

Lo cierto es que el Vantage V tuvo un inicio complicado, no sólo por ausencia de funciones sino también por rendimiento de su GPS en algunas ocasiones. Pero Polar ha estado lanzando actualizaciones de forma regular, tanto con funciones de deberían haber estado presentes desde un primer momento (ZoneLock, navegación de rutas, notificaciones de móvil, segmentos de Strava o test de fitness) como con nuevas características (entre las que destacan Sleep Plus Stages, Nightly Recharge y Fitspark).

Este artículo es la presentación del nuevo modelo y unas primeras impresiones. Publicaré la prueba completa probablemente a finales de mes cuando el Vantage V2 y yo hayamos pasado algo más de tiempo juntos.

Polar Vantage V2 - Music

POLAR VANTAGE V2

Funcionamiento global - 8.5
Posibilidades de entrenamiento - 9.5
Plataforma y aplicaciones - 9.5
Autonomía - 10
Acabados y comodidad - 9.5
Relación precio/prestaciones - 8.5

9.3

TOTAL

Polar siempre ensalza toda la ciencia que hay detrás de sus productos. El Vantage V2 no defrauda y continúa desarrollándose en el mismo camino del Smart Coaching gracias a nuevos test que además de aportar información, lo hará de forma fácil y sin un esfuerzo excesivo.

Clasificación del usuario: ¡Sea el primero!


Lo mejor

  • Nuevas funciones del resto de la gama, nuevos test exclusivos, mismo precio que el anterior modelo
  • Aporta mucha, muchísima información de todo nuestro entrenamiento
  • Sin discusión la mejor plataforma para analizar nuestro sueño y recuperación
  • Polar Flow sigue siendo la plataforma que mejor muestra la información y más fácil lo pone al usuario

Necesita mejorar

  • Aunque ahora tiene reemplazo rápido, la correa sigue siendo específica
  • Aunque secundario, Polar no avanza en el terreno de funciones externas al entrenamiento más allá de permitir controlar la música del teléfono

Polar Vantage V2, las novedades

Encuentra la mejor oferta

Polar Vantage V2

El Polar Vantage V2 representa, a día de hoy, el súmmum de prestaciones y métricas de entrenamiento dentro de la gama de Polar. Hace poco más de 5 meses llegó un nuevo modelo de Polar al mercado, el Polar Grit X. Sobre la base del Vantage V, el Grit X añadía nuevas funciones con un claro enfoque a la montaña… pero que perfectamente puede ser apetecible para cualquier otro usuario.

Todas esas novedades que trajo el Grit X también hacen su aparición en el Vantage V2. Pero el nuevo modelo no es simplemente un Vantage V al que se le han añadido las funciones del Grit X, también tenemos novedades específicas que llegan a este modelo. En definitiva y comparado con el Polar Vantage V original estas son todas las novedades que presenta:

  • Nuevos tests para valorar y controlar: Running Test, Cycling Test y Leg Recovery Test.
  • Test Hub, nueva sección en Polar Flow donde se guardarán todos los datos de los test realizados para comprobar la evolución.
  • Control de música del teléfono desde el reloj (el reproductor es el teléfono, el Vantage V2 no tiene música).
  • Caja de aluminio (en lugar de acero como en el Vantage V) de 47mm de circunferencia.
  • 52 gramos de peso (el Vantage V pesaba 66 gramos).
  • Nuevo “widget” con el resumen del entrenamiento semanal
  • Posibilidad de personalizar la esfera del reloj (que ofrece 4 opciones digitales y analógicas) con diferentes colores para el segundero.
  • Permite cambio rápido de correa, aunque continúa siendo de diseño específico.
  • Hill Splitter, detección automática de subidas y bajadas durante el entrenamiento para separar esa parte y dar información específica, tanto durante el entrenamiento como para análisis posterior en Polar Flow.
  • FuelWise, un asistente inteligente que te hará recomendaciones de hidratación y nutrición durante las salidas más largas. Los avisos podrán ser automáticos o manuales.
  • Información de la fuente de energía utilizada durante el entrenamiento, que podemos ver a la finalización del mismo (carbohidratos/proteínas/grasas).
  • Posibilidad de crear rutas de navegación con Komoot, incluyendo aviso de giro.
  • Meteorología actual y previsión del tiempo para los dos próximos días.
  • Brújula magnética.
  • Nuevos botones metálicos (como los del Polar Grit X).
  • Opciones de ahorro de batería, permitiendo alcanzar hasta 100 horas de autonomía bajando la precisión del GPS o desactivando el sensor.
  • En función de las opciones de consumo que hayamos seleccionado para un perfil de deporte concreto, antes de comenzar el entrenamiento tendremos información de la duración máxima de la batería para nuestra actividad.
  • Sensor de pulso óptico modificado, ahora con 5 LEDs de color rojo, 4 naranja y 1 verde.

Como puedes comprobar son muchas las novedades que recibe el nuevo Polar Vantage V2. Es cierto que la diferencia con respecto al Polar Grit X no es tan grande porque se trata de un modelo más actual.

Los aspectos totalmente nuevos son los nuevos test de carrera, ciclismo y recuperación que son los que trataré en detalle más adelante. Pero no quiero dejar sin detallar las últimas funciones que provienen del Polar Grit X, en concreto Hill Splitter y FuelWise, además del funcionamiento general y las pequeñas novedades que tenemos en este Vantage V2.

Aspectos básicos del Polar Vantage V2

Escucha el Episodio 15 del podcast Entre Umbrales, en el que te presentamos todas las novedades del nuevo Polar Vantage V2.

Antes de entrar en los aspectos específicos de entrenamiento siempre es interesante dar un repaso general a lo que aporta el reloj, sobre todo si hay algunas cosas nuevas que se deben tener en cuenta.

Como he resumido un par de párrafos atrás, el Polar Vantage V2 es como el Polar Grit X al que se le han añadido test específicos de rendimiento (y se recuperan las funciones de Recovery Pro y Test Ortostático). Eso es cierto de forma global, aunque luego cuando se hila fino es cuando llegan otras diferencias. 

Al igual que ocurre con el resto de la gama anterior -Vantage V y Grit X-, el Polar Vantage V2 dispone de pantalla táctil y cinco botones de control. Podemos manejar el reloj de cualquiera de las dos maneras, la interfaz de usuario está bien resuelta en ese sentido porque el Vantage M, que carece de pantalla táctil, utiliza la misma. Y la verdad, en relojes de este tipo prefiero el control a través de botones.

Los botones son grandes y de buen tacto. Además tienen relieve por lo que son antideslizantes. Aunque tengas las manos sudadas o con líquido podrás utilizarlos sin ningún problema.

Polar Vantage V2 - Botones

Estéticamente el Vantage V2 es muy similar al Vantage V original. Lo cierto es que puestos uno al lado del otro no es fácil diferenciarlos.

El diseño también se mantiene en la correa, que sigue siendo específica de este modelo y no nos permite utilizar correas genéricas. Aunque en esta ocasión incluye un sistema de cambio rápido que facilita enormemente la sustitución en caso de querer cambiar a otro color.

Polar Vantage V2 - Back

Donde si hay cambios es en la segunda hebilla de la correa. El Vantage V tenía una pieza metálica con el logo de Polar que era muy fácil perder. El nuevo modelo la ha sustituido.

Polar Vantage V2 - Correa

Donde empezamos a ver cambios es en las esferas de reloj y en los diferentes widgets que ofrece. Estos widgets son las pantallas con información de nuestro descanso o entrenamiento que podemos ir rotando mientras permanecemos en la pantalla de la hora. 

El Vantage V2 ahora dispone de un menú que nos permite seleccionar si queremos mostrarlas todas o preferimos ocultar alguna. 

Esto es interesante porque a medida que van creciendo estas pantallas de información puede hacerse pesado el tener que hacer scroll por tanta pantalla hasta encontrar la que nos interesa. El Vantage V2 de hecho estrena una nueva con el resumen semanal de deportes.

Polar Vantage V2 - Week workouts

E incluye también el widget con información del tiempo que estrenó el Polar Grit X.

Polar Vantage V2 - Weather

Cada una de estas pantallas nos permite acceder a más información al pulsar la pantalla o presionar el botón principal. Por ejemplo el widget del entrenamiento semanal nos permite tener más datos de los entrenamientos de la semana en curso, de la anterior y de la próxima en caso de tener entrenamientos preparados.

Polar Vantage V2 - Resumen de entrenamiento

Casi todos los ajustes del reloj los tenemos que hacer a través de Polar Flow (bien en la aplicación móvil o bien en la web).

Sí, pone Polar V800, en el momento de escribir estas líneas la aplicación todavía no se había actualizado para reflejar el nuevo modelo.

En el reloj tenemos los ajustes más básicos, como emparejar sensores, activar o desactivar notificaciones, etc.

Otra de las nuevas funciones que encontramos en el Vantage V2 es la posibilidad de controlar la música del teléfono desde el reloj.

Polar Vantage V2 - Controles música

El reloj no tiene capacidad de reproducir música por sí mismo ni dispone de memoria interna, simplemente nos deja operar en la música del teléfono que será el que ejerza de reproductor. En ese momento simplemente estaba controlando Spotify en el móvil, pero no hay ninguna aplicación de Spotify en el reloj ni hay sincronización de música de ningún tipo.

Esto está disponible tanto en una pantalla que podemos activar en el perfil de deporte como en la pantalla principal, deslizando el dedo de abajo hacia arriba.

Hay alguna nueva esfera de reloj (que pueden ser analógicas o digitales) y posibilidad de cambiar el color del segundero con temas de color, algo que la marca estrenó con el Polar Unite.

Polar Vantage V2 - Temas de color

En cuanto a perfiles de deporte y páginas de datos no hay ninguna novedad a lo que ya teníamos previamente en la plataforma, pudiendo configurar diferentes páginas con los datos que nos interesen (hasta 4 por pantalla) así como añadir diferentes gráficas de potencia, frecuencia cardíaca, etc.

Polar Vantage V2 - Gráfica FC

También tenemos posibilidad de mostrar la brújula magnética, algo que no estaba presente en el Vantage V original y que llegó con el Polar Grit X.

Polar Vantage V2 - Brújula

Igual que en el Grit X, ahora antes de comenzar una actividad podremos ver en la parte superior la autonomía aproximada restante, en función de los ajustes que tengamos seleccionados.

Polar Vantage V2 - Autonomía restante

En cuanto a autonomía, el Vantage V2 es capaz de grabar hasta 40 horas de forma continuada con los ajustes de GPS al máximo, algo que es más que suficiente para la inmensa mayoría de actividades. Pero modificando la tasa de registro (grabando un punto cada 1 o 2 minutos) y otros ajustes podríamos llegar hasta 100 horas. 

Las posibilidades de autonomía según las configuraciones que elijamos son las siguientes:

  • Hasta 40 horas: Grabación de GPS a 1 segundo, sensor óptico activado, protector de pantalla desactivado.
  • Hasta 60 horas: Grabación de GPS a 1 minuto, sensor óptico activado, protector de pantalla desactivado.
  • Hasta 65 horas: Grabación de GPS a 2 minutos, sensor óptico activado, protector de pantalla desactivado.
  • Hasta 100 horas: Grabación de GPS a 2 minutos, sensor óptico desactivado, protector de pantalla activado.

No hay diferencias en cuanto al uso de sensores externos con respecto al resto de la gama, y a pesar de que Polar ofrece compatibilidad ANT+ en todos sus sensores actuales, el Vantage V2 continúa sin ofrecer compatibilidad con ese tipo de comunicación, aunque sí podemos utilizar cualquier tipo de sensor que conectemos a través de Bluetooth.

  • Sensores de pulso Bluetooth Smart
  • Potenciómetros de ciclismo Bluetooth Smart
  • Potenciómetros de carrera Bluetooth Smart (si es que no queremos usar la estimación de potencia del propio reloj)
  • Sensor de velocidad y/o cadencia a través de Bluetooth Smart
  • Footpod para carrera

Potencia de carrera

La potencia de carrera fue una de las funciones estrella en el primer Vantage V que, como no podía ser de otra manera, llega también al Vantage V2. Fue el primer reloj en ofrecer esta función sin utilizar accesorios externos, y actualmente también COROS se ha subido a ese tren. No quiero detenerme en exceso en esta función pues ya comenté bastante al respecto en el análisis del Vantage V.

Polar Vantage V - Potencia de carrera

Simplemente recordarte que no se trata de una medición directa sino de una estimación, en cualquiera de los casos. Por el momento no existe ningún potenciómetro de carrera que realice medición directa fuera de laboratorio.

En definitiva, no hay cambios en la implementación que hace Polar con respecto al Vantage V, todo sigue igual. Gracias a los datos del GPS, acelerómetro y altímetro barométrico permite estimar los datos de potencia en carrera.

Como ves en la gráfica más arriba vamos a encontrar diferencias en los vatios medidos, pues todo depende del algoritmo que utiliza cada marca. En el caso de Polar es con el que obtengo datos más altos. ¿Significa eso que su medición es mejor o peor? Pues hasta que no haya una forma fiable de medir y poder contrastar, te diré que es simplemente distinto. Por el momento lo que nos debe preocupar es que sean datos repetibles y que indiquen siempre los mismos vatios para el mismo ritmo y pendiente. 

Y es que gracias a la medición de potencia en carrera (y al Running Test que veremos más adelante), las posibilidades de entrenamiento y control de intensidad se abren mucho más que antes, especialmente en terreno sinuoso.

No es fácil hacer intervalos a una misma intensidad en una cuesta con una pendiente que no es constante. El ritmo variará en función de la pendiente, y la frecuencia cardíaca tiene un retraso hasta reflejar la intensidad real. Sin embargo la potencia, al igual que ocurre en ciclismo, es un dato instantáneo y cuesta el mismo esfuerzo “mover” 400W en subida que en llano. Pero lo vuelvo a recordar, la potencia es estimada.

Eso sí, si no te gusta el algoritmo que utiliza Polar y tienes un Stryd, puedes emparejarlo sin ningún problema y beneficiarte del resto de funciones específicas de la plataforma, incluyendo el Running Test y el cálculo de PAM.

Conociendo Hill Splitter

Hill Splitter detecta de forma automática cuando estás subiendo/bajando o cuando estás desplazándote en terreno llano. Te ofrecerá información de relevante para esa subida o bajada, además de contar cuántas subidas/bajadas llevamos recorridas.

Dependiendo del perfil que estés utilizando, entenderá que estamos subiendo una cuesta cuando hayamos subido 5/10/15 metros en una distancia determinada. Lógicamente no es igual para todos los deportes:

  • 5 metros: Carrera, caminata u otros deportes a pie
  • 10 metros: Ciclismo y esquí de fondo
  • 15 metros: Perfiles de descenso

Digamos que estamos ascendiendo una cuesta. Ese fragmento quedará marcado en el archivo de actividad para posterior análisis (lo cual veremos a continuación), pero en la pantalla de Hill Splitter nos va a mostrar la información relevante para ese segmento en particular.

Polar Vantage V2 - Hill Splitter

Estos son los datos que aparecen en pantalla:

  • Distancia que llevamos subiendo o bajando. Es decir, la distancia que tiene “esa vuelta” hasta ese momento.
  • Cantidad de metros que llevamos ascendiendo en esta subida. Si fuese una bajada lo que estamos realizando indicaría los metros que estamos descendiendo.
  • Ritmo instantáneo.
  • El número de subidas y bajadas que llevamos. En la imagen nos indica que estamos en nuestra primera subida.

Si lo que estamos es corriendo en terreno llano, esta es la pantalla que veremos.

Polar Vantage V2 - Hill Splitter

Al tratarse de una vista adicional de entrenamiento y no una pantalla configurada por nosotros, no es posible definir cuáles son los datos que queremos ver.

Es importante recordar que se trata de una función automática que no depende de nada más que de la detección de ascenso o descenso a través del altímetro barométrico. No es necesario que tengamos cargada una ruta que le indique que vamos a subir una cuesta, pero tampoco nos ofrece información de cuánto nos queda por subir y del perfil porque precisamente no conoce a dónde nos dirigimos.

Una vez completado el entrenamiento, los datos de Hill Splitter aparecerán en el resumen que podemos ver en la pantalla del reloj, indicando el número de subidas y bajadas y la distancia recorrida en cada uno de los dos casos.

Polar Vantage V2 - Hill Splitter

Y así es como lo veríamos tras sincronizar la actividad.

En definitiva, Hill Splitter es una función muy buena a la hora de realizar análisis, y algo más básica durante el entrenamiento. Mientras estamos haciendo una actividad tal vez puede ser interesante si estamos haciendo series en cuesta porque podemos ver cuántas llevamos, ritmos, tiempo y duración. Pero en un entrenamiento o competición normal no aporta información tan determinante.

Conociendo FuelWise

Al igual que ocurre con Hill Splitter, FuelWise también consta de dos partes diferenciadas: la que tenemos durante el entrenamiento (Alimentación en el menú), y la información que nos facilita al terminar y sincronizar la actividad (Fuentes de Energía).

Polar Vantage V2 - FuelWise

Empezaré por la parte de alimentación específica de FuelWise. Se trata del nuevo asistente de hidratación y nutrición que Polar desarrolló para el Grit X y que ahora llega también al Vantage V2. Son alertas para recordarte cuándo debes comer y beber. Estos avisos podrán ser manuales, programando que te recuerde en un tiempo establecido que debes comer o beber. Por ejemplo, puedes seleccionar que te recuerde beber cada 20 minutos y comer cada 40 minutos.

Estas son las alertas manuales de toda la vida que no aportan nada nuevo específicamente. Donde se encuentra la función interesante es en las alertas automáticas, en la que es el propio reloj el que dependiendo de los valores que hayamos marcado y cómo esté saliendo nuestro entrenamiento nos indique cuándo debemos comer.

Esta configuración tendremos que realizarla antes de comenzar el entrenamiento, a través del menú de Alimentación.

Es necesario definir tres valores:

  • Duración del entrenamiento
  • Intensidad, en función de la zona de frecuencia cardíaca (de Z1 a Z5)
  • Carbohidratos por ración, que debes obtener de la composición del gel o barrita que utilices en tus entrenamientos.

Polar Vantage V2 - FuelWise

Tras indicar esos tres valores y juntándolo con los datos que conoce de tu condición física e historial de entrenamiento, nos indicará el total de carbohidratos que vamos a tener que consumir y el número de tomas que vamos a tener que realizar.

Polar Vantage V2 - FuelWise

A continuación puedes añadir recordatorios de hidratación y el plazo de tiempo de recordatorio.

Polar Vantage V2 - Hidratación

De este modo antes de salir a entrenar ya sabrás con antelación el número de geles o barritas que tendrás que llevarte contigo, así como la cantidad de líquido aproximado que vas a consumir.

Buscador de chollos

¿Qué ocurre si al final el entrenamiento se alarga más de lo pensado inicialmente, o le aprietas más fuerte de lo planeado? Pues FuelWise modificará de forma automática el número de recordatorios y frecuencia, adaptándose constantemente al consumo de energía que estés teniendo.

El mínimo de tiempo para que la función automática funcione será de 90 minutos. Realmente para entrenamientos de duración inferior normalmente no será necesario suplementar de forma adicional a lo que hayas comido con anterioridad.

Fuentes de energía

Como te decía al principio, FuelWise está compuesto de dos partes. La primera es la que te acabo de explicar, la siguiente es la que podemos ver al terminar el entrenamiento.

Ya desde la misma pantalla de resumen de actividad podrás ver cuántas calorías has necesitado para realizar el entrenamiento, junto a cuál ha sido el origen de esa energía en hidratos de carbono, proteínas y grasas.

Polar Vantage V2 - FuelWise

El reloj estima cuál es el porcentaje de cada uno, permitiéndote así saber cómo te ha afectado nutricionalmente el entrenamiento y cómo puedes plantear tu recuperación.

Además, también está presente en Polar Flow para un análisis más detallado. Y en este caso, al contrario que con Hill Splitter, es mucho más interesante analizarlo en la aplicación móvil (en lugar de la web) porque da acceso a una bonita gráfica que nos permite ver la variación que ha ido existiendo dependiendo de la intensidad del entrenamiento. Por ejemplo, es curioso de visualizar para entrenamientos de series.

Es simplemente una estimación que está intimamente relacionada con la intensidad del ejercicio en cuanto a frecuencia cardíaca, no se trata de una prueba de laboratorio. Eso sí, cabe destacar que esta información estará siempre presente, estemos haciendo uso de FuelWise o no.

 

Esas son las principales nuevas funciones que llegaron hace unos meses al Polar Grit X (además de la navegación con aviso de giro). Pero por supuesto seguimos teniendo disponibles las métricas de entrenamiento que ya son marca de la casa:

  • Training Load Pro: Medición acumulativa de carga de entrenamiento a lo largo del tiempo.
  • Recovery Pro: Seguimiento de recuperación del sistema cardiovascular.
  • Sleep Plus Stages: Análisis de las fases del sueño y de la tendencia.
  • Nightly Recharge: Seguimiento de recuperación a través de los datos del sueño. No es compatible con Recovery Pro, tenemos que elegir uno u otro.
  • Fitspark: En función de los datos de carga y recuperación indicados anteriormente, aporta sugerencias de entrenamientos para fuerza, cardio o complementario.

Éstas ya estaban presentes en el Vantage V y no hay ningún cambio al respecto en el nuevo modelo, continúan estando ahí para uso y disfrute de los usuarios. Personalmente soy bastante fan de Training Load Pro y Nightly Recharge.

No quiero entrar en más detalle de estas métricas, pues ya están bastante cubiertas en los análisis previos de Polar Vantage V, Polar Ignite y Polar Grit X. Si ya los conoces lo único que puedo decirte es que no hay nada nuevo en el Vantage V2 que no estuviese en los anteriores. Pero si quieres más información al respecto, pincha en cualquiera de los enlaces anteriores.

Todo esto son simplemente aperitivos. Pasemos al plato principal del Polar Vantage V2, que son los nuevos test que el reloj nos permite hacer para carrera, ciclismo y valorar la recuperación.

Nuevos tests en el Polar Vantage V2

Polar siempre ha estado muy centrada en la ciencia aplicada al deporte. Ese es el objetivo primordial que siempre se han marcado y en torno al que casi siempre giran sus novedades. Ya en el Vantage V teníamos disponibles dos test (ortostático y de fitness), pero el nuevo Vantage V2 incorpora más novedades en este apartado.

Polar Vantage V2 - Tests

Running Test

En primer lugar tenemos el Running Test. Se trata una prueba guiada en la que vamos a obtener los siguientes datos:

  • VO2Max: estimación de VO2Max, el consumo máximo de oxígeno que puede procesar el organismo. Cuanto mayor sea el dato indicará que podemos ofrecer un mejor rendimiento.
  • Frecuencia cardíaca máxima: si es inferior a la que hemos introducido previamente en la aplicación no ocurrirá nada, si es superior se actualizará con el nuevo dato.
  • Velocidad Aeróbica Máxima (VAM): El ritmo en el que alcanzamos el consumo máximo de oxígeno. Es la mínima intensidad en la que el cuerpo alcanza su capacidad máxima de consumir oxígeno (donde estaríamos consumiendo lo indicado en VO2Max). Este ritmo no lo podremos soportar durante demasiado tiempo.
  • Potencia Aeróbica Máxima (PAM): Lo mismo que VAM pero utilizando vatios en lugar de ritmo.

¿Qué conseguimos con estos datos? En primer lugar nos servirán para establecer nuestras zonas de entrenamiento tanto por ritmo como por potencia. Además, a medida que vayamos realizando más pruebas (que han de estar espaciadas en el tiempo, no sirve de nada hacerlo todos los días) podremos ver nuestra evolución y progresión a medida que vamos realizando entrenamientos. Todos estos registros quedarán almacenados en un nuevo apartado de Polar Flow llamado Test Hub.

Polar Vantage V2 - Test Hub

A la hora de hacer el test nosotros elegimos cuándo finalizarlo:

  • Test submáximo, alcanzando sólo el 85% del rendimiento máximo (es decir, de tu FC máxima)
  • Test máximo en el que tendremos que llegar al agotamiento total (dolor, mucho dolor)

Siempre es conveniente realizar el test en una superficie totalmente llana, y lo ideal sería usar siempre el mismo recorrido para realizarlo (para que los datos puedan ser comparables). Si lo puedes hacer en pista de atletismo, muchísimo mejor.

Se debe hacer un calentamiento de unos 10 minutos en zonas 1 a 3, que durará el tiempo que tú estimes oportuno porque el reloj espera la pulsación del botón para empezar la prueba.

Polar Vantage V2 - Running Test

Cuando termines el calentamiento y hayas comenzado la prueba, el reloj va a esperar hasta que alcances la velocidad inicial (que puedes configurar desde el menú de Running Test). Yo he configurado 5:30min/km como velocidad inicial, por lo que hasta que no alcance ese ritmo el test no va a comenzar.

Polar Vantage V2 - Running Test

El test durará entre 10 y 20 minutos, debiendo aumentar de forma progresiva el ritmo siempre siguiendo las indicaciones que vaya marcando el Vantage V2 en pantalla. Lógicamente también tendremos avisos sonoros si vamos por encima o por debajo del ritmo objetivo

Polar Vantage V2 - Running Test

En esa pantalla tenemos todos los datos a los que debemos prestar atención. En la parte superior tenemos nuestro ritmo objetivo, con un indicador que nos sitúa si estamos por encima o por debajo de dicho ritmo.

En el momento de esa imagen mi ritmo objetivo es 4:29, y debo tratar de mantenerme en la zona de color azul claro sin que el indicador salga de ahí. Estoy corriendo a 4:36, por lo que el indicador se sitúa ligeramente por debajo del ritmo objetivo.

En caso de que vayamos demasiado lento o demasiado rápido, el reloj nos avisara con tonos y vibraciones para que podamos ajustar la velocidad.

En la parte inferior de la pantalla tenemos tres datos:

  • FC actual, en este caso 145 pulsaciones. El color del número representa también la zona de frecuencia cardíaca, en este caso el color verde es Z3.
  • Frecuencia cardíaca submáximo. Es el 85% de la FC máxima que hayamos configurado en el reloj. Esa es la primera barrera que debemos superar para poder realizar la prueba de forma satisfactoria, que en mi caso sería 159 pulsaciones.
  • Frecuencia cardíaca máxima. La que hayamos introducido manualmente, o la que se haya registrado como máxima en alguna prueba anterior. Ese sería el objetivo idóneo para que la prueba fuese lo más fiel posible.

¿Qué es lo que tenemos que hacer nosotros? Correr, nada más. Hay que ir pendiente del ritmo objetivo y el reloj nos avisará del primer hito, que es superar la FC submáxima. En ese momento podemos dejar de correr y termina la prueba.

O en vez de dejar de correr… podemos cruzar el umbral del infierno y adentrarnos en zonas escabrosas, buscando de forma progresiva nuestra FC máxima y seguir corriendo hasta que el motor diga basta.

Yo he elegido la opción menos dolorosa, sobre todo porque después de terminar el test tenía que hacer fotos y mi intención era seguir conservando un pulso estable. 

Y tras un enfriamiento de unos 10 minutos podemos dar el test por concluido.

Polar Vantage V2 - Running Test

En ese momento podemos seguir entrenando de forma normal, o podemos detener la actividad y revisar los datos del test.

Tras sincronizar la actividad podremos ver también los datos en Polar Flow, donde además podremos actualizar nuestro perfil con los nuevos datos que hemos obtenido en la prueba.

Cycling Test

El test de ciclismo es la típica prueba de FTP que hemos realizado toda la vida. Para realizarla lógicamente debemos contar con un potenciómetro en la bicicleta, pues lo que medimos es la potencia máxima que podemos soportar en 60 minutos.

Adicionalmente tenemos posibilidad de realizar pruebas de 20, 30 o 40 minutos, por si no nos apetece sufrir durante tanto tiempo. Al terminar la prueba tendrás tu FTP máximo tanto en vatios como en w/Kg y también una estimación de tu VO2Max. Nuevamente estos datos irán a parar a la nueva sección de informes de test, para poder ver la evolución de todos esos datos con el paso del tiempo.

En este momento no tengo ningún test de FTP que mostrarte, por el sencillo motivo que este mismo domingo mi entrenador me puso un test de 60′ (311W, 10 más que en el último test realizado, ¡ole!) y todavía me tiemblan hasta las pestañas… Así que más adelante ya pondré un ejemplo aunque sea de un test 20 minutos.

Pero reitero que no es más que el test FTP que hemos hecho toda la vida.

Leg Recovery Test

El último de los nuevos test que tenemos disponibles es el Leg Recovery Test o test de recuperación de pierna. Está basado en los saltos CMJ (Counter Movement Jump o salto en contramovimiento) para indicar la fatiga neuromuscular.

No se trata de algo que Polar se acaba de sacar de la manga, es un indicador que se lleva tiempo aplicando para el control de entrenamiento.

En esta prueba, tendremos que colocar las manos en la cintura y la espalda recta. Tenemos que realizar un salto vertical flexionando las rodillas 90º para conseguir impulso, intentando que la única fuente de energía vertical sea la que proveen las piernas.

En total es necesario realizar tres saltos con una separación de tiempo que el reloj nos indicará a través de tonos sonoros. Gracias al altímetro barométrico podrá medir la altura de cada salto y el tiempo de vuelo. Y gracias a la comparación con pruebas anteriores el reloj nos indicará estado de recuperación y si estamos en condiciones de hacer un entrenamiento intenso o no.

Polar Vantage V2 - Leg Test

Lógicamente la primera vez que realices el test no te ofrecerá ningún tipo de información. Para tener un valor de referencia es necesario haber hecho al menos 3 test en 28 días (y no se recomienda hacer más de un test al día).

Así que por el momento no he tenido oportunidad de hacer los suficientes tests como para poder crear una tendencia, así que actualizaré esta sección más adelante cuando ya se pueda ver una progresión y más datos al respecto.

GPS y sensor de pulso óptico

Esto no es un análisis completo del Polar Vantage V2, principalmente porque todavía necesito más días para poder evaluar y comparar perfectamente los datos obtenidos tanto del GPS como del sensor de pulso óptico.

Polar anuncia cambios en el diseño de la caja que en teoría deben servir para mejorar la recepción GPS del nuevo reloj. Así mismo el menor peso debería facilitar también un registro de pulsaciones más preciso al correr. Todas esas cosas son las que me gustaría poder analizar en profundidad.

Como dije al principio, esto más que un análisis completo es simplemente unas primeras impresiones. Aún necesito realizar alguna prueba más, diferentes ritmos, cambios en los recorridos, diferentes configuraciones… Mi experiencia con Polar es que es bastante delicado en cuanto a la configuración de GPS, y la que viene por defecto configurada (GPS+GLONASS) no es la que mejor rendimiento tiene.

Aún así esa es la configuración que he dejado para estas primeras pruebas, por el sencillo motivo que es precisamente lo que Polar ha configurado como base, y mi experiencia es que la gran mayoría de usuarios no van a cambiar esos ajustes.

Para las pruebas iniciales he realizado una salida de 1 hora. La primera mitad dedicada a hacer el test de carrera, por lo que constaba de calentamiento y enfriamiento a ritmo suave y una zona de trabajo central a ritmo progresivo ascendente.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

En general no ha sido un buen día en cuanto a rendimiento de GPS, no sólo para el Polar sino para los otros dos integrantes de la comparativa (el Garmin Forerunner 745 y el Garmin Forerunner 945).

En esta primera imagen te destaco con la línea naranja cuál es el lugar correcto por el que me incorporé al paseo marítimo. Los tres relojes están alejados de ese punto (y de hecho ya llegan, desde la parte izquierda de la pantalla, alejados del trazado real). 

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Llevo el Polar en la muñeca izquierda, y el FR945 en la mano izquierda. El FR745 va en la muñeca derecha. Esto es una nota importante a la hora de situar el orden de las gráficas.

En esa zona todavía estaba realizando el calentamiento a un ritmo realmente lento (más lento de 6:00min/km). Es cierto que esos ritmos lentos no ayudan a obtener tracks bonitos, pero no todo el mundo corre a 4:00min/km por sistema, así que hay que mostrarlo todo.

En este punto ya he comenzado la prueba en sí, por lo que el ritmo es más alto. Se puede apreciar perfectamente cómo los trazados son más rectos. Al punto de giro tanto el FR745 como el Vantage V2 llegan siguiendo bastante bien el camino real seguido, mientras que el FR945 va demasiado a la derecha.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

En ambos giros tanto el 745 como el Vantage V2 tienen un buen comportamiento, sin cortar el giro y haciéndolo por donde toca. 

En este punto ya voy a un ritmo aproximado de 4:40min/km, haciendo un giro bastante pronunciado. El FR945 sigue teniendo un comportamiento algo inestable, mientras que el Vantage V2 está desplazado un par de metros a la izquierda del trazado real (que en este punto es el que indica el FR745). 

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Ese es un error de Polar muy típico en la configuración de GPS+GLONASS, en el que el reloj entra en el error y lo mantiene, haciendo tracks paralelos al trazado real durante bastante distancia. Es algo que en GPS+Galileo no hace, por lo que en futuras pruebas será la configuración que utilice.

Este giro lo repito en muchas de mis pruebas pues me gusta mucho para valorar cómo se comportan los relojes al hacer cambios rápidos de dirección.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

El FR745 hace el giro a la perfección, seguido muy de cerca del Vantage V2 (aunque viene arrastrando todavía el error de desplazamiento). 

Ese mismo error lo puedes ver claramente en esta otra imagen. El Polar se empeña en marcar el track 2-3 metros a la izquierda del trazado real, que es el que marcan perfectamente tanto el 945 como el 745.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Todos estos puntos son a cielo abierto y sin apenas zonas en las que pueda haber problemas de triangulación ¿Subimos la dificultad? Pues para eso siempre tengo esta zona de Puerto Banús. La calle está formada por un pasillo entre edificios. No es que sea estrecha o con edificios muy altos, pero todo el recorrido se hace por debajo de una fila de árboles bastante frondosos.

Ambas cosas dificultan bastante la recepción de señal, tanto por la reducción de visibilidad del cielo como por el rebote de señal. Da como resultado un comportamiento algo errático, aunque en esta zona he visto cosas bastante más feas. Dadas las condiciones de este punto no es tan grave para ninguno de los tres integrantes de la comparativa.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Ese es el punto en el que termino la prueba de carrera. Toca regresar y lo haré a ritmo tranquilo en Z2.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

El inicio es bastante correcto, haciendo los giros en la zona más abierta perfectamente por parte de los tres integrantes de la comparativa.

A la hora de pasar por la calle Granados ocurre lo mismo que anteriormente la pasar por Puerto Banús, es una zona con muchos árboles por lo que la recepción de señal es más complicada. Aún así el comportamiento es razonablemente bueno por parte de los tres relojes.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Y más adelante, a pesar del ritmo lento, las cosas parece que siguen funcionando bien.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Pero agárrate que vienen curvas. Esa parte que he señalado en la imagen es otro punto que me gusta mucho aprovechar. Es un túnel debajo de la autovía, por lo que los relojes pierden la recepción. Es muy interesante poder ver cómo recuperan la señal, cuánto tardan y cómo se comportan a partir de ese punto.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

La salida del túnel ninguno de los tres la realiza correctamente. El más rápido en recuperar la señal correctamente es el FR745, que no tarda mucho en comenzar a realizar la trazada correcta. El FR945 marca la salida del túnel a unos 20 metros del lugar real. Y el Vantage V2 no está muy lejos del punto de salida real, pero sale totalmente mareado.

¿Y qué hay de la recuperación del error? Pues el Vantage V2 insiste en el error típico de su configuración GPS+GLONASS, manteniendo un track paralelo al real (que es la línea marcada por el FR745). El 945 hace algo parecido al Vantage V2, aunque con menos metros de separación.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

El error permanece constante, y sólo vuelve al track correcto cuando realizamos un giro obligando al reloj a volver a recolocarse en el track correcto. 

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

En todo este tramo es el Garmin FR745 el único que ha seguido el camino correcto.

¿Qué hay de las distancias? Aquí puedes ver cómo en ambos casos las diferencias son insignificantes, por lo que a pesar del típico error de Polar en el track, es algo que no se deja notar en los ritmos y distancias marcados.

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Comparativa GPS - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

En definitiva, Polar anunciaba un diseño “revolucionario” para la recepción de señal de satélites. De momento me he encontrado un rendimiento similar al de los modelos anteriores. No quiere decir que sea malo, pues no hay errores importantes, pero sí me resulta molesto que el fallo de GPS+GLONASS siga estando presente. A ver cuál es el comportamiento que encuentro en su configuración GPS+Galileo (que es la que recomiendo).

Pasemos al sensor de pulso óptico. El Vantage V2 recibe el mismo sensor que Polar estrenó con el Grit X. El diseño es el mismo, pero ahora hay 1 LED más que antes y ha cambiado la combinación de colores. Mientras que el Vantage V tenía 9 LEDs (5 verdes, 4 rojos), en el Vantage V2 ahora son 10 LEDs en total (5 rojos, 4 naranjas, 1 verde).

Polar no ha aprovechado a incorporar estimación de SpO2, que parece ser el último movimiento que están haciendo todas las marcas. Sin embargo todavía no ha habido ningún fabricante que nos haya dado motivos claros por los que debemos optar por un sensor de este tipo, más allá de hacer una estimación puntual de saturación de oxígeno en sangre. Así que tampoco me parece una omisión importante.

Antes de mostrarte comparativas de diferentes sensores, quisiera recordar algunos aspectos básicos de los sensores ópticos.

>> TE INTERESA

Cómo funcionan los pulsómetros y diferencias entre ellos

Debes tener en cuenta que un pulsómetro de muñeca no funciona de la misma forma en todos los cuerpos. Todos somos distintos, y si además en la ecuación metemos cosas como tono de la piel, tatuajes, vello corporal… la diferencia de persona a persona puede ser bastante grande.

En mis pruebas no es que el espectro de usuarios sea muy amplio: estamos yo y yo mismo. Así que lo que a mi me funciona bien puede que a otro no lo haga, o que sea mejor.

Pero lo más importante a tener en cuenta es que hay que seguir unas pautas para llevar el sensor. Debe estar apretado (pero no que te corte la circulación), suficiente como para que el reloj no se mueva libremente en la muñeca. Dejando una separación de aproximadamente un dedo con respecto al hueso de la muñeca. Cumpliendo estos detalles te asegurarás que vas a conseguir los mejores resultados que tus condiciones pueden ofrecer.

Empezaré por la parte en la que he realizado el test de carrera, con un aumento progresivo de la frecuencia cardíaca. Tanto la gráfica del Polar Vantage V2 como la del Garmin Forerunner 745 corresponden a su sensor de pulso óptico.

Sin embargo con el FR945 tuve algún problema inicial ya que hasta bien avanzado el entrenamiento no decidió conectarse con el sensor de pulso en el pecho (un Garmin HRM-Tri), es por ese motivo por el que los datos de FC hasta el punto que he marcado son tan malos.

Comparativa sensor pulso - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Y otro apunte que quiero hacer es que, en esta zona que he señalado a continuación en la que hay diferencias en el registro es por haber estado parado haciendo fotos al reloj, antes de comenzar la prueba de carrera. 

Comparativa sensor pulso - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Una vez comenzada la prueba todo va bastante bien, salvo en dos puntos en los que la gráfica del Garmin FR745 destaca.

Comparativa sensor pulso - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Voy a hacer zoom en ese punto. En general la medición de los dos sensores ópticos es correcta (Vantage V2 y FR745), pero el del Garmin presenta dos picos extraños que no deberían estar ahí. Además de eso, en el momento de detener la actividad el Polar se comporta bastante bien y no hay demasiado retardo en la bajada de pulsaciones. Sin embargo el Garmin sí tarda bastante más en volver a recuperar la FC en reposo.

Comparativa sensor pulso - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

A continuación te dejo la gráfica de la vuelta, hecho en su inmensa mayoría en Z2. En esta ocasión se invierten las tornas, y el que tiene un comportamiento ligeramente más errático es el Vantage V2. 

Comparativa sensor pulso - Polar Vantage V2 - Garmin FR745

Hay un pico de pulsaciones extraño (que no tarda en recuperar), y es el que en general reacciona más tarde a los cambios de intensidad. En esta ocasión es el FR745 el que tiene un comportamiento casi similar al del sensor pectoral de Garmin.

Mi opinión de este primer acercamiento es muy similar a la que me dejó el Polar Grit X en su prueba. Aún estoy esperando diferencias notables con respecto al sensor Precision Prime de anterior generación (el que predominaba la luz verde). Es cierto que si dejamos a un lado esos picos extraños que ocurren en alguna ocasión, el resto del entrenamiento no tiene ninguna otra objeción.

Pero me gustaría que eso se fuese puliendo con el tiempo (pues no es fallo del sensor sino de software), y poder ver alguna diferencia tangible en la última versión del sensor Polar Precision Prime.

Comprar Polar Vantage V2

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación.

Y si no lo compras hoy, ¡acuérdate de pasar por aquí cuando vayas a hacerlo! A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional. Eso es lo que permite que pueda seguir ofreciéndote pruebas como esta en la página.

Encuentra la mejor oferta

Polar Vantage V2

No lo vas a comprar, ya lo tienes o Amazon no es una opción; ¿pero te gustan las pruebas que realizo y quieres mostrar tu apoyo a la página? Entonces considera suscribirte como miembro VIP. Por encima de todo estarás ayudando a soportar la página, pero además disfrutarás de beneficios exclusivos.

Si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

 

Opinión Polar Vantage V2

Recuerdo que en el análisis del Polar Grit X de hace unos meses dije que no tenía duda de que era el mejor reloj de Polar de la historia. Pues el Polar Vantage V2 sigue trabajando en esa misma dinámica y ofrece motivos para destronar al Grit X de ese lugar. 

Lo que está claro es que Polar continúa apostando por lo que es ya marca de la casa, herramientas para mejorar el rendimiento. Creo que es el camino correcto porque es lo que le aporta ser único y diferente, incluso aunque gran parte del mercado siga pidiendo reproducción de música en el reloj, pagos inalámbricos o mapas para navegación.

Todo ello son funciones que Garmin tiene hace tiempo. Pero Polar no quiere ser Garmin, y creo que no debe ser Garmin. Evidentemente me gustaría ver un Polar con todas esas funciones, pero dado que sus recursos son limitados prefiero que los inviertan en seguir avanzando en incorporar ciencia del deporte a sus productos en lugar de esas otras prestaciones (que dicho sea de paso, sí que utilizo).

Sin embargo algo que Polar sigue haciendo bastante bien es establecer el precio de sus productos. Al contrario que Garmin, el Polar Vantage V2 cuesta exactamente lo mismo que el Vantage V cuando salió al mercado: 499€ (549€ si incluimos el sensor Polar H10). Curiosamente es la misma cantidad que Garmin pide por su nuevo Forerunner 745 que acaba de lanzar al mercado.

Ambos están enfocados al triatlón pero ofrecen prestaciones muy diferentes. Es cierto que el Garmin sí tiene esas funciones que no son específicas de entrenamiento pero que a la mayoría nos gusta tener (música y pagos inalámbricos). Pero el Polar es superior en cuanto a la cantidad y calidad de información que aporta, tiene muchísima más autonomía (16 horas del Garmin contra 40 en el Polar), y los materiales son de mayor calidad. Lo bueno de esa rivalidad es que va a obligar a ambas marcas a seguir trabajando para ofrecer buenos productos a precios más competitivos que su rival directo.

Lo que Polar sigue haciendo muy bien es aportar muchos datos, pero que puedan ser usados por todo tipo de personas. Si quieres hacer un análisis pormenorizado, tienes acceso a toda la información. ¿Que no te interesa lo más mínimo? Basta con que te centres en los datos clave (recuperación, carga, etc) y, sin tener que entender qué significan los datos que hay por detrás, tener una idea clara de cómo te encuentras.

En cuanto a los nuevos test que Polar propone creo que son una proposición interesante. Empezando por el test de carrera, pues ofrece una forma bastante asequible de llevar un control de progresión de VAM y PAM sin tener que morir cada vez que queramos hacer una prueba. 

Leg Recovery Test, como Jose ha indicado en el podcast, también es una proposición muy interesante para poder estimar nuestro estado de recuperación (junto a las métricas de Nightly Recharge y la variabilidad de la frecuencia cardíaca). Y es que al igual que en el caso del Running Test, se trata de una prueba muy sencilla de realizar y que puede aportar bastante información de cómo están nuestras piernas antes de realizar un entrenamiento fuerte.

Por último, recordarte que más que una prueba completa, este artículo es un análisis inicial y primeras impresiones. Más adelante lo completaré con las diferentes pruebas de GPS y sensor óptico que faltan, así como la progresión que vaya teniendo a la hora de ir realizando más tests de los que ahora se incluyen. Mientras tanto, si tienes alguna duda, recuerda que tienes los comentarios más abajo para dejar cualquier cuestión que te surja.

Y sin más… ¡gracias por leer!

¿Quieres estar siempre informado?

Únete a la comunidad

Facebook

Twitter

Instagram

Strava

Suscribete

RSS

Publicaciones relacionadas

45 comentarios

    1. Gracias Juan Luis

      No, los test específicos no llegarán al Polar Grit X, éstos se quedarán para el Vantage V2. Es posible que lo que sí que llegue sea el nuevo widget de entrenamiento semanal, el control de música o el menú para desactivar algunas vistas.

  1. Guau!!!!
    No puedo aguantar hasta la prueba … que maravilla !!!
    A pesar de estar más que surtido, creo que este reloj acaba de aterrizar ahora mismo entre mis “caprichos a obtener”… se lo voy a pedir a los reyes 🤣🤣🤣
    Específicamente para triatlón… y viniendo de un v800, Fénix 5 y Suunto 9… que opinas?
    Aún tengo estos 3, y los voy usando según me parece, siendo el v800 el más viejito y aún me gusta (a pesar de que se nota el paso de los años), el Garmin nunca falla, y el Suunto ha sido un poco una decepción, por la poca personalización que me da, pero bueno, es un gran reloj.
    Así que… a esperar a la valoración en profundidad del V2… 😬😬😬

    1. El Suunto 9 realmente no está pensado para triatlón, por lo que es normal que lo notes algo cojo en ese sentido.

      Con el V2 ya es cuestión de hacerle entrenamientos y repasar datos para ver qué es todo lo que puede ofrecer.

  2. Tengo el grit x y tuve el vantage V que vendí, debo comprar este vantage V2, cuando no hago nada de bicicleta, no me interesa dar saltos como un corzo, ni tampoco hacer test de esos raros. No voy a poder dormin con esa duda …

    1. Si tienes el Grit X y no te interesan los test del Vantage V2, ciertamente no hay muchos motivos del cambio.

      Eso sí, hay que tener en cuenta que la primera actualización que recibirá el Vantage V2 (finales de año) incluirá la posibilidad de hacer entrenamientos estructurados usando la potencia como objetivo y ZonePointer para zonas de potencia y ritmo/velocidad.

    1. I hope not. Mainly because I think that is the target market where they can do better, where someone that wants a sport-focused watch but doesn’t want to break the bank. I hope we will see a Vantage M2 with power support and some of the other metrics from Grit X like fueling. That could do very well and be a decent rival to the COROS PACE 2.

  3. Hola, primero gracias por tus analisis.
    Tengo un par de preguntas, ¿Se pueden extraer los ficheros gpx de los entrenos?¿Y se pueden añadir ficheros gpx para seguirlos? Todo esto sin pasar por koomot, gracias

  4. Hola, Educardo.

    Tengo una pregunta, y tal vez no sea el lugar este post, pero me ha surgido en relación al mismo. Yo tengo el Polar Grit X y un Polar Vantage M. El problema es que sólo puedo sincronizar uno en la app del móvil, y en este caso, lo hago con el Grit. Pero es un poco molesto, porque me gustaría poder hacerlo en el móvil con los dos, porque cada vez que tengo que sincronizar el Vantage M, tengo que hacerlo en el ordenador, lo que hace que tenga que cargarlo también. Pero no me hace gracia cargarlo cuando tiene un 95% de batería, porque sé que cargar un dispositivo cuando todavía tiene mucha batería, es a la larga estropearlo. ¿Sabrías de alguna solución para que pueda sincronizar el M sin cargarlo cada vez?

    Un saludo desde Valencia,
    Javier.

    1. No deberías tener ningún problema, yo sincronizo todos los dispositivos de Polar desde el teléfono y da lo mismo que sea el V2, Grit X, Vantage M o el que sea… Si quieres forzar la sincronización, no tienes más que dejar presionado el botón inferior izquierdo y realizará la sincronización.

  5. Buenas caballero, en primer lugar felicitarte, porque da gusto el buen trabajo y lo currado que están tus artículos en estos tiempos que todo es rápido y efímero, así que gracias por el esfuerzo. Ahora viene la duda existencial.
    Usuario de apple, salgo a correr unas dos veces por semana unos 40 minutillos, de vez en cuando alguna ruta corriendo por la sierra o algún trekking por picos de Europa, pero sobre todo me gusta la bici de carretera y es lo que más practico (nunca nado por cierto jeje). Lo que me gusta cuando acabo de hacer deporte es poder revisar datos básicos, ritmos, velocidades, alturas, calorías y recuperación y poco más, me gusta poder analizar lo realizado pero sin pretender ir mas allá de estar en forma y sin hacer un seguimiento exhaustivo, no lo pretendo. Por último es verdad que el que sea un poco “juguete” es decir, buena imagen, música, pagos, no voy a negar que mola. Sabiendo que son relojes diferentes y enfocados a usuarios diferentes lo sé y entiendo que ninguno cumplirá quizás al 100% con lo que necesito, ¿cuál del Iwatch, suunto 7 y polar vantage V2 me aconsejarías? ¿en el iwatch, se puede hacer que en el deporte ciclismo haya stat/stop, esto sería algo que me interesa, sé que polar lo hace.
    Mil gracias de antemano por tu ayuda y enhorabuena nuevamente.

    1. Gracias Javier.

      Yo creo que por lo que indicas es bastante probable que el Apple Watch (en cualquiera de sus generaciones) se adapte mejor a lo que pretendes del reloj, ya que en definitiva no vas a darle uso a las funciones avanzadas que te pueden aportar los otros modelos.

      En cuanto a la función de Auto Pause sí, está presente en la aplicación del Apple Watch.

      1. Genial, era un poco lo que pensaba mi duda principal era entre este y el Suunto, así que gracias por el consejo. Un saludo y gracias!!

  6. The watch looks scratched under the down button on the right side. Do you remember hitting something? I wonder how durable the black anodised aluminium body is.

    1. No, that was not a scratch but more like some dirt from the trees or leaves I was taking pictures on.

      BUT, I can tell you that now there is a scratch on the bezel. This is not an issue specific to this Polar but to any watch that uses some kind of paint over metallic finishes. It’s very easy to scratch it. I’ve had it with Suunto, Garmin and now with this Polar.

      1. Thanks for the quick response. Do you think the V2 is compareable to the DLC of the Gri X in terms of robustness?

        Do you remember how you scratched it? Can you upload a photo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A través de este formulario se tratan los datos con la única finalidad de poder gestionar tus comentarios.

Estos datos quedarán registrados en el servidor, salvo si marcas la casilla de suscripción al boletín de novedades que se almacenarán en la lista de Mailchimp (que también cumple con todas las leyes). En cualquier momento podrás solicitar tanto la baja de cualquiera de los correos como la eliminación de todos tus datos.

Para más información puedes comprobar la política de privacidad para tener más información de dónde, cómo y por qué almaceno tus datos.

Y perdón por el tocho, pero estoy obligado a ponerlo.

Botón volver arriba