Inicio / Pruebas / Análisis monitor de actividad y sueño SPC Fit Pro
SPC Fit Pro

Análisis monitor de actividad y sueño SPC Fit Pro

SECCIONES

contenido

Si ha habido una categoría en la que recientemente todos los fabricantes han querido aportar algo, ha sido en la de los “wearables” y, particularmente, los cuantificadores. Existen de todo tipo, con o sin pantalla, con forma de reloj o con forma de pulsera, incluso con clip para colocar en la ropa. Pueden medir multitud de detalles, desde tu actividad física hasta la calidad de tu sueño. Te pueden ofrecer notificaciones del teléfono o ayudarte a despertar cuando sea más apropiado.

En el caso que nos ocupa, la SPC Fit Pro se trata de una pulsera que a la vez es reloj, de forma alargada y algo rara, pero también nos servirá para ver la hora. Su función principal será la de registrar toda nuestra actividad a través de un podómetro, que contará los pasos aproximados (la exactitud no será su virtud, como veremos más adelante) y determinará nuestra actividad a lo largo del día. Así que si te dedicas a la bicicleta, pesas o cualquier otro deporte donde el movimiento no sea parte importante, su precisión se verá mermada.

Desempaquetado

SPC Fit Pro

La pulsera SPC Fit Pro se presenta en una caja cuadrada de pequeño tamaño y con un cuidado diseño. La “alubia” viene ya montada sobre una de las pulseras que trae, concretamente la de color rosa, denominado por SPC como Coral.
SPC Fit Pro

SPC Fit Pro

Este es el contenido completo de la caja. Las dos pulseras en color negro y coral, el soporte para cinturón, un cable microUSB para su carga, la propia “alubia” y un juego de manuales y pegatinas.

SPC Fit Pro

 

Funcionamiento

Lo primero que hay que realizar es descargar la aplicación de SPC Fitness a nuestro teléfono (en el momento de realizar este análisis, sólo había aplicación disponible para Android). Aprovecho para recordar que la pulsera cuenta con el estándar Bluetooth 4.0 o BLE. Básicamente, es el Bluetooth de toda la vida, pero con un consumo de batería mucho menor, cosa que es de agradecer tanto para la autonomía de la pulsera cuantificadora como de nuestro teléfono. Y es que precisamente no es la autonomía algo de lo que los dispositivos electrónicos puedan presumir…

Tras descargar esta aplicación, lo primero que debemos hacer es crear una cuenta con SPC. Esta cuenta será en la nube, que es donde quedarán guardados todos los datos, aunque desgraciadamente no hay manera de poder ver esta información directamente desde la web. A continuación, hay que hacer una búsqueda de dispositivos Bluetooth, para poder conectar con la pulsera

La calidad de la pantalla es suficiente. Es fácil de ver a la luz del día y no ilumina demasiado en la oscuridad, aunque su pequeño tamaño obliga a presentar la información de forma más lenta ya que tendremos que pasar por sucesivas pantallas. Pese a esto, el funcionamiento es muy sencillo, pues sólo cuenta con un botón con el que se puede puede ir pasando por todos los menús y funciones, que son básicamente cinco.

Con un toque sobre el botón, nos mostrará la hora, fecha y el estado de la batería.

SPC Fit Pro

El siguiente toque de botón, nos muestra su dato de cuantificación principal, los pasos recorridos en este día (contabilizados de 12:00 am a 11:59 pm).

SPC Fit Pro

Tercer toque de botón, y obtenemos una estimación de calorías consumidas. Para aportar esta información, la pulsera parte de la información que previamente hemos introducido en la aplicación, ya que el consumo de calorías dependerá de nuestro peso corporal.

SPC Fit Pro

Un toque de botón más, y nos indica la estimación de distancia recorrida. Nuevamente, esto dependerá de la información que hayamos facilitado a la aplicación, pues no es lo mismo que midas 1,60m o 1,97m (mi caso). Tu zancada y la mía no será la misma, por lo que la pulsera deberá realizar la estimación.

SPC Fit Pro

Un último toque de botón nos llevará a esta pantalla. A medida que vayamos moviéndonos a lo largo del día iremos completando con puntos las rayas, hasta llegar al menos al 100%. Éste logro se basa en lo que hayamos indicado en el momento de su configuración. En el momento que pasemos del 100% no indicará nada más (la aplicación sí lo hará, por lo que si superamos el objetivo y continuamos, podremos ver el 120%, 140% o el punto que alcancemos).
SPC Fit Pro

Recordemos que la pulsera también es capaz de monitorizar la calidad del sueño. Para activar esta función hay que dejar el botón presionado para “mandarla a dormir”. Una vez que veamos esta imagen, simplemente pulsamos para confirmar y la pulsera se quedará en modo noche.

SPC Fit Pro

Contando pasos, recorriendo distancia

Esta es su función principal. Comprobar nuestra actividad contando los pasos que damos a lo largo del día con mayor o menor exactitud. Y qué mejor forma que comprobar su exactitud, que irse a dar un paseo.

La prueba es sencilla. Dar 100 pasos contados y después revisar cuánto dice el monitor que hemos andado. Y como no se puede tomar una sola prueba como resultado global, realizo varias pruebas sucesivas.

El error habitual ronda el 3%, y siempre por encima. Es decir, mientras yo he dado 100 pasos, la pulsera ha contado 103. Es un margen de error que está bastante bien para un dispositivo de este tipo. Pero lao malo es que hasta en tres ocasiones la pulsera no contó ni uno sólo de los pasos dados. Y esto no es nada bueno, ya que una cosa es que tengamos un margen de error y otra muy distinta es que se bloquee y no cuente absolutamente nada. Incluso en dos ocasiones, en dos pruebas seguidas, no sumó pasos al total de la cuenta del día.

¿Es este el comportamiento habitual de un podómetro? Vamos a confirmarlo con otro contendiente, y a comparar los datos con un juez imparcial.

Compararemos iPod Nano contra SPC Fit Pro. Pero no sólo vamos a contabilizar pasos, también vamos a verificar si se aproxima a la distancia recorrida y si el consumo de calorías estimado es el correcto. Y voy a enfrentarlo contra un “coco”, un dispositivo de 169€ que además cuenta el apoyo de un software específico realizado por Nike. Mientras tanto, el Garmin Forerunner 410 será el que se ocupe de ejercer como juez, no sólo a la hora de medir la distancia gracias a su GPS, sino también de las calorías consumidas, ya que también llevaré la cinta del pecho para el pulsómetro

Por tanto, tomamos nota de los datos que nos da la SPC Fit Pro en el momento de la salida, a través de la aplicación del teléfono. Como no es posible resetear los valores actuales, debemos partir de lo mostrado en ese momento para restarle al nuevo total que aparezca tras volver del paseo.
Así es como va el día antes de salir:

  • Calorías consumidas: 557,6kcal
  • Pasos: 6.480
  • Distancia recorrida: 5,18km

 

SPC Fit Pro

Aprovecho a salir con el perro y pongo todos los aparatos en funcionamiento (habrá que dar a ambos aparatos un margen de 60 metros en los que el Garmin no tendrá cobertura GPS). Pequeño paseo de unos 20 minutos y de vuelta a contrastar los datos obtenidos.

SPC Fit Pro

 

Esto es lo que  han contado cada uno:

 SPC Fit ProiPod NanoGarmin FR410
Pasos16451688-
Distancia recorrida1,32km1,45km1,18km
Kcal consumidas121,9kcal123kcal107kcal

Analizando esta pequeña tabla de datos, vemos que el SPC Fit Pro se comporta de manera bastante notable, ya que indica que he recorrido 1,32km cuando la distancia real han sido de 1,18km (más los 0,06km que debía dar de margen para corregir el desplazamiento sin que el Garmin tuviese cobertura GPS).

Comparándolo con el iPod, sus resultados son mucho más válidos ya que el margen de error es superior, ya que os recuerdo que en el caso del SPC Fit Pro habíamos calculado en un 3%. El iPod registra más distancia de la recorrida al igual que mayor número de pasos.

En cuanto al cálculo de calorías consumidas, ambos dispositivos clavan prácticamente la estimación, 122-123 kcal. El Garmin, apoyado en la banda pectoral nos ofrece una lectura algo más real, situándola en 107 kcal.

Por tanto, ambos dispositivos son demasiado optimistas en sus lecturas. Algo que he podido confirmar en las diversas pruebas realizadas con ambos dispositivos, y colocándolos de manera diversa. El iPod Nano siempre ha tenido mayor error en los pasos dados y, por tanto, contabiliza más distancia de la real. El SPC Fit Pro, a pesar de tener también su propio error, se acerca bastante más a datos reales.

 

Software

En el momento de crear este artículo, tan sólo había disponible aplicación para Android, por lo que no he podido realizar prueba de la aplicación para iOS como me hubiera gustado. No obstante, si antes de finalizar el periodo de prueba y devolver la pulsera SPC pone a mi disposición la versión para iOS, editaré la entrada para añadirlo.

Esta es sin duda la parte peor resuelta. Aquí si se nota que nos encontramos ante un producto “low cost”. Si hasta ahora la pulsera se ha comportado bien en todo momento, excepto por las veces que se ha quedado “dormida” sin contar paso alguno, a la hora de emparejar con el teléfono es cuando llegan los problemas.

En primer lugar, nada más descargar la aplicación nos solicita registrar una cuenta, ya que toda la información no queda grabada en el teléfono, sino que es almacenada en “la nube”. Pues el registro costó volver a meter y meter los datos y que siempre indicara que el correo no estaba disponible.

SPC Fit Pro

Desgraciadamente, tras mandar un correo a la dirección de correo facilitada para contactar con el desarrollador, continuo sin recibir respuesta. Eventualmente, en algún momento de los muchos que lo intenté ya conseguí hacer el registro con el mismo correo y contraseña introducido anteriormente.

Este es un punto muy importante, ya que sin una conexión previa con la aplicación del teléfono, la pulsera prácticamente no servirá de nada. La hora no estará actualizada y los datos de peso y altura no serán los nuestros, por lo que las medidas para calorías y distancia serán totalmente irreales.

Una vez que he conseguido registrarme lo primero que me pide es configurar mi perfil con peso, altura, sexo y fecha de nacimiento. Una vez hecho esto, ya podemos comenzar a usar la pulsera sabiendo que los datos registrados serán bastante fiables.

Tras hacer trabajar al cuerpo, al final del día volvemos a la aplicación para sincronizar la pulsera y poder comprobar en pantalla grande el resultado de nuestro enorme esfuerzo. Nada más abrir la aplicación, nos recibe la pantalla de la actividad diaria.  Nos presenta el estado de nuestro día, primero en un gráfico con porcentaje y a continuación calorías, pasos y kilómetros.

SPC Fit Pro

En la parte superior izquierda podemos ver el acceso al menú. Y es aquí donde vendrán los problemas. Observad estas capturas de pantalla

SPC Fitness SPC Fitness SPC Fitness

No está nada mal para 1 minuto de diferencia (250km en un momento, ¡voy a ser el rey de las maratones!). Y es que cada vez que entramos y salimos de ese menú los datos han aumentado. ¿De dónde han salido estos datos? Francamente, ni idea. Y lo peor de todo es que no se puede forzar a recalcular en base a los datos guardados, queda ahí para siempre.

Vamos a echarle el ojo al histórico. Los valores ofrecidos para el histórico diario y el histórico semanal parecen correctos, y los totales de pasos concuerdan con los totales indicados en la parte inferior.

SPC Fitness SPC Fitness

El histórico mensual también es correcto. Me indica que he recorrido 93km en 9 días; a unos 10km al día, cifra bastante real. Pero en cuanto accedemos al historial anual empiezan las sorpresas. Sobre todo, porque esta prueba comenzó el 3 de septiembre, por lo que el total de los históricos mensuales y anuales deberían ser el mismo.

SPC Fitness SPC Fitness

Sobran 600km. Faltan pasos, pues en el mensual paso del millón y en el anual no llega. Y más extraño todavía, esto es lo que indica la pantalla principal del menú en el momento de escribir estas líneas. Un auténtico desastre.

 

SPC Fitness

 

Monitor del sueño

La última función que queda por descubrir es la que monitoriza el sueño. El funcionamiento es muy sencillo. La pulsera, cuando se encuentra en modo nocturno, es  capaz de detectar todos nuestros movimientos. Si nos movemos mucho, es porque tenemos un sueño ligero o estamos despiertos. Si por el contrario pasamos mucho tiempo quietos, se puede determinar que nuestro nivel de sueño es bastante profundo.

La pulsera no hace el cambio automáticamente, hay que configurarla en el modo de sueño previamente. Para hacerlo, hay que dejar presionado el botón de función y cuando aparece en la pantalla la opción de poner la pulsera “a dormir”, volvemos a presionar para confirmar. Nos acostamos y al despertar misma operación, pulsación larga seguida de pulsación corta. Una vez sincronizado con el teléfono esto es lo que obtenemos.

SPC Fitness

Un sueño ligero al comienzo de la fase, hasta alcanzar un sueño profundo que por suerte continúa hasta que toca despertar.

Desgraciadamente, el programa no guarda ningún histórico de esta gráfica, por tanto no podemos hacer ningún tipo de comparativa por días, ni saber si a alguna hora nos despertamos todas las noches, ni si los viernes dormimos peor que los miércoles. No aporta mucha información, sólo la pura curiosidad de cómo ha sido la noche pasada.

 

Autonomía y carga

Para cargar la pulsera, es necesario sacarla de su correa de goma (o soporte de clip, en caso de que eso sea lo que estamos usando). La carga se realiza con un cable microUSB, por lo que es fácil de hacerlo ya que seguro que todos tenemos unos cuantos dando vueltas por casa.

En cuanto a la autonomía, se sitúa en 5 días de uso real, momento en el que ya nos pide que volvamos a recargar la batería para seguir controlando nuestra actividad.

 

Otras carencias

En comparación con otros cuantificadores, son varias las cosas que se echan en falta. Para empezar, no dispone de un panel web donde poder consultar (o editar) nuestros históricos, tan sólo es posible hacerlo en la propia aplicación de Android. Tampoco nos deja compartir los resultados no sólo con otros usuarios del dispositivo, sino tampoco en redes sociales. Esto es algo que sí dejan hacer otros cuantificadores y que ayudan al usuario gracias al “pique sano”.

 

Conclusión

No podemos pedir que sea un reloj GPS con una exactitud al milímetro, pues no es la función que debe desempeñar. Como cuantificador que es, la SPC Fit Pro está orientada a registrar cualquier actividad que realicemos durante el día para medir si hemos estado lo suficientemente activos. Además, su pantalla es de fácil lectura y el manejo muy sencillo gracias a que sólo tiene un botón multifunción.

 

Web oficial SPC Fit Pro

http://www.spc-universe.com/

Valoración

Cuantificación - 8
Fiabilidad - 4.5
Sincronización - 1.5
Acabado - 7
Precio - 8.5

5.9

Total

User Rating: 3.39 ( 5 votes)

Deja tu respuesta

1 comentario En "Análisis monitor de actividad y sueño SPC Fit Pro"

avatar
Ordenar por:   últimos | primeros | más votados
wpDiscuz