Carreras

Maratón de Málaga 2018

Me inscribí para la Maratón de Málaga hace más de un año, concretamente dos días después de celebrarse la edición de 2017. Lo hice a pesar de que siempre había dicho que nunca correría esta carrera, a pesar de ser la de casa, pero había varias cosas que me echaban para atrás. El recorrido y la falta de ambiente era lo que me echaba para atrás.

Y finalmente me inscribí… el motivo no fue otro que el precio 😀.

Sí, es ponerme un precio jugoso y no puedo resistirme. Y es que la organización de esta maratón ofrece un precio reducido de sólo 25€ (más seguro si no estás federado en atletismo) durante la semana inmediatamente después a la celebración del año en curso.

Así que a un año vista pagué mi inscripción, sabiendo que independientemente de lo que pasara no iba a ser mi carrera principal de ese año. Y con la firme convicción de que si llegada la fecha de ponerse a entrenar no había cuerpo o ganas, pues no se corría y punto. Sólo eran 25€.

Evidentemente como ya sabrás , tener una inscripción es como tener un contrato… y hay que cumplirlo. Y mira que he pasado «penurias» para llegar…

El entrenamiento para la maratón

Si eres corredor de maratones sabrás que la teoría general es que se deben dedicar unas 12 semanas para preparar esta carrera si ya tienes experiencia. Y si no la tienes o no estás a tope, es mejor pensar en 4 o 5 meses de preparación.

Cuando programé mi temporada de 2018 la idea fue hacer tres picos de forma: Half Sevilla (desastrosa), Ironman 70.3 Vichy y Maratón Málaga. Sabía que con el Ironman 70.3 de Vichy a finales de agosto los plazos iban a estar bastante ajustados. Tras esa carrera iba a hacer un periodo de descanso de algunas semanas para recuperar y afrontar la maratón a pleno rendimiento. Unas 10 semanas de entrenamiento; algo justo pero factible aunque recortaba un poco la preparación típica.

En la segunda semana de septiembre ya había comenzado a «calentar motores» para hacer una pequeña pretemporada de dos semanas, haciendo un test el 23 de ese mes para evaluar estado. Un entreno fuerte de bici y carrera para, a partir de ahí, definir los dos meses siguientes del calendario.

Pues la mala suerte -bueno, mi falta de atención- hizo que cuando iba a comenzar la parte fuerte del entreno de bici me comiera un guardarail. Enterito, con su guarnición y todo. Salía de una rotonda distraído, calculé mal y cuando me quise dar cuenta tenía la esquina de inicio del quitamiedos en la rueda delantera. Ni siquiera pude frenar y me estampé contra el a unos 35km/h.

Tuve mucha suerte porque no quedó más que en un golpe muy fuerte en muslo, hombro y muñeca izquierda. Y un montón de arañazos como si me hubiera peleado con un tigre (estas cosas cortan. Mucho).

Mes y medio de reposo absoluto. (¡Jxxer!)

Bueno, pensé, un recuperar el golpe en una semana y de nuevo a la carga. Pero pasó esa semana y en vez de mejorar, empeoré bastante. El hombro y el brazo apenas molestaban, pero la pierna la tenía mucho más hinchada que el día después del golpe y cada vez más negra. Nuevas visitas a urgencias y a traumatólogo y vuelvo con mi informe médico: fuerte hematoma intramuscular. Recomendación del traumatólogo: mes y medio de reposo absoluto.  Y esto me lo dice a finales de septiembre.

Estuve por decirle: «Doctor, sepa usted que tengo un contrato en forma de dorsal y que yo el 9 de diciembre tengo que correr una maratón. Si hago reposo hasta mitad de noviembre… ¿cuándo entreno?».

(- ATENCIÓN. NO HACER ESTO EN CASA -)

En su lugar le dije que no se preocupara, que en mes y medio le volvía a ver. ¿Qué iba a decirle? Evidentemente al día siguiente estaba en el fisio siendo atormentado para reducir el hematoma y comenzar a ganar movilidad. Todavía cojeaba ostensiblemente.

Bajo su supervisión comencé a hacer un poco de bici suave para ir activando la circulación y comenzar a permitir el drenaje del hematoma, pero eso iba lento. Quedaban sólo 8 semanas para la carrera, pero al menos ya me estaba moviendo.

11 de octubre y vuelvo a correr por primera vez desde el accidente. Muy suave y todavía con la pierna hinchada, hago 5 kilómetros. Un poco más largo al día siguiente y todavía tengo molestias. Dedico los próximos días a ir ganando un poco más de confianza de forma muy suave.

Última semana de octubre y comienzo la preparación. Quedan por delante seis semanas, siendo la última de ellas de «tapering», así que hay sólo cinco de entrenamiento efectivo. Poco a poco…

Llegan las primeras tiradas «largas» de 15 kilómetros, y termino el entrenamiento necesitando oxígeno. ¿Cómo iba a correr yo una maratón en poco más de un mes? Bueno, al menos lo iba a intentar, pero dudando mucho que pudiera reducir mi marca de la Maratón de Valencia. A partir de aquí te puedo resumir cómo fue el mes de noviembre: semanas de 60 y 70 kilómetros de carrera viniendo de una lesión. Así que ya sabéis, «no intentéis hacer esto en casa».

Antes de la carrera

Al correr en casa no hay mucho que preparar. No hay que viajar al lugar de la carrera, ni preparar equipaje ni nada; simplemente hacer la recogida del dorsal e irse a descansar (y comer pasta). En mi caso lo hice al revés, primero comí pasta y después fui a recoger el dorsal, siendo de los primeros en hacerlo.

Esperando a la recogida vi perfectamente el carácter internacional de esta carrera, y es que casi la mitad de los participantes eran ciudadanos europeos… y muchos otros que directamente eran de fuera de Europa. Bien porque residen en la Costa del Sol, pero también porque vienen de forma expresa a esta carrera. El sol de Málaga en diciembre es un gran atractivo para muchos de los que no están acostumbrados a las temperaturas que aquí de vez en cuando disfrutamos. Y ciertamente cuando yo estaba recogiendo mi dorsal pocos nacionales había. Delante tenía dos ingleses, a mi derecha un par de chicas rusas, a mi izquierda tres marroquíes y saliendo 4 o 5 alemanes.

La feria del corredor era en el estadio Martín Carpena, lugar donde he visto muchos partidos de baloncesto, pero habían hecho desaparecer la pista para la ocasión. En su lugar unos cuantos stands variados que siempre es entretenido visitar, aunque aquí todavía se nota que esta maratón todavía no es un evento con gran reconocimiento. No había grandes marcas ni stands tremendamente llamativos, esos gastos quedan reservados para otras grandes carreras.

Maratón de Málaga 2018

La bolsa del corredor tampoco destaca por su profundidad, además de la camiseta de rigor la cosa daba para hacerse una sopa con cereales.

Maratón de Málaga 2018

Bueno, y ya puestos… ¿qué tal unas palmitas para los invitados a animar?

Maratón de Málaga 2018

Pues nada, si ya están las palmitas para animar está claro que ya lo tengo todo.

Día de carrera

La recogida de dorsal y bolsa del corredor fue un viernes y la carrera se celebraba el domingo. Así que entre medias había un sábado para… posturear un poco en redes sociales. Empezando con la chuleta y siguiendo con la foto típica de todo lo que iba a llevar en carrera.

Y por petición, aquí va el equipo. Por decidir mañana si es camiseta de tirantes o manga corta (probablemente lo…

Publicada por Correr una Maratón en Sábado, 8 de diciembre de 2018

Finalmente me decidí por camiseta de tirantes y manguitos, aunque hasta la salida tenía la suerte de ir acompañado y poder estar más abrigado. Que no es que hiciese frío (unos 12º), pero junto al puerto la humedad era alta y la «brisilla» no era nada agradable. Estaba claro que los guantes no iban a durar ahí toda la carrera, pero en absoluto me sobraron en los primeros 5 o 6 kilómetros. No hay nada más incómodo que correr con las manos frías.

La salida era a las 8:30, pero la entrada a los cajones se debía realizar antes de esa hora. Eso sí, teníamos concierto por lo que al menos estaba la cosa animada. Es un aspecto en los que hay que felicitar a los organizadores de la carrera.

Maratón de Málaga 2018

Mientras tanto busqué mi cajón de salida, que había seleccionado al hacer la inscripción, recuerda, un año antes. Obviamente, demasiado optimista para como llegaba a la carrera…

La carrera

Como un reloj suizo la carrera comenzó a la hora indicada. Primero los que se jugaban algo (o por el ritmo que llevaban, se habían dejado algo al fuego) y después el resto de los mortales. En total éramos unas 5.000 personas, 1.500 de los cuales correrían la media maratón que también partía a la misma hora y que nos iban a acompañar como buenos amigos hasta mitad de carrera

En cuestión de un minuto estaba pasando por debajo del arco de salida y daba comienzo mi carrera. Creo que por primera vez he visto una carrera en la que todo el mundo se ha organizado correctamente en su lugar correcto de salida; no había corredores rápidos que adelantaran ni corredores más lentos que se hubiesen puesto detrás de los africanos. Situación perfecta.

El primer kilómetro lo dediqué a establecer el ritmo de crucero… y a configurar los campos de datos del reloj. Efectivamente, había cosas que se me habían olvidado configurar, como el campo de datos de Stryd y el autolap. En casa de herrero…

No es un recorrido especialmente duro, la inmensa mayoría de kilómetros es totalmente llano y hay un par de subidas. La primera de ellas es curiosamente la más pronunciada (al menos por las gráficas de altitud) y, sin embargo, en carrera no te das ni cuenta. Será porque es en el kilómetro 3 y todavía estábamos entrando en calor. No obstante procuro mantener un esfuerzo constante (para lo cual iba pendiente de la potencia en carrera) y bajo el ritmo unos 15s/km. Ese tiempo lo recuperé poco después en la bajada que nos iba a llevar hasta el paseo marítimo, así que no me preocupaba en absoluto.

En estos kilómetros ya me había dado tiempo a decidir el tiempo por el que quería luchar al final de carrera e intentaría ir a por 3:45, así que iba controlando más o menos el ritmo con ese objetivo final. Sé que he salido por delante de la liebre de ese tiempo así que voy con mi propia referencia. Realmente prefiero llevar mi ritmo y aflojar o acelerar según me plazca que ir en un grupo más numeroso. Tampoco es que fuese un día con viento así que tampoco me iba a beneficiar de estar protegido en caso de temporal.

Del kilómetro 6 al 16 sería prácticamente una larga recta por el paseo marítimo si no entrásemos hasta el final del puerto a la terminal de cruceros. Al final esos giros en los que encuentras de frente a los corredores que llevas por delante (y cuando tú estás de vuelta, los que te preceden) está francamente bien porque así puedes ir tomando referencias de dónde estás situado y puedes ver tu situación en carrera.

Me adelanta el grupo de 3:45 y me preocupo un poco, porque si yo he salido por delante y ya me han adelantado quiere decir que mi tiempo final va a ser evidentemente más lento que ese grupo.

Maratón de Málaga 2018

Me quedo con ellos un rato para después dejarme caer unos 20 metros por detrás. Todavía queda mucho y mi carrera no ha comenzado, iba con la intención de hacer una segunda media más rápida que la primera.

Van pasando los kilómetros y voy haciendo paso por avituallamientos. Más o menos me había estructurado lo que iba a tomar en líquido, aparte de la propia nutrición que llevaba algo más estudiado y compensado. Por suerte puse un gel más de los que pensaba consumir durante la carrera porque efectivamente, uno de ellos lo perdí.

Regreso de nuevo por el paseo marítimo y pasamos por el punto de media maratón, desviándome para continuar camino y dejando a unos cuantos afortunados que ya habían terminado su castigo, y marco una vuelta en uno de los dos relojes para marcar mi paso aproximado por la mitad de carrera en 1:51:37. No voy mal de tiempo, aunque sigo detrás de la liebre de 3:45. Paso por el km22 y me tomo mi primer «avituallamiento especial», una chocolatina para variar de tanto gel y dar una energía diferente. Y desde luego que a esas alturas de carrera entra mucho mejor.

Maratón de Málaga 2018

Alcanzo el kilómetro 26 dentro del grupo de 3:45 y decido que aquí es donde empieza mi carrera, salgo del grupo y acelero un poco. Y con este movimiento me entretengo e intento capear la peor parte de esta carrera que es la zona de Málaga oeste. La organización es muy macabra y regala a todos los corredores con un paseo marítimo inhóspito en el que casi siempre hay viento de cara, y además nos hace dar vueltas entre el estadio de atletismo y el Martín Carpena, aderezado con cruzar una zona comercial un domingo por la mañana.

Todo esto dura del kilómetro 27 al kilómetro 31. ¿Alguien ha dicho muro? Pues sí, este es uno de los motivos por los que siempre había dicho que esta carrera no era para mi… psicológicamente te machaca porque sabes que es donde viene el del mazo y no tienes en nada en lo que apoyarte. Pero bueno, lo único que puedo pensar es que después del 31 viene el 32; luego el 33, 34, 35… y viene otro nuevo castigo que es la subida por Armengual de la Mota hasta el estadio de fútbol.

Maratón de Málaga 2018

La subida no es «subida» como tal, es falso llano. Pero a esas alturas de carrera cualquier desnivel duele y esto son 2 kilómetros que pican hacia arriba. Para paliar esto tenía preparado mi segundo «avituallamiento especial»: otra chocolatina y un Redbull, con la idea de que me diese el empuje final hasta la línea de meta.

El ritmo y las sensaciones hasta ese punto eran buenos. No había molestias más allá de dolor en los pies, pero no acusaba cansancio físico ni muscular. Aún así esos dos kilómetros se me atragantaron en cuanto a ritmo y los hice en torno a 5:30 min/km a lo largo de la subida, que me castigó más a nivel mental que físico.

Ya estaba en el 39 y lo que quedaba era lo mejor de la carrera: 3 kilómetros por las calles del centro, casi siempre cuesta abajo y con bastante más apoyo por parte del público. Así que decido bajar con todo lo que tenía, y la verdad es que esta última parte la disfruto un montón. A un ritmo unos 30 o 40 segundos más rápido por kilómetro estoy adelantando a un montón de gente, aunque lógicamente ya va doliendo. Llego al km41 y veo que estoy algo por debajo de 3:36… ¡si aprieto y hago el kilómetro en 4 pelaos igual consigo bajar de 3:40! (claro, y los 200 metros extra hasta línea de meta que no estaba recordando…).

Maratón de Málaga 2018

Hago calle Larios poniendo todo el empeño y salgo a la Plaza de la Marina para ver por fin la meta, sólo queda el sprint final así que ¡a tope!, que son los últimos metros. Pero vaya metros, mira que se hicieron largos… 😂. Y es que terminé haciendo un sprint final de 600 metros a un ritmo de 4:00 o con picos por debajo…

Maratón de Málaga 2018

Al final no logré bajar de esos 3:40, pero la cosa quedó en 3:41:39 oficial, mejorando en 11 minutos el tiempo conseguido en Valencia, y con una satisfacción enorme por el tiempo logrado porque, echando la vista atrás y a cómo había sido la preparación que pude realizar, el resultado es muchísimo mejor que el esperado.

Maratón de Málaga 2018

Así que contento por la marca alcanzada… pero con un ojo ya puesto en la temporada 2019 😀.

¡Gracias por leer!

Etiquetas

Publicaciones relacionadas

6 comentarios

  1. Muchas felicidades, aunque en cada maratón hay miles de corredores, no todo el mundo lo hace y tiene un mérito enorme. Sobre todo superar al del mazo. En mi única maratón, en Valencia 2017, con 52 tacos y 6 años corriendo (para ponernos en situación), llegué bien al km 30, en 2.55, cerquita de las 4h, que era mi objetivo, pero llegaron un par de calambres en un gemelo, y el del mazo…y los últimos 12km en 1h48m. Iba a correr la de Madrid del 2019, pero una maldita pata de ganso se ha comido la motivación, así que haré la media el 28 de abril. Madrid, que es mi ciudad, tiene muchas cuestas y hay que estar muy fuerte. En tu situación, has hecho un tiempazo. Felicidades de nuevo.

    1. Gracias Julio. Tiempos aparte, porque siempre depende de cómo se haya podido preparar, de lo que más satisfecho estoy es del desarrollo de la prueba y de cómo la controlé. En ritmos, nutrición, estrategia…

  2. Felicitaciones y gracias por compartir las vivencias. Disfruto mucho cuando cuentas sobre tus trías ya que es una disciplina que me encantaría realizar (me falta y mucho) mejorar la natación. Quizás pronto acuda a un profesor ,por ahora solo objetivos en carreras de calle
    PD: conocí a alguien que usa Balega , gran calcetín

    1. Muchas gracias Jorge.

      Si la natación es un problema el hacer unas cuantas clases te vendrá muy bien. No por ganar velocidad o ser mejor, simplemente por tener confianza. Si vas a estar más de 30 minutos en el agua y vas a estar recibiendo golpes, es mucho mejor que estés preparado mentalmente para no agobiarte. Y para eso lo único que necesitas es tener confianza, tardes 5 minutos más o 5 minutos menos.

  3. Buenos días tocayo y vecino,

    Me ha gustado tu relato de la maratón de Málaga 2018. Salvando las distancias, estoy en una situación parecida a la tuya(me he leído tu bio…y espero estar en la ultima «fase/situación»). Mis participaciones hasta ahora han sido 2 ediciones de la carrera urbana de Málaga (10Km en 1h 3 min) y en Noviembre de 2018 un Trail de 17.5km en Jarapalos(2h 40min). El próximo 24 de Marzo haré mi primera Media Maratón, habiendo tenido apenas 6 semanas(por muchos y variados motivos no ha sido superior) para prepararla y siendo mi tirada mas larga hasta la fecha de 15km a 5:40 (mis 101kg y 185cm me impiden hacerlo mas rápido aun jajaja). Me conformo con terminarla y disfrutar de esta primera experiencia. Por cierto, me apunto tu blog para seguirlo. Me encanta correr y los «cacharros tecnológicos» aun mas.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A través de este formulario se tratan los datos con la única finalidad de poder gestionar tus comentarios.

Estos datos quedarán registrados en el servidor, salvo si marcas la casilla de suscripción al boletín de novedades que se almacenarán en la lista de Mailchimp (que también cumple con todas las leyes). En cualquier momento podrás solicitar tanto la baja de cualquiera de los correos como la eliminación de todos tus datos.

Para más información puedes comprobar la política de privacidad para tener más información de dónde, cómo y por qué almaceno tus datos.

Y perdón por el tocho, pero estoy obligado a ponerlo.

Botón volver arriba
Cerrar
Cerrar