Inicio / Carreras / Ironman 70.3 Vichy 2018

Ironman 70.3 Vichy 2018

El Ironman 70.3 de Vichy era mi carrera A para la temporada. Y después de lo sufrido en el Half de Sevilla con más motivo aún. Es una carrera para la que he entrenado bastante concentrado y que, arrastrando también algo de la preparación para la carrera de Sevilla, esperaba tener buenas sensaciones.

Claro, luego hay que contar con las dificultades de cada carrera, y en este caso el mayor problema era la distancia. Dada la fecha la idea era aprovechar la carrera para hacer unas vacaciones familiares (o aprovechar unas vacaciones familiares para hacer la carrera, según como quieras verlo), por lo que no es simplemente desplazarse hasta allí de la forma más rápida posible. En esta ocasión la opción ha pasado por ir en coche que, desde Marbella, es un tirón importante.

Siendo la carrera un sábado optamos por salir el martes anterior. Pueden parecer muchos días pero nuestro plan era hacer paradas intermedias para que el viaje de ida no se hiciera tan pesado. Una primera parada en Burgos y una segunda parada en Burdeos hace que llegáramos a Vichy el jueves, a una hora perfecta para la recogida de dorsal y visita a la feria, antes de hacer la entrada al apartamento de AirBnB que había reservado al otro lado del río.

Vichy - Llegada

En el stand de Hoka One One tenían una ruleta en la que ese primer día se podía participar simplemente por pasar por allí. Así que con tantas facilidades… pues vamos a tirar. ¿Resultado?

Vichy - Premio

¡Mi primera victoria en un Ironman!

Todo terminado, premio bajo el brazo y de vuelta al coche (que seguía con la bici encima) a por las llaves de nuestro apartamento, y todavía me quedaría tiempo para salir a correr 30 minutos a ritmo suave para soltar piernas después de tantos kilómetros en coche.

El viernes quería aprovechar para hacer algunos metros de natación. Gracias a un acuerdo entre Ironman y el centro acuático de Vichy los participantes teníamos acceso a la piscina de 50m, ¡perfecto!

650 metros nadando y después había que relajarse un poco en la zona de spa. Pero antes había aprovechado a hacer una breve salida en bici, principalmente para asegurar que todo estaba en su sitio y funcionando como debía, y de paso revisar el circuito de salida de Vichy a través de las zonas de urbanizaciones.

De vuelta a comer y por la tarde había muchas más cosas que hacer. Dejar la bici en la zona de transición, prepararlo todo para el día siguiente y a última hora “pasta party” para después tener el briefing de carrera.

Da igual lo pronto que llegues para una carrera de este tipo, el tiempo pasa volando y entre una cosa y otra te encuentras esperando al autobús que te lleve a la línea de salida.

Día de la carrera

Sábado, 4 de la mañana y toca ponerse en pie. Desayuno en silencio para no despertar a toda la familia y comienzo a prepararme. Nueva comprobación de la previsión meteorológica y decido que esta vez llevaré “doble capa”, así que me pongo una camiseta de compresión encima del mono y a la calle.

4:50 de la mañana, Vichy en silenció y un frío de la leche. 10ºC de temperatura y simplemente llevo una sudadera encima de la ropa de carrera mientras voy a la última parada de la ruta de mi autobús. A pesar de llegar cinco minutos antes de la hora establecida simplemente me estaban esperando a mi, así que en cuanto me monto salimos en dirección a la zona de boxes.

Únete a la comunidad

No todo está en el blog...



ÚNETE A LA COMUNIDAD para tener acceso entre bastidores.


Llegamos y quien más y quien menos sigue tiritando de frío. Estoy escuchando la conversación de los atletas que tengo al lado, ingleses, y hasta ellos tenían frío. Imaginaros cómo estaba yo que había estado preparando la carrera a 32ºC-34ºC. Así que allí me atrincheré como pude hasta las 6am, hora que abría la zona de transición.

Casi dos horas por delante hasta la carrera, tiempo de sobra para los últimos preparativos (inflar ruedas, poner zapatos en los pedales, etc), una última visita al baño y comer un plátano. Por suerte en sitio cerrado y a resguardo del frío.

El tiempo pasa más rápido de lo que pensaba y enseguida me encuentro con el neopreno puesto (agua a 22,5ºC) y en dirección a la salida.

Natación

La natación no parecía que fuese a ser un problema. Vichy tiene un río, pero en esa zona hay una presa por lo que se convierte en un pequeño lago. Así que no había que pelear con corrientes, oleaje ni nada parecido. Además el circuito era muy sencillo y perfectamente marcado, lo único que debía preocuparme es nadar recto y a ser posible seguir algunos pies.

La salida fue como se está imponiendo en pruebas de Ironman, en pequeños grupos cada 6 segundos. Es un problema para los que pelean posición en cabeza porque no están haciendo una carrera contra otros atletas sino que es una contrarreloj. Pero para el resto de grupos de edad es una bendición, sobre todo porque facilita que no nos amontonemos en la salida de la bici.

Chollos en GPS para deporte

Son ofertas puntuales... ¡no las dejes pasar!

Me coloqué en la zona de salida de 33 minutos, al final. Poco a poco vamos avanzando en la fila (y me voy clavando las piedras del suelo) y llega el turno de saltar al agua desde una plataforma flotante, por lo que el acercamiento debía ser no muy enérgico… Primeras brazadas en busca del primer giro a buen ritmo. Giro a la derecha y comienza la ida de unos 800m intentando buscar pies, pero no encuentro gran cosa que me satisfaga. O van más rápido, o van más despacio, pero nada con lo que pueda ir cómodo.

Me llevo algún palo que incluso me empuja hacia el fondo, pero nada a lo que no estemos ya todos más que acostumbrados. Buenas sensaciones en este tramo y sin muchos problemas de navegación.

Llego a la boya final y realizo el giro, otros 50m y de vuelta a la zona de salida. En este punto sí me pierdo un poquito y me salgo de la línea de natación, pero no excesivamente. Así que recorro unos pocos metros extra pero nada de qué preocuparse.

Salgo del agua con buenas sensaciones, creo que he tenido un ritmo bueno para mis condiciones. Mientras corro hacia T1 voy quitándome el neopreno y echo un vistazo al reloj. 37 minutos… primer “mazazo”, pensaba que había nadado mucho mejor que para ese tiempo y decae un poco el ánimo. El tiempo oficial es de 37:37.

Ironman Vichy 70.3 2018

Aunque luego comprobaría en Strava que realmente no lo había hecho tan mal, simplemente había metros de más, algo que pude comprobar revisando los tracks de otros participantes. A todos les salía más de 2.000m.

Me quito el neopreno y me pongo las cosas de la bici, estiro un poco por un pequeño tirón en la pierna y a buscar la salida. Veo que no voy tan mal pues todavía hay muchas bicis colgadas (posición 62 de mi grupo de edad), eso me levanta un poco la moral.

Bici

El segmento de ciclismo es el que habitualmente mejor hago, aunque en este caso tenía algunas dudas. No había subidas importantes, pero los primeros 70km eran todo falso llano. Hay unos 600m acumulados y salvo un pequeño repecho el resto de metros vendrían de estas zonas que parecen llanas pero no lo son. Además el asfalto no destacaba por su calidad, así que no estaba seguro de si iba a poder rodar cómodo.

Vichy - Altimetría bici

La salida de Vichy no es precisamente cómoda. Todavía estamos todos muy juntos y hay unas primeras cuestas acompañadas de muchos giros por urbanizaciones, así que de momento es imposible el colocarse cómodo sin caer en hacer draft. Hago lo que puedo para no beneficiarme de ir a la rueda de nadie y salimos a carretera donde puedo empezar a pedalear.

Todavía hace frío, está nublado e incluso ha caído una ligerísima lluvia. Lo noto en el cuerpo pero no es excesivo, aunque unos guantes no me sobrarían.

Comienzo a adelantar corredores a buen ritmo y seguimos con el problema de estar todo demasiado compacto. Si quiero pasar sin hacer draft no puedo adelantar sólo a un corredor así que toca apretar un poco más de la cuenta, así durante unos cuantos kilómetros hasta poder encontrar mi sitio.

Vamos pasando por varios pueblos todos cortados por el mismo patrón. Entrada al pueblo, llegada a la plaza principal junto a una iglesia, giro y salida del pueblo. Esto repetido varias veces llevaba a pensar que por ese pueblo ya había pasado antes y que estaba dando vueltas a lo loco.

Ironman Vichy 70.3 2018

Sigo buscando mi sitio pero ya el panorama se empieza a aclarar. Voy fijándome en los dorsales y siempre estamos los mismos. Vamos subiendo o bajando posiciones, pero siempre veo los mismos nombres, pero sigo vigilando las distancias para intentar no caer en zona de drafting. No es fácil pues las carreteras son estrechas y muy rugosas. Si a eso le sumamos que el margen derecho está bastante bacheado y que el tráfico sólo está cortado en nuestro sentido, provoca que efectivamente sólo haya espacio para una fila de bicis. Así que o vas adelantando o te tienes que contentar con el ritmo que lleva el grupo.

Otro pueblo y a la salida hay una pequeña bajada, aprovecho para “ir al baño” dejándome caer en la bajada (no es nada fácil hacerlo) y pierdo contacto con el grupo que había acompañado en los últimos kilómetros, ahora son otros dorsales los que veo. En este trajín además pierdo la botella de agua y en el depósito delantero no va quedando mucho líquido, así que voy calculando nervioso si quedará mucho para el próximo avituallamiento.

Antes de llegar a ese avituallamiento vuelvo a tomar contacto con el mismo grupo, y poco después aparece desde atrás una moto con un juez que comienza a repartir tarjetas azules por doquier. A diferencia de lo que es habitual en España, en Francia no hay avisos, si te pillan a rueda no te advierten, tarjeta y penalización. Lo cual me parece perfecto, porque aquí la gente va de aviso en aviso y mientras tanto chupando rueda en la medida de lo posible.

Poco después aparece la zona de avituallamiento con la tienda de penalización. Está hasta arriba, como si fuese un día de rebajas. Más que se  iba a llenar con todas las tarjetas azules que habían estado volando. Recojo líquido, aunque pierdo la primera botella, así que pillo la última que están entregando y la vacío en el depósito. Ni idea de lo que era, pero es líquido y es bienvenido. Detrás del sillín coloqué un bote con isotónica. Más adelante vi que lo que había recogido era Coca Cola caliente… hubiese preferido agua.

Ya van unos 60km de bici. Tras las tarjetas azules del juez el panorama se aclara mucho más y ahora ya sí se puede rodar tranquilo y vigilando la potencia. De hecho llega un momento en el que estoy prácticamente sólo sin bicis delante ni detrás. Veo un nuevo grupo en el horizonte, así que será cuestión de cazarles.

Llegamos a la subida más empinada y me coloco a la derecha y, como suele ocurrirme en las subidas, comienzan a adelantarme corredores. Bueno, ya os pillaré en la bajada.

Estamos en una zona boscosa (Montpensier) de vistas muy agradables. Ahora el asfalto ha cambiado y es mucho más liso, con la carretera más ancha. Invita a volar y, sabiendo que los últimos kilómetros son cuesta abajo es lo que me propongo hacer.

Ahora ya somos una fila de bicis perfectamente dibujada con el espacio correspondiente entre nosotros y estamos rodando bastante rápido, sobre 44km/h. Pero ya es el final y estamos de vuelta en Vichy. 

Tiempo final: 2:32:44, mejorando unos 5 minutos las previsiones que había hecho con Best Bike Split. He ganado 11 posiciones en mi grupo de edad, pero sobre todo 165 en el cómputo global. Ha sido un buen segmento de ciclismo y me bajo de la bici bastante satisfecho, porque además he conseguido “arreglar” lo de la natación.

Carrera

Llego a T2 y dejo la bici en su sitio y me dirijo a la zona de cambio. Hago las cosas con calma y no me acelero, no voy buscando el mejor tiempo en T2. Además aprovecho a hacer parada en el baño para soltar líquido así que termino con un tiempo de transición de 4:50. Pero puedo salir a correr cómodo.

Salgo paralelo al río donde habíamos estado nadando y comienzo a correr al ritmo que tenía planeado, rodando a 5:00 min/km de forma cómoda. De momento todo va bien y conforme al plan, y revisando tiempo si todo salía bien podría estar cerca de las 5 horas e incluso, si al final de la media maratón tenía fuerzas, conseguir bajar a las “cuatro y pico”. Para eso quedaba mucho camino por delante, yo seguía a lo mio. 

La mayor parte del recorrido era de ida y vuelta en el mismo lago donde habíamos nadado por la mañana con una breve incursión en el centro de la ciudad. Todo prácticamente llano salvo dos o tres subidas de corta duración para cruzar los puentes y para subir del río al parque. Un terreno bastante cómodo.

Continúo machacando el tiempo incluso con algún kilómetro a 4:50, las sensaciones son buenas y ahora la temperatura sí es buena para correr. Pero mis clásicos calambres estomacales empiezan a hacer acto de presencia… mala señal.

Ironman Vichy 70.3 2018

Llego al segundo puente y me da el primer calambre, paro a andar un poco y hago el avituallamiento andando para poder tomarme todo con calma. Subo al puente y de nuevo a correr, aunque ya no voy tan cómodo. De hecho el ritmo ha subido un poco y estoy en 5:10.

Termino la primera vuelta y salgo a por la segunda, parando de nuevo a andar en el avituallamiento. No han vuelto las molestias del estómago, pero quiero asegurarme beber y comer algo con tranquilidad. Continúo corriendo y veo por segunda vez a la familia y todavía voy con buena cara, pero el ánimo ha bajado un poco porque sé que el estómago ya tiene ganas de acabar.

Cruzo al otro lado del río y llego a la zona del parque de nuevo, donde vuelvo a hacer parada a andar en el avituallamiento, pero a la hora de arrancar… el estómago está ahí, nuevo calambre que me obliga a parar.

Me recupero y hago la zona del centro de la ciudad un poco al tran-tran, pero consigo volver a subir el ritmo al volver al río, pero esos últimos kilómetros totalmente rectos se me iban a hacer eternos. 

Ironman Vichy 70.3 2018

Tengo que parar a andar cada dos por tres por los calambres constantes del estómago y ya se ha convertido en un correr-caminar de manual. Termino la larga recta que por momentos me iba recordando mis peores momentos en Sevilla y llego de nuevo al puente. Ya está hecho, la meta está tan sólo al otro lado del río.

Saco algo de fuerza olvidándome del estómago y cruzo la meta con un tiempo total de 5:14:29, habiendo completando la media maratón en 1:54:17. Obviamente he perdido muchas posiciones, bajando hasta el 98 de grupo de edad y 563 del global.

Ironman Vichy 70.3 2018

Sensaciones tras carrera

Si te dijera que no estoy contento con cómo salió la carrera mentiría. Analizando segmento a segmento sólo tengo motivos para estar satisfecho.

  • A pesar del tiempo excesivo de la natación, tras revisar después el ritmo ha sido bueno y constante. Simplemente había metros de más.
  • El tiempo en la bici fue bastante bueno, mejorando incluso mi previsión en casi 5 minutos.
  • Para la media maratón me hubiese gustado hacerla en 1:45, y es a lo que apuntaba en la primera vuelta de la carrera. Perder 9 minutos con las molestias del estómago no es para tanto. ¿Y qué son 9 minutos en una carrera de 5 horas?

A todo eso hay que sumar además que he rebajado mi tiempo en la distancia en unos 18 minutos, que se dice pronto. Así que tengo motivos más que de sobra para estar contento.

Aún así siempre hay un pero, y es las dichosas molestias estomacales. Es algo que me ha perseguido siempre en todos los Media Distancia que he hecho y siempre aparecen de la misma forma y en el mismo momento. Lo que me fastidia es que en entrenamiento no soy capaz de reproducirlo, por lo que no termino de comprender qué es lo que provoca la irritación en el intestino. Ni siquiera me tomo barritas o geles de la organización, sólo tomo lo que he probado durante el entrenamiento.

¿Demasiado líquido? Puede ser, porque es cierto que es mi asignatura pendiente. No tomo líquidos con respecto a un patrón determinado, sino que simplemente para calmar la sed. ¿Será un problema de hidratación? Para la próxima ya estoy comenzando a anotar ratio de sudoración y así ajustar perfectamente la ingesta de líquidos, al menos que no sea por probar soluciones.

¡Gracias por leer!

6 comentarios

  1. Enhorabuena Eduardo! Y muchas gracias por la crónica de la carrera, lo he pasado francamente bien leyéndola.
    En cuanto a los problemas de estómago, yo también los he sufrido en alguna ocasión, aunque ha sido cambiar de marca de geles y la verdad es que no he vuelto a tener problemas.

  2. Enhorabuena Eduardo, una crónica muy amena y que da gusto leer. Me ha transportado a la prueba y parecía que la estaba corriendo yo también. Mucha valentía y coraje en cómo te enfrentaste a esas molestias.

  3. Enhorabuena Eduardo! Gran tiempo!
    Si has parado dos veces a hacer pis claramente estas tomando demasiado liquido, la proxima vez bebe menos.
    Tambien es importante tomar los geles y barritas con abundante liquido… vamos yo solo bebo agua cuando me tomo los geles y barritas… cada 30 min… entre medias no bebo…
    Todo es cuestion de probar!

    • Bueno, generalmente la primera parada de baño la hago al calentar para la natación antes de empezar. Pero en Vichy no está permitido el nado más que en el momento de la prueba, por lo que a pesar de haber ido al baño antes de entrar en el neopreno no es justo a última hora.

      De todas formas es como dices… probar, probar y probar. Quiero mirar con calma el tema de la sudaración y beber líquido en consonancia con lo perdido, a ver si eso ayuda.

      ¡Gracias por tu comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A través de este formulario se tratan los datos con la única finalidad de poder gestionar tus comentarios.

Estos datos quedarán registrados en el servidor, salvo si marcas la casilla de suscripción al boletín de novedades que se almacenarán en la lista de Mailchimp (que también cumple con todas las leyes). En cualquier momento podrás solicitar tanto la baja de cualquiera de los correos como la eliminación de todos tus datos.

Para más información puedes comprobar la política de privacidad para tener más información de dónde, cómo y por qué almaceno tus datos.

Y perdón por el tocho, pero estoy obligado a ponerlo.