Inicio / Carreras / XXV Media Maratón de Málaga
media-tres-(30)

XXV Media Maratón de Málaga

Primer reto de 2015 completado. Tras unas últimas semanas de dudas y problemas físicos (tendinitis rotuliana y una última semana con placas en la garganta), he podido completar la media maratón sin ningún problema físico, ni en la rodilla ni por falta de fuerza muscular.

El día amaneció lluvioso. Todo parecía indicar que nos íbamos a mojar, y mucho. Pero a medida que nos íbamos acercando a Málaga, la previsión iba mejorando e incluso podíamos intuir el sol.

Tras calentar unos minutos nos pusimos a buscar nuestro corral. Primer problema: buscar las liebres. Inexplicablemente, mi liebre no estaba, a pesar de estar en primera fila del cajón de 1:45 en adelante. Un par de corrales más adelante se veían 4 liebres a escasos metros uno de otro. Tan lejos que ni siquiera veía a qué tiempos correspondían, y estaban colocadas en el cajón de sub 1:30.

De hecho, en el km 2 alcancé la que yo creía que era mi liebre, y resultó ser la de 1:50h. Por tanto, si yo me coloco correctamente en la misma línea que separa el sub 1:45h del resto de la carrera, tal y como me pide la organización, digo yo que la liebre de 1:50h debería estar detrás de mi y yo junto a la de 1:45h… pues no, extrañamente me ha tocado adelantar la liebre en carrera.

Pero no ha sido este el único problema de organización. El cronometraje parece que ha sido un desastre. En mi caso el chip no se ha leído a la salida, por lo que mi tiempo real no es mi tiempo efectivo, sino desde que comenzó la carrera hasta que crucé la meta, sin descontar el tiempo que tardé en alcanzar la salida. Pero muchos otros atletas directamente no tienen ningún tiempo oficial, es como si no hubiesen corrido.

Después de este pequeño rapapolvos a la organización, destacar que el resto de la carrera se ha desarrollado de forma inmaculada. Muchos avituallamientos bien distribuidos, variados y bien organizados. Y la zona de meta muy bien distribuida y todo como mandan los cánones.

Edu-3

Esa falta de organización en el inicio de la carrera se tradujo en un primer kilómetro más complicado. Los 7.000 campeones que íbamos a correr la prueba estábamos todavía muy apelotonados y teníamos que encontrar cada uno nuestro espacio y nuestro ritmo. El inicio fue lento y completé el primer kilómetro en 5:19. Dado que mi objetivo era rodar a ritmos de 5:00 min/kilómetro, ya partía de inicio con tiempo para recuperar, 19 segundos de retraso. Pero la carrera es larga, ya habrá tiempo de hacerlo.

Alcanzamos la primera gran recta del paseo marítimo, prácticamente 5 kilómetros que se me pasan bastante rápido. Voy clavando los tiempos planeados como un reloj, incluso cuando cojo agua en el primer avituallamiento.

tiempos-media-malaga

Llego al kilómetro 10, donde hago mi primer avituallamiento con gel y una pastilla de sales, lo que significa perder 4 segundos más entre que busco la pastilla y abro el gel. No me preocupa, mi carrera todavía no ha empezado pero no puedo permitirme seguir acumulando segundos de retraso, todo lo que pierda ahora habrá que recuperarlos luego.

La carrera continúa sin mayor problema. Empiezo a notar la rodilla derecha un poco más rígida, pero tampoco podía esperar que no se quejara. Lo importante es que físicamente me encontraba en perfectas condiciones. Comenzamos a adentrarnos por las calles del centro de Málaga. Sin lugar a dudas era la parte más bonita. El mercado, la catedral, el teatro romano… Por desgracia, el día no acompañaba y no había mucho público, aunque los ánimos de los pocos espectadores siempre es de tremenda ayuda.

mediamalaga

Alcanzo el 13 y marco un tiempo en el último kilómetro de 5:19. Los giros y cuestas por el centro de Málaga hacen que me relaje. Hay que seguir concentrado y mantener la cadencia de piernas, no puedo permitirme empezar a bajar ritmos y ya llevo alrededor de 50 segundos de retraso con respecto a mi tiempo objetivo para ese paso kilométrico. No me puedo permitir seguir acumulando retraso o lo puedo pagar al final.

Pero el suelo mojado y los giros no ayudan, ya que cualquier esquina un poco más rápido de la cuenta puede suponer un resbalón e irse al suelo. Un kilómetro más por las céntricas calles de Málaga a ritmos ligeramente por encima de 5:00, y hago mi segundo avituallamiento de gel. Es el kilómetro 15 y llevo 1 minuto de retraso.

Tras 16 kilómetros, volvemos a la inmensa recta del paseo marítimo, faltan 5 kilómetros para alcanzar la meta y es aquí donde empieza mi carrera. Hay que aprovechar la amplitud y el espacio para adelantar, y sobre todo las buenas sensaciones que seguía teniendo.

Es en este punto donde empiezo a notar un leve escozor, bajo la cabeza y veo que estoy sufriendo el ataque de la clásica dolencia de corredor… “pezones sangrientos”. Y mira que había puesto buena cantidad de vaselina. Eso si, visualmente era bastante peor de lo que se sentía, que no me molestaba en absoluto (y viendo fotos, había empezado mucho antes).

Voy controlando ritmos, intentando atacar el 4:45 de forma continuada para recuperar esos segundos que había ido perdiendo. Llegamos al final del paseo marítimo y ya empezamos a divisar a lo lejos el estadio, donde nos estaba esperando la meta. Paso la pancarta del kilómetro 20, hay que apretar y darlo todo. Voy en tiempo y sé que lo voy a conseguir. ¿Será posible bajar de 1:45?

No hago sprint final, de hecho los últimos 5 metros me relajo. Pero sí consigo un último kilómetro en 4:38. Alcanzo la meta y paro el tiempo. Ni siquiera lo miro, estoy buscando aire. Mientras continúo hacia la zona de avituallamiento reviso el tiempo final: 1:45:00, clavado.

medalla

He conseguido batir con nota el objetivo que me había marcado a principio de temporada. Me había propuesto bajar de 1:50 y, con optimismo, llegar a 1:45 (¡y casi lo bajo!), sino que, a pesar de que para muchos ese 1:45 sea una marca del montón, seguro que cuando os diga que he bajado mi MMP en algo más de 30 minutos con respecto a la XXIX Media Maratón de Marbella, hace escasos 6 meses, lo veréis de otra manera.

Además de haber alcanzado mi objetivo, esos últimos 5 kilómetros también han significado mejorar mi mejor registro para esa distancia.

tiempo-final

ent22

Lo dicho, primer objetivo de 2015 cumplido (y con sobresaliente). Queda un segundo objetivo marcado, bajar de 45 minutos en los 10km. Ni idea de cómo ando en esa distancia, hace mucho que no entreno pensando en ella, pero es algo secundario. Y lo es porque ya tengo fecha para el gran objetivo de 2015. Fecha: 15 de noviembre. Lugar: Valencia. Distancia: 42.195 metros.

Efectivamente, mi estreno en la prueba reina será en la Maratón de Valencia. Pero la maratón no será el día 15 de noviembre, empieza mañana mismo con los primeros entrenamientos.

Deja tu respuesta

2 comentarios En "XXV Media Maratón de Málaga"

avatar
Ordenar por:   últimos | primeros | más votados
pprolas1
Suscriptor

Enhorabuena!!Muy buena táctica en carrera.Es normal ponerse nervioso en el km1 cuando se pierden 19 segundos, pero eso , como bien dices no es nada en la totalidad de los 21 kms.Quedaba mucho aún!!
Qué suerte que intentes el reto de la primera maratón en mi ciudad,Valencia.Suerte en la preparación.Lo difícil es llegar a la salida.Paciencia y planificación 😉

wpDiscuz