Análisis

Polar Verity Sense | Análisis y opinión del sensor de pulso óptico para el brazo

Publicidad

This page is also available in English

Hace unas semanas que Polar presentó un nuevo sensor de pulso óptico. El Polar Verity Sense es una actualización del anterior sensor de este tipo que tenía en catálogo, el Polar OH1.

El Verity Sense es, en esencia, el mismo sensor que el OH1 (que siempre me ha dado un rendimiento extraordinario en los varios años que llevo usándolo en mis pruebas). En su renovación Polar ha aprovechado a mejorar alguno de los aspectos en los que se había quedado atrás, añadiendo una conexión Bluetooth dual y mayor autonomía. Pero no son las únicas cosas que cambian: mayor rango de funcionamiento (para deportes de equipo), métricas para natación en piscina, nuevo modo de uso y una correa y soporte de mayor tamaño.

La unidad que utilizo para la prueba ha sido facilitada por Polar. He estado haciendo todos mis entrenamientos  con una combinación de sensores, comparando con sensores de pulso y con el OH1 al que sustituye. Tras publicar la prueba enviaré el sensor de vuelta a su casa.

Como suelo recordar no hay compensación por parte de ningún fabricante por lo que todas mis opiniones son libres y sin presión de ningún tipo. Si el análisis te resulta de utilidad, por favor, utiliza los enlaces de compra que ves en la página, pues son los que ayudan a mantener esta web.

Y una vez aclarados esos detalles, ¿qué te parece si vemos cuáles son esas novedades y qué tal funciona el Polar Verity Sense?

Polar Verity Sense

POLAR VERITY SENSE

Funcionamiento global - 9.5
Posibilidades de entrenamiento - 9
Plataforma y aplicaciones - 9
Autonomía - 10
Acabados y comodidad - 9
Relación precio/prestaciones - 9

9.3

TOTAL

Un sensor de pulso óptico para llevar en el brazo o el antebrazo que es muy cómodo de usar. Hace todo lo que tiene que hacer sin entrometerse en el camino para nada. Más fiable que el pulsómetro en la muñeca y casi a la par con el sensor de pecho.

Clasificación del usuario: ¡Sea el primero!


Lo mejor

  • Funcionamiento impecable
  • Doble conexión Bluetooth
  • Autonomía válida para prácticamente cualquier actividad
  • Perfil de natación en piscina con grabación de métricas específicas

Necesita mejorar

  • No hay una forma rápida de saber la autonomía restante
  • A pesar de tener memoria, no permite descargar datos a una actividad grabada con un reloj

Especificaciones y novedades

Encuentra la mejor oferta

Polar Verity Sense

Puede parecer una pequeña renovación, pero hay más cosas de las que se ven a primera vista. No es simplemente un nuevo diseño de correa y mayor batería; aunque el sensor parezca exactamente igual en su interior casi todo cambia. A continuación tienes un listado con todas las novedades del Polar Verity Sense.

Publicidad


  • Aumento de la autonomía. El OH1+ anunciaba hasta 12 horas de uso, mientras que el Verity Sense pasa a ofrecer ahora hasta 20 horas 30 horas tras la actualización 1.1.5
  • Más memoria interna. Ahora puede guardar hasta 600 horas de entrenamiento en su interior
  • Dos conexiones Bluetooth simultáneas, pudiendo conectar a un reloj y una aplicación al mismo tiempo (por ejemplo a la hora de hacer rodillo). Mantiene la conectividad ANT+
  • Más resistencia al agua, de 30m a 50m
  • Nuevo modo de funcionamiento para natación que captura métricas en piscina (número de largos, distancia, tiempo)
  • Nuevo método de control, gracias a los LEDs del sensor nos permite saber en qué modo lo hemos configurado
  • Nuevo diseño del soporte de la correa
  • Ese soporte permite amplificar la señal, ofreciendo un rango de alcance de hasta 150m
  • Brazalete desmontable. Ahora se puede retirar el soporte de la correa para poder lavarla en la lavadora
  • Precio ligeramente superior al modelo que sustituye

Muchas pequeñas cosas que al final se transforman en una buena actualización. Aquí tienes la comparativa tanto con el Polar OH1 como con los sensores pectorales de Polar.

Polar Verity Sense - Comparativa de sensores

¿Cuáles son las novedades más importantes del Polar Verity Sense? Si tengo que destacar algo será sin duda alguna la doble conectividad Bluetooth, el perfil de natación y el soporte de mayor tamaño. Y por supuesto, que a la hora de usar el sensor ahora cambia el modo en el que nos “comunicamos” con él.

Uso del Polar Verity Sense

Configuración Polar Verity SenseEl Polar Verity Sense es un sensor que puede utilizarse con cualquier otro dispositivo, simplemente aportando datos de frecuencia cardíaca. Pero incluso aunque no vayas a usarlo de forma independiente es necesario activarlo y configurarlo a través de la aplicación Polar Flow de tu móvil.

Una vez que has activado y actualizado el sensor ya estará listo para su uso, tanto como sensor externo de tu dispositivo como para usarlo de forma independiente tanto grabando datos como en el nuevo modo de natación.

Es aquí precisamente donde encontramos el primer cambio notable de uso con respecto al modelo al que sustituye, y es que al añadir el perfil de natación Polar ha tenido que cambiar el modo de uso.

Estos son los modos disponibles:

  • Modo sensor – En este modo funciona como un sensor de frecuencia cardíaca estándar, enviando los datos a cualquier otro dispositivo compatible con ANT+ y Bluetooth. El LED parpadea en azul.
  • Modo independiente – El Verity Sense guardará los datos de frecuencia cardíaca de tu entrenamiento en su memoria interna, y después podrás descargar el entrenamiento desde el teléfono móvil con la aplicación de Polar. En este modo el LED parpadea en verde.
  • Modo natación – Esta es la nueva posibilidad que está presente en el Verity Sense. El OH1+ añadió (además de ANT+) un soporte específico para las gafas de natación, pero simplemente registraba frecuencia cardíaca. Ahora sí registra datos de natación, seleccionando previamente la distancia de piscina en la aplicación.

En los modelos anteriores, al encender el OH1 lo hacía siempre en el modo sensor. Si queríamos grabar la sesión simplemente teníamos que pulsar el botón en dos ocasiones, pasando a grabar a partir de ese momento. Es decir, teníamos control total de cuándo comenzaba a grabar.

Ahora esto cambia. El Verity Sense se enciende en el último modo que hayamos utilizado y, si queremos cambiar de modo, tenemos un corto espacio de tiempo para pulsar el botón y seleccionar el nuevo. Una vez pasado ese tiempo comenzará a funcionar en el modo seleccionado y ya no podremos cambiar de modo salvo que apaguemos el sensor.

Polar Verity Sense - selección de modo

Eso significa que ya no puedes controlar cuándo empiezas a grabar de forma efectiva, sino que lo hará unos segundos más tarde de que hayas presionado el botón y seleccionado el modo.

También tiene otro problema, si llevas el sensor debajo de una manga larga o chaqueta no se ve el LED de control, por lo que no sabes si está en el modo correcto o no. En verano o en interior no es ningún problema, pero estos días de invierno en los que salía con varias capas tenía que quitarme la chaqueta, configurar el modo de uso y volver a poner la ropa.

En cuanto al sensor en sí mismo, es exactamente igual al modelo que sustituye en forma y tamaño. En la parte delantera encontramos los pines de carga (ambos comparten el soporte de cargador).

Polar Verity Sense - Comparativa OH1

Y en la parte trasera vemos el mismo sensor, simplemente cambia la inscripción que permite saber en qué modo está configurado el Verity Sense.

Polar Verity Sense - Comparativa OH1

Y ya que estamos comparando modelos, aquí puedes ver la diferencia en el tamaño de la banda y el soporte. Polar ha diseñado ambos para que, gracias a su mayor anchura, el sensor no pueda darse la vuelta de forma fácil, algo que podía ocurrir con el OH1 especialmente si llevábamos una manga larga.

Polar Verity Sense - Comparativa OH1 correa

Otro cambio que tiene la nueva correa es que puede abrirse para poner el sensor y quitarlo, aunque lo cierto es que mi uso sigue siendo el mismo que en el anterior modelo, deslizándolo en el brazo.

Polar Verity Sense - Correa

Doble conexión Bluetooth

Probablemente la característica del Polar Verity Sense que más vas a notar en el día a día sean los dos canales Bluetooth para conectar a dos dispositivos diferentes.

El Polar OH1 original (y el OH1+ después) sólo permitía emparejar el sensor con un dispositivo a través de Bluetooth (ANT+ no tiene esta limitación). Si conectabas el sensor con tu reloj a través de Bluetooth para grabar un entrenamiento ya no podías conectar con ningún otro dispositivo o aplicación.

Esto es especialmente importante para los usuarios de Polar o Suunto (u otros relojes inteligentes como Apple Watch). Y por supuesto y más importante, a la hora de usarlo con aplicaciones.

Supongamos que quieres hacer algo de rodillo en Zwift. Con el OH1 sólo podrías enviar datos a través de Bluetooth a un único dispositivo. Ahora, al contar con el doble de canales, podrás grabar (o simplemente ver los datos) desde el reloj y desde la aplicación. O grabar un entrenamiento en cinta de correr con un reloj, a la vez que ves en la pantalla de la cinta tus pulsaciones.

Como ejemplo, aquí puedes ver cómo he emparejado en Zwift el Polar Verity Sense en la pantalla de sensores.

Polar Verity Sense - Doble conexión Bluetooth

A su vez, puedo grabar ese entrenamiento desde el Polar Vantage V2, que también está recibiendo datos de pulsaciones por parte del sensor.

Echa un vistazo a esto

CANAL DE TELEGRAM: Las mejores ofertas al minuto y aviso con las últimas noticias. ¡Suscríbete!

PERFIL INSTAGRAM: Sigue el día a día y otro tipo de pruebas de material


Perfil para natación

Si la doble conexión Bluetooth es lo que más vas a apreciar en el día a día, el perfil específico para natación probablemente sea lo que más llama la atención.

Polar incluye con el Verity Sense un soporte específico para las gafas de natación. Dicho soporte permite que te coloques el sensor en la zona de la sien, pudiendo grabar la frecuencia cardíaca de tus entrenamientos de natación.

Polar Verity Sense - Soporte clip natación

Eso es algo que ya ofrecía el Polar OH1 (aunque para el Verity Sense el soporte se ha rediseñado), la diferencia es que ahora el sensor es capaz de medir métricas de natación.

Sólo tendremos información de largos realizados, ritmo en cada uno de ellos y pulsaciones. Lógicamente no hay información de brazadas, pues no puede tener información sobre ellas. Y al no tener botones de control no podemos pausar un entrenamiento o marcar porciones específicas de ejercicios de técnica.

Por tanto su uso es muy sencillo. Llegas a la piscina, colocas el soporte en las gafas y enciendes el sensor, seleccionando el modo de natación. Hay dos cosas a tener en cuenta:

  • Mejor poner las gafas y el gorro por encima, si va primero el gorro puede ser que el sensor no vaya a la piel sino al gorro de natación
  • Dependiendo de cómo sean los elásticos de tus gafas puede funcionar mejor o peor. Con las Zoggs no tengo problemas, pero con las gafas de THEMAGIC5 el sensor no queda directamente en la frente. Aunque no tuve problemas de lectura, no me pareció la mejor alternativa

Polar Verity Sense - Soporte clip natación

Y sin más, te pones a nadar. Los acelerómetros del sensor identificarán cuándo haces el viraje, independientemente si haces voltereta o giro abierto.

Aquí tienes un ejemplo de la información que capta el sensor, segunda sesión de mi regreso a la piscina después de un año sin verla a causa de la pandemia.

Polar Verity Sense - Natación en piscina

En general el registro de casi todos los largos ha sido correcto. Sólo ha tenido dos errores, uno al inicio cuando todavía no había comenzado a nadar, y el segundo a mitad de entrenamiento. Realicé el viraje y al impulsarme me dio un tirón en el abductor (tercera sesión del día…), por lo que tras dos brazadas volví al borde.

Ese movimiento no lo interpretó correctamente y me adjudicó el haber sido capaz de recorrer 50m en 14 segundos. Sería interesante que Polar permitiera modificar los entrenamientos cuando hemos detectado estos errores, no sólo en largos mal medidos sino también esos momentos al principio y final de entrenamiento en los que llevamos el sensor, pero no estamos nadando. Los movimientos que hagamos pueden inducir a errores y eso al final puede cambiar bastante la media total del entrenamiento.

Podemos cambiar los datos de tiempo y distancia, pero esa modificación no altera las gráficas o los largos realizados, ni le frecuencia cardíaca media total.

Mi principal queja al respecto es que Polar sigue sin permitir utilizar sensores externos para la natación. Lo que me gustaría es que pudiésemos registrar un entrenamiento con un reloj de la marca y a su vez guardar los datos de frecuencia cardíaca en la memoria del sensor (tanto Verity Sense como el H10 disponen de memoria interna).

Una vez terminado el entrenamiento y antes de guardar la actividad, el reloj debería “preguntar” al sensor compatible si tiene datos referentes a ese entrenamiento, lo cual sería sencillo averiguar por el código de tiempo GMT. En caso de encontrarlo, combinar ambas actividades en un sólo archivo de actividad, teniendo los datos de natación grabados por el reloj y sumándose los de frecuencia cardíaca grabados por el sensor de forma independiente.

Polar probablemente dirá que eso ya es posible hoy en día porque tanto los Vantage como el Grit X capturan datos de frecuencia cardíaca con su sensor óptico integrado. Pero lo que no te dirán es que esa FC registrada es cualquier cosa menos precisa, pues la muñeca está lejos de ser el mejor lugar para medir el pulso al nadar.

Sigo manteniendo la esperanza de que Polar, algún día, lo añada. Aunque a medida que pasan los años la esperanza es cada vez menor.

Soporte y amplificación de señal

Polar ha ampliado notablemente el rango de uso de su sensor, hasta 150 metros de distancia con respecto al dispositivo que recibe los datos. No es algo que la mayoría de lectores habituales de esta página vayáis a tener muy en cuenta por el tipo de deporte practicado (de resistencia), pero aún así creo que merece la pena comentarlo aunque sea brevemente.

Este rango ampliado puede resultar útil en deportes de equipo, permitiendo recibir la señal del sensor de pulso desde un terminal situado en la banda. Así, un entrenador podría estar recibiendo datos de frecuencia cardíaca de todos los jugadores en tiempo real (y ver si hay alguno que se está escaqueando…). 

Polar vende sus sensores como parte de soluciones para equipos, por lo que el Verity Sense va a ser una parte importante de su oferta.

¿Cómo ha conseguido Polar ese rango de emisión extendido si el sensor es igual que el anterior? Modificando el soporte del sensor en la banda. En la parte interna de dicho soporte podemos encontrar una antena que amplifica la señal de transmisión el propio sensor.

Polar Verity Sense - Antena Bluetooth

Es decir, no ha cambiado el diseño de la antena interna o su tamaño, sino que es la correa la que permite ampliar la señal.

Como es natural esto también había que probarlo. Tampoco le he dado demasiadas vueltas porque como digo, no creo que la mayoría de vosotros le deis demasiada importancia a este aspecto, pero siempre habrá casos particulares.

Dentro de las diferentes opciones que pensé para hacer la prueba (ninguna de ellas técnicas en absoluto, de hecho bastante chapuceras), al final opté por irme a una carretera desierta y ponerme a andar en línea recta, marcando un código de tiempo a medida que me alejaba del punto de salida.

Llevaba el Polar Verity Sense en el brazo, y la grabación la realizaba con un iPhone 11 Pro y la aplicación de Polar Flow. Este es el resultado, donde se ve claramente el punto en el que ha dejado de recibir señal del sensor (y dónde ha vuelto a recuperarla).

Polar Verity Sense - Comprobación distancia

Según las anotaciones que iba haciendo, la señal se perdió a unos 40 metros de distancia del reloj. Bastante por debajo de los 150 metros anunciados por Polar.

En cuanto a la vuelta, con el sensor orientado hacia el teléfono, la señal la recuperó a mayor distancia. No tengo el dato exacto pero calculo que serían unos 120 metros, lejos de los 150m teóricos pero bastante distancia considerando que estamos hablando de Bluetooth.

Como referencia, unos auriculares Bluetooth comienzan a perder conexión a 15 metros de distancia De la fuente de reproducción, y a partir de 20 metros ya no hay nada que hacer. 

¿Quieres ver los puntos de tiempo en un mapa? Pues también lo tengo. Éste es el punto en el que pierde la señal cuando me estoy separando del teléfono. Como escala, decir que me alejé un total de 160 metros.

Polar Verity Sense - Comprobación distancia

Y éste otro el punto donde volvió a recuperar señal en el camino de vuelta al punto original (como digo, con el sensor en dirección al teléfono).

Polar Verity Sense - Comprobación distancia

No hay que olvidar que la prueba realizada es muy rudimentaria y para nada técnica, pero sirve para hacernos una idea de la capacidad que tiene el sensor con su antena. Como digo en mi prueba no alcanza los 150 metros máximos teóricos anunciados por Polar, pero sinceramente los 120 metros ya me parecen una distancia sorprendente para lo que es habitual en Bluetooth.

Rendimiento del sensor de pulso óptico

Vamos con la parte importante de un sensor de pulso, que es simplemente ver cómo es el rendimiento del propio sensor. Para la prueba simplemente he llevado el Polar Verity Sense junto a otros dispositivos durante mis últimos entrenamientos, incluyendo en todos ellos periodos más suaves junto a intervalos puros tanto de carrera como de ciclismo.

En todos ellos he querido compararlo con el Polar OH1+ por varios motivos:

  • Es el modelo al que sustituye (aunque el anterior sigue estando a la venta)
  • Polar dice que la autonomía adicional proviene de mejoras en el funcionamiento del sensor y sus algoritmos, y no de una batería de mayor tamaño. Eso puede significar una bajada de rendimiento porque el procesador pasa a ser ahora menos potente

Así que, aún esperando encontrar buenos resultados (al menos tan buenos como los del OH1), lo que quiero comprobar es si hay problemas que puedan venir de una reducción en la potencia del procesador.

Empezaré por este entrenamiento en el que hago dos intervalos largos de 5.000m, en los que antes de lanzarme al objetivo principal he realizado un calentamiento suave y en progresión.

Comparativa Polar Verity Sense

En general vemos que el rendimiento es francamente bueno, pero aún así he señalado cuatro zonas que quiero comentar de forma individualizada.

Si sabes cómo funciona un sensor óptico (aquí te explico el funcionamiento de los sensores ópticos) recordarás que mientras que el sensor en el pecho mide, el óptico estima a partir de un algoritmo. Por tanto es frecuente encontrar ligeros retrasos en las subidas y bajadas de pulso, como las que suceden cuando estamos haciendo intervalos.

El primer círculo que he marcado señala un pico en el entrenamiento, a continuación lo puedes ver ampliado.

 

Comparativa Polar Verity Sense

La subida y bajada de pulsaciones registradas por el sensor de pecho y la que ha registrado el Polar Verity Sense es prácticamente instantánea. El Polar OH1 ha tenido algo de retraso.

Cuando comienzo el primero de los dos cinco mil se vuelve a repetir la misma situación. El Polar Verity Sense y el Garmin HRM-Tri van prácticamente a la par en la subida y en la bajada, pero el OH1 vuelve a tener un ligero retraso.

Comparativa Polar Verity Sense

Incluso se da la situación que al terminar ese primer cinco mil es el Polar Verity Sense el más preciso de los tres. Además de la bajada de pulsaciones más lenta del OH1 se suma que el HRM-Tri se pierde ligeramente en ese punto, con un pico extraño que no se corresponde con la realidad del entrenamiento.

Comparativa Polar Verity Sense

Lo cual no quiere decir que el Verity Sense haya sido absolutamente perfecto, de hecho en el descanso del segundo cinco mil tiene un pico erróneo, pero es cuestión de segundos. 

Comparativa Polar Verity Sense

En ese punto el OH1 vuelve a confirmar que, en comparación con el Verity Sense, es de reacciones más lentas.

Cambio de tercio con unos intervalos más cortos. A continuación un entrenamiento de 8×1000 (en el que el último no lo hice por demasiada fatiga en gemelos), precedido de un calentamiento e intervalos breves para ir metiendo al cuerpo la sensación de ir rápido.

Durante el calentamiento podemos ver un fallo habitual en los sensores de pecho, especialmente en invierno. Al no haber empezado a sudar y con el ambiente frío y seco la conductividad no es todo lo buena que debiera, lo cual produce lecturas erróneas. Es lo que puedes ver en esa primera flecha.

Comparativa Polar Verity Sense

Vamos con los primeros intervalos cortos. Son bloques de 20 segundos, salvo el primero que me hizo cortocircuito el cerebro y no tenía muy claro lo que estaba haciendo… (cosas de hacer entrenamientos de series a las 6 de la mañana).

Si tomamos la gráfica del sensor en el pecho como válida (en estos casos no suele fallar) podemos ver cómo estos intervalos tan breves hace que se le atraganten a los sensores de pulso ópticos. Incluso en este caso el Verity Sense responde con algo más de retraso que el OH1.

Comparativa Polar Verity Sense

No obstante en esos intervalos tan breves no es que la frecuencia cardíaca sea un dato importante.

Las series de 1.000 son todas muy similares: durante el intervalo la medición es perfecta por parte de los tres sensores, pero la subida y la bajada muestra las limitaciones de los sensores de pulso ópticos.

Comparativa Polar Verity Sense

Ese es un ejemplo de la bajada de intensidad al terminar uno de ellos. 

Estos son sólo un par de ejemplos de entrenamientos de carrera que he estado haciendo últimamente. Más allá del ligero retraso en las subidas y bajadas de FC (algo que no me preocupa, es como funciona la tecnología), el rendimiento es al menos igual de bueno que el del OH1, o mejor en algunos casos.

Pero vamos a la bici, que es donde vamos a encontrar gráficas más impresionantes. Si eres asiduo de la página y ya llevas unos cuantos análisis encima, sabrás que los sensores ópticos no se llevan demasiado bien con el ciclismo. Al menos los integrados en los relojes.

El motivo es simple y llanamente por su ubicación en el cuerpo, que no es lo más idóneo a la hora de montar en bicicleta. El Polar Verity Sense nos permite llevarlo en el brazo o el antebrazo, una zona que soporta muchas menos vibraciones y que además ofrece mejor rendimiento para la estimación de datos (hay más “carne” y menos hueso).

Gracias a eso podemos disfrutar de la precisión de un pulsómetro de pecho, pero llevándolo de forma más cómoda en el brazo. Es tal el funcionamiento del propio sensor que no me voy a molestar siquiera en ampliar la gráfica de ninguno de los entrenamientos que he realizado.

Por ejemplo estos cinco intervalos de 8 minutos en subida a umbral Z4. En este caso el sensor que llevo en el pecho es el Polar H10.

Comparativa Polar Verity Sense

Claramente se puede diferenciar lo que es el calentamiento inicial, dónde he realizado intervalos (y sus descansos) y cuándo he pasado al enfriamiento.

Y más allá de eso, son tres gráficas perfectamente alineadas, sin ningún pico o lectura extraña y con total precisión por parte de los tres miembros de la comparativa.

Ese entrenamiento está hecho con bicicleta de carretera. Podríamos pensar que, al tener buen asfalto, no hay problemas con las vibraciones pero que se puede complicar en montaña.

Pues a continuación tienes otro ejemplo, esta vez haciendo gravel. Mezcla de asfalto, caminos y senderos e incluso alguna zona con piedras bastante grandes.

Comparativa Polar Verity SenseAl igual que en el ejemplo anterior el rendimiento es perfecto. Son tres gráficas perfectamente alineadas entre sí en las que no se puede apreciar ningún punto extraño.

Por último tenemos la natación, un deporte para el que no hay demasiadas opciones a la hora de registrar frecuencia cardíaca. En esta ocasión lo he comparado con el sensor específico de natación de Garmin, el HRM-Swim.

Polar Verity Sense - Natación

He señalado varios puntos a comentar. El primero, en el círculo, es la zona que me “molesta” desde un punto de vista de la cohesión. Es lo que he comentado anteriormente, desde que pongo en marcha el sensor para comenzar a nadar hasta que empiezo a nadar pasa un buen rato (casi 2 minutos). Me gustaría que Polar permitiese editar la actividad para recortar las partes que no nos interesen por no ser relevantes para el entrenamiento.

En cuanto a las flechas en la gráfica, ocurre lo mismo que en entrenamientos de carrera. El sensor tiene un ligero retraso en las subidas y bajadas de pulsaciones, algo perfectamente normal teniendo en cuenta cómo funciona la tecnología. Pero dejando eso a un lado puedes comprobar cómo la medición ha sido correcta durante todo el entrenamiento.

 

Creo que las gráficas hablan por sí mismas. Un rendimiento sobresaliente y que en muchos aspectos puede ser sustituto de un buen sensor de pulso pectoral como puede ser el Polar H10. La mejora en la autonomía no ha traído consigo una reducción en el rendimiento.

¿Quieres ayudar a la web? Compra aquí tu Polar Verity Sense

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación.

Y si no lo compras hoy, ¡acuérdate de pasar por aquí cuando vayas a hacerlo! A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional. Eso es lo que permite que pueda seguir ofreciéndote pruebas como esta en la página.

Encuentra la mejor oferta

Polar Verity Sense

No lo vas a comprar, ya lo tienes o Amazon no es una opción; ¿pero te gustan las pruebas que realizo y quieres mostrar tu apoyo a la página? Entonces considera suscribirte como miembro VIP. Por encima de todo estarás ayudando a soportar la página, pero además disfrutarás de beneficios exclusivos.

Si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Opinión Polar Verity Sense

Conociendo como conozco el Polar OH1 no esperaba que el Polar Verity Sense fuese muy diferente. Igual que el modelo anterior, pero mejorado en los puntos que necesitaba actualizarse. 

Prácticamente el mismo precio (sólo hay 9€ de diferencia en precio oficial) tenemos un sensor con mayor autonomía y con doble conexión Bluetooth, algo que todos los que entrenáis en rodillo o interior estoy seguro que vais a apreciar.

Simplemente con eso ya estaría más que satisfecho. Es probable que los triatletas de la sala no vayáis a hacer uso del sensor de forma independiente en la piscina, pero es otra posibilidad que se nos abre. Esa es una de mis pocas críticas, que a pesar de disponer de memoria Polar todavía no haya desarrollado la solución para poder descargar desde un reloj los datos grabados por el sensor, y tener así el entrenamiento realizado con tu Polar junto con datos de frecuencia cardíaca.

Es algo que Suunto y Garmin ya hacen, cada uno con sus sensores específicos. Polar tiene todo el hardware que lo permite, sólo faltaría un firmware que lo acompañara. Aparte de eso, sólo me gustaría tener una forma de saber cuál es la batería restante.

En definitiva, un sensor de excelente rendimiento a precio competitivo para todo lo que ofrece.

Y llegados a este punto… ¡gracias por leer!

¿Quieres estar siempre informado?

Únete a la comunidad

Facebook

Twitter

Instagram

Strava

Suscribete

RSS

Publicaciones relacionadas

10 comentarios

  1. Tengo el.oh+ y va de cine pero el simple hecho de no poder saber la batería restante de forma precisa hace que no volviera a comprarlo. Con este, igual. Un desastre q no haya un indicador por ejemplo iluminando al encender de lls 6 puntos de luz q tiene que no se enciendan las 6 4 o 2 dependiendo de la carga.

      1. Aunque fuera con alguna actualización deberían hacerlo. en el wahoo o schosche es igual el tema este de saber que materia queda?

      2. En el mio (OH, emparejado a Garmin 920 y fénix 6), me salta un aviso de bateria baja en el reloj y a partir de ahi, he comprobado que hay mas o enos una hora de uso… me vale.

      3. Hola Edu, se me acaba de romper mi polar h7 y no me quería gastar mucho dinero en una banda de FC. Solo la quiero para correr, los días que hago series, ¿Crees que vale la pena comprar una de las caras o si solo es para utilizarla para series una más barata es igual de fiable? ¿Recomendaciones? ¡Un saludo!

          1. Al final he acabando comprándome el kalenji dual que he visto que no hablaban mal de él y en caso que no me vaya del todo bien probaré con el wahoo que no lo conocía. ¡Muchas gracias!

  2. Hola. Ante todo felicitaciones por la web, es un sitio excelente para obtener la mejor información sobre artículos deportivos.
    Respecto a este artículo, me gustaría que me indicara a qué se refiere cuando, en la sección de modo natación, habla de que el sensor detecta virajes de giro abierto. Yo interpreto que puedo llegar al extremo de la piscina, ponerme de pie, darme media vuelta y continuar nadando sin tener que”dar la voltereta” como usted dice. Aún así me gustaría que me lo aclarara, ya que es lo único que necesito saber para decidir adquirirlo a través de su web. Espero su respuesta, un saludo.

    1. Eso es, el giro abierto es llegar al final de la calle, tocar la pared y dar la vuelta sin voltereta.

      Realmente lo que hace el sensor es detectar el cambio en el patrón de movimiento y por tanto identificar qué has completado un largo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A través de este formulario se tratan los datos con la única finalidad de poder gestionar tus comentarios.

Estos datos quedarán registrados en el servidor, salvo si marcas la casilla de suscripción al boletín de novedades que se almacenarán en la lista de Mailchimp (que también cumple con todas las leyes). En cualquier momento podrás solicitar tanto la baja de cualquiera de los correos como la eliminación de todos tus datos.

Para más información puedes comprobar la política de privacidad para tener más información de dónde, cómo y por qué almaceno tus datos.

Y perdón por el tocho, pero estoy obligado a ponerlo.

Botón volver arriba