Inicio / Pruebas / Polar M430 | Prueba, análisis y opinión
Polar M430

Polar M430 | Prueba, análisis y opinión

A pesar de acabar de aterrizar en el mercado, el Polar M430 parece que lleva varios años entre nosotros. Parece una simple renovación del exitoso M400 que se convirtió en líder de ventas en 2004. Ciertamente tres años es una eternidad en el mundo de la tecnología de consumo.

La primera impresión que puedes tener es de un producto relanzado con ligeras mejoras, como si Polar tratara de renovar un producto al final de su vida comercial para tratar de estrujarlo un poco más.

Nada más lejos de la realidad. Sí, a simple vista todo sigue igual, pero en el interior casi todo es nuevo, presentándose en el mercado como un dispositivo totalmente sólido desde el principio, sin los inconvenientes siempre presentes en los modelos recién llegados al mercado. Por tanto estamos ante un reloj nuevo, pero a su vez maduro en su firmware al tratarse de la renovación de un producto ya existente..

Sin ningún género de dudas, la principal novedad del M430 es el sensor de pulso óptico. Polar es el único fabricante que dependiendo del producto, opta por montar un sensor diferente, ya que tienen varios en catálogo. Para el M430 la elección es su tope de gama, señal clara de que la apuesta de los finlandeses es seria.

Pero la lista de novedades no termina ahí. Vibración, nuevo chip GPS, nuevos modos de ahorro de batería, métricas de sueño mucho más elaboradas y otros pequeños cambios en los que entraré con todo detalle. El Polar M430 es, ante todo, un reloj pensado para los corredores, y es en ello en lo que me he centrado (aunque por supuesto toco otros deportes).

El reloj que aquí ves es una unidad de prueba facilitada por Polar. Como siempre ocurre, el reloj será devuelto a Polar, por lo que no hay ninguna contraprestación por su parte. Todas mis opiniones son siempre libres de cualquier presión, ya que no dependo de los fabricantes en ningún momento.

Sois vosotros los que permitís que esta página siga en funcionamiento con vuestras compras, así que si te gusta el trabajo que realizo y quieres seguir viendo este tipo de artículo, podrás ayudar comprando a través de los enlaces que facilito (ya sea el M430 o cualquier otro producto que te apetezca en Amazon, cualquier ayuda es bien recibida).

No me entretengo más. ¡Que comience el show!

Contenido de la caja

El Polar M430 se ofrece en tres colores diferentes (al menos, de momento). Los clásicos blanco y negro y como nueva incorporación, el color naranja.

Resulta curioso que Polar haya modificado el exterior de la caja, pero siga manteniendo la misma pegatina para la pantalla. Aunque eso sí, ahora se destacan algunas de sus funciones principales, como por ejemplo el contar con un sensor de pulso integrado en la muñeca.

Polar M430 - Unboxing

La parte trasera ofrece algo más de información, especificando claramente que es un reloj destinado a los corredores. Además puedes ver que es compatible con Strava y Training Peaks.

Polar M430 - Unboxing

Pero vamos al interior de la caja, que aunque el empaquetado sea bastante atractivo lo que nos interesa realmente es lo que nos encontramos dentro.

Y no es mucho, tres cosas para ser exactos. El reloj, un cable USB y unos cuantos papeles que sirven como guía de consulta rápida.

Polar M430 - Unboxing

A simple vista, el M430 es exactamente igual que el M400. Sólo el ojo más entrenado será capaz de identificar el nuevo modelo (si obviamos la inscripción del frontal).

Polar M430 - Unboxing

La nueva correa lo delata. Ahora es de un material más blando y está perforada. Ha reducido el peso para ofrecer un mejor rendimiento para el sensor de pulso óptico. Y la verdad, es mucho más cómoda.

Polar M430 - Unboxing

Si por delante no hay grandes diferencias, es en la parte trasera del reloj donde sí podemos determinar fácilmente que estamos ante un modelo diferente. En primer lugar por esa especie de objetivo fotográfico de color negro, rodeado de seis LEDs para poder ver a través de la piel. Pero también también destaca el nuevo conector.

Polar M430 - Unboxing

Así es, Polar ha cambiado el conector microUSB que tantos quebraderos de cabeza dio en las primeras versiones del M400 y lo ha sustituido por un conector propietario. Habitualmente te hubiese dicho que cambiar de un conector universal a uno específico es un mal movimiento.

Más cables, más complicaciones para cargar… pero en el caso de este Polar me parece perfecto. El conector que venía con la primera versión fue una fuente de problemas. Primero con tapa, después sin tapa, varios problemas de garantía… Esta nueva conexión soluciona todos esos incidentes de un plumazo, con un aspecto muy resistente y duradero.

Polar M430 - Unboxing

Polar M430 - Unboxing

¿Y qué hay de los botones? Pues todo continúa exactamente igual. Tres en el lado derecho con uno que predomina marcado en color rojo, que es el que usarás para iniciar actividades y moverte por los menús.Polar M430 - Unboxing

Y dos en el lado izquierdo, que nos permitirá salir de los menús o encender la iluminación, entre otras funciones.

Polar M430 - Unboxing

Como ves, hay muchos aspectos en los que el reloj no ha cambiado. Así que vamos con las cosas que sí lo han hecho.

Novedades del Polar M430

A simple vista no hay grandes cambios que podamos apreciar en el nuevo reloj de Polar. Pero como suele decirse, la felicidad está en las pequeñas cosas. Así que vamos con la lista de novedades del Polar M430.

  • Sensor de pulso óptico. Principal novedad y bastante obvia. Permitirá ofrecer datos de frecuencia cardíaca durante tu entrenamiento, no a lo largo del día (al menos de momento).
  • Posibilidad de realizar el test de fitness con el sensor de pulso óptico, sin necesitar el sensor de pecho. Es un cambio notable, pues entra en juego la variabilidad de pulso, algo que no suelen ofrecer los sensores ópticos. El resultado de este test es equiparable a tu VO2Max.
  • Notificaciones a través de vibración, sustituyendo a los avisos sonoros. Ahora en lugar de tener pitidos para avisarte de vueltas u otros eventos, tendrás una vibración. No estaría mal tener ambos, pero supongo que no lo podemos tener todo…
  • Se añade función cronómetro, no presente anteriormente.
  • Cambio en el conector, sustituyendo el microUSB utilizado en el pasado y que tantos problemas causó en los primeros M400 por uno propietario bastante más resistente.
  • Actualización de firmware a través de Bluetooth, sin necesidad de conexión al ordenador. Perfecto para los que sólo tengáis móvil y ya no uséis ordenador en casa. Y es que, realmente con este reloj no necesitas un ordenador para nada. O casi nada, sí te hará falta para crear un programa de entrenamiento.
  • Nuevas esferas de reloj para poder seleccionar en la pantalla de la hora.
  • Medición avanzada de calidad del sueño.
  • Diseño de la correa modificado, reduciendo el peso y permitiendo un mayor ajuste. Ambos aspectos pensando en el sensor óptico.
  • Batería de mayor tamaño, aunque teóricamente la autonomía queda igual que en el M400. Esa capacidad extra se utiliza para alimentar el nuevo sensor de pulso óptico.
  • Modos de ahorro de batería, permitiendo alcanzar hasta 30 horas de autonomía haciendo uso de GPS. Hay tres modos que ya detallaré más adelante.

Ya lo ves, hay bastantes más novedades de lo que podía parecer en un primer momento. Y antes de entrar en detalle en algunas de ellas, te refrescaré la memoria con todo lo que ofrece el Polar M430, que en su funcionamiento básico es igual que el M400 (puedes ver la prueba de éste para tener más detalles)

Funcionamiento general

No quiero detenerme mucho en este apartado, porque en su funcionamiento general no hay muchos cambios con respecto al Polar M400.

Polar M430 - Polar M400

Polar M430 - Polar M400

Aunque el enfoque principal del Polar M430 sea hacia la carrera y el running, nos permite añadir multitud de perfiles de deporte. Esto se gestiona a través de la web o de la aplicación en el móvil (recuerda, no es necesario en ningún momento que tengas un ordenador a mano). Puedes tener hasta 20 perfiles diferentes sincronizados en el reloj, que se comparten entre los diferentes dispositivos Polar que tengas en tu cuenta.

Y cada uno de estos perfiles podrás configurarlo de forma independiente, con los ajustes que creas necesarios en cada uno de ellos, incluyendo las pantallas de datos.

Polar M430 - Configuración de pantallas

Esas vistas de entrenamiento permiten seleccionar hasta 4 datos por cada una de ellas. El tamaño en pantalla varía dependiendo de cuántos valores hayas seleccionado.

Polar M430 - 3 datos Polar M430 - 4 datos

Mientras estamos entrenando podemos hacer uso de los bloqueos de zona, tanto para ritmo como para frecuencia cardíaca. Para ello primero debes definir cuáles son las zonas que quieres disponer para ambos casos (o aceptar las que sugiere) y activar su uso, todo ello en la configuración del perfil de deporte en la web o en la aplicación.

Polar M430 - Zonas FC y ritmo

¿Para qué sirve esto? Para que puedas “bloquear” una zona durante tu entrenamiento. Por ejemplo, imagina que quieres hacer series de 1km sufriendo en la zona 5 de FC. Simplemente deberás definir tus zonas y cuando estás corriendo y llega el momento de empezar el trabajo de intervalos, debes mantener presionado el botón rojo para bloquear la zona en la que estás trabajando en ese momento. Y lo mismo para el ritmo.

Polar M430 - Bloqueo de zona

Una vez que la zona esté bloqueada el reloj te avisará mediante vibraciones cuando te encuentres fuera de esa zona, tanto por encima como por debajo.

El “problema” es que el bloqueo deberás hacerlo cuando ya estés en esa zona. Es decir, si tomamos en cuenta los valores de la selección de zona anterior, si quieres hacer trabajo en la zona 4 de ritmo, deberás bloquear la zona cuando estés a un ritmo inferior de 4:00 min/km, no antes.

A partir de ese momento el objetivo será mantenerte en esa zona. Si empiezas a correr más lento de esos 4:00min/km el reloj vibrará para avisarte. Y si bajas de 3:09 (de nuevo, las zonas por defecto que puedes ver más arriba, puedes configurarlo totalmente a tu gusto), también.

Es una forma diferente de plantear un entrenamiento de series, pero lo cierto es que es bastante práctico. Sobre todo porque no es necesario que tengas un entrenamiento preparado y cargado previamente en el reloj, pero aún así tener un guía para saber si estás cumpliendo con el entrenamiento sin tener que estar mirando constantemente el reloj.

Pero no es la única forma de entrenar. Puedes crear un entrenamiento guiado en la aplicación o en la web. Por ejemplo una sesión de fartlek.

Polar M430 - Entrenamiento fartlek

10 minutos de calentamiento, series de 400 metros en zonas 4 o 5, y reposo de 200 metros en zona 2. Esto es un entrenamiento que yo he creado en cuestión de dos minutos. Una vez sincronizado, aparecerá en la opción de favoritos.

Polar M430 - Favoritos

Polar M430 - Favoritos

A medida que vayas pasando por las diferentes fases del entrenamiento, en la pantalla del reloj te irá indicando qué es lo que tienes que hacer en cada una de las fases.

Pero no es la única forma de entrenar. Polar también ofrece diferentes programas de entrenamiento para 5K, 10K, media maratón y maratón, que se crearán de una forma u otra dependiendo de las opciones que marques a la hora de configurarlo.

Programas de entrenamiento Polar

Pero nadie mejor que Polar para explicarlo.

Programas de entrenamiento Polar

No sustituye a un entrenador que te realice un programa a medida para tus objetivos, pero al menos es mejor que entrenar a ciegas. Es una opción bastante interesante en relojes de esta gama de precios, ya que no todos lo ofrecen. Pero sí se encuentra en los M400/M430, y no es simplemente una opción que te permita acceder a un entrenamiento, sino que podrás descargarlo en el reloj y accediendo a la agenda realizar cada sesión de forma guiada.

Vayamos con otras cosas. Entre los datos que puedes seleccionar para las pantallas se encuentra la cadencia. Inicialmente el Polar M400 no ofrecía esta opción, salvo que emparejaras un podómetro, pero más tarde se añadió la posibilidad a través de una actualización de su firmware. El M430 llega ya con la detección de cadencia en la muñeca, a lo que se añade además la posibilidad de obtener ritmo y distancia para actividades de interior (por ejemplo, correr en cinta), algo que nunca se hizo presente en el M400.

Tras terminar el entrenamiento se presentará la pantalla de resumen, y hay que decir que es bastante completa. En primer lugar mostrará si has conseguido algún record personal. Al menos, grabado por el reloj. Así que al principio todo serán records.

Polar M430 - Records

Entre esos detalles se encuentra lo que Polar denomina “Training Benefit”. Esta función aporta indicaciones de cómo ha sido tu entrenamiento, dando información de qué efecto produce en tu cuerpo la sesión de entrenamiento que has realizado.

Polar M430 - Training Benefit

Polar M430 - Training Benefit

Se basa en las zonas de frecuencia cardíaca que has estado usando y cuánto tiempo has pasado en ellas, que también aparece al finalizar la actividad.

Polar M430 - Zonas FC

Y por supuesto el resto de detalles: calorías, distancia, tiempo de cada vuelta, etc. Y si es una sesión variada y con intensidad, también te aparecerá el “running index”. O, dicho de otra manera, la estimación de tu VO2Max, aunque personalmente he encontrado que varía mucho en muy poco tiempo.

Polar M430 - Running Index

Por supuesto el análisis lo podrás hacer igual en la aplicación o en la web, donde podrás ver todos estos datos del resumen y más.

Polar M430 - Flow

Y si prefieres utilizar otras plataformas para llevar tu entrenamiento, Polar ofrece la posibilidad de exportar el archivo de actividad en un formato estándar como es TCX.

Polar M430 - Exportar sesión

Aunque no hay que olvidar que hay exportación automática a las principales plataformas como Strava, Training Peaks o MyFitnessPal.

Polar Flow - Exportación automática

A la hora de competir en alguna distancia Polar ha mantenido la calculadora de tiempo final, una función que también estrenó el M400. El funcionamiento es sencillo, simplemente introduces la distancia de la carrera que vas a correr (5K, 10K, media y maratón preconfigurado o cualquier otra distancia que introduzcas) y podrás ver una nueva pantalla con la estimación del tiempo final en meta, el ritmo medio total y la distancia restante.

Polar M430 - Calculadora tiempo final

Es otra forma de darle la vuelta a la función de virtual partner y permite ver de forma muy sencilla si vas a conseguir superar tu mejor marca para la distancia al ritmo al que estás corriendo.

Sí es nuevo en este modelo los cronómetros, algo que no estaba presente en el M430.

Polar M430 - Cronómetro

Por último, recordar que el M430 tiene seguimiento de actividad. Al realizar la configuración inicial te solicitará información de cómo es tu día a día (para valorar si pasas mucho tiempo sentado o tienes un hábito de vida con mayor movimiento, debido a tu trabajo).

En el propio reloj podrás ver en diferentes pantallas como te encuentras con respecto al objetivo que el propio reloj te marca. Por ejemplo en alguna de las nuevas pantallas de reloj.

Polar M430 - Esfera

Pero también en el menú de “Mi día”

Polar M430 - Mi día

No hay mucha información que puedas consultar en esta opción, más allá de las calorías consumidas (que incluyen las calorías basales) o los pasos recorridos.

Polar M430 - Actividad diaria

Es en Polar Flow donde podrás ver la información de actividad diaria con mayor detalle.

Polar Flow - Actividad diaria

Aunque en este caso sí es cierto que en la web tienes la información de forma más detallada que en la aplicación móvil.

Polar Flow - Actividad diaria

También dispone de medición del sueño de forma más detallada, una de las novedades de este M430 con respecto al M400. Así que vamos a ver con mayor detalle en qué consiste esta nueva función.

Medición del sueño

La medición del sueño es otra de las novedades del Polar M430 (también presente en el A370). No por ser algo nuevo, ya que el M400 ya realizaba el seguimiento de la calidad del sueño, sino porque ahora ofrece bastante más detalle de lo que estaba disponible en anteriores dispositivos de Polar.

Antes tan sólo disponías del  tiempo total de sueño, mientras que ahora tendrás mucho más detalle de cómo ha sido la noche, tanto en tiempo que has dormido como en la calidad el mismo. Esta información estará disponible tanto en la web como en la aplicación móvil.

Polar M430 - Análisis del sueño

En la primera imagen puedes apreciar cómo ha identificado todos los detalles, y además de forma bastante precisa. Por ejemplo ha identificado correctamente que, aunque estaba en la cama viendo una película, realmente no me dormí hasta más tarde. Alrededor de la 1:28 cuadra bastante con la realidad.

De la misma manera, me desperté por primera vez sobre las 8 de la mañana, pero intenté alargar un poco más el sueño. Se puede ver cómo alrededor de esa hora hay bastante más movimiento.

La siguiente pantalla indica gráficamente cómo ha sido la noche. El círculo se completaría si alcanzase las 8 horas de sueño recomendadas. Y también valora cuánto sueño ha sido real y si ha habido continuidad o demasiada inquietud.

La aplicación nos preguntará cómo hemos dormido para añadirlo a la pantalla del feedback del sueño.

Polar M430 - Análisis del sueño

Por supuesto, puedes ver los datos de forma semanal para observar las tendencias.

Polar M430 - Análisis de sueño

En general a todos los deportistas se nos olvida que el descanso es igual o más importante que los entrenamientos. Descansar correctamente es crucial para poder rendir mejor en los entrenamientos, para poder recuperarnos de los esfuerzos y para estar a tono de forma constante.

El nuevo seguimiento del sueño del Polar M430 es bastante bueno. No sólo a la hora de registrar correctamente los tiempos de irse a dormir o despertarse, sino en presentarlo de una forma fácil de comprender. Lógicamente no puedo garantizar que cuando dice que he tenido un sueño inquieto así sea, no estaba “presente” para atestiguarlo. Pero lo importante es que la información aportada sea fácil de digerir por el usuario medio, y creo que Polar lo ha hecho mostrando la información de manera muy clara.

Sensor de pulso óptico en Polar M430

Sin lugar a dudas, la principal novedad del Polar M430 está en su sensor de pulso óptico.

Polar M430 - Sensor

Eso sí, a diferencia de otros modelos de la competencia (o de la propia pulsera Polar A370), el sensor de pulso sólo funcionará cuando estamos usando el reloj en algún entrenamiento, haciendo uso de algún perfil de deporte.

Fuera del modo de deporte sólo hará seguimiento de actividad, pero no incluirá datos de frecuencia cardíaca. Está claro que es una diferencia importante con respecto a lo que otros productos de la competencia ofrecen (y que se está convirtiendo en una característica básica), pero Polar indica que se incluirá en un futuro próximo a través de una actualización de firmware.

Sí hay posibilidad de mostrar tu frecuencia cardíaca en cualquier momento a través del menú “Mi FC”, pero por el momento los datos que obtengas en él son sólo para tus ojos, pues no se sincronizarán con Polar Flow ni quedan registrados en el reloj.

Polar M430 - Mi FC

Pero no hay que olvidar que al final lo más importante del sensor óptico es ver cómo se comporta mientras estamos realizando una actividad. Han sido unos cuantos los entrenamientos en los que he estado probando el Polar M430, siempre junto con otros dispositivos, así que aquí están los resultados.

Empezaré con un entrenamiento fácil, carrera a ritmo constante. Es donde mejor rendimiento conseguirás de un sensor de pulso óptico, así que si en esta sencilla prueba algo falla… mal asunto.

Puedes pinchar en los enlaces de cada uno de los entrenamientos para acceder a la comparación y sacar conclusiones por ti mismo. De la misma manera, también puedes aumentar el tamaño de las imágenes pinchando sobre ellas.

Vamos con una visión general del entrenamiento, comparando los datos con el sensor Garmin Elevate del Garmin Forerunner 935 y el sensor de pecho HRM-Tri de Garmin.

 

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

Como ves, el resultado es muy bueno durante todo el entrenamiento, con tres gráficas perfectamente superpuestas. Hay algún punto donde hay una pequeña diferencia, como aquí alrededor del minuto 20.

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

O más adelante en el minuto 25.Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

El resultado es el que cabía esperar, tres sensores que han medido perfectamente. Como digo, es la prueba más sencilla.

Donde es más fácil encontrar discrepancias es a la hora de realizar entrenamientos de series y con variación de intensidad. Junto al ciclismo es el talón de Aquiles de los sensores ópticos.

 

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

Como ves, a simple vista el resultado ha sido bastante bueno por parte de los tres sensores (los mismos usados en la prueba anterior). Pero vamos a ver cada uno de los intervalos por separado.

En el primer intervalo podemos ver que el inicio de ambos sensores ópticos es algo más lento, tardando un poco más en alcanzar el registro del sensor en el pecho. Pero una vez que coinciden en la gráfica, permanecen totalmente estables hasta el final, donde también podemos apreciar un pequeño retraso con respecto al sensor en el pecho.

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

En el segundo intervalo puedes ver cómo la situación se repite exactamente de la misma manera.

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

Y en el tercero…

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

Y también en el cuarto.

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

No es una medición perfecta durante el 100% del entrenamiento, pero salvando esos momentos puntuales donde hay un ligero retraso (comportamiento que también ocurre con el sensor óptico de Garmin), el resultado es francamente positivo.

Esas son unas series “fáciles”. Entrecomillo porque en realidad los cambios de intensidad no son fáciles para los sensores ópticos, pero hay entrenamientos y “entrenamientos”.

Vamos con una de las pruebas más difíciles que se le puede poner a un sensor óptico. Incluso el sensor en el pecho tiene registros que no son correctos. Básicamente, para que comprendas los ejercicios, esto es lo que hice en este entrenamiento:

  • Calentamiento a trote suave.
  • 4x series de 250m precedido de 20 flexiones en el suelo (por tanto, muñeca flexada), con 2 minutos de descanso parado. Es decir, subida y bajada muy rápida de frecuencia cardíaca y sin mantenerla.
  • Reposo a trote suave.
  • 3x series de 200m precedido de 40 ejercicios de gemelo, con descanso parado de 1:30. Mismas condiciones anteriores.
  • 3x series de 100m con descanso de 30 segundos.

Aquí cambian un poco los actores, sustituyendo el Garmin por un Suunto Spartan Sport Wrist HR.

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

Bien, el inicio es perfecto en el Polar M430 (el Suunto con sensor en la muñeca se ha perdido totalmente). Como ya hemos visto con anterioridad, el Polar tiene un ligero retraso cuando llegan los cambios de intensidad. En los cuatro primeros intervalos, obviando el retraso, tiene un resultado bastante bueno. De nuevo mejorando bastante al Suunto.

Después del reposo al trote, resultados bastante más regulares. Los dos primeros intervalos de 200m todavía está recuperando el aliento (yo también) y llega tarde y corto en todas las mediciones. El tercero ya mejora, aunque vuelve a comportarse de forma bastante irregular en las series de 100m. Pero mucho mejor resultado que, por ejemplo, el Suunto Spartan Sport Wrist HR, que ha sufrido bastante durante esta sesión.

La valoración final que puedo hacerte del sensor óptico del Polar M430 es bastante positiva. No es perfecto, porque no hay ningún sensor que lo sea (incluso los de pecho tienen problemas de vez en cuando), pero en carrera ofrece buenos resultados, e incluso permite ciertos abusos en las series y en los cambios de ritmo muy rápidos.

Y aunque sea un reloj orientado principalmente para correr, no hay que olvidar que Polar permite configurar multitud de perfiles de deporte diferentes. Hay otro tipo de deporte que suele ser bastante complicado para los sensores en la muñeca, y es el ciclismo.

De nuevo comienzo con algo fácil. Un entrenamiento de rodillo en interior. No hay vibraciones, la luz es mucho menos intensa y apenas cambiamos las manos de posición. Sé que muchos hacéis clases de spinning en el gimnasio, así que este tipo de condiciones se ajusta bastante a clases de este tipo (aunque no he realizado tantos cambios de intensidad).

 

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

E igual que ocurre con los entrenamientos de carrera a ritmo constante, tenemos tres bonitas curvas perfectamente sincronizadas, comparando el sensor del Polar con el Garmin Elevate del 935 y el sensor en el pecho Garmin HRM-Tri emparejado a un Edge 520.

Así que vamos al exterior a entrenar. Aquí hay más condiciones a tener en cuenta. Hay mucha más variabilidad en la intensidad del ejercicio, un sol de justicia (por lo que la zona del sensor puede recibir luz solar al mover las muñecas) y las vibraciones de la carretera. Para la ocasión llevo un total de tres sensores ópticos: Polar M430, Spartan Sport Wrist HR y Scosche RHYTHM+.

Hacer el entrenamiento en bicicleta de contrarreloj ayuda bastante, ya que al pedalear acoplado la mayor parte del recorrido no hay tanto movimiento de las muñecas y las vibraciones recaen principalmente en el codo y llegan bastante amortiguadas a la muñeca.

El resultado es destacable en los tres sensores ópticos. Francamente bueno durante la hora de pedaleo.

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

Hay puntos donde las curvas no coinciden, pero no hay mucha diferencia.

Polar M430 - Comparativa sensor de pulso óptico

Vuelvo a decir que no espero la perfección, porque no la va a haber, pero el resultado del Polar aquí también es francamente bueno.

Otra posibilidad a destacar es que el sensor de pulso óptico del M430 puede activarse durante entrenamientos de natación en piscina o aguas abiertas. Aunque en ninguno de estos dos perfiles de deporte obtendrás ritmo, distancia u otras métricas.

Pero sí podrás registrar el tiempo de duración de esa actividad junto a la frecuencia cardíaca. Y con un resultado bastante bueno, como puedes apreciar en este entrenamiento en aguas abiertas en el que llevaba un sensor HRM-Swim de Garmin.

Polar M430 - FC en natación

Recepción GPS

Seguimos con las novedades. Puede que en el exterior el M430 sea prácticamente idéntico al M400, pero por dentro casi todo es distinto. Polar ha cambiado de proveedor de chip GPS, pasando del U-Blox diseñado en Suiza al SiRFstar IV de origen americano. Eso quiere decir que no estaban satisfechos con el rendimiento que ofrecía el M400.

No quiere decir que el anterior chip tuviera ningún problema. Bien es cierto que el M400 tampoco era el mejor recibiendo señal de GPS, pero el cambio de chipset no tiene que ser necesariamente por este motivo. Puede haber muchas más cosas en juego, como rendimiento de batería o sencillamente mayor conocimiento por parte de los desarrolladores (es el mismo chip que utilizan en el V800 y al que sacan muy buen rendimiento).

Pero el chip es sólo una parte más de la ecuación. Probablemente la menos importante, ya que aquí lo que cuenta es la antena y, sobre todo, la capacidad del firmware para procesar todos los datos. Esto es lo que separa un GPS mediocre de un GPS con un buen rendimiento. Por tanto lo mejor es entrar a analizar los diferentes entrenamientos que he realizado usando el M430 acompañado de otros dispositivos.

Al igual que cuando he hablado de los datos del sensor óptico, puedes pinchar tanto en los enlaces como en las imágenes para ver mayor detalle.

En este tipo de pruebas lo que busco es comportamiento en giros, paso por zonas complicadas o sencillamente, sitios donde ha habido comportamientos extraños. Porque analizar largas rectas tampoco tiene mayor interés.

Vamos con esta primera carrera, subiendo y bajando de la zona de la playa.

Polar M430 - Análisis GPS

A vista de pájaro no suele haber muchos problemas, desde lejos todo parece perfectamente alineado. En este caso te tienes que fijar en la línea de color morado, que es la que corresponde al Polar. En rojo el Garmin 935 y en azul el Garmin FR230.

Aquí se puede ver los efectos que produce correr junto a una pared. Ninguno de los tres dispositivos se ubica correctamente, pero ninguno de los tres tiene saltos extraños. Aquí es donde entra en juego el procesamiento de la señal de la que te hablaba antes, pues es lo más importante.

Polar M430 - Análisis GPS

En este tipo de zonas donde hay complicaciones es perfectamente normal que no marque el camino exacto y se desplace unos metros de la zona real. Pero sigue siendo una línea más o menos recta y una correlación bastante buena con la línea seguida en realidad. El problema lo tendríamos si hubiese saltos constantes a uno y otro lado de la carretera, lo que provocaría añadir multitud de metros al final del entrenamiento y, sobre todo, una lectura de ritmo bastante irregular.

Aquí tienes la misma imagen en vista de mapa. Puedes apreciar como en la parte inferior de la imagen las tres líneas estaban perfectamente alineadas, pero en cuanto llega la zona de muro los problemas aparecen.

Polar M430 - Análisis GPS

Y en cuanto llega la zona abierta los tres vuelven a alinearse perfectamente

Polar M430 - Análisis GPS

Giro y bajada hacia el mar, siendo el Polar el que mejor representa la curva.

Polar M430 - Análisis GPS

Algo que podemos ver repetido.

Polar M430 - Análisis GPS Polar M430 - Análisis GPS

Sin embargo, en la salida de este puente bajo la autovía es el Polar el que más tarde reacciona.

Polar M430 - Análisis GPS

Aquí el M430 se ha comportado bastante bien, al menos en lo que a registro de posicionamiento 2D se refiere. Registrar datos de altitud sin un altímetro barométrico es otro cantar.

Polar M430 - Análisis GPS

Vamos a otro entrenamiento, uno que hemos visto anteriormente con cambios de intensidad. Aquí la línea del Polar es la de color rojo.

Polar M430 - Análisis GPS

En este punto es el M430 el que mejor comportamiento tiene. No sólo porque es el que representa las curvas de forma más limpia (y fidedigna a la realidad), sino especialmente porque es el único que retoma el mismo camino de forma exacta a la ida y a la vuelta de forma perfecta, bajo la línea de árboles.

Polar M430 - Análisis GPS

Pero no todo es siempre perfecto. Como todo reloj GPS, el M430 también es capaz de perderse en algunos tramos del camino.

Polar M430 - Análisis GPS

En bicicleta todo suele ser mucho más bonito por parte de todos los dispositivos. No hay movimiento de brazos y están colocados casi siempre en la misma posición, y al menos en carretera no suele haber problemas con árboles o edificios.

Polar M430 - Análisis GPS

Siempre habrá lugares que estén ligeramente desplazados de la zona de paso real, pero recuerda que no estamos hablando de aparatos de medición de precisión, sino de un reloj GPS de poco más de 200€.

https://analyze.dcrainmaker.com/#/public/e8c8ee92-7df7-4a39-5dc9-cf7bb958241e

En resumen, buen resultado general el que aporta el M430. No, no es perfecto, pero no hay ningún reloj GPS que lo sea. Bastante en línea con otros dispositivos similares y creo que mejorando el resultado del Polar M400 al que sustituye.

Duración de batería Polar M430

Vamos con otra novedad añadida en el nuevo M430. Polar ha incluido dos nuevos modos de batería, capaces de ofrecer hasta 30 horas de autonomía con uso de GPS.

Lejos de ser una novedad en los relojes con GPS, sí es una novedad entre los modelos de su rango de precios. Es cierto que ya lo habíamos visto en modelos de Suunto o Garmin, pero sólo en gama alta. Polar por tanto lo integra en un modelo de la gama media o económica y superando en unas cuantas horas la propuesta similar del TomTom Adventurer.

Hasta ahora Polar permitía, para cada perfil de deporte, configurar el GPS de forma independiente. Pero las opciones eran GPS activado o GPS desactivado.

Polar M400 - Configuración de GPS

Es decir, o sí o no. Pero en el M430 hay más posibilidades.

Polar M430 - Configuración de GPS

Son dos modos los que se añaden, el de precisión media y otro de ahorro de energía. Al elegir entre estas opciones estarás cambiando el tiempo que pasa entre cada registro de posición de GPS. Esto no afecta en absoluto al uso del sensor óptico, que grabará datos cada segundo. Esta es la diferencia entre cada uno de los modos:

  • Precisión alta: Graba posición de GPS cada segundo. El modo habitual en la mayoría de los relojes. Polar indica que en este modo la autonomía es de ocho horas.
  • Precisión media: Grabación de GPS cada 30 segundos.
  • Ahorro de energía, sesión larga: Por último, el modo de ahorro de energía tomará datos de GPS cada 60 segundos, alargando la duración de batería hasta 30 horas. Y recuerdo, el sensor de pulso óptico no se ve afectado por estos modos, registrando pulsaciones en todo momento.

Además de elegir el modo de GPS para cada perfil de ejercicio en su configuración, desde la web o la app, también puedes hacerlo directamente desde el reloj. Así que si por el motivo que sea deseas cambiar esto en cualquier momento, podrás hacerlo en los ajustes avanzados de cada perfil de deporte.

Polar M430 - Ajuste precisión GPS

A este menú accedemos manteniendo presionado el botón superior izquierdo (el que enciende la iluminación en pantalla) en la pantalla de búsqueda de GPS.

El modo que querrás usar para tus entrenamientos habituales será el de precisión alta. A menos que hagas habitualmente entrenamientos de más de 8 horas…

Entonces, ¿cuándo usar estos modos de ahorro de energía? Pues para carreras donde vayas a estar varias horas, por ejemplo, en la montaña (maratones de montaña) o competiciones de ultra trail.

Lógicamente la precisión de localización y la calidad de los tracks se verá afectada, ya que en lugar de obtener 60 puntos por minuto, ahora tendrás 2 o 1 punto por minuto. Pero la otra opción es que a mitad de carrera no tengas ningún punto, lo cual es peor…

Todo esto es en papeles, así que vamos con las pruebas reales

El caso de los Polar también es especial, ya que cuando el reloj está muy bajo de batería, en lugar de apagarse por completo lo que hace es desactivar el GPS y continuar grabando otros datos. Por lo tanto no te voy a mostrar un tiempo exacto, sino que lo podremos ver a través de la gráfica de altitud. En el momento en el que el reloj deja de registrar la altitud es el momento en el que el GPS se ha desactivado. Y ese es el punto que yo marco como autonomía agotada.

La prueba la realizo dejando el reloj grabando una actividad en un lugar fijo. Así que, generalmente, es lo que menos demanda energía. Si estás corriendo por zonas de cobertura complicada es probable que esta cifra se reduzca.

Polar M430 - Prueba de autonomía

En el modo de precisión alta he conseguido 9h 20m hasta que el GPS se desactiva. No está nada mal, ya que supera en más de una hora el tiempo marcado por Polar.

Polar M430 - Autonomía en modo normal

Pero tras realizar las pruebas en los modos de duración de batería avanzada hay cosas que no me cuadran. En el modo de uso de 30s he conseguido algo más de 32 horas, cuando el máximo teórico usando alguno de los modos de ahorro de batería es de 30 horas.

Polar M430 - Autonomía

Y si nos vamos al modo de ahorro máximo se sobrepasan las 36 horas.

Polar M430 - Autonomía

Así que tengo dos teorías. O Polar ha preferido realizar una estimación algo corta para que cuando hay mayor exigencia de uso la batería no alcance las especificaciones indicadas, o bien al no haber movimiento el consumo se ve reducido de alguna manera.

Sí he confirmado que el sensor de pulso óptico continúa operativo. Es algo que en Garmin, por ejemplo, me imposibilita realizar test de batería, ya que tras unos segundos sin movimiento el sensor se apaga. Pero esto no ocurre con el Polar.

Sea como fuere, ahí tienes los resultados para juzgar por ti mismo. Pero cabe destacar los dos nuevos modos que alargan la duración de batería que, como ya he explicado, reducirán la cantidad de puntos GPS registrados. Así que tenlo en cuenta cuando vayas a hacer uso de esta opción.

Opinión Polar M430

Si te soy sincero, la primera impresión que tuve con el M430 fue de indiferencia. La primera impresión que ofrece es que se trata del mismo M400 con alguna novedad y la integración del sensor de pulso óptico. Externamente la actualización no ofrece mayor interés, y ese es su mayor defecto.

Pero durante estas semanas de uso, cada día que pasábamos juntos lo iba apreciando un poco más. Aunque parezca el mismo reloj que Polar lanzó al mercado hace casi 3 años, por dentro casi todo ha cambiado. Nuevo chip GPS, mayor batería, nueva correa que mejora bastante a la del M400 en tacto y comodidad y por supuesto un sensor de pulso óptico realmente bueno.

No te diré que el M430 impresione. No lo hace porque parte de un modelo que conocemos desde hace 3 años, pero lo cierto es que su comportamiento es intachable. El sensor de pulso óptico es el que mejores resultados me ha dado entre los equipados en un reloj, si no el mejor. Polar es el único fabricante que utiliza varios sensores dependiendo del dispositivo en el que lo montan, y continúan retocando y mejorando su sensor. Siempre han sido conocidos por su medición de frecuencia cardíaca, y el salto a la medición óptica se lo han tomado muy en serio.

Las pequeñas novedades lo actualizan conforme a lo que estamos acostumbrados a ver en el mercado, incluyendo funciones que muchos usuarios querían ver en el M400 como alertas por vibración, mayor duración de batería o análisis de sueño más detallado. Todo esto lo incluye el M430, y ya sólo queda esperar que llegue la actualización para añadir la posibilidad de registrar frecuencia cardíaca a lo largo del día, función que Polar ha estrenado con su A370.

La verdad es que no se le pueden poner muchas pegas al M430. Lo que hace, lo hace bien. Tanto su GPS como su sensor óptico ofrecen muy buenos resultados. Y prestacionalmente es muy similar a lo que ofrece otros fabricantes como Garmin. Mi única queja es la ausencia de cambios estéticos, y es que a pesar de traer novedades llega con aspecto anticuado.

Es ese aspecto el que pienso que más jugará en su contra. Polar necesitará realizar un trabajo de promoción importante para explicarle al consumidor el por qué de la diferencia de precio entre el M400 y el M430, más allá del sensor óptico. No todos tienen la suerte de conocer esta página como la tienes tú, pudiendo acceder a las pruebas y conocer todos los detalles de los diferentes modelos en el mercado :-).

Pero si la pregunta es si el M430 es un buen reloj… sí, lo es.

Comprar Polar M430

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación. Y si no lo compras hoy, ¡acuérdate de pasar por aquí cuando vayas a hacerlo!

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional. Es eso lo que permite que pueda seguir ofreciéndote pruebas como esta en la página.

Si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Polar M430 reloj de deportes de goma naranja 90064410
Precio: EUR 226,00
Ahorras: EUR 4,00 (2 %)
2 nuevos desde EUR 226,00   0 De 2ª mano

Ayuda a la web

Esta página, como cualquier otra de las que ves en Internet, necesita compensación para poder seguir en funcionamiento. Si realizas tu compra a través de los enlaces de la web estarás ayudando un poquito al blog y formarás parte de la familia Correr una Maratón. Es una familia pequeña, ¡pero que mola!

Es la única manera en la que el blog genera algo de dinero (aparte de los céntimos que llegan a través de la publicidad de Google), ya que no hay ninguna contraprestación por parte de las marcas. Los únicos ingresos provienen de las compras que vosotros, los usuarios, realizáis a través de los enlaces facilitados.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales. No sólo me estarás ayudando a mi, sino que también ayudarás a que tus amigos encuentre esta página.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

VALORACIÓN

Funcionamiento global - 9
Posibilidades de entrenamiento - 8.5
Plataforma y aplicaciones - 8.5
Autonomía - 8.5
Acabados y comodidad - 8
Relación precio/prestaciones - 8.5
User Rating: Be the first one !

Deja tu respuesta

24 comentarios En "Polar M430 | Prueba, análisis y opinión"

avatar
Ordenar por:   últimos | primeros | más votados
Pitxi
Invitado

Hola.
Estoy dudando si comprarme este o el garmin fr235. El uso sería básicamente para correr y uso diario como reloj.

César
Suscriptor

Hola Eduardo, estoy asombrado con tus publicaciones, son estupendas. Mi mujer quiere iniciarse con alguna triatlón y quisiera saber que tal el comportamiento del m430 al respecto, tanto en piscina como en aguas abiertas, para hacerle un regalo. Un saludo y gracias por tu gran labor.

Alex
Invitado

Buenas Eduardo.
He visto tu pagina y me encantan tus reviews.

Te explico,queria un reloj,que me sirviese para correr (muy esporadicamente,preparar opos) y para grabar con precision, o seguir segmentos con MTB en Strava ( bajando en especial).
Lo de Strava es lo mas importante para mi,ya que lo usaria para entrenar para carreras.

Tambien me gustaria que tuviese,analisis del sueño y analisis de la actividad diaria.
Sensor optico,me daria igual,aunque seria un plus.

Se que para los segmentos de Strava lo ideal seria un edge 520,eso ya esta en mente,pero tambien queria un reloj,para no tener que depender del Garmin edge siempre.

Que reloj me recomiendas,creo que el M430 podria ser uno de los elegidos.

Un saludo y gracias.

Luis
Suscriptor

Hola Eduardo

En cuanto a fiabilidad de frecuencia cardiaca, te quedas con el m430 o con garmin 630?
Y con la nueva banda H10 de polar + m430 o garmin 630 +hrm run

Luis
Suscriptor

Hola Eduardo

En cuanto a fiabilidad de frecuencia cardiaca, te quedas con el m430 o con garmin 630?
Y con la nueva banda H10 de polar + m430 o garmin 630 +hrm run

Alfredo
Invitado

Hola,
Cuando entreno en un recorrido que ya tengo medido desactivo el GPS y marco laps manuales, pero el M430 sigue midiendo distancias (supongo que con el acelerómetro). Ésto conlleva a un desfase entre la distancia real recorrida y la que me indica el reloj.
¿Cómo puedo desactivar ese sensor cuando corro?

Julieta
Invitado

Hola Eduardo! Menuda review encontré navegando por internet. La verdad es que este reloj pinta muy bueno (por el precio que tiene). Me encanta que destaques lo del spinning, es dificil encontrar dispositivos con mediciones fiables. Estaba entre este y el Vivoactive HR de Garmin, basicamente me interesa que el sensor sea lo mas acertado posible y poder ver al final por ej, las calorias consumidas. ¿Me inclino por este u otro?

David
Invitado

Buenas, me encanta este artículo, pero me surge una duda. Tengo que cambiar de reloj y estaba dudando entre el TomTom Runners 3 cardio, Garmin fr235 y el polar m430. Lo uso sobre todo para MTB y correr haciendo series y entrenamientos variados. ¿ Cual me aconsejarías? Gracias

wpDiscuz