Análisis

ASICS SUPERBLAST | Análisis y opinión

Publicidad

Las ASICS Superblast son, posiblemente, las zapatillas más polivalentes de la marca japonesa. Y eso que tienen una gama bastante amplia de zapatillas de este tipo…

Quizás este análisis llegue un poco tarde, pues las Superblast llegaron al mercado hace un año aproximadamente. Pero cuando una zapatilla es buena y resulta interesante para los usuarios merece la pena hablar de ella, sobre todo si sois muchos los que estáis interesados en ella de alguna manera.

Podemos definir la Superblast como una Novablast 3 con esteroides. Tienen un peso parecido, pero tienen más cantidad de espuma, es más amortiguada, con más empuje y ofrece una mejor transición de la pisada.

Digamos que se sitúa a medio camino entre las ASICS Novablast 3 y las ASICS Metaspeed Sky+. Tienen un tacto parecido al de las Metaspeed, aunque sin tanto empuje y sin placa de carbono. Y es como la Novablast en sensaciones, pero mejorada en todo.

¿Para qué se pueden usar? Pues yo haría la pregunta contraria. ¿Para qué no la usaría? Entrenamiento diario, intervalos, fartleks, series largas a tempo, series cortas… Incluso las estoy valorando para una maratón de Ironman (porque aunque mide más de 40mm… yo no soy elite). ¿No hay nada negativo? Sólo dos cosas: la suela en mojado y la etiqueta de precio.

Comprar ASICS Superblast

Antes de entrar en todos los detalles acerca de las Superblast, decirte que este análisis ha sido posible gracias a los amigos de Top4Running, una tienda que se centra principalmente en la satisfacción del usuario, y prueba de ello es que si tenéis cualquier duda o pregunta no sólo de un pedido sino de producto, podéis levantar el teléfono y hablar directamente con una persona de carne y hueso.

Y recordad que podéis comprar estas ASICS Superblast con descuento en su web utilizando el código C1M5, no sólo para estas zapatillas sino para cualquier cosa que compréis allí.

Upper de las ASICS Superblast

El upper está compuesto de una malla jacquard muy ventilada y agradable. Es de una sola capa, un upper parecido al de las Metaspeed Sky+ y Edge+.

La lengüeta también es ligera y, del mismo modo, bastante ventilada. Cuenta con un poco de mullido en la zona superior, pero el resto de la lengüeta (que por cierto está unida a la mediasuela, punto positivo) es bastante minimalista. Tampoco necesita mucho más, porque los cordones son anchos, planos y cómodos, y en ningún momento se clavan en la parte superior del pie.

El talón no es demasiado alto, pero ofrece buena sujeción, incluso aunque no tiene un mullido excesivo. Sin embargo es suficiente para mantener el tobillo en su lugar, que no se escapa de la zapatilla ni da ninguna sensación extraña.

Publicidad


ASICS Superblast

En ese mismo talón tenemos un tirador de buen tamaño, que ayuda a calzar la zapatilla. A eso también ayuda unos cordones que deslizan muy bien por los ojales, por lo que es muy fácil abrir totalmente la zapatilla y meter el pie de forma rápida (triatletas, atentos con esto).

ASICS Superblast

El hecho de que los cordones deslicen tanto también ofrece una lectura negativa. Y es que obliga ha hacer un apriete bastante equilibrado entre todos los ojales y a no dejar zonas más apretadas que otras, de no hacerlo a medida que vayamos corriendo los cordones se irán igualando y vas a terminar con la sensación de tener las zapatillas demasiado sueltas.

Mediasuela que combina mucho FF Turbo con un poco de FF Blast+

Lógicamente la mediasuela es lo más importante en esta zapatilla, no sólo por el tipo de compuesto utilizado (ese FF Turbo… amor eterno), sino por geometrías y por cómo combina los diferentes materiales.

Tenemos una doble espuma. Principalmente es FlyteFoam Turbo, la espuma top de ASICS que ofrece mucha amortiguación y bastante rebote.

En la parte inferior de la zapatilla hay una pequeña capa de FlyeFoam Blast+, justo por encima de lo que es la suela de la zapatilla.

ASICS Superblast

Al contrario de lo que podamos pensar, aunque hay mucho FF Turbo no es una zapatilla extremadamente blanda. De hecho alguno la puede notar un poco firme. Corriendo a ritmos bajos es una zapatilla que se siente firme (que no dura), pero la verdad es que a medida que vamos acelerando el ritmo el tacto de la mediasuela cambia y empieza a ganar empuje.

En esta zapatilla no tenemos placa de ningún tipo, y a pesar de eso no es una zapatilla que destaque por su flexibilidad. ASICS no ha puesto una placa ni para ayudar en transiciones más rápidas ni tampoco para ayudar con la estabilidad. Incluso a pesar de la tremenda altura que tienen estas ASICS Superblast.

Tienen nada más y nada menos que 45,5mm de altura en el talón, que la sitúa como una de las zapatillas más altas del mercado. El drop es de 8mm, lo cual nos deja 37,5mm en la parte delantera. Amortiguación a raudales, sin duda.

Pero como decía, una de las cosas que más sorprende es la estabilidad. No se encuentra comprometida en ningún momento, y de hecho incluso a pesar de esta altura, se siente una zapatilla bastante pegada al suelo, no pareces ir tan alto.

ASICS Superblast

Tanta estabilidad se debe a las paredes tan altas que hay a ambos lados de la zapatilla (lo que se denomina «flare»). En este caso y a diferencia de zapatillas de estabilidad, hay dos zonas elevadas, una para el talón y otra para el mediopie. Así que no sólo aporta estabilidad a los talonadores (o a ritmos lentos), también a los que corremos de medio pie.

En definitiva, es una mediasuela estable, ligera, con respuesta y buena amortiguación. Ni muy blanda, ni muy dura.

La suela es la parte más crítica

La suela es lo que menos me ha gustado de la zapatilla, sobre todo teniendo en cuenta todo el precio del conjunto.

Es una suela que funciona de forma correcta en seco, pero en mojado falta tracción a cualquier ritmo. No he corrido con lluvia constante (que siempre mejora un poco el asfalto al dejarlo limpio), pero pasar por zonas con charcos o recién regadas hace que sea muy complicado seguir manteniendo un ritmo elevado. La zapatilla desliza constantemente.

Es una suela que se hereda de la familia Novablast, y me hubiese gustado que recibiera la suela de las Metaspeed. Con su precio de tarifa tampoco sería pedir demasiado…

Sensaciones en marcha

Las ASICS Superblast son unas zapatillas que ofrecen muy buena transición de la pisada. Son cómodas, divertidas y que en un mismo entrenamiento puede ser rápida o estable, en función del ritmo que le estés pidiendo.

Me han gustado bastante sobre todo en entrenamientos a ritmos tempo. De hecho me han recordado un poco a las Nike Tempo NEXT%, que son magníficas en ese tipo de entrenamientos, pero en el caso de las Superblast no tienen la falta de estabilidad a ritmos bajos que tenemos con las Nike.

En este sentido el calentamiento o los bloques entre intervalos no ofrecen problemas de ningún tipo. Puedes bajar el ritmo que no vas a tener sensaciones extrañas. Y es que de hecho, si las quieres usar como zapatillas de entrenamiento diario a ritmos moderados también lo vas a poder hacer perfectamente.

¿Hay zapatillas más rápidas? Por supuesto, las ASICS Magic Speed 3 por ejemplo. Pero en el tipo de entrenamiento que he hablado unos párrafos más atrás resultan más incómodas, sobre todo a partir de la hora de uso. Es algo que no pasa con las Superblast, que permiten entrenar largo con total comodidad.

🔥 Compra con descuento en Top4Running con el código C1M5

Opinión ASICS Superblast

Las ASICS Superblast han supuesto una sorpresa para mucha gente. Creo que incluso su gran aceptación también sorprendió en ASICS, porque llegó como una zapatilla extremadamente cara (¡¡220€ de PVP para una zapatilla de entrenamiento!!) y quizás como una prueba de concepto. Pero a la gente le comenzó a gustar.

De hecho hubo varios meses en los que era una zapatilla difícil de conseguir, las pocas unidades que llegaban a las tiendas se vendían, principalmente por sus buenas críticas ya que la mayor parte de sus usuarios están muy contentos con ellas.

ASICS Superblast

Lo mejor que tienen es su polivalencia, con todas las letras. Y es que sirven para todo. Ocurre como con las Novablast 3, que también sirven para todo. Pero las Superblast van más allá.

Son iguales en entrenamiento cómodo y diario, pero con mayor amortiguación y menos limitada cuando aceleramos el ritmo.

La lista de deseos para cuando la Superblast 2 llegue al mercado es la siguiente: Un pelín más blanda para aprovechar mejor el rebote de la espuma FF Turbo, una suela con mucho mayor agarre y… si ASICS le quita 40€ al precio de venta, sería la zapatilla perfecta.

¡Gracias por leer!

Eduardo Mateos

Con más de 25 años inmerso en el mundo de la tecnología, y más de una década dedicada específicamente a la tecnología deportiva, Eduardo va más allá de los análisis superficiales. Ha invertido tiempo significativo en utilizar, probar y desentrañar cada componente. Como triatleta de larga distancia, su vida gira en torno a la natación, la carrera y el ciclismo, actividades que no solo definen su pasión sino que también lo impulsan a comprender a fondo cómo la tecnología puede potenciar el rendimiento deportivo. Esta dedicación le ha permitido fusionar la experiencia tecnológica con su amor por el deporte. El compromiso de Eduardo con la calidad y la autenticidad se refleja en cada análisis y review publicada, proporcionando información valiosa respaldada por años de experiencia práctica y análisis detallado.

Publicaciones relacionadas

2 comentarios

  1. Buenas Eduardo. Lo primero felicitarte por tu trabajo, y agradecer la review del Garmin 965 que me acabó regalando mi mujer porque no paraba de hablarle de las bondades que le sacabas en tu video.
    Lo segundo, soy usuario de las Novablast 3 y estoy muy contento con ellas. Poco a poco he mejorado tiempos y distancias y no puedo más que recomendarlas. Pero sobre estas Superblast, son muy tentadoras como capricho por el precio, y teniendo ocasión de verlas en tienda, el upper me pareció “frágil” en comparación con la Novablast 3, no se si por los agujeros de ventilación o por qué pero me parecía fino y frágil. No quisiera acabar jubilando una zapatilla cara a mitad de vida útil de la suela porque se rompiese el upper…
    Dicho esto, no se si renovar las Novablast 3 con la 4 que saldrá en diciembre o pegarme el lujo de la Superblast, aunque con tanto tiempo en el mercado debería llegar quizás una renovación en breve?
    Como dato, el dependiente de la tienda me dijo que si estaba contento con la Novablast 3, que no me merecía la pena actualizar a estas Superblast

    1. No son unas zapatillas frágiles, aguantarán perfectamente.

      Hay una diferencia notable entre Novablast 3 y Superblast, pero depende de qué tipo de entrenamiento hagas. Si van a ser para entrenamiento diario la verdad es que no te merecerá tanto la pena el cambio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba