Inicio / Carreras / GoTri Marbella 2016 – distancia olímpica
Gotri Marbella 2016

GoTri Marbella 2016 – distancia olímpica

Este fin de semana se celebró el triatlón GoTri de Marbella en distancia olímpica (1,5km – 36km – 10km), uno de los platos fuertes que había señalado en el calendario para esta temporada. Con dos distancias disponibles, había optado por el olímpico que incluía en el sector de ciclismo la subida del puerto de Ojen. 11 kilómetros con pendientes puntuales del 11%-12% y una pendiente media del 5%. Esos 4 kilómetros recortados a la distancia habitual estaban compensados más que de sobra por la buena subida que había que hacer.

La carrera comenzaba el día de antes con el desplazamiento de parte del equipo de Correr una Maratón para hacer la recogida de dorsal.

Gotri Marbella 2016

No había bolsa de corredor; simplemente dorsal, juego de pegatinas para tija, casco, etc. y un poco de publicidad. Y aquellos que consiguieran terminar la prueba, nos cambiarían el chip de competición por un polo conmemorativo (parece un buen trato).

Día de carrera

¿Hay algo mejor que poner el despertador un domingo a las 7 de la mañana?

Gotri Marbella 2016

Sí, que el motivo de ponerlo sea para ir a una competición.

Como la prueba tenía su centro neurálgico en Puerto Banús la logística para ese día no podía ser más sencilla. De hecho pude ir directamente en bicicleta, aprovechando para hacer mi calentamiento. La carrera comenzaba a las 9 de la mañana desde la propia playa de Puerto Banús, así que decidí asomarme al espigón antes de dejar la bicicleta en boxes y echar un vistazo al circuito.

Gotri Marbella 2016

Y es que tras verlo pude confirmar que no tenía nada que ver con el que aparecía en el recorrido. Al parecer se había tenido que modificar debido a las corrientes de ese día. Para nosotros era algo irrelevante, 1.500m son 1.500m independientemente de si los haces en un rectángulo o en un triángulo.

Tras hacer el último repaso visual me pongo de camino a boxes a recoger el chip y preparar todo el material. Tuve suerte con la asignación de ubicación, ya que me tocó la segunda posición tras la línea de montaje y desmontaje. En metros a recorrer da lo mismo estar al principio o al final, pero no es lo mismo recorrer 200 metros de transición simplemente corriendo a hacerlo llevando la bicicleta por el sillín mientras esquivas a otros corredores. En la T1 simplemente tendría que correr hasta el final de boxes para encontrar mi bicicleta junto a la línea de montaje, y al llegar a la T2 sería el primero en encontrar su hueco nada más llegar.

Gotri Marbella 2016

Por no hablar de que no tenía problemas para localizar la bicicleta ni necesidad de buscar un punto de referencia para encontrarla. Estaba en primera posición y era imposible perderla de vista.

Dejé mi zona del box preparada. Zapatillas con gomas en la bicicleta, las de correr junto a los calcetines (hoy prefería perder unos segundos en la T2, pero a cambio ganaba no destrozarme los pies), la gorra para correr con un par de geles en su interior y el casco en el manillar con las gafas y el dorsal.

Con el neopreno debajo de un brazo y la mochila debajo del otro, hago una parada de camino a la playa en el guarda ropa. Y al igual que hace dos semanas, antes de abandonar la zona de transición me doy cuenta que para ir descalzo hacia la playa en realidad voy bastante cómodo. Efectivamente, otra vez me había olvidado de quitarme las zapatillas e iba camino de ponerme el neopreno con ellas puestas.

Vuelta atrás a pedir la mochila para dejar las zapatillas y ahora sí, ayudándome de la típica bolsa de plástico me pongo el neopreno y me voy hacia la playa por la misma zona por donde poco después iríamos a la T1.

Me da tiempo a darme un chapuzón y a confirmar que hoy el agua estaba fría, y rápidamente a la cámara de llamada donde para acceder teníamos que recitar nuestro número de dorsal.

Gotri Marbella 2016

Todos listos y empaquetados, esperando a la confirmación de cortes de tráfico por parte de Policía Local y Guardia Civil (porque al ser una prueba en la que pasamos por varias localidades, ellos también deben intervenir).

Natación

La confirmación por parte de Cuerpos de Seguridad no tardó en llegar, así que no hubo que sufrir mucho tiempo al sol. El circuito de natación, como decía antes, se había convertido en un triángulo formado por una bandera en la orilla y dos boyas en el mar. Era el mismo circuito que harían más adelante los participantes de la distancia sprint, por lo que nosotros debíamos dar dos vueltas completas.

Gotri Marbella 2016

Tras nadar una vuelta en lugar de hacer un giro directamente dentro del agua había que salir a la playa, girar en la bandera y volver a entrar al agua.

Gotri Marbella 2016

Claro, esto tenía una pega, y es que las playas de la Costa del Sol no son esas playas de arena fina típicas del caribe. No, la arena es bastante gruesa y hay numerosas piedras. Así que los que no tenemos los pies curtidos tenemos que vigilar mucho dónde ponemos el pie. Y yo que soy de pies “suaves”, peor todavía.

Volviendo a la competición, empecé cómodo y sin apretar en exceso. El grupo dentro del que me había colocado me iba bastante bien en cuanto a ritmo, lo que me permitía seguir los pies del de delante de forma cómoda y a un ritmo parecido al que quería llevar.

En la primera vuelta, después de girar en la primera boya el grupo comenzaba a dispersarse, por lo que ya había que ir vigilando en qué dirección estábamos nadando. De vez en cuando tocaba mirar hacia delante para tener referencia de a dónde te diriges. Pero claro, hay que hacerlo coincidir con el momento en el que estás en la parte de arriba de la ola porque de lo contrario pueden ocurrir dos cosas:

  • Que lo hagas cuando estás en la parte baja de la ola, con lo cual no ves absolutamente nada.
  • Que lo hagas cuando estás a punto de subir la ola, con lo cual te la tragas de lleno.

Y como te puedes suponer, de vez en cuando hubo un poco de ola para desayunar. Pero lo normal de la natación en aguas abiertas.

Mis problemas llegaron al girar la segunda boya. Ciertamente se notaba que la corriente te empujaba contra el espigón, por lo que si no estabas atento te desviabas de la línea recta perfecta, esa que te garantiza recorrer el menor número de metros posible. Ya en el primer giro tuve un ligero desvío que tuve que corregir. Pero lo peor fue tras salir a la orilla y volver a entrar.

Gotri Marbella 2016

Perdí totalmente la referencia y tuve que hacer una nueva corrección. En definitiva, añadiendo metros de más a lo que debería haber recorrido (puedes comprobar el track completo de la carrera aquí, aunque no le hagas mucho caso a las transiciones porque soy de memoria frágil para darle apretar el botón tras salir o entrar de boxes). Así que yo que había calculado alrededor de 27-28 minutos para el segmento de natación, finalmente subí hasta los 30 minutos.

Gotri Marbella 2016

Así espabilo para la próxima y me oriento mejor al nadar.

Ciclismo

Tras salir del agua comenzaba la larga transición de T1 desde la orilla de la playa hasta la zona de boxes, que debíamos hacer por la arena y después por la acera y el asfalto hasta llegar a la zona con moqueta. Un suplicio para mis delicados pies.

Al llegar a la bici tardo unos segundos más de lo deseable en quitarme el neopreno, pero nada importante. Dorsal, gafas, casco y hacia la línea de montaje a escasos 5 metros de distancia. Salto a la bici y comienzo a dar pedales mientras me voy abrochando las zapatillas.

El segmento de ciclismo lo dividía mentalmente en cuatro partes. Recta prácticamente llana desde Puerto Banús hasta el centro de Marbella, subida de 11 kilómetros hasta finalizar el puerto de Ojén, la correspondiente bajada y nuevamente la recta llana hasta volver a la zona de boxes.

El plan que había establecido para este sector era bastante claro. Buscar un objetivo de potencia del 90% de mi FTP (301W), que me permitiera ser lo más rápido posible en el llano, no sufrir en la subida y volar en la bajada. Mi intención, por tanto, era rodar en torno a 275W de forma constante.

Este triatlón olímpico era sin drafting, así que tras el triatlón sprint de Benalmádena modifiqué la bicicleta. Manillar de larga distancia y dar la vuelta a la tija. No convierte a la bicicleta en una cabra al 100%, pero no queda muy lejos.

IMG_20160526_210859

El inicio es algo más irregular, ya que aprovecho para colocarme cómodo en la bici, hidratarme y empezar a acostumbrar a las piernas a dar pedales. Me acoplo en el manillar desde el primer minuto y comienzo a ganar velocidad con calma.

Si algo tenía claro, además de la potencia objetivo, era que no debía tener picos de potencia y ser lo más regular posible. Nada de salir de giros con desarrollos demasiado altos ni tratar de recuperar velocidad de crucero demasiado rápido. Tenía que buscar progresividad para evitar fatigar los músculos, que luego harán falta para correr sin problemas.

Y puedo decir que cumplí de sobra con el objetivo de no tener picos de potencia, aunque en la bajada tocó apretar algo más fuerte para conseguir algún adelantamiento. Pero la gráfica es bastante constante en todo momento.

Gotri Marbella 2016

Lo cierto es que en velocidad no tengo ni idea de a cuánto circulaba, pues cuando configuro el Edge 520 en el modo de competición lo único que quiero ver en la pantalla es tiempo, potencia de 10 segundos y potencia normalizada total. Llevo otros valores en pantalla como cadencia y frecuencia cardíaca para hacer comprobaciones puntuales de cómo me encuentro, pero a lo único que presto atención es a la potencia.

En el primer tramo llano la posición aero me daba cierta ventaja sobre el resto de competidores que iban con manillar de carretera. Adelanto a varios ciclistas y sólo pierdo una posición, a manos de una cabra que rueda más rápido que yo..

Pero en cuanto la carretera se puso hacia arriba las cosas cambiaron completamente. Ahora todas esas bicicletas que había adelantado me estaban devolviendo la pasada. Aunque veía subir a más de uno con exceso de ímpetu y sabía que tarde o temprano lo terminarían pagando en la carrera. Por mi parte aproveché para tomarme un gel en la subida, ya que más adelante no iba a tener oportunidad de quitar las manos del manillar.

Mi plan continuaba siendo el mismo y resistí  la tentación de apretar después de alguno de esos adelantamientos que me hicieron. Me concentré en marcar mi potencia objetivo y no preocuparme más que de no pasarme de vatios y de buscar hueco fuera de la zona de drafting de las bicicletas que llevase delante.

En la subida combinaba entre ir con las manos en el manillar e ir acoplado. Tras las primeras subidas más duras pude subir algo la velocidad manteniendo la misma potencia y, de nuevo acoplado, no había tantos adelantamientos. Había perdido unas cuantas posiciones, pero mi apuesta para el segmento de ciclismo estaba enfocado en la bajada del puerto y en el último tramo llano. Ahí es donde quería recuperar el tiempo y las posiciones que estaba perdiendo en el ascenso.

Gotri Marbella 2016

Unos 55 minutos después de iniciar el segmento coroné el puerto. Por delante un tramo de falso llano que era perfecto para volver a recuperar velocidad y algunas posiciones, así que de vuelta a posición aero y a buscar el punto de giro, no sin antes hidratarme por última vez antes de afrontar la bajada.

Giro de 180º cerrado y empiezo a bajar piñones de forma paulatina, ganando velocidad con calma. En el primer tramo antes de la bajada ya recupero algunas posiciones que había perdido en la subida, pero el bote gordo estaba aún por llegar. Comienzo a bajar y, acoplado en el manillar, comienzo a adelantar rivales.

La carretera tiene bastantes curvas por lo que los adelantamientos hay que hacerlos con cuidado. Llego a un punto en el que somos dos bicis que circulamos más rápido que los demás, aunque a mi me estaba estorbando ligeramente. Evito hacer adelantamientos a nadie por la derecha, freno y espero pacientemente mi momento para adelantar.

Tras un minuto de espera hay un claro en el que sólo hay esa bicicleta delante, así que es el momento de adelantar y continuar con mi descenso. Bajo todos los piñones y a trazar curvas sin dejar de dar pedales.

Una bajada muy rápida en la que recupero mucho tiempo (y posiciones). En cuestión de 7 minutos he recorrido la misma distancia que antes he subido en 47. De hecho, me quedo a escasos 4 segundos de conseguir el KOM de Strava para el descenso.

Gotri Marbella 2016

Después de culminar la rápida bajada queda una larga recta de vuelta hasta boxes. Mismo objetivo de potencia que, como puedes ver, clavé totalmente (274W de potencia normalizada y 0,90 de factor de intensidad).

Gotri Marbella 2016

Antes de llegar a boxes aprovecho para apurar los botes de líquido e hidratarme correctamente, antes de afrontar la carrera a pie.

Gotri Marbella 2016

Llegada a la zona de desmontaje y completo el segmento de ciclismo en 1:17.

Carrera a pie

Esta vez para la carrera a pie opté por perder algo de tiempo a cambio de ponerme unos calcetines. Los 20 segundos de diferencia no me iban a suponer una diferencia importante en el resultado final, pero los 10 kilómetros sin destrozarme los pies sí que los iba a notar.

Gotri Marbella 2016

Mientras salgo de la zona de transición aprovecho para tomarme un segundo gel, y me echo otro al porta dorsal “por si acaso”. La zona de avituallamiento estaba distribuida de tal forma que pasábamos por ella hasta en cuatro ocasiones, la primera de ellas nada más salir de la transición. Así que además del gel, momento para tomarme una pastilla de sales con los primeros vasos de agua.

El plan que tenía para la carrera era comenzar en 4:45 y construir a partir de ahí, pero simplemente me iba a centrar en sensaciones. Y de hecho el plan inicial no sirvió de nada ya que tras un inicio algo lento entre pasar por el avituallamiento y demás distracciones, me estabilicé en ritmo de carrera. Ritmos entre 4:20-4:30 y poco más de 150 pulsaciones por minuto, así que todo estaba bajo control.

Doy el primer giro al espigón de vuelta al avituallamiento, y aprovecho a darme un remojón para mantener la cabeza fría.

Gotri Marbella 2016

El segmento de carrera constaba de dos vueltas a un circuito que, salvo por un puente, era totalmente llano. En las subidas al puente optaba por bajar un poco el ritmo y acortar la zancada, para evitar cualquier molestia muscular como la que había tenido hacía dos semanas en el Triatlón de Benalmádena.

Pero eso no impide los sustos. Al volver del primer giro y encarar el puente tengo un resbalón que casi termina en tobillo torcido, aunque por suerte sólo quedo en mera anécdota.

Primera vuelta completa y voy muy fresco. Mantengo ritmo y pulsaciones, a pesar del calor que ya hacía a esa hora, seguían muy estables en 160ppm. De nuevo salimos al espigón para hacer una segunda vuelta, aprovechando los giros para tomar referencias con los otros corredores y poder ver a quién estás recuperando distancia y con quién la estás perdiendo.

Gotri Marbella 2016

Adelantamientos a estas alturas no hay muchos, pues ya estamos todos corriendo a un ritmo bastante estable. Salgo del espigón y hago una última pasada por el avituallamiento y ya que lo llevaba, me tomo el último gel. No sentía que me hiciera falta, pero la verdad es que era más por quitarlo del porta dorsal que por otra cosa.

Gotri Marbella 2016

Me dirijo de nuevo al puente por segunda vez y , de nuevo, lo paso con cautela encarando la última recta subiendo algo el ritmo. Las sensaciones eran muy buenas, y tal vez debiera haber comenzado a aumentar ligeramente el ritmo con anterioridad. Giro a la derecha y encaro la recta de meta donde hago el sprint final.

Gotri Marbella 2016

Termino el sector de carrera a pie en 44’43” y un tiempo final de 2:38:08; clasificando en la posición 45 para mi grupo de edad y 93 en la general.

Gotri Marbella 2016

En líneas generales una carrera bastante buena y completa. Queda la espina de una natación regular (hace dos semanas en el Triatlón de Benalmádena, aún estando enfermo, fue bastante mejor tanto en ritmo como en orientación). Pero el segmento de ciclismo fue realmente bueno, ya que clavé el objetivo de potencia marcado. Ese objetivo claramente no fue demasiado pretencioso y no pasó factura en ningún momento durante la carrera a pie.

De hecho, ese tiempo en el sector de carrera supone mi mejor marca para 10 kilómetros. Es cierto que hace ya bastante tiempo que no compito en serio en una carrera de esta distancia, pero aún así es gratificante conseguir MMP en el último sector de un triatlón. Y revisando el control de tiempos de cronometraje, carrera en ascenso ganando posiciones desde la salida de la natación.

Muchas cosas positivas y casi nada negativo, así que globalmente muy contento con el rendimiento. Pero seguro que para la próxima se puede mejorar, así que toca volver a los entrenamientos.

¡Gracias por leer!

Deja tu respuesta

3 comentarios En "GoTri Marbella 2016 – distancia olímpica"

avatar
Ordenar por:   últimos | primeros | más votados
RobeRto
Invitado

enhorabuena! me quito el sombrero! Recuerdo cuando empezaste el blog con el claro objetivo de correr un maratón… Y ahora mírate, terminando Triatlones! Sin palabras!. (Algún día me pondré yo a ello jajaja. De momento con maratones y medias de montaña me valen)
Gran crónica de la carrera!

Por cierto, que tal es el maratón de Málaga? Es llanito? En diciembre seguramente me acerque por esas tierras…

wpDiscuz