Inicio / Artículos / Suunto Spartan. Situación actual y previsiones de futuro
Suunto Spartan Ultra

Suunto Spartan. Situación actual y previsiones de futuro

Han pasado algo más de dos meses desde que comencé con la prueba del Suunto Spartan Ultra. En ese tiempo he estado usando el reloj de forma bastante regular, pero aún no he publicado la prueba completa. No es el procedimiento habitual, ya que las pruebas se publican en un plazo bastante más corto. Pero estamos ante una situación especial. Es el Ultra del modelo que dispongo, pero la situación del Spartan Sport es similar.

Este artículo no va a ser una prueba completa del reloj, para ello todavía habrá que esperar un tiempo. El motivo es simple: el reloj está aún en desarrollo, a pesar de llevar algo más de tres meses a la venta. Es absurdo publicar una prueba completa hoy, con todo el trabajo que conlleva, para que más de la mitad de cosas que escriba pierdan su validez en tres meses. Todo el trabajo que conlleva hacer un análisis completo no serviría para nada. Pero tampoco puedo seguir ignorando el elefante en la habitación.

Este es uno de esos artículos que no me gusta escribir, porque es para hablar del fracaso de un lanzamiento. De como algo que podría ser una muy buena opción, de momento no lo es porque no se han sabido marcar los tiempos y se ha forzado su salida al mercado.

No me gusta, no por Suunto como compañía (de quien no recibo remuneración de ningún tipo por escribir artículos), sino por todos los trabajadores que sé que están poniendo todo el esfuerzo de su parte para solventar esta situación a la que han llegado por una nefasta decisión estratégica: un lanzamiento demasiado prematuro. Ellos se están comiendo un “marrón” del que no tienen ninguna culpa.

Los problemas del Suunto Spartan: expectativas

Son varios los problemas que aquejan al Suunto Spartan, tanto al Ultra como al Sport. Pero el principal y más importante es un problema de “expectativa”. No hay graves problemas de GPS, o alteración de datos registrados ni sufre de problemas de hardware que no tengan solución. Eso sería mucho más grave.

El Suunto Spartan lo que hace, lo hace bien. Lo que ocurre es que ahora mismo, hace muy poquito.

Suunto Spartan Ultra

Ese problema de expectativas llega cuando el usuario espera un determinado número de funciones en un reloj que cuesta la friolera de 700€ en la versión más económica del modelo Ultra. Y cuando alguien se gasta esa cantidad de dinero en un reloj espera mayor nivel de funciones que el modelo al que sustituye. O como mínimo, que sea capaz de lo mismo que el modelo al que sustituye (en este caso el Ambit3 Peak).

Y aquí llegamos al primer problema del Spartan Ultra, que está lejos de ofrecer lo que ofrece un Suunto Ambit3 Peak (y que en este momento cuesta menos de la mitad). Por tanto el comprador se encuentra que después de gastar un dineral en su nuevo equipo, resulta que ni siquiera puede hacer lo mismo que hacía con el modelo al que sustituye.

El problema de “expectativas” continúa cuando Suunto publica un calendario de actualizaciones para ir resolviendo la ausencia de funciones del reloj, pero llegada la fecha establecida deben retrasarlo por no haberlo conseguido a tiempo. Así pues el comprador del reloj, frustrado por la falta de funciones, se ve aún más frustrado porque el calendario establecido no coincide con la realidad, llegando en algunos casos a tener que retrasar la actualización y no definir una fecha.

Por ejemplo la posibilidad de modificar la configuración de pantallas de datos. Se ha retrasado ya en dos ocasiones, y para el tercer intento aún no hay  fecha establecida (en algún momento antes de finalizar el año).

Porque así es, el Spartan no permite modificar los modos de entrenamiento predefinidos, tu y yo debemos usar las mismas pantallas de entrenamiento. Una característica tan básica como esa, presente en todos los relojes desde hace varios años (incluso en Suunto), aún no es posible hacerlo en el Suunto Spartan. Ahora mismo si quieres configurar los deportes en el Spartan esta es la pantalla que encontrarás.

Suunto Spartan - Configuración de deportes

Cuando si nos vamos a la configuración de cualquier otro modelo (por ejemplo el Ambit3), podemos elegir cómo configurar cada una de estas pantallas.

Suunto Spartan - Configuración de deportes

Es algo básico y que hace falta que esté para ayer. Ningún reloj que quiera ser serio se puede permitir el lujo de no dejar configurar al usuario sus pantallas de datos. Y menos aún si se sitúa en la parte más alta de la gama del fabricante.

La compatibilidad con Android es otro problema recurrente. Recientemente se ha anunciado una actualización que debería permitir la sincronización y la recepción de notificaciones. Sé de usuarios que no han tenido problemas, pero en mi caso ha sido imposible. Sólo he conseguido emparejar el reloj una sola vez, pero sin llegar a sincronizar. Y lo he probado en distintos modelos y con distintas versiones de Android. Desde entonces no lo he logrado en ninguna otra ocasión. Es cierto que no es algo sencillo debido a la fragmentación existente en Android, pero otros fabricantes lo han conseguido resolver hace ya bastante tiempo.

No hay que negar que la apariencia del reloj es impresionante. Tanto el aspecto como la calidad de fabricación están fuera de toda dudas. Pero el uso es algo errático. No sólo por su pantalla táctil, que no siempre se comporta como debiera, sino porque en ocasiones moverse por su menú es algo lento. Al menos, no como se espera de un reloj considerado premium (volvemos a las expectativas).

Suunto Spartan Ultra

Y como decía anteriormente, aún habrá que esperar un tiempo para recibir actualizaciones tan básicas como la posibilidad de crear entrenamientos de intervalos que seguir con el reloj, navegación a un punto de interés (ahora mismo sólo permite navegar rutas), o aviso de tormentas. Todo ello ya está presente en el modelo al que sustituye y aparece en el calendario de actualizaciones, pero aún tiene que convertirse en realidad.

Tampoco ayuda que Suunto haya hecho desaparecer sus aplicaciones que permitían a los usuarios interactuar con su reloj. Suunto fue el primer fabricante en ofrecer esta posibilidad, que permite al usuario ampliar enormemente el rango de uso de un dispositivo. Después llegó Garmin con Connect IQ.

Pues Suunto, en la época del Apple Watch, de los relojes Android Wear como el Polar M600 y en definitiva, de las “apps” en general, deciden eliminarlo totalmente de su último modelo. Es totalmente incomprensible.

O que sólo se pueda añadir un sensor de cada tipo, teniendo que realizar una búsqueda de sensor si cambias de bicicleta o sensor de pulso.

En definitiva, el problema del Spartan Ultra es que no ofrece lo que esperas de él por muchos motivos.

No todo es malo. Algunos rayos de sol se atisban en el horizonte

También hay que ser sinceros, no todo es malo ni el futuro es tan negro. Si lo fuera, este sería mi análisis definitivo y simplemente te diría que el Suunto Spartan es un modelo que no existe y pasaría página. No lo hago pues estoy convencido que el Suunto Spartan a medio plazo puede ser un gran dispositivo, porque la base que han creado los finlandeses es MUY buena. Los cimientos están puestos, pero ahora tienen que saber construir en ella.

Nadie negará que estéticamente el reloj es muy bonito. Y no sólo eso, sino que la calidad de construcción es muy alta, en los mismos estándares a los que Suunto nos tienen acostumbrados. La pantalla tiene mucha calidad, con una resolución muy elevada. Es capaz de mostrar 320×300 píxeles, cuando por ejemplo un Fenix 3 se queda en 218×218. De hecho, salvo relojes inteligentes y sus pantallas LCD (que devoran batería), probablemente sea la mejor pantalla hasta el momento. Y digo esto incluso cuando es obvio que el contraste real del reloj no es como puede parecer con las imágenes que Suunto ofrece en la web. Pero es algo común a todo el material de marketing de cualquier fabricante.

Esa elevada resolución podría permitir hasta 7 datos de forma simultánea, junto con una gráfica alrededor de la esfera que represente tiempo, distancia, calorías o cualquier otro objetivo. Pero claro, para eso es necesario poder configurarlo a tu gusto, porque ahora mismo te tienes que adaptar a lo que Suunto piense que es correcto.

Suunto Spartan Ultra

O incluir gráficas de zonas de frecuencia cardíaca que están por llegar en una futura actualización.

A destacar también la pantalla de vuelta automática o manual: es simplemente fantástica. En lugar de mostrar sólo una pantalla con datos de la última vuelta, tendrás un resumen de las últimas vueltas con lo que podrás ver perfectamente registros de vueltas para entrenamientos de intervalos o tendencias a lo largo de tu entrenamiento. Esa misma pantalla la tendrás en el resumen final de la actividad, donde podrás desplazarte por todas ellas mucho más rápido que si tuvieras que hacerlo una a una.

Suunto Spartan Ultra

A pesar de la imprecisión de la pantalla, seguimos teniendo los botones disponibles para su control. Por tanto nos ofrece lo mejor de los dos mundos; una pantalla táctil para hacer selecciones determinadas y tres botones con que controlar mejor todas nuestras acciones. Por fin un fabricante nos brinda las dos opciones.

Y la pantalla de navegación, aunque sencilla y de momento sin muchas opciones, es bastante clara en su concepción. El uso de diferentes colores y trazados es de mucha ayuda, haciendo muy fácil seguir cualquier ruta. Aunque evidentemente necesita recibir más funciones, como navegar a puntos de interés o un aviso de estar fuera de la ruta.

La renovación de Movescount no sólo afecta al Suunto Spartan, pues las ventajas son también para el resto de la gama de Suunto. Pero aquí se está haciendo un trabajo realmente bueno al aprovechar todo el “big data” del que disponen. Por ejemplo el mapa de calor para encontrar nuevas rutas, tanto en tu zona de entrenamiento como cuando vas de viaje a algún lugar y no sabes dónde podrás entrenar.

Esto es sólo el principio, en los próximos días están programadas nuevas actualizaciones para la plataforma online con comparativas con atletas del mismo grupo de edad, records personales o de tu club o ideas de mejora de entrenamientos. Movescount se está convirtiendo en una plataforma con opciones útiles, de las cuales el Spartan Ultra y Spartan Sport se verán indudablemente beneficiados. Al menos, Movescount es la mejor parte de los Suunto Spartan

Opinión

Lo que ha ocurrido con Suunto debería aparecer en los libros de gestión de empresa en el capítulo de cómo no afrontar el lanzamiento de un nuevo producto. Y no sólo es un nuevo producto, sino que en el caso de Suunto (y su escasa gama de producto) es la base sobre la que deben construir su futuro inmediato. Empezando por los modelos con sensor de pulso óptico integrado que Suunto anunció para finales de año (Spartan Sport y un modelo más económico, Spartan Trainer). Pero sinceramente, no sé cómo afectará esta situación al lanzamiento de esos modelos que, al menos, contarán con un sensor de calidad (Valencell, el mismo que se encuentra en el Scosche RHYTHM+)

El cliente de Suunto siempre ha sido muy fiel, habitualmente en el terreno de montaña (para lo que ayuda que Amer Sports, matriz de Suunto, sea también propietaria de marcas como Salomon o Arc’teryx). Ciertamente Suunto no ha destacado por la cantidad de prestaciones ofrecidas, no es algo que su cliente tipo valore en exceso o persiga.

Pero a lo que ese cliente fiel de Suunto siempre ha estado acostumbrado es a un funcionamiento impecable, a una alta fiabilidad en cualquier situación. El usuario de Suunto sabe que no encontrará 50 opciones en el reloj (en muchas ocasiones prescindibles), pero que lo que encuentre lo pueda usar con total seguridad.

Con este lanzamiento Suunto no sólo no alcanza a la competencia en prestaciones, sino que tampoco ofrece a su cliente fiel la fiabilidad a la que está acostumbrada. Indudablemente la imagen de Suunto va a quedar bastante degradada tras este incidente, tanto para aquellos que quisieran entrar por primera vez en la familia Suunto como para los que tuviesen ganas de dar el salto a un nuevo modelo de la gama Suunto.

Creo que es el típico caso de falta de comunicación entre departamentos. O que tu mano derecha no sabe lo que está haciendo la izquierda. No puedo comprender que si el equipo de marketing conocía el estado en el que se encontraba el Spartan, aún así se empeñara en lanzarlo al mercado. Es un dispositivo que no debería haber salido a la venta en agosto, que no debería estar hoy en venta y que, probablemente, no debería ponerse en venta hasta el primer trimestre de 2017.

Aún hay mucho trabajo de desarrollo por delante, y Suunto debe invertir mucho más en desarrolladores de software. El problema es que por mucho que inviertan hoy, no tendrá resultado hasta dentro de unos meses. Tampoco pueden subcontratar el desarrollo, no al menos en el momento actual con un producto a mitad de gestación.

Suunto Spartan Ultra

Pero tampoco quiero ser mucho más duro con Suunto. Saben perfectamente en el agujero que están metidos y no necesitan que nadie se lo indique.

Al final conseguirán salir del pozo, porque todos lo han hecho. No han sido ni los primeros ni los últimos en “cagarla” de esta manera con un lanzamiento. Ahí está Polar, que lanzo el V800 al mercado sin soporte para natación en aguas abiertas. ¡Un reloj de triatlón! Aún ha estado recibiendo funciones básicas a lo largo de este 2016, consiguiendo un reloj muy competente tras numerosas actualizaciones. Su problema es que arrastrará ese lanzamiento prematuro durante toda su vida comercial.

No creas que Garmin también están exentos de errores similares, también ha tenido sus momentos… Recordad el fiasco en el lanzamiento de la pulsera Vivosmart HR hace escasamente un año, a la que también tuve que darle “cera” en su análisis. Necesitaron varios meses para poner todo en orden tras hacer el lanzamiento justo para llegar a la campaña navideña. Por no hablar del Garmin Epix, del que prefieren no comentar nada en absoluto.

No es un tema exclusivo de recursos. Si vamos a otro tipo de mercados, ahí tienes la Formula 1 y los presupuestos que se manejan. Aún así el equipo Mclaren – Honda llevan dos años arrastrándose por los circuitos, y no precisamente por falta de dinero, recursos o ingenieros.

Ahora mismo lo único que queda es esperar a que en Suunto puedan seguir adelante con su trabajo, reorganicen su trabajo y aprendan la lección para la próxima ocasión (a corto plazo, sus modelos con sensor de pulso óptico). Han cometido un error tremendo. Ellos lo saben (y así lo reconocen), lo saben los usuarios y lo sabemos los medios. Pero podría ser peor, podrían ser fallos de diseño sin solución.

Insisto en creer que la base del reloj es buena y que se podrán conseguir grandes cosas, sobre todo apoyándose en el buen trabajo que están realizando con Movescount. Hay un dicho que no puede ser más cierto: “el tiempo pone a cada uno en su lugar”. Si en Suunto no son capaces de revertir la situación saben cuál puede ser su futuro inmediato. Sólo ellos pueden recuperar la confianza de sus clientes.

¡Gracias por leer!

Deja tu respuesta

3 comentarios En "Suunto Spartan. Situación actual y previsiones de futuro"

avatar
Ordenar por:   últimos | primeros | más votados
Alex
Suscriptor

Comentarte que estoy a la espera de comprarme uno, me lo quiero comprar por Navidad, pero la verdad, viendo todo esto me está sacando las ganas. Me gusta mucho Suunto, pero la verdad, no sé qué hacer.
Incluso me hace dudar y pensar en comprarme el Phenix3, pero el diseño del reloj no está tan logrado, les falta diseño a Garmin.
No sé si puedes recomendarme algo más? Si esperarme a Navidades o si ya directamente irme al fénix 3 zafiro HR.
Puedes ayudarme a tomar una decisión?

Haitz
Suscriptor
No lo compres! es una estafa! Yo compre el spartan sport hace un mes y una semana, guiado por su publicidad engañosa. Soy usuario de otros relojes y siento vergüenza por como nos están tratando desde suunto, que ni responden a nuestras quejas. De que sirve que publiciten que puedo entrenar a potencia en bici si solamente puedo vincular un potenciómetro? (en mi caso tengo dos bicis), y no tengo posibilidad de calibrarlo…esto lo hace inservible. La banda falla, pierde señal cada dos por tres, en la pistina se come 100m de media cada 2000m de natación. No se puede configurar nada en el reloj, ni pantallas, ni nada. Me dice los pasos y calorías que consumo pero al final del dia pierdo el dato, ya que no se guarda refleja en ninguna parte, ni reloj ni web. Os parece… Leer más »
wpDiscuz