Noticias de tecnología deportiva

Llega el COROS POD 2 junto con una nueva métrica, Ritmo Esfuerzo

Publicidad

This page is also available in English

COROS anuncia hoy un nuevo dispositivo. No se trata de un nuevo reloj, sino de un accesorio que sustituye al que estaba disponible hasta ahora (y que muchos de vosotros no conocíais). El COROS POD 2 es un podómetro avanzado, con un concepto y apariencia muy similar a Stryd, pero con el que hay numerosas diferencias. Para empezar no sirve para medición de potencia.

No es la única novedad de COROS en el día de hoy. También presentan una nueva métrica, Ritmo Esfuerzo o Effort Pace. Pero vamos por partes y te explico qué es cada cosa y qué te puede aportar a tu entrenamiento.

COROS POD 2

Empezaremos por el hardware. El COROS POD 2 se trata de un accesorio externo que se conecta con el reloj a través de Bluetooth. Tiene formato podómetro y se puede poner en la zapatilla, pero también se puede enganchar a la cintura como el COROS POD original. Según dónde lo lleves aportará unas métricas u otras.

Es decir, es similar a Stryd o cualquier otro podómetro que puede ponerse con un clip en la zapatilla, pero a la vez similar al Garmin Running Dynamics Pod que va enganchado en la cintura.

Es un podómetro cargado de sensores internos que se encargarán de dibujar en un plano en tres dimensiones codos los movimientos que hacemos. Estos son os sensores que tiene en su interior:

  • Acelerómetro
  • Giroscopio
  • Altímetro barométrico
  • Brújula geomagnética
  • Termómetro

Conectado con el reloj (sólo compatible con COROS) aporta mayor precisión al ritmo y la distancia. Pero no sirve para estimación de potencia como ocurre con Stryd, al menos directamente. Indirectamente la medición de potencia sí se ve afectada porque los datos son más rápidos y se apoyará en más valores, pero su misión no es mostrar un dato de potencia.

De hecho COROS quiere alejarse un poco de la medición de potencia y darle algo menos de protagonismo (de esto ya hablaré más adelante).

Qué aporta COROS POD 2

Entonces, si el COROS POD 2 no sirve para aportar datos de potencia (que recuerdo, eso ya lo hacen los relojes de COROS de forma independiente sin necesidad de utilizar accesorio externo), ¿para qué sirve?

COROS POD 2 - Clip zapatilla

Pues para lo mismo que un podómetro clásico, pero con la ventaja de tener más sensores y con mucha más precisión que esos podómetros clásicos.

Publicidad


  • Ritmo instantáneo preciso y con cambios inmediatos
  • Mucha más precisión al correr en cinta o interior
  • Métricas asociadas a la carrera con mejores datos para su cálculo (potencia y Ritmo Esfuerzo)
  • Control de temperatura exterior
  • Más datos de dinámica de carrera

En cuanto al último punto sobre las métricas de dinámica de carrera, también dependerá de dónde llevemos colocado el POD. Si es en el pie tendrás cadencia o longitud de zancada. Si lo llevas en la cintura te servirá para medir tiempo de contacto con el suelo, altura de zancada y ratio de zancada.

Pero bueno, te dejo esta tabla que ha preparado COROS donde verás todos los supuestos de forma mucho más rápida.

COROS POD 2 - Especificaciones

Como puedes ver no sólo aporta información por sí mismo, sino que en algunos supuestos se une a los datos del reloj para mejorar ciertas mediciones. Por ejemplo la altitud, combinando los datos del altímetro del POD con los del reloj tendremos información más certera. Lo mismo ocurre con la distancia o el ritmo.

En definitiva, el COROS POD 2 es un accesorio que servirá como suministrador de datos adicionales, para todos aquellos que, por el motivo que sea, quieran tener mayor precisión en los datos de su entrenamiento.

COROS POD 2, disponibilidad y precio

El COROS POD 2 se puede comprar desde hoy mismo en distribuidores de COROS o en Amazon desde ya mismo, y tiene un precio de 119€. Y recuerda, es un accesorio exclusivo para relojes COROS (para todos ellos incluyendo el Kiprun 500, sólo el COROS PACE original queda fuera).

¿Merece la pena el COROS POD 2?

Esa es la gran pregunta, y es algo que depende primordialmente de tus hábitos de entrenamiento. Si corres por zonas muy despejadas, sin problemas de recepción y siempre en el exterior, posiblemente es un gasto difícil de justificar. Salvo que vayas a realizar series muy cortas de forma constante y quieras tener esos cambios de ritmo de forma instantánea (el GPS tiene retraso… pero tampoco tanto), no notarás mucha diferencia con respecto al POD.

Ahora, si corres en zonas de recepción difícil (bosques, ciudad, valles profundos, frecuencia de nubes y lluvia) sí vas a notar una diferencia notable, porque los datos serán fiables en todo momento y no dependerás exclusivamente de la calidad de recepción de satélite que, por mucho que mejore la tecnología, siempre va a ser limitada.

Las mejores ofertas y oportunidades en tu móvil

Entra al canal Telegram gratis

Instagram

YouTube

Telegram

Facebook

Twitter

Strava

Suscribete

RSS

Y por supuesto, si corres habitualmente en cinta o en pista en interior, la pregunta no es si te merecerá la pena el COROS POD 2. La pregunta es por qué no estabas utilizando un podómetro hasta este momento.

Ritmo Esfuerzo de COROS

La segunda novedad del día es esta nueva métrica de COROS: Ritmo Esfuerzo o Effort Pace, que es su denominación en inglés.

Más que nueva métrica es una evolución del ritmo ajustado. Ritmo ajustado es una estimación de lo que sería tu ritmo de carrera si estuviésemos corriendo en un terreno totalmente llano, combinando tu ritmo real con los cambios de pendiente. Ese ritmo ajustado era más rápido que el ritmo real si estamos corriendo cuesta arriba, y más lento si lo hacemos cuesta abajo.

COROS toma ese ritmo ajustado y lo lleva un paso más allá al integrar no sólo la pendiente sino también otras variables como la zancada y las dinámicas de carrera.

Es decir, aportará una información parecida a la que nos aportaba la estimación de potencia en carrera, pero traducido a un dato de ritmo.

COROS quiere alejarse de la métrica de potencia porque creen que tiene limitaciones. En concreto y según sus propias palabras:

  • La potencia de carrera no es universal, y cada fabricante utiliza unos algoritmos diferentes. Si cambias de plataforma tienes que volver a aprender tus nuevos datos de potencia, algo que no pasa con los potenciómetros de ciclismo (porque éstos sí miden, y no estiman)
  • Como dato, la potencia de carrera es más complicada de comprender para los corredores. En cierta medida es cierto, porque ciclistas y triatletas están perfectamente habituados a hablar de vatios, pero es un concepto totalmente nuevo para el corredor que en algunos casos cuesta comprender

Son unas afirmaciones que se pueden ver como ciertas, pero en mi opinión no están exentas de los mismos problemas. Ritmo Esfuerzo no deja de ser una métrica estimada más, y aunque es más relacionable a lo que el corredor está ya habituado, seguirá siendo diferente a lo que podamos encontrar en otras plataformas.

Garmin tiene el ritmo ajustado a la pendiente, TrainingPeaks habla de NGP (Normalized Graded Pace o ritmo normalizado por la pendiente), métrica que también está presente en Suunto… En definitiva, son algoritmos y como tal cada fabricante los tratará de una forma u otra, así que tendremos el mismo problema si saltamos entre plataformas que cuando hablamos de potencia.

Pero es cierto que para el corredor estándar, hablar de vatios es mucho más ajeno a ellos. Y sobre todo, cuando ve campos de potencia a la hora de configurar su reloj, no tiene ni idea de qué le están hablando y es un campo que no selecciona porque no sabe qué es lo que le aporta, algo que sí sabéis los que estáis leyendo estas líneas porque sois usuarios más informados.

En ese sentido sí puede ser una métrica interesante para el gran público. Y además te recuerdo que Ritmo Esfuerzo no sustituye a la potencia, sino que sustituye a Ritmo Ajustado. Si quieres seguir trabajando con potencia (del reloj o de Stryd) podrás seguir haciéndolo sin ningún problema. La diferencia principal es que Ritmo Esfuerzo será más fiable que Ritmo Ajustado por procesar mayor número de datos (especialmente si lo combinamos con el COROS POD 2).

El futuro de Ritmo Esfuerzo

Pero COROS quiere ir más allá. A través de EvoLab modificará el algoritmo de forma personalizada, porque podrá aprender de puntos fuertes y debilidades de tu histórico de entrenamientos. Eso hará que esta métrica esté más adaptada a cada usuario en concreto, como si fuese un trabajo de sastre.

Es algo que vendrá en los próximos meses, al igual que también estará disponible como métrica a la hora de configurar entrenamientos de series o intervalos.

Resumiendo…

El COROS POD 2 se trata de un accesorio que llamará la atención de los usuarios más involucrados en las métricas exactas. Y como podómetro avanzado (es decir, con mayor número de sensores para tener los datos más fiables) se presenta como una solución más económica a Stryd, que hasta ahora era el dispositivo de facto cuando queríamos tener datos de ritmo y distancia fiables e instantáneos.

Como decía anteriormente, no todo el mundo va a justificar el gasto que supone el añadido, porque no todo el mundo necesita el nivel de precisión que aporta. Es algo normal, porque no todos los deportistas son iguales.

Si alguna vez has mirado tu reloj y has visto datos de ritmo que no concuerdan con el esfuerzo que estás realizando, se debe principalmente a que el GPS está recibiendo datos erróneos. El motivo más habitual es por rebotes de señal que confunden al dispositivo. Es precisamente por este motivo por el que podemos querer tener un dispositivo externo de este tipo.

Con respecto a la métrica de Ritmo Esfuerzo o Effort Pace, creo que es un buen añadido pensando principalmente en el usuario estándar y menos informado. Todo aquel que no tiene ni idea de lo que es la estimación de potencia en carrera y que tampoco tiene inquietudes por saber lo que es. Ahora, cuando vea que puede tener algo que se llama «Ritmo Esfuerzo», posiblemente lo seleccione o se entretenga más en saber cómo puede beneficiarse de ello.

Al final los fabricantes no sólo tienen que aportar novedades y soluciones a los productos, también tienen que trabajar en hacer que la información sea fácil de entender e interpretar, y es aquí donde esta nueva métrica entra en juego.

El ritmo es sin duda uno de los pilares básicos de cualquier corredor y es más natural hablar en términos de minutos por kilómetro que de vatios. Si ya estabas entrenando por vatios o al menos tenías conocimiento de cómo beneficiarte de ello no supondrá demasiado cambio en tu dinámica de entrenamiento, pero si aún no habías dado el salto porque te daba algo de vértigo, es otra solución para el mismo problema.

Eduardo Mateos

Llevo más de 25 años rodeado de dispositivos electrónicos de todo tipo. Usándolos, probándolos, desmontándolos y diseccionándolos. Triatleta de larga distancia: nado, corro y pedaleo durante mucho tiempo. Quizá demasiado.

Publicaciones relacionadas

7 comentarios

  1. Hola, podría usarse el pod 2 y el Stryd , al mismo tiempo . Llevar los dos “ aparatos” y poder ver en el reloj coros , en distintas pantallas los datos de uno y de otro ?????
    Un saludo Jacky.

    1. No, porque aunque ambos puedan conectarse de forma simultánea, sólo hay «un campo» para datos de potencia, no es posible seleccionar dos campos iguales con diferente fuente de datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba