Inicio / Artículos / Sensor óptico Wahoo TICKR Fit
Wahoo TICKR Fit

Sensor óptico Wahoo TICKR Fit

Wahoo ha presentado hoy un nuevo sensor de pulso óptico. Sí, el mismo Wahoo que fabrica rodillos y ciclocomputadores. Que no te parezca extraño porque llevan en el negocio de los sensores de pulso desde hace muchos años. De hecho fueron los primeros en lanzar al mercado un sensor de pulso Bluetooth (pensado para usarse con el iPhone 4S). Y de hecho no sólo lo ha presentado hoy, sino que ya está disponible para su compra.

Esta vez no han sido los primeros en llegar al mercado. De hecho, más bien de los últimos y sin demasiados detalles destacables. Lo cual no quiere decir que no pueda ser un sensor interesante, al contrario, porque tiene alguna característica interesante.

¿Qué es el Wahoo TICKR Fit?

Se trata de un sensor de pulso óptico orientado a fijarse en el antebrazo. Cuenta con conectividad dual Bluetooth y ANT+, por lo que puede emparejarse con cualquier reloj, teléfono, tablet u ordenador que cuente con alguna de estas dos tecnologías. Además la conectividad es dual, por lo que puede emitir datos de forma simultánea haciendo uso de ambos sistemas.

De la misma forma que ocurre con otros sensores similares como son el Scosche RHYTHM+ o el más reciente Polar OH1, el Wahoo TICKR Fit está pensado para ser llevado en el antebrazo, ligeramente por debajo del codo. Es una posición idónea para llevar un sensor de pulso óptico, bastante mejor que en la muñeca. Es una zona más carnosa  por lo que tiene mayor facilidad para la lectura de frecuencia cardíaca y además está expuesto a menos vibraciones. Es algo que ya has podido ver en las pruebas correspondientes de Scosche RHYTHM+ y Polar OH1.

Dada la ubicación donde se lleva el sensor espero un buen resultado, aunque lógicamente no puedo dar nada por sentado sobre todo porque en el caso de Wahoo no han adaptado un sensor de otra compañía con más experiencia en el sector, sino que han optado por fabricar el suyo propio. No tanto a nivel de hardware (que simplemente es mezclar componentes fabricados por otras empresas), sino a la hora de crear el algoritmo, la parte verdaderamente importante de un sensor de este tipo.

El otro detalle importante del nuevo sensor de Wahoo es su autonomía, capaz de llegar a las 30 horas de batería. Que puede ser un detalle menor porque simplemente quieras el sensor para hacer entrenamientos de no más de una hora; o ser algo totalmente fundamental para su uso en ultras o triatlón de larga distancia. Pero también hay que recordar que con el tiempo las baterías se degradan y reducen su duración. El impacto en una batería que nueva ofrece 30 horas de uso no es el mismo que el que verás en una que da 8 o 9.

Chollos en GPS para deporte

Comprueba estas y otras ofertas

La competencia

La propuesta de Wahoo no es novedosa y llega a un mercado en el que ya hay diferentes propuestas. No voy a decir que esté saturado, pero sí comienza a ser ya bastante maduro y si quieres entrar en él tienes que ofrecer algo diferente.

Lo que diferencia al sensor de Wahoo del resto es precisamente esa autonomía de la que te hablaba anteriormente. Comparado con los dos sensores ópticos independientes triplica lo que ofrece el Scosche y presenta más del doble de batería que el sensor de Polar.

Wahoo podía haberse colocado en la primera posición, pero no tiene una característica fundamental que sí encontramos en el Polar OH1 como es la posibilidad de grabar un entrenamiento sin depender de un dispositivo externo. Puede que para muchos no tenga mucho sentido si sólo corréis, pero es algo que puede ser muy cómodo para entrenamiento en gimnasio o para la piscina. Aunque la objeción que se le puede hacer al sensor de los finlandeses es la ausencia de conectividad ANT+.

Por tanto, si quieres conectividad ANT+ debes decidir entre la autonomía adicional que aporta el sensor de Wahoo o una precisión, a priori, ligeramente superior en el sensor de Scosche. En este caso creo que la elección a favor del sensor de Wahoo es bastante clara.

Pero si te interesa la posibilidad de guardar datos en memoria es algo que, por el momento, sólo Polar ofrece. La pelea es en cuanto a características, porque los tres modelos se mueven en el mismo rango de precio: 79€.

Opinión Wahoo TICKR Fit

No voy a decir que sea una presentación que nos haya dejado a todos con la boca abierta, nada más lejos de la realidad. Pero sí es interesante ver un nuevo fabricante que entra en el segmento de los sensores ópticos. Y no sólo por lo que significa de forma directa, sino también por lo que puede significar en el desarrollo de otros productos (se rumorea que Wahoo esté preparando un reloj GPS).

Wahoo TICKR Fit

No obstante me resulta extraño que el nuevo TICKR Fit no incluya las prestaciones adicionales que tiene TICKR X en cuanto a dinámica de carrera o memoria. Especialmente la posibilidad de grabar entrenamientos en el dispositivo sin tener que depender de llevar nada más encima y pensando especialmente en su uso en gimnasio que es donde creo tiene más tirón.

Sí creo que es una oferta interesante por su autonomía extendida, pero creo que a día de hoy salvo que la conectividad ANT+ sea imprescindible (que en muchos casos lo es, por ejemplo con dispositivos de Garmin) en mi opinión el Polar OH1 me parece más interesante al poder funcionar de forma independiente.

¡Gracias por leer!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A través de este formulario se tratan los datos con la única finalidad de poder gestionar tus comentarios.

Estos datos quedarán registrados en el servidor, salvo si marcas la casilla de suscripción al boletín de novedades que se almacenarán en la lista de Mailchimp (que también cumple con todas las leyes). En cualquier momento podrás solicitar tanto la baja de cualquiera de los correos como la eliminación de todos tus datos.

Para más información puedes comprobar la política de privacidad para tener más información de dónde, cómo y por qué almaceno tus datos.

Y perdón por el tocho, pero estoy obligado a ponerlo.