Inicio / Pruebas / Stages | Prueba y análisis del medidor de potencia en biela
Stages Power Meter

Stages | Prueba y análisis del medidor de potencia en biela

SECCIONES

contenido

Stages no es un medidor de potencia recién llegado al mercado. Todo lo contrario, ya lleva algo más de 3 años entre nosotros, pero entre las diferentes ofertas de potenciómetros continúa siendo uno de los principales referentes.

A la hora de medir potencia de forma directa hay varios puntos donde es posible hacer la medición. Stages lo hace en la biela izquierda. En realidad Stages es un “pod” que se añade a una biela estándar como la que ya tienes en tu bicicleta, pero dicha instalación no la puedes hacer en casa sino que deben hacerla en fábrica. En lugar de enviar tu biela para que hagan la instalación, compras una biela (con el medidor de potencia ya instalado) que sustituirás por la que tienes ahora mismo instalada en la bicicleta. Por tanto es importante revisar la compatibilidad con tus bielas y platos actuales, tanto en modelo como en longitud de la misma.

Hasta hace poco Stages sólo estaba disponible para modelos de aluminio, pero recientemente también se han añadido bielas de carbono a su catálogo, por lo que hay mucha variedad donde poder elegir.

En mi caso la biela que he recibido para la prueba es una Ultegra 6800 de 175mm. Pero como digo, el tipo de biela que utilices es indiferente, porque lo que hace el pod de Stages es medir la deformación que se produce en ella al aplicar fuerza mientras pedaleas. Así que entre una biela Dura-Ace y una biela Ultegra la única diferencia es la biela en sí, ya que la medición de potencia se realiza con el mismo dispositivo. Por tanto, la diferencia de precio entre modelos no es en cuanto a la calidad del potenciómetro, sino al precio de la biela que le acompaña.

La unidad de la prueba ha sido cedida por parte de Stages (de su central europea en Alemania), pero ya está de vuelta con ellos. Ya sabes que no hay ningún tipo de contraprestación por parte de las marcas a la hora de realizar las pruebas, lo que percibo en mis entrenamientos es lo que te cuento y no hay presión de ningún tipo para obtener un resultado positivo.

Una vez que ya ha quedado todo claro vamos con la prueba de Stages. ¿Qué es lo bueno y lo menos bueno de éste medidor de potencia?

Stages Power

Stages, aunque viene en formato biela, no es más que un “pod” pegado a ella. Es exactamente igual a la que vas a sustituir con una leve diferencia: esa pieza extra adherida a la parte trasera de la pieza. Es lo que mide tanto la torsión que se produce al aplicar fuerza en el pedal, pero también la cadencia de pedaleo, la segunda variable necesaria para conocer la potencia.

Por tanto, cuando tu pides tu Stages debes indicar el tipo de biela que usas y su medida, ya que lo que debes hacer es sustituir la que montas actualmente (la del lado izquierdo, que no tiene los platos) por la nueva que recibes. Así que es muy importante que confirmes hasta dos y tres veces la medida de la biela.

Y cuando recibas el envío esto es lo que aparecerá en tu puerta. Una caja de cartón reciclado no muy grande. Destaca el logo del equipo de ciclismo Sky, con quien Stages tienen firmado un acuerdo de colaboración para equipar a sus bicicletas Pinarello con éste medidor de potencia (aunque en muchas ocasiones se les ha visto usar modelos duales, que o bien están en prueba o han sido requerimiento específico del equipo).

Stages - medidor de potencia

Si abres la caja encontrarás exactamente lo que estabas buscando. Una biela. Viene presentada con la parte interior hacia arriba, para que al abrir la caja lo primero que veas sea tu nuevo medidor de potencia.

Stages - medidor de potencia

Si le das la vuelta verás que es una biela absolutamente normal y corriente. En mi caso se trata de una biela Ultegra 6800 de 175mm. Por la parte externa de la misma lo único que la diferencia de la que está montada en la bicicleta es la pegatina con el logo de la marca.

Stages - medidor de potencia

Pero como digo, la magia está por detrás. Esta biela corresponde a la versión 2 del diseño, en el que se ha cambiado el formato de la tapa de la batería. Las primeras unidades sufrían de problemas de estanquidad y de conexión con la batería, algo que ya se ha solucionado en este nuevo diseño corregido.

El medidor de potencia está certificado a IPX7. Es decir, inmersión ocasional en agua hasta 1 metro. Por tanto no deberías tener ningún problema, ni siquiera en las carreras de ciclocross más duras. Eso sí, cuando laves la bicicleta con agua a presión no dirijas la manguera de forma directa a la zona de la biela, pues la certificación IPX7 no es capaz de soportar ese tipo de lavado.

 

Stages - medidor de potencia

En la caja, debajo de la biela, encontrarás un manual de instrucciones en varios idiomas entre los cuales está por supuesto el español. Junto a éste, un pequeño librito con un plan de entrenamiento de 8 semanas para que empieces a usar tu nuevo medidor de potencia para entrenar. Y por cierto, con la compra de Stages tendrás acceso a una suscripción Premium a TrainingPeaks durante esas 8 semanas.

Stages - medidor de potencia

Junto a esos papeles encontrarás un juego de pegatinas, por si quieres colocarlas en tu bici en un lugar bien visible, para que puedas presumir de tu nueva adquisición.

Stages - medidor de potencia

Por último, una tarjeta donde encontrarás el número de serie y el ID de ANT+.

Stages - medidor de potencia

La información de la tarjeta es la misma que tienes en la pegatina en la parte trasera de la biela, pero evidentemente es más fácil mirarla ahí que meter la cabeza debajo de los platos. Normalmente no necesitarás la información que ahí se muestra, en particular el ID de ANT+, pero es posible que a la hora de emparejar el medidor de potencia con tu dispositivo no puedas hacerlo de la forma habitual a través de la búsqueda, y que tengas que introducir ese ID.

Instalación

Junto con Stages no se facilita ninguna herramienta para realizar la instalación, te toca sacar las tuyas. Tampoco incluye la cerveza que te puedes tomar mientras haces la instalación.

En este caso en concreto con una biela de Shimano necesitarás una llave Allen para retirar los pedales de la biela antigua, la herramienta de plástico para retirar el tapón central que la sujeta al eje y por último otra llave Allen para los tornillos que la aprietan al eje. En mi caso opté por mi oxidada multi herramienta.

Stages - Instalación

Manos a la obra. En primer lugar debes quitar el pedal de la biela. Que puedes hacerlo después… pero te deseo suerte para que consigas soltarlo sin tener la biela sujeta. En el caso de la imagen el pedal es un bePRO con medidor de potencia, pero el procedimiento es exactamente el mismo para cualquier otro pedal.

Stages - Instalación

Lo siguiente que querrás hacer es aflojar los tornillos que fijan la biela al eje (el que viene de la biela contraria con los platos). Tiene dos tornillos que deberás aflojar de forma más o menos equilibrada. Es decir, quitar un poco de uno y otro poco de otro.

Stages - Instalación

Con los tornillos aflojados, es hora de quitar el tapón de plástico que sujeta la biela al eje. La herramienta es muy sencilla, de plástico y se gira simplemente con la mano.

Stages - Instalación

Ya está todo suelto, así que ahora te tocará sacar la biela. Normalmente requerirá de varios golpes de martillo de nylon (¡el de nylon!, un martillo normal dejará marcas en la biela). Una vez retirada la biela esto es lo que podrás ver.

Stages - Instalación

Es un buen momento para parar, tomarte esa cerveza que habíamos preparado y comparar ambas bielas para que puedas apreciar las diferencias.

Stages - Instalación

Una vez terminada la cerveza es hora de volver al tajo. Simplemente debes repetir el procedimiento a la inversa, pero antes querrás asegurarte que no tienes problemas de compatibilidad. Es decir, que la biela no roce con la vaina traseras de tu bicicleta, en concreto por la parte que es diferente a tu antigua biela.Asegúrate que la “chepa” de la biela de Stages no golpea o roza con el cuadro.

Stages - Instalación

Vuelve a colocar el tapón de plástico y fija la biela. Cuidado no te pases apretando, pues además de hacer mucho más duro el pedaleo es posible que dañes los rodamientos. Prueba a girar los pedales y encontrar el punto en el que gira cómodamente y la biela está firme.

Stages - Instalación

A la hora de apretar los tornillos, el procedimiento es el mismo que has seguido para aflojarlos. Hazlo de forma uniforme, girando primero uno y después otro para distribuir el par de apriete.

Stages - Instalación

Por último, simplemente tendrás que volver a colocar el pedal en tu nueva biela. Y a dar pedales.

Stages - Instalación

Calibración, actualización y conectividad

Una de las principales ventajas de Stages es su doble conectividad ANT+ y Bluetooth Smart. Esto te permite usarlo tanto con relojes o ciclocomputadores que conecten a través de ANT+ (Garmin principalmente) como con otros dispositivos que sólo usan Bluetooth (Polar o Suunto, por ejemplo).

Stages - Conectividad Bluetooth Smart y ANT+

Es un detalle francamente importante, porque la verdad es que las opciones de potenciómetros para dispositivos Bluetooth es realmente limitada. Si dispones de un dispositivo que trabaje exclusivamente a través de Bluetooth, Stages es precisamente una de las unidades en las que debes pensar (además de ser de las opciones más económicas).

El hecho de disponer de conectividad Bluetooth Smart no es sólo un detalle a tener en cuenta a la hora de saber con qué unidad usarás el potenciómetro, también podrás conectarlo con el teléfono móvil. Por tanto, puedes usar aplicaciones (como Strava) y recoger los datos de potencia de tus entrenamientos. Pero otra utilidad principal es que podrás conectarlo con la aplicación de Stages que permitirá actualizar el firmware cuando haya novedades. Para ello simplemente tendrás que abrir la aplicación, buscar el medidor de potencia (después de activarlo girando la biela), y en caso de haber una actualización disponible se descargará y comenzará el proceso de actualización.

Stages - Actualización

Por lo tanto, después de la instalación inicial, lo primero que quieres hacer es comprobar si hay alguna actualización disponible que puedas instalar y empezar desde el principio actualizado a la última versión.

Así mismo, cuando vayas a comenzar a rodar también es recomendable que realices una calibración. Más que calibración es una puesta a cero de todos los parámetros, es la forma de indicarle al medidor de potencia que en ese momento no hay potencia y que no hay ningún tipo de presión en los pedales.

Es importante porque puede haber factores ambientales que afecten a la medición de potencia, como la temperatura o la humedad. Por tanto es un procedimiento que también podrás hacer (y que además es recomendable) en cualquier momento si empiezas a ver datos de potencia que no concuerdan con la sensación de esfuerzo que estás teniendo. A pesar de que Stages cuenta con sensor de temperatura para calibrarse de forma automática mientras estás entrenando (por ejemplo, al subir un puerto de montaña es habitual que la temperatura decaiga), en ocasiones se producen de forma rápida sin que al potenciómetro le de tiempo a ajustarse. En ese momento puedes detenerte y proceder a realizar el procedimiento de calibración, que dura tan sólo unos segundos.

Yo habitualmente realizo la calibración antes de comenzar a rodar. Saco la bici a la calle, termino de prepararme mientras todos los dispositivos que lleve en ese momento encuentran señal GPS y cuando ya estoy listo para empezar con el entrenamiento es cuando realizo la calibración. Por tanto ya he dado algo de tiempo para que el sensor se haya aclimatado al cambio de temperatura entre interior y exterior. Si el cambio es importante (por ejemplo pasar de +25ºC en interior a 0ºC en exterior), tal vez es recomendable comenzar a rodar y realizar la calibración 10 o 15 minutos después.

Para realizar este reinicio a cero o calibración, deberás iniciarlo desde tu unidad de ciclismo o reloj. En el medidor de potencia no tienes que hacer nada, más allá de girar los pedales para que se encienda y, por tanto, conecte con tu unidad.

Debes colocar la biela vertical, con el pedal en la parte inferior (lo que serían las 6 en el reloj) y sin aplicar ningún tipo de presión sobre la biela. A continuación simplemente selecciona en las opciones del medidor de potencia la opción de calibración (cada dispositivo tiene un procedimiento) y espera a que el procedimiento termine, tan sólo dura unos segundos.

Stages - Calibración

Tras esto, ya estás listo para comenzar a dar pedales y a entrenar con potencia.

Pila y sustitución

La pila que utiliza es estándar CR2032, que puedes comprar en cualquier supermercado. Sustituir la pila es muy sencillo, e incluso puedes llevar una pila de sobra entre las herramientas de la bici para que, en caso de quedarte sin batería en mitad de un entrenamiento, poder cambiarla directamente.

Y es que como ves en esta imagen, no necesitas más herramienta que una uña del dedo (o un destornillador plano si tienes la uña frágil, pero cuidado con romper las pestañas). Simplemente deberás girar la tapa en el sentido que indica para realizar la apertura.

Stages - Conectividad Bluetooth Smart y ANT+

Cuando hayas cambiado la pila, recuerda volver a poner la tapa en su posición inicial (girándola en el sentido contrario), ya que de lo contrario puedes perderla a mitad de camino. Y créeme… no quieres que te ocurra.

Medición de una pierna y multiplicación

La principal particularidad que tiene el medidor de potencia de Stages es que no mide potencia total, sino que mide la potencia de la pierna izquierda y la multiplica por dos.

Stages Power Meter

Dentro de los medidores de potencia de medición directa (es decir, que miden la potencia aplicada y no la estiman) podemos encontrar tres opciones. En primer lugar la que ofrece Stages, que es medir la potencia de una pierna y multiplicarla por dos. Como en el caso que nos ocupa, el potenciómetro registra la potencia aplicada a la biela izquierda e, independientemente de lo que haya en la biela derecha (que te falte una pierna o que lleves un elefante moviendo ese pedal), se multiplica esa potencia por dos para obtener el valor total.

La siguiente opción que podemos ver en el mercado es medir la potencia total; pero sin diferenciar entre potencia izquierda o derecha. Es un paso más allá pues nos facilita potencia total real. Pero no podremos tener detalles como la distribución de la potencia (conocer si tenemos una pierna dominante).

Por último la tercera opción es contar con un medidor de potencia en cada lado y obtener, ahora sí, la suma independiente de cada uno de ellos. Es la forma más fiel de poder tener los valores de potencia de cada una de nuestras piernas conociendo la distribución de la misma. Es decir, saber si aplicas la potencia de forma equilibrada o hay una pierna que tiene más fuerza que otra.

Stages está, como digo, dentro de la primera categoría. El medidor de potencia registra los datos de la pierna izquierda y la multiplica por dos.

Stages Power meter

La pregunta que te estarás haciendo es si esto importa. Pues sí y no.

Personalmente no tendría ningún problema en entrenar de forma exclusiva con Stages. Pero todos los entrenamientos deberán estar ajustados a su medición particular en mi caso. Yo sé que mi distribución de potencia es, habitualmente, 45-55. Por tanto tengo una pierna dominante (la derecha) y eso resulta en que los valores totales de potencia final son siempre menores en el caso de Stages.

Esto podría presentar un problema si mis entrenamientos los baso en un FTP calculado midiendo ambas piernas (potencia total) y después uso de referencia los valores de Stages. Por tanto estaría entrenando un 10% por encima de lo que debería.

Pero si uso Stages para calcular el FTP entonces no hay ningún problema, ya que ese cálculo de umbral ya estoy haciéndolo introduciendo ese error en la medida total de potencia.

Claro, también debes tener en cuenta que si haces ejercicios de pedaleo sólo con una pierna ese entrenamiento tampoco podrás hacerlo basado en potencia.

Calidad de emisión de señal

En la medición de sólo la pierna izquierda y consecuente duplicación de potencia no encuentro excesivas pegas, sin embargo donde he encontrado más problemas es en la potencia de emisión de la señal.

Y es que es baja, bastante más baja que cualquier otro sensor de los que tengo montados en la bicicleta. De hecho ha sido algo que he consultado en repetidas ocasiones directamente con Stages para ver si pudiera ser un problema de la unidad.

Tras revisar todos los archivos con datos recogidos bien es cierto que en ningún momento he tenido cortes de recepción de señal, siempre que el dispositivo que usara para grabar los datos de Stages estuviera en la parte izquierda del manillar. Si lo colocaba en la derecha en algún momento sí he podido percibir algún corte en la transmisión. Y de igual manera, si el dispositivo lo llevaba en el bolsillo trasero del maillot (utilizaba un teléfono móvil como apoyo para revisar posteriormente si había dichos problemas de recepción), podía escuchar perfectamente cuándo la aplicación avisaba de pérdida de señal.

Y es que el cuerpo (compuesto principalmente por agua que, como sabrás, impide las transmisiones digitales como el Bluetooth o ANT+) bloqueaba la recepción, perdiendo la conexión cada vez que pedaleaba de pie. Ocurría independiemente de utilizar conectividad ANT+ o Bluetooth, no es que una antena tenga un diseño peor que la otra. Simplemente es que las dos son bastante mejorables.

En estas imágenes puedes ver claramente esos problemas de señal. En primer lugar con conectividad Bluetooth y con la aplicación de Stages. Situando el teléfono junto a la biela la potencia de emisión puedes ver que está a tope.

Stages - Transmisión de señal

Sin embargo basta con alejarse ligeramente para que la señal quede al mínimo de potencia. En esta foto puede haber alrededor de un metro entre la biela y el teléfono, sin nada que bloquee la señal.

Stages - Transmisión de señal

Usando ANT+ ocurre exactamente lo mismo. Con la app de Wahoo además puedes ver la incidencia de la distancia en el resto de sensores que hay instalados en la bicicleta. Colocando el teléfono junto a la biela (en este caso el teléfono cuenta con tecnología ANT+) puedes ver cómo los cuatro sensores tienen una señal muy alta (buje PowerTap, pedales bePRO, biela Stages y sensor de velocidad/cadencia Wahoo).

Stages - Transmisión de señal

Y si me separo de nuevo una distancia no demasiado elevada la señal de Stages prácticamente se pierde. Algo que no ocurre con ninguno de los otros tres sensores, de los que sigo recibiendo señal con bastante potencia.

Stages - Transmisión de señal

Pero repito, a pesar de todos estos problemas que relato a la hora de la verdad los datos que he grabado con la unidad principal usada para ese medidor de potencia (relojes u ordenadores de ciclismo de Polar, Garmin o Suunto), nunca han mostrado cortes en la transmisión, siempre que estuviera situado en el lado izquierdo de la bicicleta, bien en el manillar o en mi muñeca izquierda. Sí ha habido cortes si el dispositivo estaba ubicado en otro lugar, como por ejemplo en el bolsillo del maillot.

Es algo que me preocupa y así se lo comuniqué a Stages. Revisando foros puedo confirmar que no es sólo un fallo de mi unidad, sino que es algo común en el diseño de Stages. No tiene que ver ni con el estado de la pila ni con un fallo puntual de la unidad, simplemente el diseño de la antena o la potencia de emisión no es todo lo bueno que debería.

Por lo tanto, si quieres evitar problemas de recepción de señal, asegúrate que colocas tu dispositivo en la parte izquierda de la bicicleta, aunque esto puede ser algo más complicado con manillares de triatlón de larga distancia.

Precisión en la medición

Ya has visto que Stages presenta dos particularidades importantes: que la medición de potencia se realiza en la pierna izquierda y se multiplica por dos; y que no cuenta con una potencia de emisión demasiado elevada. Pero lo que más importa es que los datos de potencia que facilite sean precisos. De nada nos sirve que el potenciómetro sea capaz de medir potencia separada en ambas piernas y emita a la máxima potencia, si lo que está midiendo no es correcto.

Para estas pruebas he comparado los datos de Stages con otros medidores de potencia. En concreto con los pedales bePRO de Favero y con el buje PowerTap G3. Y es que probar Stages por separado sería absurdo, ya que tiene que haber más dispositivos para confirmar que los datos que obtenemos son correctos y poder validar así de forma correcta la lectura. Y concretamente, lo ideal es que la medición se realice con más de dos medidores. Porque si dos dispositivos coinciden en la medición de potencia todo es perfecto y bonito, y no presenta ningún problema de comparación. ¿Pero qué ocurriría si difieren? ¿Cómo saber cuál es el que está fallando? Aquí es donde cobra importancia contar con, al menos, tres fuentes de datos. Y es por eso que realizar pruebas de medidores de potencia no es nada sencillo.

Una vez que ya conoces el procedimiento para realizar las pruebas, vamos a entrar en los fríos números.

Asentamiento inicial

Empezaré el análisis con la primera prueba tras realizar la instalación inicial de los tres medidores de potencia. Los datos aún no son validos, pues sobre todo en el caso de bePRO el medidor aún se está asentando. La gráfica está suavizada a 30 segundos para tratar de hacer más simple la comparación de datos. Recuerda que pinchando en la imagen podrás abrir las gráficas en mayor tamaño.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

No quiero detenerme en hacer ningún análisis todavía, pero así puedes ver cómo se va realizando el asentamiento inicial tras la primera salida y cómo evolucionan con el paso del tiempo los diferentes medidores. Puedes tomar la gráfica superior como una referencia.

Subida Benahavis

Verás que aún hay diferencias entre los diferentes registros. Pero en esta segunda prueba todo aparece más alineado. Sobre todo en el inicio del entrenamiento.

Pero como digo, aún no quiero empezar a sacar ningún tipo de conclusión.

Puedes comprobar que en los picos de potencia Stages siempre muestra algo menos de potencia, por lo ya comentado de mi distribución de potencia particular. No obstante se puede comprobar que los tres medidores de potencia están registrando valores muy similares y las tendencias son las mismas.

Pero en la segunda parte del entrenamiento puedes ver varios momentos en los que Stages está totalmente “fuera de onda”. El motivo no es otro que la pérdida temporal de señal. En ese entrenamiento estaba grabando los datos de Stages con un Suunto Ambit3 y un teléfono móvil en el bolsillo trasero del maillot.

Los datos del Suunto no los he podido utilizar debido a cómo los interpreta GoldenCheetah (que es lo que uso para pasarlos a CSV), por lo que sólo me quedaba usar los del teléfono, pero con los cortes de transmisión. No obstante sirve perfectamente para que aprecies esos cortes de comunicación.

En la parte central del entrenamiento también puedes ver cosas raras por parte de los tres medidores de potencia, ¿verdad? Ninguno de los tres muestra una gráfica que concuerde.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

En ese momento estaba realizando una bajada en zona urbana con pasos de peatones, badenes, etc. ¿Cómo influyen estos elementos en esos registros de potencia tan extraños? Pues se pueden explicar por la forma de tomar datos de cadencia. Al estar realizando un descenso en una pendiente bastante pronunciada apenas tengo que pedalear, así que la cadencia es baja.

El potenciómetro registra la potencia a partir de la presión y de la velocidad angular (cadencia). Así que por mucho que presione sobre la biela, si no hay pedaleo no hay registro de potencia. Ya puedo ir de pie con todo el peso sobre el lado izquierdo o me dedique a dar saltos, si no hay registro de cadencia la potencia es cero vatios.

Pero hay diferencias en la forma que cada medidor de potencia registra la cadencia. Por ejemplo Stages lo hace a partir de 30rpm, mientras que con bePRO a partir de 20rpm ya tengo datos de cadencia. Y de igual forma, PowerTap G3 estima la cadencia (ya que no hay forma que el buje tenga cadencia de pedaleo real). Por lo tanto en esos momentos de pedaleo tan despacio puede haber bastantes diferencias en lo que registre cada unidad.

De todas formas no es algo que deba preocuparte, pues no es habitual que tengas una situación similar. Y desde luego en bajada y pedaleando despacio tampoco te va a interesar los datos de potencia obtenidos.

Sesión de intervalos cortos

El que verás a continuación es un muy buen entrenamiento en el que poder extraer conclusiones acerca de la medición en una sola pierna y qué es lo que conlleva. Antes de entrar en el propio entrenamiento debo indicar que me encontraba fatigado tras una competición de trail dos días antes. Tenía las piernas bastante pesadas a causa de tanta subida y bajada.

Empiezo por enseñarte la gráfica suavizada a 30 segundos, pero debido a la variación del entrenamiento tal vez haya demasiados picos para ver las cosas con buen detalle. Eso sí, ya puedes ir apreciando que en general la gráfica de Stages se encuentra bastante por debajo, más de lo que habitualmente ha estado y de lo que has podido ver en las imágenes superiores.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

Así que para poder facilitar ver los datos, voy a suavizar la gráfica a 60 segundos.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

Sigue siendo demasiado variable, pero útil para ver detalles. Pero al suavizar hasta 5 minutos nos permitirá ver detalles muy claros (aunque muy poco útiles como análisis de la actividad, pero perfectamente válidos para ver diferencias entre los distintos medidores de potencia).

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

Lo primero que se puede apreciar es que de las tres gráficas, dos están muy bien alineadas. Tanto la gráfica de PowerTap como la de los pedales bePRO coinciden en la mayor parte del entrenamiento. Destaca la gráfica de Stages, que se sitúa bastante por debajo de las otras dos.

¿Y esto por qué ocurre? Como decía antes, llegaba a este entrenamiento con bastante fatiga acumulada. Con un trail con +2.400m de desnivel positivo en las piernas, estaba claro que no funcionaban como debían. Por suerte, gracias a que uno de los medidores de potencia de prueba era capaz de medir las dos piernas por separado es posible ver el motivo de esa diferencia.

Mi distribución de potencia nunca es 50-50. Hay gente que sí tiene una distribución perfecta, de igual manera que somos muchos también los que tenemos una pierna ligeramente más dominante que la otra. En mi caso, mi pierna derecha suele ser más dominante y mi distribución de potencia suele variar entre 45-55 y 48-52, bastante equilibrada pero no perfecta. Podríamos discutir horas y horas sobre si intentar alcanzar el equilibrio perfecto ofrece mejor rendimiento en competición, pero creo que sería una discusión sin una conclusión clara.

Pero al grano, ese día y a consecuencia de la fatiga acumulada, la distribución de potencia estaba totalmente desequilibrada, como puedes ver en el resumen final de la actividad de los datos obtenidos con bePRO.

Comparativa medidores de potencia - Distribución de potencia

Una distribución de 43-57, aún más dominante la pierna derecha en este día de fatiga. Así que si he aplicado una diferencia importante de potencia de una pierna a otra, y encima la multiplicamos por dos, el resultado final es el que vemos en la gráfica, que la diferencia total es muy abultada. Viendo la gráfica la medición de Stages es la misma en todo momento, por lo que queda claro que la capacidad para medir es correcta. Pero tenemos el problema que al estar la potencia descompensada la comparativa de potencia total es menor a la real. Es el peaje a pagar por tener un medidor de potencia económico que sólo nos mida en una pierna.

Subida a Istán

Vayamos con otro entrenamiento diferente. En primer lugar, la gráfica sin suavizar.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

Como ves apenas es posible apreciar nada, ¿verdad? Ese es el motivo por el que preparo gráficas suavizadas, pues es la única manera de poder apreciar los detalles de forma más cómoda. Pero no está de más que puedas ver cómo es la gráfica “en bruto”.

Aquí podemos encontrar dos partes diferenciadas. Un primer momento que comprende una ascensión y tras un periodo de descanso en la parte de arriba del puerto, bajada por el mismo camino de la subida.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

La primera parte tiene buen aspecto. Sí, hay diferencias en los picos más altos, pero recuerda que estamos revisando una gráfica suavizada, por lo que en esos picos puntuales la potencia más baja que muestra Stages es a causa de mi distribución de potencia. Lo que debemos asegurar es que la tendencia sea la correcta y las tres gráficas sean iguales o paralelas con poca diferencia en watios, como así ocurre.

Es tras la parada cuando comenzamos a ver desviaciones por parte de los tres potenciómetros. Y se puede apreciar con facilidad que esas desviaciones van aumentando a medida que pasa el tiempo. El problema es que no hay dos gráficas que coincidan y una tercera que podamos decir que sea la equivocada. Las gráficas son paralelas, pero se van separando en su medición. Por tanto, ¿cuál de los tres está haciendo la medición correcta? Pues no hay forma de saberlo.

¿Por qué esa diferencia que va aumentando a medida que va pasando el entrenamiento? El motivo, probablemente, es por la temperatura y la velocidad de ajuste de cada unidad a los cambios de la misma. Ahora ves por qué recomiendo hacer una calibración en mitad de un entrenamiento según sean las condiciones, ¿verdad?.

Probando cambios de temperatura

Por tanto, con esa premisa en el siguiente entrenamiento era cuestión de ver cómo afectan estos cambios a cada unidad. Para el siguiente ejemplo quiero que observes, además de la propia gráfica de potencia, la gráfica de temperatura del Edge 520. Puedes ver cómo a medida que asciendo el puerto la temperatura baja, volviendo a subir cuando hago el descenso. La subida central de temperatura se debe a que estaba parado y la bicicleta estaba al sol, por lo que el Edge se estaba recalentando. En cuanto me pongo de nuevo en marcha la temperatura vuelve a comenzar a descender a su nivel correcto.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

Como ves, la variación de temperatura es importante. Hasta 10 grados de diferencia que los tres medidores de potencia deben tratar de corregir, pues la elasticidad de los materiales donde se colocan las galgas de medición varía con la temperatura. Por ello, cada fabricante incluye un algoritmo específico dependiendo de las características del material donde esté colocada la galga. Así que en el caso de Stages es importante que la información que facilita Shimano sea precisa.

En cuanto al entrenamiento en sí, en la parte inicial de subida estoy realizando intervalos de dos minutos a mayor intensidad con un minuto de reposo. En ese periodo inicial las gráficas están bastante igualadas. Con las diferencias que hemos estado viendo hasta ahora pero igualadas: bePRO y PowerTap bastante alineados y Stages con tendencia a estar ligeramente por debajo en términos de potencia debido a mi pierna derecha dominante.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

Las tendencias son similares y a medida que va avanzando el entrenamiento, la gráfica de Stages se va igualando con las otras dos. Tras la parada y la espera al cambio de temperatura ya se empiezan a ver mayores diferencias. En este punto podría (debería) haber hecho una calibración manual, pero la idea es precisamente poner a prueba la capacidad de cada uno de ellos de realizar el ajuste de forma automática ante estas variaciones de temperatura. De haberlo hecho perderíamos estos detalles tan valiosos. Además, estoy seguro que la inmensa mayoría sólo hace la calibración inicial (si es que la hace).

En esta gráfica me fijo bastante en el registro de PowerTap, ya que tiene una función de calibración constante. Cada vez que dejas de pedalear realiza un autocalibrado a cero, por lo que es mucho más rápido en adaptarse a los cambios que los otros dos medidores. Mientras que Stages y bePRO necesitan unos minutos para poder ajustar la potencia conforme a los cambios de temperatura, PowerTap y su calibración constante permite una mayor precisión en los datos cuando hay estas variaciones.

A continuación una imagen de ese mismo entrenamiento, en su primer fragmento de subida y con menor suavizado, a 30 segundos, para poder analizar con más detalle.

Stages - Análisis de potencia

Salvo momentos puntuales en los que hay alguna diferencia (que pueden ser causados por el suavizado), todos los intervalos tienen un registro muy similar. Hay algunos puntos en los que los picos de Stages difieren un poco de lo mostrado por los otros dos medidores, pero lo achaco a mi distribución de potencia. También puede tener que ver el hecho de que los medidores de potencia registran 8 datos por segundo, mientras que las unidades de grabación sólo lo hacen a razón de 1 por segundo. Por tanto tienen que desechar los 7 datos restantes. En algo tan variable como es la potencia con unos picos tan breves, esa tasa de grabación sí puede suponer una diferencia importante.

Tanto en esta segunda gráfica como en la primera con más suavizado los tres medidores de potencia ofrecen una información muy similar. Y desde luego, mientras hacia las diferentes series, en pantalla estaba viendo datos muy similares, vatio arriba o vatio abajo.

En cuanto a la segunda parte del entrenamiento, ¿qué ocurre? Porque si te fijas hay un comportamiento muy extraño en la gráfica de Stages. ¿Por qué motivo? Sinceramente lo desconozco. He estado revisando los datos en bruto y tengo claro que el problema está en que la unidad que ha estado grabando los datos de Stages (un teléfono móvil con la app de Wahoo) ha registrado potencia cuando en ese instante no había pedaleo. Los datos de cadencia tanto de bePRO como de Powertap son 0, y las pulsaciones están descendiendo. Tampoco hay ninguna variación en la altura, así que evidentemente en ese momento estoy parado. Sin embargo en los datos de Stages aparece tanto registro de cadencia como de potencia.

Además a un ritmo muy repetitivo. Y como habéis visto, es totalmente imposible conseguir tanta precisión al pedalear, las gráficas son mucho más variables.

Stages - Datos en bruto

¿Por qué Stages está registrando potencia si estoy parado? No puedo darte la respuesta. No es un problema de desconexión, pues el teléfono iba fijado en la tija sin ningún objeto que se interponga en la conexión con el medidor de potencia. ¿Un fallo de la aplicación utilizada? ¿Un cuelgue del medidor de potencia? Cualquier opción es factible, pero sea como fuere lo cierto es que no logré repetirlo en ninguna otra salida.

Registro de cadencia

Como digo, Stages también realiza medición de cadencia, por lo que podrás tener este dato adicional sin tener que disponer ningún otro sensor en la bici. En realidad, todos los medidores de potencia deben hacerlo, ya que es una parte fundamental de su funcionamiento.

Esto es así porque la potencia es el resultado de multiplicar la torsión (la fuerza aplicada sobre el pedal) por la velocidad angular. Y esta velocidad angular es la velocidad a la que giras los pedales y tiene en cuenta la longitud de la palanca (motivo por el que hay que introducir en los ordenadores de ciclismo la longitud de biela). Así pues, el medidor de potencia sabe perfectamente cuál es tu cadencia sin que tengas que utilizar un sensor de cadencia de forma independiente (de hecho, en caso de tener los dos conectados a tu dispositivo, sólo utiliza la información de uno de ellos: el potenciómetro).

Revisando gráficas de cadencia los resultados son correctos entre las tres unidades en todo momento. En la gráfica se pueden apreciar picos de PowerTap y bePRO, que por algún tema de diseño al dejar de dar pedales ambos dispositivos envían picos que no son reales. Pero en los periodos de pedaleo puedes comprobar perfectamente cómo las tres gráficas están totalmente alineadas.

Comparativa medidores de potencia - Bepro, Powertap, Stages

Estos picos sólo aparecen en las gráficas, ya que durante el entrenamiento veremos la cadencia correcta en todo momento. Y lo que es más importante, el dato que aparecerá en la pantalla de tu dispositivo es siempre el correcto.

Mi opinión

El mercado de los medidores de potencia está viviendo un boom muy importante y sin duda, Stages es uno de los más conocidos. Motivos para disfrutar de esta fama no le faltan. Para empezar la colaboración (o patrocinio) con el equipo Sky es una baza importantísima, tanto a efectos de visibilidad de marca y marketing como de validación del dispositivo. Si le vale a Chris Froome, ¿por qué no te iba a valer a ti?

Su facilidad de instalación es otra baza importante, incluso permite llevártelo de una bici a otra en cuestión de minutos (siempre que uses el mismo tipo de platos y bielas). Cualquiera con conocimientos básicos de mecánica de bicicletas es capaz de instalarlo, y el no necesitar de ningún par de apriete específico o de una calibración previa es lo que permite que esté al alcance de cualquiera.

Por último no quiero 0lvidarme de señalar la doble compatibilidad que tiene, pudiendo enviar datos a través de Bluetooth y ANT+. Algo que evidentemente es el camino a seguir en la industria pero que Stages adoptó hace ya unos cuantos años.

IMG_20160526_210859

Pero… ¿siempre hay un pero, verdad? Stages no iba a ser menos y también tiene unos “peros” importantes. Son cosas que, antes de desembolsar tanto dinero en un medidor de potencia sobre el que basarás tus entrenamientos y competiciones a partir de ahora, deberás tener en cuenta.

  • Medición de sólo una pierna, la izquierda, y multiplica la potencia por dos. No lo tomo como un fallo, porque evidentemente es lo primero que sabes de Stages. En mi caso hay diferencias en el total de potencia, tanto en la potencia media final como durante el entrenamiento (aunque en menor medida). El motivo es que simplemente mi distribución de potencia no es totalmente equilibrada.
    Pero no lo olvidemos, esta es mi situación; tal vez en tu caso puede ser el contrario y desarrollar la potencia de forma totalmente equilibrada, entonces los datos de Stages serán exactamente los mismos que puedes obtener con otros medidores de potencia que midan de forma combinada o por separado.
  • Ausencia de métricas avanzadas, como puede haber en los casos de Garmin Vector 2 o PowerTap P1 (aunque aún están por llegar). Pero tampoco ofrece métricas más sencillas como el equilibrio, efectividad o sensibilidad.
  • Problemas en la señal. Es algo a tener en cuenta, ya que dependiendo de cómo quieras instalar tu ciclocomputador la recepción de señal puede verse afectada. Es un tema de diseño de antena y de potencia de emisión, y por lo que he podido consultar parece ser bastante habitual. Durante la prueba he tenido problemas un día, con mediciones cuando no tenía que haberlas. ¿Puede ser problema de recepción de señal? Podría ser, pero la causa también puede ser cualquier otra. Pero es algo que no ocurre con otros medidores de potencia.
  • El precio fue competitivo en su día. Hoy ya no lo es tanto. En su momento Stages se convirtió en la solución de medición de potencia directa más económica del mercado. Pero ha dejado de ser así. La unidad de la prueba (para Ultegra 6800) tiene un precio oficial de 719€. Powertap tiene ruedas con el Powertap G3 desde menos de 700€, o Powertap C1 que mide potencia total por 749€ (aunque debes añadir bielas, si no tienes unas compatibles). Pero sin ir más lejos bePRO, otro de los integrantes de la prueba, cuesta también 749€ y mide potencia por separado (y tiene otra opción de pedal izquierdo aún más barata).

Personalmente no tendría ningún problema en entrenar de forma habitual con Stages. Eso sí, primero tendría que adaptar mi FTP y reducirlo por la diferencia debido a la distribución de potencia. Bajar tu FTP no presenta ningún problema (más allá de perder puntos de carisma cuando lo comparas con el resto de tu grupeta) porque simplemente lo estoy ajustando a la lectura del medidor de potencia. Pero repito, esto sería en mi caso particular.

No obstante, si a día de hoy tuviese que comprar un medidor de potencia nuevo probablemente Stages no sería la opción que elegiría, y optaría por Powertap C1 si tuviese unas bielas compatibles o directamente por los pedales de bePRO.

¿Te ha gustado la prueba?

Espero que esta review sea de tu agrado. Son muchas las horas necesarias para hacer cada una de ellas. Si te gusta el trabajo que hago recuerda que tu apoyo es fundamental.

No olvides compartir la prueba en tus redes sociales y con amigos, para que ellos también puedan estar informados. Y no dudes en comentar y suscribirte a los comentarios, muchas veces encontrarás respuesta a preguntas que no se han tratado en el texto de la prueba. Puedes usar los comentarios de la prueba como un foro y compartir no sólo tus dudas, sino también tus opiniones del reloj con el resto de lectores.

En el caso de Stages no podrás comprarlo en Amazon, pero recuerda que si quieres colaborar con la página porque te parece interesante el contenido que publico puedes hacer tus compras a través del enlace que encontrarás a continuación. ¡Gracias!

VALORACIÓN

Funcionamiento - 8
Conectividad - 5
Diseño, acabado y comodidad - 9.5
Autonomía - 9.5
Precio - 7

7.8

TOTAL

User Rating: 4.7 ( 1 votes)

Deja tu respuesta

¡Sé el primero en dejar un comentario!

avatar
wpDiscuz