Pruebas – Correr una Maratón https://www.correrunamaraton.com Análisis de tecnología deportiva y relojes GPS para correr, ciclismo o triatlón Sun, 25 Jun 2017 13:42:05 +0000 es-ES hourly 1 https://wordpress.org/?v=4.8 https://media.correrunamaraton.com/wp-content/uploads/2016/05/cropped-icono-32x32.png Pruebas – Correr una Maratón https://www.correrunamaraton.com 32 32 Garmin Vivosmart 3 | Prueba y análisis completo https://www.correrunamaraton.com/garmin-vivosmart-3-review/ https://www.correrunamaraton.com/garmin-vivosmart-3-review/#comments Fri, 16 Jun 2017 11:21:55 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=13388 Hace escasamente dos meses que Garmin presentó Vivosmart 3, la última incorporación dentro de la gama Vivosmart, que llega precedida de la exitosa Vivosmart HR y de la menos conocida Vivosmart HR+ (que incluía GPS). Esta Vivosmart 3 no incluye GPS, y probablemente Garmin no se aventure a lanzar una versión que sí lo incluya, …

Garmin Vivosmart 3 | Prueba y análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
Hace escasamente dos meses que Garmin presentó Vivosmart 3, la última incorporación dentro de la gama Vivosmart, que llega precedida de la exitosa Vivosmart HR y de la menos conocida Vivosmart HR+ (que incluía GPS). Esta Vivosmart 3 no incluye GPS, y probablemente Garmin no se aventure a lanzar una versión que sí lo incluya, dado el resultado cosechado por dicho modelo.

Tal y como ya estamos acostumbrados con los últimos lanzamientos del fabricante norteamericano no hay una revolución en su propuesta, pero siempre hay continuas evoluciones. En este caso Garmin consigue un dispositivo más pequeño con esta Vivosmart 3, principalmente gracias al nuevo sensor de pulso óptico Garmin Elevate, de tamaño más discreto. Junto a el, un nuevo modo de entrenamiento en gimnasio con contador de repeticiones e identificación de ejercicio, métricas de variabilidad de pulso para medir el estrés o estimación de VO2max.

Como siempre me gusta aclarar, en esta prueba verás dos unidades. Una pulsera de color morado que ha sido facilitada temporalmente por Garmin (y que será devuelta tras la publicación de la prueba) y otra de color negro, que he adquirido yo directamente a través de Amazon. Los fabricantes no hacen ningún pago por aparecer en estas pruebas ni hay ningún tipo de contra prestación a cambio de una valoración positiva por mi parte. Es más, ni siquiera les dejo anunciarse en esta página.

¿Qué quiero decir con esto? Que la forma en la que esta web genera algo de dinero es a través de vuestras compras. Comprando a través de los enlaces que facilito estarás ayudando con una pequeña comisión recibida tras cada compra. Tu no pagarás ninguna cantidad extra, y yo recibo una pequeña cantidad. Como ves, todos salimos beneficiados.

Llevo ya unas cuantas semanas probando la nueva pulsera de Garmin, así que ya estoy en disposición de contarte todas las novedades que incluye. ¿Te parece que lo veamos juntos?

Desempaquetado

Cómo, ¿que quieres saber cuál es el contenido de la caja de la Garmin Vivosmart 3? Pues no te hago esperar más.

Presentación… la habitual de todos los últimos modelos de Garmin.

Garmin Vivosmart3 - Contenido

Una vez abierta la caja se puede extraer todo el contenido. Ahora viene alrededor de un cartón que indica lo que debes hacer. En primer lugar descargar la aplicación Garmin Connect (para Android, iOS o Windows Mobile). Y como la pulsera no tiene ningún botón que presionar, te indica cuál es el procedimiento para encenderla: conectar el cable de sincronización a la corriente.

Garmin Vivosmart3 - Contenido

Dentro nos encontramos la pulsera, el cable de sincronización y carga y algo de papeleo. No, no son las escrituras de compra de la Vivosmart 3, es simplemente una guía rápida en miles de idiomas.

Garmin Vivosmart3 - Contenido

Presidiendo la parte trasera de la pulsera se encuentra la nueva versión del sensor Elevate de Garmin. Ahora es más delgado y apenas sobresale de la trasera. La dieta a la que ha sido sometido el sensor también se nota en lo que necesita para alimentarse, pues ahora gasta bastante menos.

Garmin Vivosmart3 - Desempaquetado

Es el mismo sensor que se incluye en los nuevos Fenix 5 y Forerunner 935. Pero pierde un LED, veremos más adelante si esto limita de alguna manera el registro de pulsaciones y la calidad del sensor.

Garmin Vivosmart3 - Contenido

A pesar de ver dos tornillos, la correa no es reemplazable de forma directa, sino que es un diseño “todo uno”. Así que cuida la correa…

El cable es nuevo. La Garmin Vivosmart 3 no llegó a la fiesta del nuevo cable presentado con los dos modelos anteriormente citados y que está llamado a ser el cable común para toda la gama. Así que seguimos con el tradicional sistema de pinza de la gama Vivo.

Garmin Vivosmart3 - Contenido

La carga se realiza tal y como supones, simplemente conectando la pinza en la parte trasera de la pulsera y en los conectores de carga.

Garmin Vivosmart3 - Contenido

No me alargo más, vamos con las funciones básicas.

Un vistazo general a la Garmin Vivosmart 3

Hay tres colores diferentes donde elegir, junto con dos tallas. La talla grande sólo está disponible en color negro, mientras que la talla S/M la puedes comprar en azul, morado o negro.

A la hora de la verdad la diferencia entre una y otra no es muy apreciable, no hay grandes diferencias entre los distintos colores. Por ejemplo aquí puedes ver la pulsera en negro y morado. Juntas y con buena iluminación se nota el cambio de tonalidad, pero en la muñeca es prácticamente imperceptible.

Garmin Vivosmart 3

Las dos pulseras que he estado probando ha sido en talla S/M, que creo será perfecta para prácticamente todo el mundo. Tengo muñecas bastante anchas y aún así he podido usar la talla más pequeña de la Vivosmart 3 sin mucho problema. No sobra mucha correa, pero no me ha resultado incómoda.

Garmin Vivosmart 3 - Tamaño pulsera

Vivosmart 3 es el último modelo de la gama Vívo, que ha formado parte del segmento de seguimiento de actividad de Garmin desde hace varios años. Es, en esencia, un monitor de actividad que registrará todo tu movimiento a lo largo del día. Esa es su misión principal y lo que llevan haciendo estos dispositivos desde hace varios años.

Con una experiencia tan laxa, lógicamente es de esperar un comportamiento intachable en su funcionamiento. Y así es. La pulsera hace las funciones de reloj a lo largo del día incluso mostrando las notificaciones de tu teléfono, pero internamente está registrando todos tus movimientos que, a la postre, se traducirán en pasos recorridos, distancia estimada y calorías consumidas.

Garmin Vivosmart 3 - Pantallas

Garmin Vivosmart 3 - Distancia

Esa es la función básica de cualquier medidor de actividad, pero en el caso de la Vivosmart 3 hay más información que podremos ver en pantalla. Gracias a contar con un altímetro barométrico será capaz de contar cuantas pisos has ascendido por las escaleras a lo largo del día. Y no sólo escaleras, si andando subes muchos repechos, también contarán como plantas ascendidas. Así que evita el ascensor y haz uso de las escaleras, que tendrás premio.

Garmin Vivosmart 3 - Pantallas

Hay metas que debes cumplir. Estos objetivos se configurarán en los ajustes de la app o a través de la web de Garmin Connect.

Garmin Vivosmart3 - Metas

Los pasos pueden configurarse de forma manual o de forma automática. Si lo dejas en automático, la cantidad de pasos se irá ajustando con respecto a tu actividad diaria para intentar ser lo suficientemente exigente para mantenerte activo. Si habitualmente andas 15.000 pasos, tener un objetivo de 10.000 no sirve de gran cosa, y se ajustará con respecto a dicha cantidad. De la misma manera, si habitualmente sólo andas 3.000, la pulsera intentará pedirte un poco más de lo que haces cada día, pero no que pases de 3.000 a 10.000 en un solo día. Al final lo importante es la tendencia y mantenerse activo.

Los minutos de intensidad semanal también podrán ser modificados, pero 150 son los mínimos recomendados. Esto es lo que dice Garmin al respecto.

Garmin Vivosmart3 - Minutos de intensidad

Todos los avisos que haga la pulsera (alarmas diarias, notificaciones, objetivos cumplidos, etc.) serán por vibración, la pulsera no emite ningún tipo de sonido.

En la pantalla podrás mostrar diferentes datos, desde los básicos del monitor de actividad hasta otros widgets que puedes activar desde la app. Acceder a las notificaciones del teléfono, controlar la música o ver el tiempo son algunas de las opciones que presenta.

Garmin Vivosmart 3 - Widget tiempo

La función de registro de Vivosmart 3 está totalmente sincronizada con Garmin Connect. El uno sin el otro no tendría ningún sentido, ya que la pulsera es simplemente el medio para nutrir a Connect de toda la información del día. Y créeme, puede llegar a ser apabullante.

Garmin Vivosmart 3 - Actividad

Como la mayor parte de monitores de actividad, también mostrará la información del sueño.

Garmin Vivosmart 3 - Monitor de sueño

No es necesario activar ningún modo específico en la pulsera, todo lo hace de forma interna a nivel de servidor, determinando cuándo estás dormido y cuándo has despertado. No te diré que el registro sea siempre al 100%, pero en mi caso particular suele corresponder de forma bastante fidedigna con la realidad.

Algunas de estas métricas son nuevas, así que veamos cuáles son las principales novedades de Vivosmart 3 antes de entrar de lleno en las posibilidades de entrenamiento.

Novedades de Garmin Vivosmart 3

Como cada renovación que Garmin hace de un producto, además de cambiar el diseño mejorándolo con respecto al anterior, siempre trata de introducir alguna nueva función. Pueden ser cosas que ya hemos visto en otro modelo de la gama con anterioridad y que se añade por primera vez a un dispositivo de este tipo, o prestaciones totalmente nuevas. En el caso de Vivosmart 3 tenemos ambas cosas.

Seguimiento de estrés durante las 24 horas

Vivosmart 3 presenta por primera vez una función que monitoriza tu estrés a lo largo del día. Estos datos se obtienen gracias a la medición de pulso constante que permite el renovado sensor Garmin Elevate, junto a la variabilidad de pulso.

Es posible acceder a la función a través del menú, donde veremos nuestro nivel de estrés en una puntuación entre el 0 y el 100, además de categorizarlo en reposo, bajo, medio o alto.

Garmin Vivosmart 3 - Estrés

Pulsando en la pantalla podrás ver la tendencia en la última hora.

Garmin Vivosmart 3 - Estrés última hora

La función de estrés no es algo que simplemente puedas consultar en un momento determinado en la pulsera, sino que a lo largo del día irá sincronizando todos los datos con Garmin Connect, pudiendo ver en un gráfico cómo ha sido de estresante tu día y en qué momentos ha sido más intenso.

Garmin Vivosmart3 - Estrés

Por supuesto, también está presente directamente a través de la web.

Cuando se introducen este tipo de funciones uno siempre tiene la impresión inicial de ser meros artificios. Excusas para poner gráficas con mucho color que parece que dan mucha información pero que a la hora de la verdad sirven para poco. Pero si me paro a analizar con detenimiento lo que hice durante el día de ayer (en la imagen más abajo), los registros cuadran bastante con lo que estuve haciendo.

Por ejemplo, mi nivel de estrés durante la noche es prácticamente nulo. Normal, pues estoy descansando. Sobre las 7 de la mañana, a pesar de que seguía dormido, últimamente es mi horario habitual para comenzar a entrenar. Ese día tocaba entrenar por la tarde, pero mi cuerpo todavía no lo sabe y comienza a activarse como hace habitualmente.

Es algo que llama la atención poder verlo representado en una simple gráfica y de forma tan clara. Ahora ya sabes por qué, aunque el fin de semana puedas dormir hasta algo más tarde, siempre terminas despertando a la misma hora de todos los días. Tu cuerpo sabe a qué hora tiene que ponerse en marcha.

Tras despertarme puedes ver que mi actividad y mi estrés aumenta. Recoger en casa, pasear al perro, preparar al niño para el cole y dirigirme hasta la oficina. Tras preparar todo el día y una vez sentado delante del ordenador, el nivel de estrés se ve claramente reducido. Ciertamente ayer tuve un día tranquilo en la oficina.

A las tres de la tarde toca empezar el fin de semana, desplazamiento de nuevo a casa para comer y de nuevo aumenta la actividad. Un pequeño descanso antes de ir al gimnasio (andando, y detectado por MoveIQ) y hacer mi entrenamiento del día (nadando, detectado nuevamente por MoveIQ). Y tras terminar, a la feria con mi hijo, con nuevo aumento del nivel de estrés.

Garmin Vivosmart 3 - estrés

Sorprendido por cómo ha interpretado el día registrando datos cada pocos minutos. Luego lo importante será ver la tendencia diaria y semanal (en una imagen que puedes ver más arriba).

Temporizador de relajación

Junto con el seguimiento de estrés se incluye una función de relajación, pensada lógicamente para bajar tu estado de excitación. A través de indicaciones en pantalla la pulsera te irá guiando por ejercicios de respiración para inspirar, mantener la respiración y después expirar.

Garmin Vivosmart 3 - Respiración

Por defecto el ejercicio será de 2 minutos, aunque podrás seleccionar entre 1 y 5 minutos.

Entrenamiento de fuerza

Es un nuevo modo de entrenamiento pensado para tus ejercicios de gimnasio. He guardado una sección especial para este perfil, así que no me detendré durante mucho tiempo en él.

En este modo, la pulsera contará las repeticiones e identificará el tipo de ejercicio que estés realizando en levantamiento de peso. Lógicamente para ejercicios de la parte superior del cuerpo, si estás haciendo ejercicios de piernas tendrás que anotarlo manualmente más adelante.

También es posible activar un modo para detección automática de los descansos y separar las series, que por defecto se hace de forma manual. Pero como digo, tengo una sección entera dedicada a este nuevo perfil, así que no te lo voy a contar dos veces.

Registro automático de actividad

MoveIQ evoluciona, siendo capaz no sólo de registrar distintos tipos de ejercicio sin que inicies una actividad. Ahora también será posible que, incluso aunque no inicies la actividad manualmente, quede grabada de forma separada.

Cronómetro y cuenta atrás

Poco que decir al respecto. Función de cronómetro y temporizador de cuenta atrás.

Garmin Vivosmart 3 - Cuenta atrás

Y es algo nuevo porque, salvo que instalaras algo a través de Connect IQ, no estaba disponible en dispositivos de Garmin.

Estimación de VO2Max

Entramos en el terreno de funciones ya vistas anteriormente en otros dispositivos de Garmin pero que por primera vez hacen acto de presencia en la gama Vivo. La estimación de VO2Max hace uso del mismo algoritmo de FirstBeat ya presente en los modelos de gama alta de Garmin, incluyendo el Fenix 5 y el Forerunner 935.

El VO2Max se registrará de forma automática a lo largo de nuestros entrenamientos, o podremos realizar una prueba en cualquier momento determinado para realizar el cálculo. Pero a diferencia de otros modelos más “atléticos”, en el caso de la Vivosmart 3 tan sólo tendrás que andar durante 15 minutos.

Recuerda que al igual que en los relojes, es necesario que pasen unas cuantas semanas y que vayas registrando diferentes ejercicios para que el dispositivo tenga suficientes datos para mostrar un registro más certero. Por ejemplo en otros dispositivos tengo un VO2Max más elevado, pero el tipo de entrenamientos que he estado haciendo con la pulsera simplemente ha llevado a esta cifra.

Garmin Vivosmart 3 - VO2Max

Generalmente comienza por un dato algo más bajo del real, ascendiendo poco a poco hasta estabilizarse.

Seguimiento de frecuencia cardíaca constante

Igual que en los Fenix 5 y FR935, el sensor óptico actualizado permite estar encendido durante las 24 horas sin suponer un gasto importante de batería. Esto se traduce en la posibilidad de obtener datos de frecuencia cardíaca de forma constante, con una resolución en la gráfica mucho mayor.

No tienes más que comparar una gráfica de frecuencia cardíaca tomada con el Garmin Vivosmart HR, donde la toma de datos está muy espaciada en el tiempo.

Garmin Vivosmart HR - Seguimiento de pulso durante todo el día

Ahora mira el registro que realiza Vivosmart 3.

Garmin Vivosmart 3 - Seguimiento FC 24h

No tiene nada que ver una gráfica con la otra. Eso sí, una anotación que hay que hacer, y es que aunque se registran datos de frecuencia cardíaca cada pocos segundos, los datos que se sincronizan con Garmin Connect son las medias de 2 minutos.

En la pulsera también podrás comprobar la tendencia de la última hora, junto con máximos y mínimos.

Garmin Vivosmart 3 - FC última hora

Creo que ya tienes una idea general bastante precisa acerca de la Garmin Vivosmart 3. Así que vamos a entrar en algo más de profundidad en alguna de sus funciones.

Entrenando con Vivosmart 3

Garmin Vivosmart 3 ofrece diferentes modos de deporte para que puedas realizar diferentes actividades, centrándote en los datos que importan en cada una de ellas. No son muchos, pero cubren casi totalmente las necesidades que pueden tener la mayor parte de sus usuarios. Son los siguientes:

  • Caminar
  • Correr
  • Cardio
  • Entrenamiento de fuerza
  • Fitness en general

Salvo el perfil de entrenamiento de fuerza (que reservo para la siguiente sección), no hay muchas diferencias entre los modos, es más la categorización que se hará de cada actividad tras la sincronización. Pero tal vez más importante, lo que nos permite es configurar de forma diferente cada uno de los modos. Así, si vas a hacer algo de carrera te podrá interesar tener unos datos en pantalla totalmente diferentes a cuando realizas una clase de spinning.

Cada modo de deporte permite configurar 4 páginas (salvo el de entrenamiento de fuerza, que se queda en 2), con dos datos por cada una de ellas. Esta configuración se hace desde la aplicación móvil o desde la web. Pero no es posible hacerlo directamente en la pulsera.

Garmin Vivosmart 3 - Campos de datos

Las opciones que ofrece no son muy amplias, algo lógico dado el tipo de actividad para el que Vivosmart 3 está orientado. Podrás configurar cronómetro, distancia, calorías, frecuencia cardíaca, zona de FC o pasos. En el entrenamiento de fuerza como es normal no podrás seleccionar distancia o pasos, pero podrás ver las repeticiones.

No hay posibilidad de mostrar ritmo o velocidad instantánea, ya que como Vivosmart 3 no tiene GPS Garmin prefiere no introducir datos que no vayan a ser precisos. Sí veras la distancia recorrida. Personalmente no he tenido mucha suerte con la distancia, aunque es cierto que tenía una configuración de paso personalizada bastante antigua. La buena noticia es que podrás introducir datos personalizados en la configuración de usuario, diferenciando además entre andar y correr.

Garmin Vivosmart 3 - Pasos

Obtenerlo es muy sencillo. Situándote al comienzo de una distancia conocida (pista de atletismo, punto kilométrico, etc.) simplemente apuntas los pasos acumulados que aparecen en pantalla. Caminas la distancia oportuna y vuelves a mirar los pasos. Ya sólo queda introducir en la aplicación de Garmin distancia y pasos para recorrerla, y automáticamente hará el cálculo de longitud de paso.

Además de las páginas de datos podrás configurar alertas básicas de tiempo, distancia, calorías o una zona de frecuencia cardíaca.

Garmin Vivosmart 3 - Alertas

Cuando terminas una actividad, ésta quedará registrada y se sincronizará con Garmin Connect, pudiendo acceder a todos los datos tanto en la aplicación del móvil como en la web.

Garmin Vivosmart 3 - Actividad

No hay un plano con el recorrido, pues Vivosmart 3 no tiene GPS ni tampoco obtiene datos de posicionamiento del móvil, como sí hacen algunos modelos de la competencia.

Algo que funciona realmente bien en la nueva Vivosmart 3 es MoveIQ. No es algo nuevo en el último modelo, pero incluye una nueva función que, además de detectar el ejercicio, es capaz de grabar todos los datos igual que si fuese una actividad normal.

Anteriormente tan sólo aparecía una indicación en la gráfica de actividad diaria, pero Garmin Vivosmart 3 estrena una nueva función de inicio automático de actividad. Sólo válido para andar o correr, podrás configurar un tiempo mínimo para cada una de estas actividades. Por defecto serán 10 minutos andando o 1 minuto corriendo. Y a partir de ese tiempo de ejercicio es cuando comenzará a grabar el ejercicio (por lo que el tiempo anterior no será registrado).

Garmin Vivosmart 3 - Actividad

Ahora lo que hará es, en caso de activar la opción, te avisará en la pulsera que está grabando la actividad. Y cuando dejes de caminar, ésta quedará guardada y aparecerá en el resumen de actividades como un ejercicio más, con los mismos detalles que si la hubieses registrado de forma manual.

Garmin Vivosmart 3 - Actividad

Veamos ahora el nuevo perfil de gimnasio, algo que Garmin estrena en esta nueva Vivosmart 3.

Perfil de entrenamiento de fuerza, contador de repeticiones de Garmin Vivosmart 3

De entre todas las nuevas prestaciones de la Vivosmart 3, tal vez la que más destaca es la adición del perfil de entrenamiento de fuerza. Cuando usamos este modo de entrenamiento la pulsera podrá contar repeticiones de movimientos de la muñeca. En el sentido que contará, por ejemplo, cuántas repeticiones de biceps realizas. O en cuantos sorbos te tomas una cerveza. Tú eliges.

Garmin Vivosmart 3 - Modo fuerza

Puedes usar este modo cuando estás realizando ejercicios de fuerza en el gimnasio para hacer el seguimiento de toda actividad que tenga movimiento de brazos. O, al menos, del brazo donde tengas la pulsera. Por tanto no hay registro de ejercicios de pierna o, si la llevas en la muñeca izquierda, no podrá contar repeticiones que hagas exclusivamente con la mano derecha. Pero esto es obvio.

Este modo tiene dos “pantallas”. El de la serie, donde se irán contando en pantalla el número de repeticiones que llevas, y el descanso entre las series.

Garmin Vivosmart 3 - Modo fuerza

Garmin Vivosmart 3 - Modo fuerza

Por defecto el funcionamiento es manual: comienzas la serie, realizas tus ejercicios y presionas en la pantalla para confirmar que has completado tu ejercicio y estás en el descanso entre series.

Pero es posible habilitar un modo de registro automático, en el que sin interacción alguna por tu parte detectará los periodos de ejercicio y de descanso de manera automática. Esto lo podrás activar en las opciones de la aplicación.

Garmin Vivosmart 3 - Configuración fuerza

Aunque indica que está en modo beta, el registro automático me ha funcionado bastante bien, al menos cuando he realizado la técnica de los ejercicios de forma bastante clara y marcada. Evidentemente si el agarre no es bueno, será mucho más complicado para la pulsera el registrar las repeticiones y los descansos. El registro del ejercicio continuará hasta que finalices la actividad, saltando entre series y descanso.

En cuanto a la precisión en el registro, como digo si me concentraba en realizar el ejercicio correctamente (algo que deberíamos hacer todos independientemente de que una pulsera esté haciendo el seguimiento), el conteo era exacto. Pero si flojeaba en alguna o no realizaba el agarre correctamente, entonces alguna de esas repeticiones no las contaba.

Además de contar las repeticiones, también es capaz de identificar el tipo de ejercicio. Y siento ser repetitivo, pero la precisión para registrarlo depende de la buena técnica que utilices. Y bien es cierto que el trabajo en gimnasio no es lo que más me ilusione ni más en serio me tome…

Todo esto, como es lógico, se sincronizará con Garmin Connect y podrás revisar la actividad con series, tiempo, descanso y repeticiones. Podrás después añadir el peso utilizado en cada uno de los ejercicios.

Garmin VIvosmart 3 - Entrenamiento de fuerza

En este ejemplo la identificación del ejercicio ha sido correcta, salvo en la serie 7 que eran abdominales. De nuevo culpo más a mi mala técnica. En cuanto a las repeticiones, en alguna ocasión se ha comido la primera.

Cuando vayas a editar el peso usado en cada una de las repeticiones, podrás también añadir otros ejercicios que por su naturaleza no haya podido registrar correctamente, o corregir las series que no hayan quedado bien definidas.

Garmin VIvosmart 3 - Entrenamiento de fuerza

Una función que no es que sea impresionante, pero sí bastante práctica. Y he de decir que ha funcionado algo mejor de lo que esperaba, sobre todo teniendo en cuenta cómo es mi técnica.

Sensor de pulso óptico en Garmin Vivosmart 3

La pulsera Garmin Vivosmart 3 utiliza el nuevo sensor óptico Garmin Elevate que podemos encontrar en los dos novísimos modelos de Garmin, como son el Fenix 5 y el Forerunner 935XT. El comportamiento de estos sensores durante una actividad deportiva no ha variado en exceso, pero sí hay otros aspectos diferenciadores.

Empezando por el tamaño, y es que ahora el sensor es bastante más reducido, quedando prácticamente enrasado con la parte trasera de la pulsera. Aunque personalmente la Vivosmart HR no me parecía que fuese incómoda, es lógico pensar que este nuevo modelo ofrece mayor comodidad simplemente por tener menor altura total. Compara ambos sensores en estas dos imágenes.

Garmin Vivosmart 3 - Sensor óptico
Garmin Vivosmart HR

Y puestos a comparar, también con el sensor de la Fitbit Charge 2.

Garmin Vivosmart 3 - Fitbit Charge 2

Además del tamaño hay otro aspecto fundamental, y es que como has visto anteriormente la tasa de registro de frecuencia cardíaca en reposo es mucho mayor.

Sí hay una diferencia en construcción y es que en el caso de la Vivosmart 3, en comparación con los modelos mencionados anteriormente (Fenix 5 y FR935) sólo tiene dos LEDs de iluminación, por tres de los relojes de mayor tamaño.

Pero la ausencia de este LED extra no creo que suponga un problema importante. En todo el tiempo que he estado usando la pulsera no he apreciado ningún problema con el registro, ni en el modo de pulso 24/7 ni durante los entrenamientos.

En esta imagen podemos ver por ejemplo la comparación de la frecuencia cardíaca en reposo tomada con la Garmin Vivosmart 3 en primer lugar y con un Garmin Forerunner 935 debajo de ella.

Garmin Vivosmart 3 - FC reposo

La tendencia es muy similar. No hay exactitud en las gráficas porque, recuerdo, los datos registrados en Garmin Connect son los tomados en un periodo de 2 minutos. Y, por ejemplo, aunque con la Vivosmart 3 no grabé el entrenamiento de natación realizado por la tarde sí registró datos de frecuencia cardíaca quedando claro que la intensidad era mayor.

Entonces, si ya conozco de sobra el sensor, ¿por qué realizo pruebas de nuevo? Porque a pesar de que el sensor sea el mismo, el comportamiento puede ser muy diferente.

Verás, no todo es la calidad del sensor, también hay otras cosas que hay que valorar, como el peso del conjunto (a más peso, más movimiento parásito), el ajuste de la correa (una correa que no ajusta correctamente ofrecerá menos precisión para su sensor), el tamaño del dispositivo (pues puede dejar entrar luz en la zona del sensor), etc.

Así pues, vamos con algunas pruebas comparativas. Me he centrado en realizar actividades más suaves, que entiendo que son las que realizarán los propietarios de una pulsera de este tipo. Es decir, carrera a ritmos constantes y no muy elevados. Que podría hacer series a 180 pulsaciones o entrenamientos de hora y media con mucha variación de intensidad, pero considero que el tipo de usuario que realiza esos ejercicios buscarán algo más avanzado.

Empezaré comparando la Vivosmart 3 con otro sensor óptico (el del Suunto Spartan Sport Wrist HR), junto con un sensor en el pecho.

Garmin Vivosmart 3 - Sensor de pulso óptico

El resultado es que, a esta intensidad, es calcado en los tres dispositivos. Siempre obvio los primeros instantes pues hasta que no entramos en calor puede haber errores de lectura, tanto en sensores ópticos como sensores en el pecho. Aún así tanto la Vivosmart 3 como el FR230 con el sensor HRM-Tri coinciden prácticamente desde el principio.

Otra prueba similar, esta vez con un poco más de intensidad (media de unas 150ppm). Y de nuevo, el resultado prácticamente similar.Garmin Vivosmart 3 - Sensor de pulso óptico

Hay una pequeña discrepancia alrededor del minuto 6, pero como ves en la ampliación, no ha ido más allá de 6 pulsaciones de diferencia en ese punto concreto.Garmin Vivosmart 3 - Sensor de pulso óptico

Y durante el resto del entrenamiento, una bonita gráfica calcada por los tres dispositivos.

En definitiva, a pesar de su pequeño tamaño he encontrado buenos resultados tanto andando como corriendo a ritmo constante. En caso de haber cambios de intensidad sí habrá algunos problemas, como ocurre con el resto de modelos de Garmin. Pero a tener en cuenta que en el caso de la Vivosmart 3 no es posible añadir un sensor de pulso externo para días de entrenamiento de series (en caso de realizarlos).

¿Y qué hay de otros deportes? Pues por ejemplo, una salida en bici.Garmin Vivosmart 3 - Sensor de pulso óptico

Ya desde el inicio podemos ver que la Vivosmart no iba a estar por la labor de ofreer un buen registro. A pesar de ello en el minuto 14 decide unirse a los otros dos sensores y hace un registro bastante bueno. Al meons, para lo que es habitual en los sensores ópticos al montar en bici. Me sorprende especialmente el resultado del FR935, pero eso ya lo dejaré para su prueba.

Pero lo anterior no es lo habitual. Generalmente los sensores ópticos sufren mucho cuando estamos montando en bicicleta, no pudiendo aportar datos precisos. Como por ejemplo aquí.

Garmin Vivosmart 3 - Sensor de pulso óptico

Mal resultado en todo momento, poco más que decir al respecto.

Esto es en salidas de exterior. Si realizas clases de spinning no tendrás tanto problema. No hay vibraciones del manillar de las que preocuparse, generalmente las muñecas se mueven menos y la luz no es tan intensa dentro del gimnasio. En mi experiencia de uso, cuando hago entrenamiento de rodillo con la bici los sensores ópticos suelen ser moderadamente fiables.

¿Y qué hay de actividades de gimnasio? De nuevo vuelve a ser complicado. En primer lugar porque por la intensidad del ejercicio, las pulsaciones no suelen subir mucho. Y en segundo lugar porque al levantar pesas habrá movimiento de la muñeca, tensión de los músculos, etc. Todo ello complica la lectura por parte del sensor. De todas formas no considero que sean ejercicios donde controlar las pulsaciones sea importante, más allá de ayudar en el cálculo de las calorías consumidas.

Opinión Garmin Vivosmart 3

Garmin ha lanzado su renovación anual para su pulsera Vivosmart. Con la tercera edición no hay revolución, sino una mera evolución sobre el producto anterior. Algo a lo que Garmin ya nos ha acostumbrado.

La nueva pulsera es más delgada y tiene una nueva pantalla, más legible que la que usó en la Vivosmart HR. Tras las mejoras introducidas en el software, quizás la pantalla era lo único que quedaba ligeramente cojeando. Esta nueva pantalla es más visible y fácil de leer, aunque por contra ahora no permanece encendida en todo momento.

Sí, tiene la posibilidad de encender la pantalla al girar la muñeca para ver la hora, pero en el tiempo que he estado usándola no nos hemos entendido demasiado bien. Si hacía el giro de muñeca habitual me quedaba esperando sin que nada pasara, y tenía que repetir el gesto de forma más exagerada. Supongo que es cuestión de acostumbrarse.

Garmin Vivosmart 3

Eso sí, la pantalla tiene más visibilidad de lo que se puede apreciar en las imágenes. Es una pantalla muy brillante, pero increiblemente difícil de fotografiar.

Pero lejos de ser una mera renovación estética también hay incorporaciones interesantes en el lado del software. El nuevo perfil de entrenamiento de fuerza y el seguimiento de estrés durante las 24 horas son características exclusivas de la Vivosmart 3. Llegarán más adelante en los Fenix 5 y Forerunner 935, pero de momento sólo podemos disfrutarlo en la pequeña pulsera de Garmin. Y ambas características funcionan mejor de lo que esperaba.

Aunque hay cosas que tiene la competencia pero que no se encuentra en la Vivosmart 3, por ejemplo la posibilidad de utilizar el GPS de un teléfono al que estés conectado para ampliar la información en los modos de entrenamiento de carrera y las caminatas. Es algo que Fitbit por ejemplo introdujo en la Charge 2 y que Polar ha añadido también a su nueva Polar A370. Es la nueva tendencia en las pulseras de actividad, por lo que resulta extraño que Garmin no lo haya añadido.

Éste es un segmento en el que las fuerzas están bastante igualadas y no hay ningún fabricante que destaque claramente por encima del otro. Polar cuenta con la pulsera con la mejor pantalla; Garmin ha incorporado las funciones del sensor de pulso óptico de su gama alta y nuevas prestaciones exclusivas y es la que mejor funciona a la hora de mostrar las notificaciones móviles; Fitbit continúa teniendo la mejor plataforma online, pero peca en la falta de notificaciones completas y en la ausencia de resistencia a la inmersión de la práctica totalidad de sus dispositivos. Y luego hay otros fabricantes con diferentes propuestas, como TomTom con su modelo Touch.

¿Cuál debes elegir? Pues sencillamente, aquella que te permita mantenerte más activo. Si tienes cinco amigos con una pulsera de Garmin, esa será la elección que debes tomar, pues podrás aprovechar las funciones sociales de la plataforma y eso ayudará a que aumentes tu nivel de actividad.

Comprar Garmin Vivosmart 3

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación. Y si no lo compras hoy, ¡acuérdate de pasar por aquí cuando vayas a hacerlo!

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional. Es eso lo que permite que pueda seguir ofreciéndote pruebas como esta en la página.

Si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Ayuda a la web

Esta página, como cualquier otra de las que ves en Internet, necesita compensación para poder seguir en funcionamiento. Si realizas tu compra a través de los enlaces de la web estarás ayudando un poquito al blog y formarás parte de la familia Correr una Maratón. Es una familia pequeña, ¡pero que mola!

Es la única manera en la que el blog genera algo de dinero (aparte de los céntimos que llegan a través de la publicidad de Google), ya que no hay ninguna contraprestación por parte de las marcas. Los únicos ingresos provienen de las compras que vosotros, los usuarios, realizáis a través de los enlaces facilitados.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales. No sólo me estarás ayudando a mi, sino que también ayudarás a que tus amigos encuentre esta página.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

Garmin Vivosmart 3 | Prueba y análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/garmin-vivosmart-3-review/feed/ 5
Suunto Spartan Ultra, Sport y Sport Wrist HR | Análisis completo https://www.correrunamaraton.com/suunto-spartan-ultra-sport/ https://www.correrunamaraton.com/suunto-spartan-ultra-sport/#comments Wed, 31 May 2017 10:00:14 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=11198 Tras un inicio ciertamente inquietante con muchas dudas acerca de qué había lanzado Suunto al mercado, la marca finlandesa ha ido mejorando su gama Spartan para ofrecer el nivel de prestaciones mínimo que debían exigirse al ponerlo a la venta. Un reloj que, reconocido por ellos mismos, salió demasiado pronto al mercado. Pero desde que …

Suunto Spartan Ultra, Sport y Sport Wrist HR | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
Tras un inicio ciertamente inquietante con muchas dudas acerca de qué había lanzado Suunto al mercado, la marca finlandesa ha ido mejorando su gama Spartan para ofrecer el nivel de prestaciones mínimo que debían exigirse al ponerlo a la venta. Un reloj que, reconocido por ellos mismos, salió demasiado pronto al mercado.

Pero desde que escribiera ese artículo hasta la publicación de esta prueba son muchas cosas las que han cambiado, siguiendo un calendario de actualizaciones no siempre preciso en fechas, pero sí constante en novedades. Suunto ha añadido muchas de las características presentes en la gama Ambit3 y que estaban ausentes en los Spartan, mejorando también la precisión del reloj y añadiendo de paso algunas novedades.

Junto a las actualizaciones, desde Finlandia también confirmaron la llegada del modelo con sensor de pulso óptico, el Spartan Sport Wrist HR; convirtiéndose así en el primer modelo de la firma en contar con esta tecnología. La suma del nuevo modelo junto con la incorporación de todas esas novedades marca el punto para poder realizar el análisis completo que toda la gama, pendiente desde hace varios meses.

En esta prueba analizaré los tres modelos presentes en la gama hasta el momento, que comprenden los dos primeros presentados a mediados de 2016 (Suunto Spartan Sport y Suunto Spartan Ultra), junto con el nuevo modelo que llegó al mercado en las primeras semanas de abril de este año, acompañado última actualización para toda la gama.

Son ya muchos meses en los que he estado probando el Spartan Ultra, pasando por cada una de las novedades que Suunto ha ido presentando en forma de actualizaciones, y unas cuantas semanas con el Spartan Sport WHR en la muñeca.

Recuerda que la forma en la que esta web se mantiene es gracias a vuestro apoyo, así que si te gusta el trabajo que realizo puedes mostrar tu gratitud comprando el Suunto Spartan de tu elección (o cualquier otro producto) a través de Amazon.

Así que sin más dilación te enseñaré en todo lo que ha cambiado la gama Spartan en todos estos meses y cuáles son esas novedades que están presentes en la gama. ¡Al grano!

Desempaquetado

Suunto no ha variado mucho el diseño de la caja de sus relojes. De hecho, salvo por el fleje exterior donde se detalla cuál es el modelo que encontrarás en su interior, la caja es exactamente la misma que en versiones anteriores. Considerando que el Spartan Ultra es un reloj que supera los 600€ sorprende que no se haya cuidado un poco más en el diseño del packaging. Las primeras impresiones son siempre importantes.

Suunto Spartan Ultra

Al abrir la caja encontrarás el reloj bien expuesto, esperando para que lo coloques en tu muñeca. Y, debajo, todo lo que se incluya en el paquete de venta que hayas adquirido.

Este Spartan Ultra es el acabado Stealth Titanium, con bisel de titanio que reduce ligeramente su peso. La primera impresión es la más importante, pero la segunda también marca. Y al sacar el Spartan de su caja te quedarás impresionado por su calidad de fabricación y su solidez.

Suunto Spartan Ultra

El contenido es muy clásico. Además del reloj, en este caso encontramos el sensor de pulso Suunto Smart Sensor (porque es la versión HR que lo incluye, también es posible adquirirlo sin dicho sensor), una guía de inicio rápido que tras este artículo podrás usar para encender la barbacoa y el nuevo cable de transmisión y carga, que verás un poco más adelante.

Suunto Spartan Ultra

¿Y qué hay de las versiones Sport o Sport Wrist HR? Pues todo muy similar. Simplemente cambia la banda, pero la caja es idéntica.

Suunto Spartan Sport Wrist HR

En el caso del Sport con sensor de pulso óptico, lógicamente no se incluye un sensor de pulso al integrarlo en la propia muñeca, pero siempre podrás comprar uno (o reutilizar cualquiera que use tecnología Bluetooth) para los días más exigentes.

Suunto Spartan Sport Wrist HR

Estéticamente son bastante similares y salvo por la forma del bisel, es por detrás donde más diferencias encontraremos. Al menos en el modelo Sport Wrist HR, claro.

Suunto Spartan

El grosor también es diferente. El Spartan Ultra es ligeramente más ancho para dar cabida a una batería de mayor capacidad. El Sport es un modelo más delgado, y en el caso del WHR tiene un pequeño abultamiento donde se aloja el sensor óptico.

Suunto Spartan

La otra diferencia que puedes apreciar es el puerto para el altímetro barométrico del Spartan Ultra (a la derecha), el cual no está disponible en el Sport.

El cable de sincronización y carga es nuevo para los Spartan. Con un diseño mejorado, se abandona la pinza usada en los Ambit para dar paso a un conector magnético más fácil de colocar.

Suunto Spartan Sport Wrist HR

Además este diseño permite cargar el reloj mientras lo estamos usando, por ejemplo, en carreras de larga distancia. Puedes conectar el cable a una batería portátil y colocar el conector entre el reloj y tu muñeca.

Antes de entrar de lleno en la prueba, vamos a aclarar cuáles son las diferencias entre todos los modelos de la gama Spartan para que todos partamos del mismo punto.

Gama Suunto Spartan, cuál es cuál

Con la llegada del nuevo Spartan Sport Wrist HR (el que tiene el sensor de pulso óptico), la colección Spartan queda configurada, de momento, de la siguiente manera:

  • Suunto Spartan Sport – El modelo de entrada a la gama Spartan. Por el momento es la opción más económica, lo cual no quiere decir que pertenezca a la gama baja. En funciones de software ofrece lo mismo que el resto de la gama, pero carece de altímetro barométrico. Con 13,8mm es el más delgado de todos, a costa de reducir su autonomía con respecto al Ultra. Con bisel de acero pulido y cristal mineral.
  • Suunto Spartan Sport Wrist HR – El nuevo modelo de la colección. Idéntico al Sport, pero incorpora un sensor de pulso óptico por primera vez en la gama de Suunto. Su grosor total aumenta hasta los 16,8mm, dando cabida al sensor óptico. Se diferencia del Sport “a secas” en que el bisel es de acero de color negro, siendo el cristal también mineral.
  • Suunto Spartan Ultra – El tope de gama. A lo que ofrece el Suunto Spartan Sport se añade el altímetro barométrico y mayor autonomía, aumentando su grosor hasta los 17mm. El cristal es de zafiro en todos los modelos disponibles, pudiendo encontrar algunos con el bisel de titanio.

Resumiendo, el Ultra es el único que tiene altímetro barométrico y cristal de zafiro. El software es el mismo en los tres casos y la única diferencia radica en las opciones basadas en lo que se incluye en cada uno de ellos (altímetro y sensor óptico, principalmente).

Los dos que podrás ver en las imágenes del artículo son el Suunto Spartan Sport Wrist HR en color azul (con bisel negro, por ser el modelo con sensor de pulso) y el Suunto Spartan Ultra Stealth con altímetro, cristal de zafiro y bisel en titanio.

Ahora que ya has aclarado tus dudas sobre las diferencias entre los modelos ofrecidos, demos un vistazo rápido de todo lo que hay en los Spartan.

Un vistazo rápido a los Spartan

Si has tenido un Spartan desde el principio, estarás de acuerdo conmigo en que el reloj es bastante diferente a lo que llegó al mercado hará casi un año (afortunadamente). Suunto se equivocó lanzando tan pronto el que está llamado a ser el producto estrella de su gama durante los próximos años, dañando bastante su imagen. No voy a discutir mucho sobre esto, porque ya lo hice en su momento.

Tras numerosas actualizaciones la gama Spartan se ha situado donde hubiese querido estar en un primer momento. Eso no significa que ya sea un producto acabado, en absoluto, pero al menos sí está en una situación más estable. En definitiva, el software llega aproximadamente un año tarde a la fiesta.

Antes de entrar con todas las funciones de deporte del reloj, quiero detenerme un poco en la interfaz y en el uso básico del reloj. Como sabrás, la pantalla táctil forma parte de las prestaciones básicas en toda la gama Spartan Sport y Ultra. Por suerte Suunto ha decidido mantener botones de control (personalmente no soy muy amigo de las pantallas táctiles, nunca he encontrado una ventaja que justifique su uso), pero quedando reducido a tres en lugar de los cinco a los que estábamos acostumbrados.

Estos tres botones serán más que suficientes en la mayor parte de las ocasiones, porque dependiendo de si la pulsación es corta o larga realizarás una acción u otra. Por ejemplo en la pantalla principal del reloj si mantienes presionado el botón central accederás a los ajustes generales del reloj o a la personalización de esfera.

Suunto Spartan - Opciones

Hay 6 pantallas diferentes entre las que puedes elegir, combinándolas con 9 colores para resaltar ciertos aspectos. Por el momento no es posible personalizar la pantalla más allá de estas opciones y Suunto no ha dicho si es una opción que se encuentre en las previsiones de futuro.

En esta misma pantalla principal, presionando brevemente el botón central podrás acceder a ciertas “complicaciones” (que es como se llama ahora en Android Wear), pudiendo mostrar datos de pasos, hora dual de otro país, altitud (sólo en el Ultra) o la fecha actual.

Suunto Spartan - Complicaciones

Otra de las cosas que han mejorado con las actualizaciones del reloj es la velocidad de acceso a los diferentes menús. Por supuesto no se ha convertido en un desplazamiento como si estuvieses utilizando tu teléfono móvil, pero se percibe perfectamente que ha aumentado la velocidad a la hora de saltar entre opciones, que en las primeras versiones era inusualmente lento. Tampoco es que se haya convertido en un tiro, pero ya no es tan insufrible.

Puedes acceder a las diferentes opciones bien pulsando los botones laterales de desplazamiento o deslizando con el dedo en la pantalla (para lo cual primero debes presionar un botón, para desbloquear el uso de la pantalla, que queda bloqueada de forma automática). Entrarás en cada uno de los menús pulsando sobre la pantalla o con el botón central, y podrás volver al menú anterior deslizando de izquierda a derecha o manteniendo pulsado el botón central.

Si nos desplazamos hacia arriba partiendo de la pantalla principal encontramos los siguientes menús:

  • Ejercicio – Donde podrás elegir entre los diferentes modos de deporte que hayas activado previamente en Movescount, o cualquiera de los 80 preconfigurados. Por cierto, este menú mostrará siempre en primer lugar el último perfil de deporte utilizado, teniendo siempre a mano los que uses con mayor frecuencia.
  • Navegación – Rutas o PDI que hayas creado desde Movescount y que podrás encontrar aquí para su uso.
  • Diario – Resumen de las actividades realizadas en el pasado.
  • Cronómetro – Sí, un cronómetro ajeno totalmente al perfil de deporte. Algo por lo que muchos preguntáis con frecuencia y que está disponible en los Spartan.
  • Ajustes – Las distintas opciones de configuración del reloj, aunque muchos de estos ajustes los realizarás directamente desde Movescount.

Esas son las que se encuentran “arriba” (es decir, de pantalla de reloj desplazándonos hacia arriba). Mientras que las opciones de “abajo” no son menús como tal, sino que son similares a los “widget” que Garmin ofrece en sus últimos modelos.

  • Actividad – Pasos o calorías del día. Si deslizas a la derecha podrás ver la actividad de los últimos 7 días.
  • Entrenamiento – Resumen de volumen de todas las actividades realizadas en los últimos 30 días, en distancia o en tiempo, ofreciendo comparativa entre el volumen de cada una de ellas. Si deslizas a la derecha tendrás más datos de tus cuatro deportes principales y, deslizando a la izquierda, accederás a tus planes de entrenamiento si lo has creado o tu entrenador lo introduce a través de Movescount (ya que se ofrece esta posibilidad).
  • Recuperación – El tiempo estimado para recuperarte de tus entrenamientos.
  • Outdoor – Mostrará una gráfica de altitud de las últimas 2 horas, o de la presión atmosférica en las últimas 12h. Lógicamente, sólo está presente en el Spartan Ultra por ser el único que cuenta con altímetro barométrico.

Estas últimas pantallas son las que han ido creciendo en funcionalidad con el paso de las diferentes versiones de software. En cuanto a lo que muestra cada una y la información que ofrece, entraré en ello más adelante en su sección correspondiente.

Como ya es tónica general, el reloj se sincroniza con el teléfono móvil a través de Bluetooth Smart. Con aplicaciones disponibles para iOS y Android, el reloj ya es totalmente compatible con teléfonos con sistema operativo del androide verde. Esto incluye la sincronización inalámbrica de opciones y actividades así como a la hora de mostrar notificaciones.

Suunto Spartan - Complicaciones

Continúa siendo mejorable. Al recibir una notificación, ésta se mostrará brevemente en pantalla para después desaparecer. Si te la has perdido no hay ninguna forma de volver a acceder a ellas y te obliga a usar el teléfono móvil para ver tus mensajes.

Por supuesto no puedes interactuar con ellas bajo ningún sistema operativo, es algo que queda reservado para relojes más complejos equipados con Watch OS o Android Wear.

Indudablemente ese tipo de relojes son mejores como relojes inteligentes, pero si lo que buscas es un reloj para practicar deporte de forma intensiva no hay duda que no tienen nada que hacer en comparación con cualquiera de los Spartan, ni siquiera en el caso del Polar M600. Al menos, por el momento…

Configuración de perfiles deportivos

La configuración de los perfiles deportivos es lo que más ampollas ha levantado en la gama Spartan. Y es que, por motivos que nadie alcanzaba a comprender, tanto el Spartan Ultra como el Spartan Sport llegaron al mercado sin posibilidad de personalizar los modos de deporte.

Sí, disponíamos de más de 80 perfiles de deporte, pero o nos gustaba cómo habían elegido la configuración de pantallas o… nos gustaba cómo habían elegido la configuración de pantallas. No existía la posibilidad de modificarlo a tu gusto; algo que es totalmente impensable para cualquier reloj GPS, más aún para uno de esta gama.

Pero ya es agua pasada. Se trataba de una de las actualizaciones más esperadas y ya podemos configurar nuestras pantallas con los datos que a nosotros nos interesa. Aún quedan cosas que se deben incorporar para equiparar los perfiles editados con las posibilidades de los modos predefinidos, pero estoy seguro que llegará en próximas actualizaciones.

Esta configuración no se realiza en el reloj, sino que debemos acceder a la web de Movescount, donde podrás configurar no sólo los perfiles deportivos sino también el resto de opciones referentes al reloj.

Para acceder a esta opción debes dirigirte al menú “EQUIPO”, donde podrás encontrar un listado de todos tus relojes de Suunto para poder configurar cada uno de ellos de forma individual.

Suunto Movescount

En estos momentos Movescount nos permite configurar tres pantallas de datos diferentes, mientras que la de navegación es una pantalla que estará siempre fija.

Suunto Spartan - Configuración Movescount

Esto en modos en los que hacemos uso de GPS. Lógicamente en otros deportes (como natación en piscina) esa pantalla de navegación no está presente, y se sustituye por una pantalla editable más. Si no quieres tener cuatro pantallas, puedes borrar las que no vayas a usar sin ningún problema.

En cuanto a la ubicación de los datos, hay varias formas de distribuirlas: de 3 a 7 campos, por columnas y pantalla específica para intervalos.

Suunto Spartan - Pantallas

Aquí hay varias cosas que destacar. En primer lugar los siete campos, que nos permite disponer de multitud de datos a consultar en una sola pantalla. Es el único reloj capaz de mostrar tanta información en una sola pantalla, y es así por la magnífica calidad de la pantalla, tanto en representación de colores como en resolución. Es uno de los aspectos que más destaca en la hoja de características, y Suunto está sabiendo sacar partido de su calidad gráfica.

La opción de 2 y 3 columnas es la primera vez que se ve en un reloj, y me parece una implementación fantástica. Originalmente esta pantalla (que no se podía personalizar), era la que aparecía como resumen de vuelta. En ella se podía ver de un vistazo la información de la vuelta con datos de ritmo y pulsaciones medias. Pero sólo estaba presente en ese momento.

Ahora esa pantalla ha desaparecido (simplemente se muestra una pantalla con los datos de la vuelta que acabas de completar), a cambio de estar disponible en todo momento durante el ejercicio. Y además, es posible personalizarla con los campos de datos que tú quieras. En cuanto a líneas, hay espacio para un total de 4 vueltas.

Si la pantalla ya era buena cuando no se podía configurar y sólo aparecía al completar una vuelta, ¡ahora que podemos elegir cualquier dato y está presente siempre es aún mejor! Por cosas como esta es por lo que ha merecido la pena esperar a todas las novedades que han ido llegando a la gama Spartan.

Estas pantallas con columnas las podemos usar, por ejemplo, para entrenamientos de intervalos (en los que no hagas uso de la función de intervalos integrada). Poder controlar cómo vas evolucionando a medida que vas pasando etapas del entrenamiento o ver tendencias en carreras de mayor distancia. Aunque para esos entrenamientos de intervalos también tenemos otras dos pantallas específicas que ya veremos más adelante.

¿Quieres ver cómo se ven esas pantallas en “el mundo real”? Lo suponía, así que aquí tienes unas cuantas imágenes.

Suunto Spartan - Configuración de pantalla Suunto Spartan - Configuración de pantalla Suunto Spartan - Configuración de pantalla Suunto Spartan - Configuración de pantalla Suunto Spartan - Configuración de pantalla Suunto Spartan - Configuración de pantalla Suunto Spartan - Configuración de pantalla

Así es como se ven las pantallas de datos con el fondo en blanco. Es posible invertirlo y mostrar el fondo negro y el texto en blanco, a gusto del consumidor.

Suunto Spartan Sport Wrist HR - Pantalla invertida

Suunto Spartan Sport Wrist HR - Pantalla invertida

Estas son las posibilidades que hay a fecha actual en cuanto a configuración de los perfiles de deportes, adicionalmente el reloj cuenta con más de 80 perfiles deportivos previamente configurados. Si vas a practicar algún deporte y no has preparado ningún perfil no tienes de qué preocuparte, seguro que hay alguno que puedas usar.

Además de esos deportes, hay varias opciones según el tipo de entrenamiento o ejercicio que vayas a realizar. Por ejemplo, si eliges uno de los modos predefinidos de carrera podrás optar por intervalo, potencia, carrera o recorrido. En ciclismo cadencia, salida en grupo, intervalo o intervalos con potencia. Y así para todos los distintos deportes, desde remo hasta escalada. Todo esto se encuentra dentro de la opción de Otros.

Suunto Spartan - Otros

Aunque siempre es posible activarlo desde Movescount y tenerlo disponible en el listado de deportes. Pero recuerdo, estos modos predefinidos no pueden editarse, las pantallas son las que son.

Estos modos tienen otra cosa muy interesante, las gráficas en pantalla. Según el modo que elijas puedes tener disponible una pantalla con una gráfica completa. Por ejemplo si eliges correr con potencia, dispondrás de una gráfica donde verás la evolución de la potencia durante el entrenamiento.

Suunto Spartan Sport - Gráfica potencia

O frecuencia cardíaca, cadencia, etc.

Por desgracia no es posible añadir estas pantallas a los modos que nosotros configuremos, aunque tengo la esperanza de que sea posible en alguna actualización futura.

Todo esto en cuanto a pantallas de datos, pero hay muchas otras cosas que puedes personalizar, todo ello desde el propio Movescount.

Página completa Movescount

Por lo tanto, además de poder configurar la apariencia de cada perfil deportivo, puedes seleccionar qué sensores vas a usar en cada uno de ellos, la exactitud del GPS (de lo cual depende la duración de batería) u otras configuraciones.

Además de tener disponibles las rutas de navegación o los POI, que si tienes varios dispositivos podrás seleccionar si lo quieres en todos o sólo en algunos.

En definitiva, tras varios meses en el mercado ahora Suunto sí nos ofrece unas características interesantes en cuanto a las posibilidades de personalización. No sólo igualando lo que ya tenían modelos anteriores (u otros modelos de la competencia), sino que además incorpora mayores posibilidades gracias a su impresionante pantalla. A esta pantalla, a día de hoy, nadie puede hacerle sombra en este segmento del mercado en cuanto a resolución y calidad (dejando los relojes inteligentes aparte).

Suunto Spartan en uso

No conviene olvidar que al final lo más importante es el comportamiento del reloj durante su uso. No sólo saber qué puede hacer por nosotros, sino también cómo lo muestra. Creo que en este segundo punto es donde Suunto ha decidido centrar todos sus esfuerzos desde que el reloj estaba en la mesa de diseño hasta el momento presente, en el que a fuerza de mucho trabajo han conseguido llevarlo donde debía haber estado en el momento de su lanzamiento.

Para comenzar un deporte, en primer lugar deberás seleccionar alguno de la lista. Pulsando el botón de desplazamiento hacia arriba podrás encontrar el menú de ejercicio, donde encontrarás tus perfiles.

Suunto Spartan - Ejercicio

Aquí están todos los deportes que has configurado personalmente (con el nombre que hayas establecido para ellos) o los que hayas marcado como visibles en Movescount.

Suunto Spartan - Movescount Spartan Ultra

Activar esa opción lo que hace es que el deporte aparezca en el listado general. Si no lo activas (por no ser un modo deportivo que usas con frecuencia), seguirá disponible en el reloj, pero estará englobado dentro de la opción “Otros”. Si entras a ese menú deberás seleccionar en primer lugar el deporte que vas a realizar, y a continuación, elegir alguna de las propuestas que hace.

Suunto Spartan - Otros deportes

Te recuerdo que estos son los modos predefinidos de los que he hablado anteriormente. Son los que no puedes personalizar las pantallas, pero que algunos ofrecen gráficas en pantalla completa.

Suunto Spartan Sport - Gráfica frecuencia cardíaca

Cuando ya has seleccionado el deporte se presentará la pantalla previa a iniciar la actividad. En la parte superior podrás ver el estado de los diferentes sensores, así como si ya ha encontrado señal de GPS. Si parpadean es que están buscando señal (de sensor o de satélite). Si están fijos en verde es que ya están conectados y, en el caso del pulso, se mostrará la frecuencia cardíaca instantánea (tanto en los Spartan Sport y Ultra como en el Wrist HR)

Suunto Spartan - Búsqueda de sensores

Antes de comenzar la actividad podemos entrar en las opciones avanzadas. Para ello simplemente hay que presionar el botón hacia abajo (o deslizar con el dedo). Estas son las opciones que encontrarás:

  • Calibrar Power POD: En caso de tener un medidor de potencia emparejado, podrás realizar la calibración inicial desde aquí.
  • Objetivos: Sigue siendo objetivos, en plural. Pero por el momento sólo puedes elegir un objetivo de duración. Es de esperar que en el futuro haya más posibilidades de objetivos como distancia, calorías, etc. Al seleccionar un objetivo de duración, en las pantallas de datos se creará un anillo externo que se irá completando a medida que vaya pasando el tiempo
  • Navegación de ruta: Podrás elegir navegar una ruta descargada o dirigirte a un POI.
  • Pausa automática: Pausa el ejercicio cuando te detienes.
  • Exactitud del GPS: Puedes modificar los valores para aumentar la duración de la batería. Permite elegir entre máxima, buena y OK; grabando datos cada segundo a plena potencia, cada segundo a baja potencia o cada 60 segundos.
  • GLONASS: Puedes elegir si activarlo o no para mejorar el posicionamiento, pero al llevarlo activo reducirás la autonomía total en un 15-20%.
  • Tema: Simplemente el fondo de pantalla. Blanco o negro.
  • Intervalos: Configuración de intervalos de ejercicios, que veremos más adelante.
  • Ahorro de energía: Novedad introducida en la última versión del firmware permitiendo desactivar la pantalla tras 10 segundos (y encendiéndola al presionar cualquier botón), o reducir el número de colores a mostrar en pantalla. Ambas opciones aumentarán la autonomía total.

Cuando estés dentro del modo de deporte podrás controlar el reloj y las pantallas tanto con los botones como con la pantalla táctil. Si deslizas el dedo a izquierda o derecha podrás cambiar entre las diferentes pantallas de datos. Y si das dos toques sobre ella, podrás ver la hora y el estado de batería.

Suunto Spartan - Hora y batería

Así mismo, si quieres encender la iluminación de la pantalla deberás pulsarla con dos dedos a la vez si has configurado la iluminación como interruptor (permaneciendo encendida hasta que vuelvas a pulsar nuevamente con dos dedos), o presionando la pantalla o cualquier botón si está como automático (volviéndose a apagar a los pocos segundos).

Suunto Spartan Ultra - iluminación

En cuanto a los botones tienen dos formas de funcionar. Un sólo toque o mantenerlo presionado. En su uso más sencillo, presionando el botón superior podrás pausar la actividad, pulsando el central cambiarás de pantalla de datos y con el inferior marcarás una vuelta manual (que son independientes a las vueltas automáticas).

Pero si mantienes presionado el botón superior podrás cambiar a otro deporte (haciendo por tanto una actividad multideporte), el central permite acceder al mismo menú de configuración que hemos visto anteriormente (por ejemplo, para seleccionar una ruta de navegación o activar los intervalos) y el inferior bloquea la pantalla.

Suunto Spartan Ultra - Opciones

Cuando hayas completado el entrenamiento presionarás el botón de pausa. Antes de finalizar tienes el menú de pausa, desde el que puedes finalizar y guardar el entrenamiento o continuar cuando lo decidas. Es obligatorio que pulses un botón, no pudiendo confirmar con la pantalla táctil, para prevenir una pulsación por error que arruine los datos del entrenamiento.

Inmediatamente después, y siempre que hayas seleccionado la opción en Movescount, te preguntará tus sensaciones tras el entrenamiento. Podrás seguir el progreso constante de tus sensaciones y ver si es habitual que te cueste realizar los entrenamientos o por el contrario si todos los días acabas como una rosa, en cuyo caso igual debes darte un poco más de caña.

Suunto Spartan Sport WHR - Sensaciones

Este resumen de sensaciones se sincronizará con Movescount, pudiendo ver la tendencia en el panel general.

Sensaciones Movescount

A continuación tendrás un resumen bastante detallado de la actividad, incluyendo diferentes gráficas como frecuencia cardíaca, ritmo, potencia, altitud, etc.

Suunto Spartan - Resumen actividad

Es, sin duda alguna, la mejor pantalla de resumen de actividad que se ha visto hasta ahora. Sin discusión.

Suunto Spartan - Resumen actividad

Suunto Spartan - Resumen actividad

Por último, si presionas el botón central o deslizas con el dedo, podrás ver primero el listado de vueltas automáticas y en caso de haberlas marcado, las vueltas manuales.

Suunto Spartan - Autolaps

Aunque echo de menos que al realizar un entrenamiento de intervalos (el modo que explico más adelante) se marquen vueltas por separado de las automáticas de distancia. Sí es posible marcar vueltas manuales y que aparezcan por separado, tal y como ves a continuación.

Suunto Spartan - Vueltas manuales

Al revisar la actividad en Movescount también aparecerán diferenciados cada parte del entrenamiento de intervalos. Pero me gustaría que apareciesen también en el resumen del entrenamiento. Con esto me refiero a la hora de realizar los entrenos guiados por el reloj, si los haces por tu cuenta sí verás en la pantalla tanto autolaps (primera pantalla) como vueltas manuales (segunda pantalla).

Todo esto es común para todos los Spartan. Pero el Suunto Spartan Sport Wrist HR destaca en la posibilidad de utilizar el sensor de pulso óptico durante la natación. Entre los principales fabricantes de relojes deportivos, los finlandeses han sido los primeros en atreverse a hacerlo.

Pero ya hablaré de esto más adelante en su sección correspondiente. Con respecto a la natación la propuesta de Suunto es algo más sencilla que, por ejemplo, Garmin. Pero también efectiva a su manera.

Como ya sabrás, el ritmo y la distancia en piscina viene dado por el acelerómetro interno del reloj, aquí no hay uso de GPS independientemente que la piscina sea de interior o al aire libre. Si seleccionas natación en piscina, el reloj detecta las brazadas y los cambios de dirección para poder determinar cuándo has llegado al final de la calle y has realizado el giro.

Puedes elegir la longitud de largo de piscina tanto entre las habituales como en distancias diferentes (por ejemplo 28 metros). En el modo de natación la pantalla queda desactivada, pues no funciona correctamente en contacto con el agua.

El reloj, además de detectar de forma automática el estilo de natación, también identifica las series. Por ejemplo si nadas 400 metros y te detienes 10 segundos, comenzando a nadar inmediatamente después, lo separará en dos bloques diferentes. Incluso si la pausa es más lenta, 2 o 3 segundos, también lo separa.

Para mi gusto debería dejar un poco más de margen, pues si nadas realizando giro abierto en muchas ocasiones lo interpretará como una pausa. Tampoco tiene un modo de ejercicios que podamos activar para realizar técnica y sumar la distancia al total de la actividad como sí tiene Garmin. Por tanto si haces 200 metros de pies sujetando una tabla, no hay movimiento de muñeca y esa distancia no figurará en el total de la actividad.

En cuanto a natación en aguas abiertas también está disponible, como es de esperar en un reloj en el que el triatlón también es una parte importante de sus características.

Suunto Spartan Ultra - Natación aguas abiertas

Cuando completas cualquier entrenamiento podrás sincronizarlo bien por cable a través del ordenador o gracias a tu teléfono, a través de Bluetooth, si has emparejado tu teléfono inteligente con el reloj (sólo iOS y Android). Aunque la sincronización inalámbrica ha mejorado notablemente, aún hay cosas que me gustaría ver, como mayor velocidad en la transmisión o sincronización automática, ya que ahora mismo es necesario abrir la aplicación para que sincronice todos los datos (tanto de subida como de bajada).

Suunto Spartan - Móvil

Movescount y sus novedades con los Spartan

Todos los datos se sincronizan con Movescount, la plataforma online de Suunto. No es sólo el lugar donde poder ver rutas de navegación o configurar tu reloj, también contiene todo tu historial de entrenamiento. Y déjame que te diga, ha cambiado sustancialmente en los últimos meses, mejorando mucho tanto su usabilidad como la información que provee.

Esta es la pantalla principal que verás nada más entrar en la web, con un resumen de tu actividad tanto de entrenamiento como de pasos dados. Adicionalmente encontrarás el calendario de actividades y un desglose de dichos entrenamientos.

Suunto Spartan - Movescount

La actividad diaria no ofrece más información de la que ahí puedes ver. Aunque los datos están ahí, por lo que Suunto siempre puede ampliar la funcionalidad en el futuro y aprovechar todo lo que ya está sincronizado y almacenado.

Es posible alterar la vista de actividad con las sensaciones post entrenamiento, aquellas que seleccionas después de terminar cada actividad.

Suunto Spartan - Movescount

El resumen de actividad es muy completo. Aquí puedes ver una captura de todo lo que puedes revisar de una actividad, incluyendo la posibilidad de subir imágenes, que quedarán marcadas dentro de la ruta si contienen datos de ubicación.

Suunto Spartan - Movescount

La gráfica permite elegir multitud de parámetros, por lo que puedes analizar una actividad alternando entre diferentes métricas.

Suunto Spartan - Movescount

¿Que prefieres usar otras plataformas? Sin problema, puedes activar la sincronización automática con Strava y Training Peaks, así como exportar el archivo de actividad en varios estándar que podrás importar en cualquier aplicación externa.

Pero en lo que Suunto ha puesto más énfasis en sus últimas actualizaciones es en el uso del “Big Data”. Aprovechando todos los datos sincronizados en la plataforma por todos sus usuarios (por supuesto de forma anónima), es posible comparar tu rendimiento con la media de tu grupo de edad.

Así los records personales no son simplemente records, sino que están comparados con toda la base de datos para que puedas verificar cómo te sitúas con respecto a otros atletas de tu edad. Porque al final a todos nos gusta competir, y esta es otra manera de hacerlo…

Suunto Spartan - Movescount

También aporta datos de qué es lo que hacen otros atletas para alcanzar metas, cómo entrenan y durante cuánto tiempo a la semana.

Suunto Spartan - Movescount

Suunto Spartan - Movescount

Pero sin lugar a dudas, donde Suunto ha acertado de pleno es en la funcionalidad de creación de rutas. No sólo porque la utilidad web es buena y fácil de usar (incluyendo la posibilidad de subir rutas externas, algo que por ejemplo no es posible en la plataforma de Garmin), sino porque de nuevo aprovechan el “Big Data” mostrando rutas de otros usuarios y, sobre todo, mapas de calor para saber por dónde practica la gente algún deporte concreto.

Por ejemplo, aquí tienes una posibilidad de ruta de ciclismo, junto con muchas otras rutas más.

Suunto Spartan - Movescount

La línea azul es la ruta en cuestión, de la cual tenemos también el perfil de altitud. Y en rojo el mapa de calor, que es lo que representa por dónde suele montar en bicicleta el resto de usuarios. A mayor intensidad de color, mayor frecuencia de ciclistas.

Por ejemplo en mi último viaje a Viena me interesaba saber por dónde corría la gente. De esta manera sabía que podía dirigirme a esa zona y que no habría problemas de zonas no adaptadas para correr, o incluso de seguridad.

Suunto Spartan - Movescount

La elección estaba clara. Zona del anillo, a orillas del río y esa larga recta que está iluminada en amarillo fluorescente. Pues en dichas zonas corrí, y te puedo confirmar que me crucé con multitud de corredores.

Y vayas a la parte del mundo que vayas, encontrarás este tipo de mapas. ¿Y lo mejor de todo? Cualquiera puede beneficiarse de esto, no es necesario que poseas un dispositivo Suunto para poder acceder a los mapas de calor y a la generación de rutas.

Entrenamientos por intervalos en Suunto Spartan

En el plazo de tiempo en el que escribí sobre el Suunto Spartan por primera vez y esta prueba, la marca finlandesa ha lanzado multitud de actualizaciones. Entre ellas podemos encontrar el modo de entrenamiento por intervalos.

Estos intervalos se crean directamente en el reloj, no siendo posible crearlos de forma externa en Movescount o en la aplicación móvil.

Suunto nunca ha ofrecido muchas facilidades a la hora de crear entrenamientos de este tipo. En los Ambit3, al principio, era necesario crearlos a través de aplicaciones de código bastante complejas, aunque más adelante se añadió la posibilidad de crearlos de forma más sencilla en la app móvil.

Pero al llegar el Spartan al mercado no era posible disponer de ellos de una manera o de la otra. Afortunadamente, esto ya está resuelto.

Puedes acceder al menú de intervalos en la configuración de cada perfil deportivo, inmediatamente antes de comenzar la actividad. Pero debes tener en cuenta que si utilizas un perfil creado por ti, debes haber incluido una pantalla de intervalos para que la opción se muestre.

Suunto Spartan - Activar intervalos

Configurar esos intervalos es realmente rápido y sencillo. Tan sólo debes introducir el número de repeticiones que vas a realizar, en qué consiste el intervalo de trabajo y la duración del descanso. Ambos intervalos pueden configurarse en tiempo o distancia.

Suunto Spartan - Configurar intervalo

Tras finalizar la configuración de la sesión de intervalos, volverás a la pantalla principal de actividad. Debes iniciar la actividad exactamente igual que con cualquier otro entrenamiento, y se mostrará la pantalla de datos por defecto.

Si te has dado cuenta, no he seleccionado en ningún momento un tiempo de calentamiento o de enfriamiento. Simplemente correrás hasta que creas oportuno, y cuando consideres que ha llegado la hora de empezar con las series, deberás desplazarte hasta la pantalla de los intervalos.

Suunto Spartan Sport - Intervalos

Cuando estés preparado, simplemente pulsarás el botón y comenzarás el primer intervalo. La pantalla ahora mostrará la información que hayas configurado previamente en Movescount, o lo que esté definido por defecto en el modo que estés utilizando.

Suunto Spartan Sport - Intervalos

Cuando termina el intervalo el reloj te avisará con un tono o vibración (según lo que tengas configurado), pasando a la pantalla de reposo, donde vas a poder ver detalles de interés, como la duración del intervalo (porque en este caso estaba configurado para 500 metros) o ritmo y pulsaciones medias para el intervalo. Junto a esto, detalles de interés del resto del entrenamiento, como cuánto llevamos entrenando, frecuencia cardíaca actual o la duración del periodo de descanso.

Suunto Spartan Sport - Intervalos

Todo esto se repetirá el número de veces que hayas configurado en los intervalos hasta que llegues al último de ellos, en el que habrás completado la sesión. En este punto puedes seguir corriendo, hacer el enfriamiento o volver a repetir la serie de intervalos (por ejemplo, haciendo dos bloques de intervalos separados).

Una vez terminado el entrenamiento, en Movescount podrás comprobar las vueltas por separado. En la imagen puedes ver cómo en la gráfica aparecen claramente marcados, así como en los intervalos dentro de la sección de vueltas (que es específica cuando se graba un entrenamiento de este tipo).

Suunto Spartan Sport - Intervalos

En este otro entrenamiento realizado puedes ver el calentamiento (15 minutos), mostrando a continuación los intervalos. En primer lugar 200m de sprint, seguido de 50m suaves. Y así hasta el final de todo el entrenamiento (por defecto sólo se muestran 10 vueltas, pero puedes cambiar la vista en la parte inferior derecha. O pasar a la siguiente página).

Navegación en Suunto Spartan

Sin duda otra característica importante para los Spartan debe ser la navegación. Suunto siempre ha mantenido una relación muy estrecha con el mundo de la montaña y la aventura, por lo que es de esperar un esfuerzo importante por parte de la marca en este apartado. Pero en este punto hay luces y sombras.

Y dentro de las luces, la que más brilla es la de Movescount en la web, tal y como te he explicado un poco más atrás. No quiero detenerme mucho más, pero tal vez sí aprovechar a contarte algo más que no te he contado entonces con suficiente detalle.

Es posible importar rutas externas. Creadas en otras plataformas, registradas con otros dispositivos o, sobre todo, aquellas que facilitan los organizadores de las carreras para que dispongas del track y evitar que puedas perderte.

Movescount - Importar ruta

Pero la función más interesante es la posibilidad de seguir rutas creadas por otros usuarios o revisar el mapa de calor, que no es otra cosa que identificar qué caminos han utilizado otros deportistas para practicar algún deporte concreto. No te preocupes por tu privacidad, si creas una ruta siempre puedes marcarla para que sea privada y nadie más la pueda ver (aunque de todas formas no está identificada con tu usuario).

Por ejemplo, imagina que me levanto un día con ganas de correr por la montaña, pero no sé a dónde ir. Quiero explorar una ruta nueva pero no estoy seguro de cuál seguir (o estoy de viaje y busco zona de entrenamiento). Abro Movescount y puedo ver tanto el mapa de calor, comprobando cuáles son las zonas más habituales para practicar el deporte seleccionado (en este caso carrera de montaña), o rutas ya creadas por usuarios para dicho deporte. El mapa de calor son las líneas de color amarillo y varía la intensidad en función de la importancia que tiene dicha ruta para el deporte, mientras que la ruta que he seleccionado es la que marca en color azul intenso.

Movescount - Rutas y mapa de calor

A la izquierda de la pantalla aparece la descripción de la ruta con distancia y metros de ascenso y descenso. Simplemente tendría que seleccionar el modelo para sincronizar la ruta en la próxima conexión (o exportarla si no eres usuario de Suunto…). Movescount es, desde luego, una herramienta fantástica para obtener y realizar rutas de navegación. ¡Kudos para Suunto!

A la hora de navegar una ruta con los Spartan tenemos dos opciones, desde un perfil de deporte seleccionando la ruta en las opciones (por lo que se añadirían las pantallas de navegación a las que tengas configurado en el perfil de deporte seleccionado), o simplemente como navegación de ruta pero sin guardar la actividad, desde el propio menú de navegación del reloj.

Spartan Ultra - Navegación

La forma, menús y opciones de navegación es idéntica en ambos casos; la única diferencia es formar parte de una actividad o no. Aunque debes tener en cuenta que no es posible combinar un entrenamiento de intervalos con navegar una ruta.

No sólo es posible navegar una ruta seleccionada o creada en Movescount, también puedes hacerlo a un PDI (punto de interés), que podrás crear en Movescount dentro de los ajustes del reloj o marcar la posición directamente con el reloj para volver más adelante (por ejemplo, marcar un puente, un punto de recogida de agua, el lugar de acampada o lo que se te ocurra. La lista de opciones que da el reloj es muy amplia).

Suunto Spartan Ultra - PDI Suunto Spartan Ultra - PDI

En el menú de navegación se presentan todas las opciones disponibles para seleccionar la que quieras realizar en cualquier momento.

Suunto Spartan Ultra - Menú navegación

Siempre podrás volver a este menú sin finalizar una actividad. Por ejemplo, mientras estás navegando una ruta puedes guardar una ubicación, cambiar a navegar hacia un PDI con la brújula, y a continuación cargar la misma ruta anterior o una nueva.

Antes de iniciar una ruta siempre podrás ver cómo es el track a realizar.

Suunto Spartan Ultra - Track navegación

Cuando estás navegando y se muestra en pantalla la ruta podremos ver en la pantalla la ubicación de los PDI guardados o marcados. Por ejemplo aquí puedes ver el punto marcado previamente como “ave”. Aunque sólo aparece el icono, no el nombre descriptivo para saber de qué se trata. También verás una bandera con una B, es el final de la ruta.

Suunto Spartan Ultra - Ruta y PDI

Permite modificar el zoom si mantenemos presionado el botón central.

Suunto Spartan Ultra - Navegación zoom

Así mismo puedes comprobar que el color azul de la ruta varía para que, en caso de haber cruces a mitad de trayecto, sepas identificar cuál es el camino correcto que debes seguir a continuación. En azul más claro es la parte de la ruta por la que tenemos que continuar, mientras que la que se representa en azul más oscuro es la parte más avanzada de la ruta.

Dicha ruta permanece siempre invariable, pero nuestro camino real queda representado por una línea discontinua, por lo que siempre puedes tomar referencia de dónde te encuentras con respecto al camino a seguir.

Suunto Spartan Ultra - Navegación

El reloj dispone de brújula magnética, por lo que la flecha negra que representa nuestra ubicación siempre indicará hacia dónde estamos mirando para permitir identificar el camino correcto a seguir. Y la pequeña flecha roja marcará siempre el norte.

Como ves la navegación de rutas es a través de un camino de “migas de pan”. No hay cartografía ni avisos de giro, por lo que debes estar pendiente de la pantalla si no quieres perderte. En un camino claramente marcado no tienes mucho problema, pero si estás desplazándote campo a través deberás estar más atento al reloj.

La navegación a un PDI es diferente, ya que no hay una ruta trazada con anterioridad. Tendremos una flecha que nos indicará hacia dónde debemos dirigirnos junto con la distancia restante en línea recta.

Suunto Spartan Ultra - Navegación PDI

Suunto Spartan Ultra - Navegación PDI

Por último, destacar la pantalla de perfil de altura. Una pantalla que se estrenó con el Ambit3 Vertical y que a todos nos encantó. De hecho Garmin la copió para el Fenix 3 (y ahora para el Fenix 5 y compañía) y Suunto se la llevó también al Ambit3 Peak.

En los Spartan vuelve a hacer acto de presencia, pero mejorada gracias a una pantalla es enormemente superior a la ofrecida en los Ambit3. Ahora el perfil de altitud está a pantalla completa (en lugar de ocupar sólo la parte central) y los datos se ubican dentro de la gráfica.

Suunto Spartan Sport Wrist HR - Perfil altitud

La pantalla es sencilla pero muy descriptiva. En la parte superior puedes ver la altitud actual (también en los Sport a pesar de no tener altímetro barométrico) y en la parte inferior la cantidad de metros positivos que quedan por delante. En la gráfica puedes ver perfectamente dónde me encuentro, qué parte de la ruta ya he realizado y lo que queda por delante.

Personalmente en carreras de montaña es la única pantalla que me gusta revisar. Aquí veo qué me queda por delante, cuántos metros restan por ascender y en cuántas subidas lo haré. No necesito nada más.

Aunque sería de agradecer contar con la posibilidad de hacer zoom en alguna parte, o destacar el segmento en el que nos encontremos (por ejemplo los 5 kilómetros que tenemos a continuación), sobre todo en rutas más largas.

En cuanto a la vuelta a inicio, aún no está disponible. Es posible mostrar la pantalla de navegación (aunque no hayas seguido una ruta) y desandar el mismo camino. Pero sólo si el perfil que has usado tiene esa pantalla activa. ¿Pero qué ocurre si no lo tienes y te pierdes? Tendrás que “preguntar a un guardia”… Aunque se espera que esté disponible en la próxima versión de software que Suunto ha preparado para este mes de junio.

Recepción GPS en Suunto Spartan

Sí, el GPS también ha sido fuente de críticas entre los primeros usuarios del Spartan. De hecho Suunto ha lanzado varias actualizaciones cubriendo mejoras en el filtrado de la señal y solucionando errores de posicionamiento. Así mismo en la actualización del 25 de enero se activó la posibilidad de usar GLONASS en todas tus actividades.

Los Spartan Ultra y Sport prescinden de la característica antena que se situaba debajo del bisel. Ahora está integrada en éste, por lo que es un problema nuevo para Suunto que antes no tenían. Bien es cierto que no son los primeros modelos con la antena integrada, ya los Traverse y Ambit3 Vertical carecían de la antena externa, pero Suunto siempre ha destacado por una calidad de registro de GPS envidiable por parte de otros fabricantes.

Es un detalle importante, sobre todo por la ubicación de la antena al correr. En los modelos anteriores la posición natural de la antena era directamente mirando al cielo, al llevar el brazo ligeramente girado. Pero Suunto también ha claudicado, al igual que la mayoría de fabricantes, en pos de un diseño más integrado y una posible mayor comodidad al usar unas correas más normales.

Volvamos al reloj y a sus opciones. El Spartan permite variar los ajustes de exactitud del GPS para ayudar a aumentar al duración de la batería, según al tipo de actividad que vayas a realizar y las necesidades que tengas.

Suunto Spartan - Precisión GPS

Existen cuatro modos de uso.

  • Precisión máxima: Cada 1 segundo
  • Precisión buena: Cada 5 segundos
  • Precisión OK: Cada 60 segundos
  • GPS Desactivado

La diferencia entre ellas será la tasa de registro existente en cada una de ellas. A menor precisión, más tiempo pasa entre cada punto grabado, pero mayor duración de batería. Todo depende del tipo de actividad que vayas a realizar y dónde la lleves a cabo. Si vas a correr largas rectas a una velocidad no muy elevada, el ajuste “buena” será más que suficiente. Para correr en montaña con muchos giros, obligatorio “máxima”. ¿Senderismo durante varios días sin una velocidad elevada? Claramente la opción de “OK” es la que debes elegir.

Estas opciones se pueden configurar desde las opciones de Movescount en cada uno de los deportes que configures.

Suunto Spartan - Precisión GPS

O bien en las opciones del reloj antes de comenzar la actividad.

Suunto Spartan WHR - GPS

También es posible activar o desactivar el GLONASS, esta vez sólo desde el propio reloj. ¿Cuándo debes usarlo? Aquí te lo explico.

Suunto Spartan WHR - GLONASS

Todas las pruebas de GPS están realizadas con la última versión del firmware instalado, que a día de publicar la prueba es la 1.8.26. He ido pasando por todas las versiones en el Spartan Ultra, por lo que he podido ir viendo las mejoras que ha ido recibiendo.
Estarás ansioso por ver cuál es el resultado en la vida real comparando con otros modelos. Pues no te hago esperar más.

Si ya has visto la prueba el Garmin Fenix 5 probablemente ya has visto la mayoría de estas imágenes. Cuando tengo que preparar más de una prueba a la vez lógicamente intento aprovechar el trabajo, así que si estoy probando dos modelos de forma simultánea me viene genial, porque no tengo que duplicar trabajo.

Vamos a empezar con un entrenamiento de montaña, y con muchos modelos para comparar entre sí: Suunto Spartan Ultra, Suunto Ambit3 Vertical, Garmin Fenix 5, Garmin Fenix 3 y el clásico Suunto Ambit3 Sport, con su antena externa debajo del bisel que, en teoría, presenta una ventaja sobre todo en este tipo de terreno.

De lejos todo parece perfectamente alineado en los cinco modelos.

Garmin Fenix 5 - GPS

Y así es durante la mayor parte del entrenamiento, pudiendo ver 10 líneas alineadas casi a la perfección sobre el camino recorrido (que serían 5 de subida y 5 de bajada). Puedes pinchar las imágenes para verlas a mayor tamaño, aunque más adelante también podrás realizar los análisis tu mismo.

Garmin Fenix 5 - GPS

Al realizar giros es donde puede haber más problemas, especialmente en montaña al correr en zonas de árboles, que impiden en mayor o menor medida la recepción de señal. Aquí el Spartan Ultra lo pasa peor que el resto de los modelos, desviándose más que los demás relojes comparados

Garmin Fenix 5 - GPS

En general es lo que he podido apreciar durante la mayor parte del entrenamiento, con peor registro por parte del Spartan Ultra comparado con los otros cuatro relojes.

Garmin Fenix 5 - GPS

Como simple curiosidad, resultado final de metros recorridos.

Garmin Fenix 5 - GPS

  • Garmin Fenix 5: 29.212m
  • Suunto Spartan Ultra: 29.060m
  • Garmin Fenix 3: 29.334m
  • Suunto Ambit3 Vertical: 29.417m
  • Suunto Ambit3 Sport: 29.150m

En fríos números hay poco más de 1% de diferencia entre el reloj que más distancia ha medido (el Ambit3 Vertical) y el que menos (el Spartan Ultra). Por tanto los 5 estarían dentro del 1-2% de error aceptado para asfalto, así que en situación de montaña todos aprueban con buena nota. Aunque eso sí, insisto en que la gráfica del Spartan Ultra podría ser memorable.

Veamos ahora en asfalto puro y en una de mis rutas habituales, sabiendo exactamente qué puntos son los que debo revisar por ser más difíciles para la recepción de señal.

Garmin Fenix 5 - GPS

En esta primera imagen verás que me desplazo bajo una hilera de árboles. El Spartan Ultra tiene una ligera deriva, pero se comporta mucho mejor que el Garmin Forerunner 230 que marca el trazado sobre 2 metros más alejado de la zona real.

Garmin Fenix 5 - GPS

Este punto es perfecto para todos mis análisis. El giro se realiza en una zona de árboles bastante frondosos y la curva es muy acusada. Si la recepción de señal no es buena, el reloj va a tender a perderse. Que es precisamente lo que le ha pasado al Spartan Ultra, que aquí lo hace peor que el Fenix 5.

Garmin Fenix 5 - GPS

Pero no siempre el Spartan queda en mal lugar. Por ejemplo en el tramo a continuación el que mejor registro muestra es precisamente el nuevo modelo de Suunto.

Garmin Fenix 5 - GPS

¿Y qué tal el ciclismo?

Garmin Fenix 5 - GPS

En general suele ser una prueba fácil para cualquier dispositivo. En esta ruta (bastante larga) en ningún momento he podido apreciar desviaciones de ninguno de los modelos probados, más allá de algún punto con pequeños detalles sin importancia. Pero sobresaliente para los tres dispositivos.

Garmin Fenix 5 - GPSGarmin Fenix 5 - GPS

A pesar de no tener nada que ver con la calidad de señal de GPS del Spartan, aprovecho a meter la gráfica del altímetro barométrico, especialmente porque no tengo ninguna otra sección a mano donde hacerlo. No he realizado calibración inicial, por lo que hay una ligera variación entre la altitud de cada uno. Pero puedes ver como los tres mantienen exactamente el mismo registro durante todo el entrenamiento.

Garmin Fenix 5 - GPS

Vamos a pasar a más bici, pero en esta ocasión haciendo un circuito progresivo. Realizar giros recurrentes siempre sobre los mismos puntos me permite comparar las trazadas una y otra vez.

En esta ocasión el Edge 520 clava una y otra vez la trazada por el mismo lugar. Lo cual es normal, porque de los tres es el que mejor ubicación lleva para lograr una buena recepción de señal, además de ser más grande y contar con una antena de mayor tamaño.

El Fenix 5 no lo hace del todo mal. Y para el Spartan… pues debe pensar que en lugar de haber salido a hacer un entreno de series con la cabra he decidido optar por una salida de motocross. No lleva bien el no estar orientado con visibilidad directa al cielo.

Garmin Fenix 5 - GPS

No es algo exclusivo de ese punto. En el resto de giros del circuito la situación se repite.

Garmin Fenix 5 - GPS

Pero vamos a volver a la carrera. De nuevo intervalos, que al repetirlos sobre el mismo lugar permite extraer muy buenas conclusiones.

Garmin Fenix 5 - GPS

Espera, que lo amplio…

Garmin Fenix 5 - GPS

Tanto el Forerunner 230 como el Spartan Ultra se muestran muy sólidos, repitiendo la trazada por el mismo lugar una y otra vez. Mientras tanto el Fenix 5 aparece ligeramente desplazado, alrededor de dos metros, aunque al menos repite el trazado de forma constante.

También hay ejemplos de natación en aguas abiertas. Este es otro tipo de animal, ya que la complejidad viene en cómo el software del reloj procesa los datos de posicionamiento que consigue obtener. Por tanto no depende de la calidad de señal, sino del algoritmo usado.

Cada vez que metemos la muñeca en el agua perderemos señal de satélite, ya que la señal digital no se transmite a través del agua. Y se volverá a recuperar al sacar la mano del agua, pero por muy poco tiempo (lo que tardes en volver a meterla). Ésta es la dificultad de este tipo de entrenamiento.

Para este entrenamiento, además del Spartan Ultra en la mano derecha, llevaba un Fenix 5 en la izquierda y un FR230 bajo el gorro de natación, que es el que utilizo como ruta válida, ya que al permanecer siempre por encima del agua no tiene que lidiar con los problemas de señal que sufren los otros dos.

Esta es la vista general del track.

Garmin Fenix 5 - GPS

Si nos acercamos, puedes ver cómo mientras el Fenix 5 tiene un comportamiento similar al FR230, el Spartan Ultra tiene muchos más bandazos.

Garmin Fenix 5 - GPS

Tanto al principio como al final el registro es similar, con un desempeño correcto por parte de los Garmin pero mal resultado para el Suunto.

Garmin Fenix 5 - GPS

Obviamente esas desviaciones continuas no pueden llevar a nada bueno. 400 metros de más en comparación con el Fenix 5 y el Forerunner 230.

Garmin Fenix 5 - Distancias en aguas abiertas

Aunque supongo que la parte positiva es que nadie se va a resistir a mayor distancia y ritmo más rápido por la cara, ¿no? Hay que verlo por el lado positivo.

El comportamiento que he visto tanto en Spartan Ultra como en el Spartan Sport Wrist HR (que tiene una fecha de fabricación bastante más avanzada) es muy similar. No aprecio diferencias que me puedan hacer pensar que haya algún tipo de problemas con primeras unidades de hardware, como al principio se estuvo especulando.

Resumiendo, no veo registros perfectos, pero tampoco fallos clamorosos de forma constante, al menos mientras estamos haciendo actividades normales. Está claro que la natación en aguas abiertas no es su fuerte, pero ya depende de tu uso el darle mayor o menor importancia a ese detalle.

Pero por comparar, no veo diferencias notables con respecto a otros modelos actuales de la competencia. Tal vez he tenido una experiencia ligeramente mejor con el Fenix 5 (que se ve sobre todo en el entrenamiento de casi 30km por montaña), pero por ejemplo muy similar a lo que estoy viendo estos días con el Garmin Forerunner 935.

De todas formas más adelante te dejo enlace a un montón de actividades donde podrás hacer tus propias comparativas directamente en la herramienta enlazada. O, si lo prefieres, podrás descargar los archivos para toquetearlos en tu programa de análisis favorito.

Sensor de pulso óptico del Spartan Wrist HR

Suunto se estrena en el terreno de los sensores de pulso óptico con el Spartan Wrist HR. Es su primer modelo con esta tecnología y, al igual que hiciera Garmin en su primer modelo con este tipo de sensor, en Finlandia han preferido contar con un diseño externo y más rodado en lugar de lanzarse a crear un producto propio totalmente nuevo. Y viendo lo “ajetreados” que han estado últimamente con la serie Spartan… sin duda fue la decisión más acertada.

Suunto ha confiado en Valencell para dar vida a su Spartan Wrist HR. Si ya tienes algo de experiencia en el mundillo y eres seguidor de la página seguro que te suena, y es que es el mismo sensor que monta Scosche en su RHYTHM+.

Suunto Spartan Sport WHR - Scosche RHYTHM+

A priori son buenas noticias, porque el de Valencell es un sensor sobradamente contrastado y probablemente el que mejor rendimiento ofrece. Pero eso es en el dispositivo de Scosche, luego es tarea de cada fabricante integrar la tecnología en su producto y hay que tener en cuenta las características intrínsecas a un reloj. Es más pesado, su posición en el brazo es en un lugar más complicado para obtener lecturas y sobre todo se sitúa en un punto con mayor movimiento, etc.

La posición del sensor de Scosche en el antebrazo es idónea. Es una zona más carnosa, por lo que tiene mayor facilidad para registrar las pulsaciones. Además los movimientos son menores y, por supuesto, es bastante más ligero. En definitiva, hay menos movimientos parásitos que puedan entorpecer la lectura de pulso.

Es posible activar un modo de registro de frecuencia cardíaca en reposo. Pero es algo más limitado que, por ejemplo, lo que ofrece Garmin en sus relojes. En este modo (que se activa en ajustes – actividad), el sensor se encenderá cada 10 minutos para registrar tu frecuencia cardíaca.

En el widget de actividad hay una opción para poder registrar la frecuencia cardíaca en un momento determinado, pudiendo conocer en cualquier momento cuál es tu pulso. Además, mientras permaneces en esa pantalla continuará realizando dicho registro, que se mostrará en una gráfica bastante detallada.

Suunto Spartan - Gráfica de pulso

En esta pantalla podrás ver también tu media de quema de calorías en los últimos 10 minutos con los movimientos que estás realizando. Útil por ejemplo si estás dando un paseo pero no es una actividad que quieras dejar grabada.

Y en caso que hayas activado el modo anteriormente indicado, si pulsas en la pantalla podrás acceder al registro de pulsaciones de las últimas 12 horas.

Suunto Spartan - Gráfica 12 horas

En este caso, los datos que aparecen son la media de quema de calorías por hora junto con la frecuencia mínima alcanzada, útil para calcular tu frecuencia cardíaca en reposo.

Los datos que aparecen en estas gráficas no quedan grabados en ninguna parte, ni se sincronizarán posteriormente con Movescount. Por tanto, es sólo para tus ojos.

Suunto espera poder grabar esos datos para mostrarlos en Movescount aunque aún no hay una fecha confirmada. Tras esas 12 horas los datos desaparecerán para siempre.

Bien, una vez que ya están aclarados todos los detalles respecto al sensor, vamos al turrón. Lo más importante es saber cómo se comporta el sensor óptico en entrenamientos o carreras. Para ir entrando en calor empezaré por un entrenamiento sencillo a ritmo constante.

Suunto Spartan Wrist HR - Sensor óptico

Salvo el inicio, donde siempre es común encontrar alguna discrepancia entre los diferentes sensores hasta que ya estamos “en orden de marcha”, ninguna objeción a los sensores. Buena piedra de toque, porque si aquí el sensor fallara… mal asunto.

A continuación vamos a pasar a un entrenamiento con series. En esta ocasión los datos del Suunto los comparo con aquellos obtenidos por el Scosche RHYTHM+ (con el mismo sensor de Valencell), además del sensor HRM-Run de Garmin, colocado en el pecho.

Lo que más me gusta de este entrenamiento es que habitualmente se tacha a los sensores ópticos como malos en general, con un rendimiento siempre peor que el de sus homólogos en el pecho. Pues aquí tienes un claro ejemplo de cómo dos sensores ópticos han medido correctamente mientras que el sensor en el pecho, debido a la sequedad del ambiente, tiene un registro totalmente erróneo. Sensores ópticos 1 – sensores de pecho 0.

Suunto Spartan Wrist HR - Sensor óptico

Como puedes comprobar, en las secciones antes y después de los esprines objeto del entrenamiento, el registro es perfecto, en los que salvo el inicio algo errático, los tres sensores forman una bonita línea.

Así que vamos a aumentar esa sección de intervalos.

Suunto Spartan Wrist HR - Sensor óptico

Hay un total de 10 intervalos cortos e intensos, típicamente la prueba más difícil a la que un sensor óptico se puede enfrentar. Las variaciones de pulso son muy rápidas (tanto a la hora de subir como a la hora de bajar) y la variación de movimiento es importante. Mucha información a procesar, y no siempre se hace de forma correcta. Por ejemplo aquí es donde típicamente fallan los sensores Garmin.

El Spartan Sport Wrist HR no los hace todos a la perfección, fallando sobre todo en el primero de ellos. En el cuarto y quinto hay algunas discrepancias, y en el octavo y décimo pequeñas diferencias. Aún así, un resultado bastante razonable dadas las circustancias, dejando en buen lugar al nuevo modelo de Suunto.

Pero vamos con otro entrenamiento. De nuevo series, pero combinado además con burpees cada 30 segundos. Por tanto además de la propia variación de intensidad debemos sumar el movimiento de las muñecas. Aún más difícil si cabe.

Vamos a empezar con un vistazo general del entrenamiento, en el que he sustituido el sensor de Scosche por un sensor de Suunto emparejado con el Spartan Ultra.

Suunto Spartan Wrist HR - Sensor óptico

No me detendré en las partes entre intervalos pues no hay nada interesante a destacar. Así que vamos a ampliar el primer intervalo.

Hay alguna discrepancia. Por ejemplo en el punto resaltado, que es donde mayor diferencia hay entre los sensores, son 11 las pulsaciones de distancia entre las gráficas. Ambos sensores de pecho registran 160 pulsaciones, por las 171 del Spartan Wrist HR. Claramente en ese punto se ha ido algo largo. Existen más puntos en los que el registro no es correcto, pero es menos acusado.

Suunto Spartan Wrist HR - Sensor óptico

Vamos a ampliar ahora el segundo intervalo. Nuevamente se pueden apreciar puntos en los que ha ido algo alto. Pueden ser provocados por el aumento de la cadencia de carrera, confundiendo al algoritmo de cálculo. Es algo que ya he visto anteriormente en el Scosche RHYTHM+.

Suunto Spartan Wrist HR - Sensor óptico

Los datos arrojados en series no son totalmente satisfactorios, pero tampoco son malos. Si tuviera que ponerle una nota le daría un 7,5, un notable alto. Es la tónica habitual de los sensores ópticos, que ya has podido ver en productos de otros fabricantes. Perfecto cuando no hay cambios importantes en la intensidad, pero si toca día de series… es mejor optar por un sensor en el pecho.

El ciclismo es el gran talón de Aquiles de todo sensor óptico. Todavía estoy por ver un sensor óptico que haga una buena lectura de pulso cuando se monta en bici.

Si es una actividad de interior no es algo que presente muchos problemas. Éstos vienen cuando estamos entrenando al aire libre. Conseguir un registro satisfactorio es más complicado que en carrera, en primer lugar por la posición de las muñecas. Al agarrar el manillar forzamos el giro, y de igual manera al mover las manos para frenar, cambiar, etc. también estamos provocando cambios en los músculos. Tensión, relajación… cosas que no ocurren al correr.

Esos movimientos también facilitan la entrada de luz en la zona de lectura del sensor, que unido a las mayores vibraciones del terreno hacen que la lectura de pulso correcta sea muy complicada.

Así que vamos con un ejemplo de series en la bici. No me voy a molestar en ampliar la zona, porque no es necesario.

Suunto Spartan Wrist HR - Sensor óptico

Registro incorrecto en todo momento, independientemente de si es la parte de trabajo o de simple desplazamiento. Mal, sin paliativos.

¿Puede haber sido provocado por un fallo puntual? Porque siempre es posible, hay que dar el beneficio de la duda. Comparemos en otro entrenamiento de intervalos, esta vez frente al Garmin Forerunner 935 y un sensor de pulso HRM-Tri. No valores los datos del 935, ese día me patinó el cerebro y estaba usando el reloj con el sensor externo en lugar de con su sensor óptico.

Suunto Spartan Wrist HR - Sensor óptico

Igual de mal. En algún momento ha registrado valores similares, pero probablemente haya sido más por pura coincidencia que por un registro correcto del sensor.

Pero no es una sorpresa, es prácticamente el mismo comportamiento de otros relojes con sensor óptico. Siempre hay días en los que pueden estar más afinados, pero la tónica general es que en la bici el sensor óptico aún no está a la altura. No sólo en el caso de Garmin, sino en general en cualquier otro fabricante.

Un detalle importante que hay que tener en cuenta es que el Spartan Ultra Wrist HR activa el sensor óptico durante la natación, permitiendo no sólo mostrar en la pantalla la frecuencia cardíaca sino también registrarla. Aunque ten en cuenta que Suunto no anima precisamente a usar esta función. En algunas ocasiones funciona de forma correcta, en otras… pues no.

En mis pruebas ha habido un poco de todo. Días que ha sido moderadamente bueno, y otros momentos en los que ha habido bastante diferencia.

En esta gráfica tienes un claro ejemplo, con la línea naranja siendo la registrada por el Spartan WHR y la línea azul de un Ambit3 Sport con sensor Suunto Smart Sensor.

Suunto Spartan WHR - FC natación

La tendencia general en todo momento es más o menos correcta, y tal vez sea mejor eso que nada. De todas formas el reloj sigue siendo compatible con el sensor Smart, que graba los datos de frecuencia cardíaca mientras nadamos en el agua y los sincroniza después al reloj para grabarlo junto a la actividad (ya que no hay transmisión digital de datos bajo el agua).

Aquí tienes otro ejemplo, con unos intervalos realizados en la piscina. El sensor óptico no es capaz de trazar los intervalos correctamente, algo que queda perfectamente reflejado en la gráfica obtenida con el Garmin 935 y el sensor HRM-Swim.

Resumiendo, en actividades de carrera encuentro que el sensor hace bastante bien su trabajo. Sin incidencias en actividades sin cambios de intensidad, perfecto tanto para entrenamientos suaves como carreras en la zona de umbral y por encima. En cuanto a las series, está algo por encima de la media de otros sensores ópticos integrados en relojes, ofreciendo un resultado algo más satisfactorio que por ejemplo los Garmin que equipan el sensor Elevate.

Donde se muestra bastante errático es en las actividades de ciclismo, pero no me sorprende. Tradicionalmente los sensores ópticos no suelen ser muy finos cuando estamos sobre dos ruedas, ni siquiera los prácticamente infalibles Scosche RHYTHM+ y Mio Link (que cuentan con la ventaja de tener un peso bastante más reducido), que también tienen algo de inestabilidad en ese tipo de actividad.

Y sin duda agradezco la posibilidad de usar el sensor óptico durante la natación. Sabiendo que lejos de creer a ciencia cierta en los registros que da, al menos la tendencia sí puede resultar útil a la hora de revisar los entrenamientos tras la sincronización.

Es decir, si quieres tener un buen registro de frecuencia cardíaca en todo momento, aún es pronto para abandonar totalmente el sensor en el pecho. Aunque para según qué tipo de actividades puedes depender totalmente del sensor óptico sin ningún tipo de problema.

Comparativa de archivos

Lo anterior son sólo algunos de los ejemplos que he extraído de las diferentes actividades, pero si quieres echar un vistazo por ti mismo y analizar los datos de forma más concienzuda no te preocupes, que también te permito hacerlo. Es perfecto para que puedas revisar los datos de sensor de pulso y GPS.

Puedes encontrar los enlaces a continuación, y te detallo qué es cada una de las actividades:

Compatibilidad con sensores externos

Este es el aspecto específico que menos me convence del Spartan, al menos como triatleta. Ahora te explicaré por qué.

La gama Spartan, al igual que los Ambit3, son compatibles exclusivamente con sensores Bluetooth Smart. Por tanto Bluetooth y sólo Bluetooth. Específicamente con sensores de este tipo:

  • Sensor de frecuencia cardíaca, y en el caso del Suunto Smart Sensor, almacenando datos de FC para natación.
  • Sensor de cadencia, tanto para ciclismo como para carrera.
  • Sensor de velocidad.
  • Sensor de cadencia/velocidad
  • Medidor de potencia
  • Stryd (medidor de potencia de carrera)

Por tanto es capaz de conectar con prácticamente todos los sensores existentes, pero sólo bajo Bluetooth. Algo que para los usuarios de medidores de potencia que sean ANT+ puede suponer descartar el reloj de forma automática. Cualquier otro sensor tiene un coste mucho más reducido y puede ser sustituido sin problema, pero no un potenciómetro.

Pero esto no es lo que más molesto me resulta. En mi opinión el peor aspecto es que sólo permite conectar un sensor de cada tipo. Y cada vez que conectas uno nuevo, olvidará el anterior.

Es algo que dependerá del usuario y de cuantos sensores precise. Si en tu caso usarás el reloj principalmente para correr y sólo tienes un sensor de pulso, es un aspecto que no te incomodará en absoluto. Aunque si te sales un poco de ese perfil de uso es cuando comenzarán los problemas. Si utilizas más de un sensor de pulso -por ejemplo uno óptico para correr y el Suunto Smart Sensor para nadar-, cada vez que quieras pasar de uno a otro deberás emparejarlo nuevamente.

Si tienes más de una bicicleta, cada vez que cambies de una a otra deberás buscar todos sus sensores: cadencia, velocidad, potencia… O si pones la bici en el rodillo y quieres obtener los datos de éste en lugar de los sensores colocados sobre la bici.

En mi caso, por ejemplo, no podría usar el Spartan en un triatlón con todos mis sensores. Supongamos que hago la natación con el sensor de Suunto (para tener datos de pulsaciones tras sincronizar), pero después quiero llevar un sensor óptico por comodidad. No podría hacerlo porque debería detener la actividad para salir al menú y emparejar el nuevo sensor. Vale, tendría que hacer toda la prueba con el sensor de Suunto, no habría mayor problema, de momento.

Monto en la bicicleta y el reloj conecta con los sensores de cadencia/velocidad y medidor de potencia, que previamente estaban sincronizados. Termino el segmento de ciclismo y salgo a correr, pero resulta que no puedo tener datos de Stryd, porque ese perfil de sensor está ocupado por el medidor de potencia de la bici.

Sé que son casos que afectará a una minoría, y que yo estoy lejos de ser el tipo de usuario habitual. Pero están ahí y han de tenerse en cuenta. Es algo que Garmin solucionó hace mucho tiempo al implementar la sincronización con multitud de sensores. Simplemente los almacena todos y se conectará con el que esté en el radio de acción. Y si hay dos, pregunta a cuál debe conectar. Algo que sería necesario en otros relojes, sobre todo si están pensados para uso multideporte o son topes de gama.

Monitor de actividad

El monitor de actividad llegó a los modelos de Suunto bastante tarde. De hecho, aún está llegando, pues la implementación que han hecho los finlandeses es aún básica.

El reloj registra los pasos diarios, que se podrán comprobar en la pantalla del mismo dando una pulsación del botón hacia abajo.

Suunto Spartan Sport Wrist HR - Pasos

Podemos ver cuántas calorías han supuesto esos pasos pulsando el botón central, junto con el total de calorías incluyendo el consumo basal.

Suunto Spartan Sport Wrist HR - Calorías

El semicírculo que rodea al dato es tu situación actual con respecto al objetivo diario de actividad (que se puede configurar manualmente si mantienes presionado el botón central).

Spartan Ultra - Configuración pasos

Si deslizas con el dedo a la derecha tendrás el resumen de actividad de los últimos siete días que, de nuevo, puede cambiarse entre pasos o calorías. Junto con estas gráficas se incluye la media diaria en ese periodo.

Suunto Spartan - Actividad 7 días

Y… eso es todo. Nada de distancia, seguimiento de sueño u otras funciones. Simple y llanamente, pasos. Realmente el tipo de cliente al que Suunto enfoca sus productos no suele hacer mucho uso de esta función, pero ya que está presente qué menos que mostrar distancia recorrida.

¿Qué ocurre con esos datos de actividad? Pues antiguamente no ocurría nada, porque no se sincronizaban ni se guardaban en ningún lugar. No obstante, como todo en este reloj, ha ido avanzando con el tiempo. Ahora los datos de pasos diarios se sincronizan con Movescount y podrán mostrarse en la aplicación móvil o en la web.

Actividad en Movescount

Esto con respecto a los Spartan Sport y Spartan Ultra. Con el nuevo Suunto Spartan Wrist HR podrás usar el sensor de pulso óptico para obtener datos de tu frecuencia cardíaca en reposo, tal y como ya he especificado anteriormente.

Autonomía

Al principio hemos hablado ligeramente de la autonomía. Si lo recuerdas, Suunto permite hacer diferentes adaptaciones a la forma en la que registra una actividad para aumentar la duración de la batería.

Como es natural estas modificaciones acarrean concesiones que es necesario realizar. Reducir el intervalo de registro de GPS, apagar la pantalla, etc.

Pero, al menos, la posibilidad está ahí, y aunque en la mayor parte de las ocasiones no vayamos a necesitarlo (nadie entrena durante más de 8 horas de forma continuada), es de agradecer que en previsión de ciertos tipos de eventos podamos beneficiarnos de esta característica.

No debemos olvidar que Suunto tiene una comunidad muy grande de usuarios entre los corredores de ultra trail, senderistas y, en definitiva, usuarios que pasan muchas horas en la montaña. Todos ellos aprovecharán en mayor o menor medida estas posibilidades.

Hay tres principales ajustes con los que podemos ampliar el rendimiento: Datos de GPS cada 1 segundo y alta precisión, GPS 1 segundo en modo ahorro y GPS 60 segundos y modo ahorro. En función de la opción elegida, esta es la duración que ofrecerá su batería:

  • Suunto Spartan Sport – 10h / 16h / 40h
  • Suunto Spartan Sport Wrist HR – 8h / 12h / 30h
  • Suunto Spartan Ultra – 18h / 26h / 65h

Todo esto es sin hacer uso de los satélites GLONASS, que puede mejorar la recepción de señal, pero reduce la batería en aproximadamente un 15 o 20 por ciento.

En general usaremos siempre el modo de máxima precisión de GPS, por lo que tomando como buenos los datos de Suunto, son los que pretendo probar en las pruebas que he realizado.

Recuerda que la autonomía no es un dato exacto. Cada batería dentro de cada reloj puede ser ligeramente mejor o peor. Así mismo la temperatura ambiente también afecta, al igual que el hecho de movernos por zonas con mala señal.

Las condiciones de las pruebas que realizo es con el reloj fijo sin moverse y con plena recepción de señal de satélite. Y la temperatura… pues la que hay, no es algo que pueda alterar (a tanto no llego). Intento prepararlo todo para obtener el máximo rendimiento posible, por lo que lógicamente desactivo el uso de GLONASS.

Empezaré con el Spartan Sport Wrist HR, del que Suunto indica que es capaz de alcanzar una duración de batería de hasta 8 horas con calidad de GPS máxima y uso de sensor de pulso óptico. Pues este es el resultado.

Autonomía Suunto Spartan Spor Wrist HR

Queda a escasos 3 minutos de llegar a las 8 horas. En este caso la prueba está realizada con el reloj bastante nuevo, por lo que estimo que con unas cuantas cargas más la batería se estabilice y se le pueda sacar algún minuto adicional.

Ahora vamos con el hermano mayor, que entre otras cosas, precisamente es en la autonomía donde destaca siendo capaz de alcanzar las 18 horas con el ajuste de máxima precisión de GPS.

Suunto Spartan Ultra - Autonomía batería

De nuevo se queda rozando el máximo anunciado. La prueba del Spartan es tras un año de uso del reloj. No de forma muy continuada, pero en definitiva un año es un año, por lo que puede haber perdido algunos minutos de autonomía. Aún así se encuentra en línea con las expectativas marcadas.

Pero hay otra cosa que quiero probar, y es el impacto que pueden suponer las opciones que se han introducido en las últimas versiones de firmware, que permiten apagar de forma automática la pantalla tras 10 segundos mientras realizamos una actividad (al presionar un botón volverá a encenderse durante 10 segundos), o activar un modo con menor paleta de colores.

Suunto Spartan - Ahorro de energía

Para esta prueba he tomado el Ultra, y he activado el modo de desconexión automática de pantalla. Ciertamente esperaba poder exprimir 2 o 3 horas más la batería, pero…

Suunto Spartan Ultra - Autonomía

Exactamente el mismo resultado. No ha habido ningún beneficio por activar dicho modo, lo cual ciertamente me ha sorprendido. Supongo que, en el fondo, llevar la pantalla activa sin hacer uso de la iluminación tampoco exige tanto a la batería.

Mirando al futuro

A pesar de todas las actualizaciones que Suunto ha ido lanzando para poner al día sus nuevos modelos, aún hay cosas que tienen que llegar y que estamos esperando. Y en previsión de dichas novedades que llegarán me guardo esta sección, donde iré anotando las novedades importantes que vayan llegando a los Spartan.

Al final para mi será mucho más sencillo que tener que editar continuamente las diferentes secciones, y para ti también será más fácil llevar un seguimiento de qué novedades se han introducido en la gama Spartan.

¿Cuáles son esas cosas que están pendientes de llegar, o que me gustaría ver en los nuevos modelos de Suunto? Pues te dejo una lista a continuación:

  • Mejoras en los perfiles de deporte: Aún hay trabajo por hacer. Más posibilidades de configurar objetivos (ahora mismo sólo es posible hacerlo por tiempo, pero no por distancia, calorías, etc.), añadir las gráficas disponibles a los perfiles de deporte que podemos configurar (de momento sólo disponibles en los modos preconfigurados), círculo externo que marque la frecuencia cardíaca (algo que ya se ha mostrado en imágenes renderizadas), poder editar la configuración de los modos predefinidos…
  • Mejoras para los sensores: Por ejemplo Stryd, a fecha actual, sólo puede ser usado como medidor de potencia o como podómetro, pero no ambos perfiles simultáneamente. El sensor Viiiiva de 4iiii tampoco es compatible en la función de mostrar potencia de un medidor ANT+. Tampoco hay información de la batería, por lo que no sabemos cuándo se puede estar agotando la batería de un sensor externo. Y sólo podemos tener un sensor de cada tipo, por lo que si usas varios sensores tendrás que emparejarlos cada vez que vayas a usarlos. La compatibilidad con ANT+ no llegará en esta generación, pero espero que Suunto lo haga en el futuro. En el momento que Garmin ha adaptado también el Bluetooth para los sensores están prácticamente forzándoles a hacerlo.
  • Mejoras en la medición de actividad: Monitorización del sueño, sincronización de frecuencia cardíaca diaria y frecuencia cardíaca en reposo a Movescount (en el Spartan Wrist HR). Todo ello son cosas presentes en la competencia.
  • Funciones básicas de aventura: Función de vuelta a inicio en cualquier momento (corregido en la versión 1.9.36), hora de salida y puesta de sol, aviso de tormentas (en el Ultra con altímetro barométrico), mostrar datos del termómetro.
  • Aplicaciones de terceros: Una de las ausencias más notables con respecto a los Ambit3, en los que podíamos ampliar la funcionalidad de los relojes a través de aplicaciones. No eran sencillas de crear, pero al menos la posibilidad estaba ahí y la comunidad funcionaba.
  • Zoom para la pantalla de perfil de altitud: O destacar, por ejemplo, los siguientes 5 kilómetros.
  • Diferentes esferas para el reloj
  • Añadir objetivos a los intervalos: Poder trabajar en un rango de ritmo, frecuencia cardíaca o potencia cuando realizamos un intervalo y que el reloj nos notifique si no estamos en la zona indicada.
  • Posibilidad de revisar notificaciones del teléfono en cualquier momento: Ahora mismo sólo se muestran cuando se reciben. Si no miras el reloj cuando llega, desaparecerá y no te queda más remedio que acudir al teléfono para revisarlo. Poco inteligente para un reloj que quiere serlo. También hay que mejorar la sincronización con el móvil, en ocasiones la aplicación falla y hay que andar apagando y encendiendo el Bluetooth o forzar el cierre de la aplicación (mejorado en la versión 1.9.36).
  • Exportación de archivos FIT desde Movescount: Ahora mismo hay cosas extrañas en los archivos cuando se importa en aplicaciones de terceros. Suunto debe acogerse al estándar que utilizan todos los demás, aunque ya conocen el problema y teóricamente están trabajando en ello.

Esto es todo lo que me viene a la cabeza en estos momentos. ¿Se te ocurre algo más? Pues plantéalo en los comentarios y lo añado. Quién sabe si alguien de Suunto lo leerá y lo tendrá en cuenta…

Actualización 1.9.36 15 de junio

  • Compatibilidad con Moves planificados desde Movescount
  • Navegación a inicio de actividad
  • Notificaciones para objetivos diarios de calorías y pasos
  • Posibilidad de personalizar el modo de triatlón predefinido
  • Inclusión del modo no molestar para las notificaciones
  • Sincronización de 30 días de actividades tras la actualización (para evitar perder las estadísticas de entrenamiento)
  • Mejora en la sincronización con la app móvil

Mi opinión de los Suunto Spartan

Suunto Spartan

No hay ninguna duda que Suunto se equivocó cuando lanzó el Spartan de forma prematura al mercado, hace ahora casi un año. Yo lo se, tú lo sabes, pero sobre todo ellos lo saben. Lo han reconocido y han estado trabajando muy duro para intentar solventar errores.

Todos los fabricantes han tenido pifias similares. Ahí está el Garmin Epix, que pasó de ser el modelo estrella de la gama de Garmin a ser un modelo totalmente olvidado y del que en Garmin prefieren no hablar.

O el Polar V800, que a pesar de ser un reloj muy competente a día de hoy, se atrevieron a lanzarlo al mercado sin perfil de natación en aguas abiertas… ¡en un reloj orientado al triatlón!.

Pero como digo, Suunto ha pasado un año intentando llevar a la gama Spartan donde se merece. No diré que ya lo ha conseguido, pues aún hay cosas que están pendientes, pero sí están en el buen camino.

Hay que saber que la guerra de Suunto no está en igualar a Garmin en cuanto a la cantidad de cosas que puedes hacer con el reloj. Nunca lo ha sido y ahora no es el momento para que empiece a serlo.

Suunto Spartan

Todos los fabricantes saben que no se puede pelear con los de Kansas en el cuerpo a cuerpo. Si juegan a lo mismo van a perder seguro. Suunto está sabiendo encontrar su nicho, con un reloj de una calidad de fabricación exquisita, superior a la competencia, y tratando de realizar unos relojes que no sean complicados de utilizar.

El resultado final me gusta. Puede que el GPS aún necesite más trabajo o que haya cosas prácticamente básicas que aún no hayan llegado al software. Pero la calidad de su pantalla me ha ganado.

Una pantalla de una resolución mucho mayor a la competencia que permite no sólo mostrar páginas de datos con hasta 7 métricas que son fáciles de leer, o las pantallas de columnas que son sencillamente geniales; sino que todos los gráficos están muy cuidados. La calidad de la iluminación es muy buena, y los que acostumbramos a correr de noche es algo que sólo apreciamos cuando nos falta.

El sensor óptico del Spartan Sport Wrist HR no alcanza a ofrecer la calidad de medición del mismo sensor Valencell montado en la Scosche, pero aún así es bastante satisfactorio en carrera, ligeramente por encima del Garmin Elevate en cuanto a rendimiento puro. Claro que pierde con éste si en lo que nos fijamos es en el seguimiento constante de la frecuencia cardíaca cuando no estamos entrenando.

Se podría convertir con mucha facilidad en mi reloj habitual, salvo por un detalle para mi muy importante: la gestión que realiza de los sensores externos.

En primer lugar por soportar sólo sensores Bluetooth. No entiendo cuál es el miedo de los fabricantes a ponerse del lado de ANT+. Comprendo que, estando controlado por Garmin (Dynastream es una compañía que depende directamente de Garmin), tengas sus reticencias, pero por ejemplo Garmin ya se ha abierto a usar sensores Bluetooth.

Pero no solo es por no soportar ANT+. Es la forma de gestionar los sensores. En mi caso particular, que hago uso de diversos sensores, termina siendo muy aburrido tener que estar constantemente emparejando el sensor que vaya a usar en ese momento.

Lógicamente mi caso es especial. El usuario tipo no soy yo, mis pruebas y mis decenas de sensores. Pero tampoco hay que irse muy lejos, basta con tener dos bicicletas con diferentes sensores. O, por usar otro ejemplo, no podría utilizar en un triatlón el Suunto junto con un medidor de potencia en la bici y Stryd para la carrera. En ambos casos utilizan el mismo canal de Bluetooth por lo que en T2 debería realizar la búsqueda del nuevo sensor.

Si me pongo en la piel de alguien que sea principalmente corredor de asfalto o montaña y que quizás lo único que puede llegar a utilizar es un sensor de pulso, cualquiera de los Spartan están a la altura de los usuarios más exigentes.

Como digo, no es el mejor por especificaciones, ni el mejor a la hora de registrar los tracks. Se compensa por la función FuseSpeed para mostrar siempre un ritmo bastante sólido (aunque la señal de satélite sea mejorable en algunos momentos).

Pero de lo que no hay discusión alguna es que tiene la mejor pantalla, y al final es lo que más vamos a ver del reloj.

Los Spartan podrían ser aún mejores (espero que las actualizaciones continúen llegando), pero lo que tengo claro es que ya no tienen nada que ver con ese reloj que decepciono a muchos en verano de 2016. La gama aún tiene mucha vida y tengo ganas de ver qué nos trae Suunto en este 2017.

Comprar Suunto Spartan Sport, Sport Wrist HR o Ultra

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación. Y si no lo compras hoy, ¡acuérdate de pasar por aquí cuando vayas a hacerlo!

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional. Es eso lo que permite que pueda seguir ofreciéndote pruebas como esta en la página.

Si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Ayuda a la web

Esta página, como cualquier otra de las que ves en Internet, necesita compensación para poder seguir en funcionamiento. Si realizas tu compra a través de los enlaces de la web estarás ayudando un poquito al blog y formarás parte de la familia Correr una Maratón. Es una familia pequeña, ¡pero que mola!

Es la única manera en la que el blog genera algo de dinero (aparte de los céntimos que llegan a través de la publicidad de Google), ya que no hay ninguna contraprestación por parte de las marcas. Los únicos ingresos provienen de las compras que vosotros, los usuarios, realizáis a través de los enlaces facilitados.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales. No sólo me estarás ayudando a mi, sino que también ayudarás a que tus amigos encuentre esta página.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

Suunto Spartan Ultra, Sport y Sport Wrist HR | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/suunto-spartan-ultra-sport/feed/ 20
Garmin Fenix 5, Fenix 5S y Fenix 5X | Análisis completo https://www.correrunamaraton.com/prueba-garmin-fenix-5/ https://www.correrunamaraton.com/prueba-garmin-fenix-5/#comments Thu, 27 Apr 2017 07:00:23 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=11432 El Fenix 5 es el nuevo buque insignia de Garmin para, al menos, los próximos dos años. Se convierte así en el principal referente de lo que Garmin es capaz de hacer con un producto, tanto a nivel de prestaciones de software como en calidad de producto. Pero en esta ocasión hay algo diferente, esta vez no …

Garmin Fenix 5, Fenix 5S y Fenix 5X | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
El Fenix 5 es el nuevo buque insignia de Garmin para, al menos, los próximos dos años. Se convierte así en el principal referente de lo que Garmin es capaz de hacer con un producto, tanto a nivel de prestaciones de software como en calidad de producto.

Pero en esta ocasión hay algo diferente, esta vez no ha llegado sólo. En la nueva iteración del modelo hay más modelos para completar una gama que, de ser un nicho marginal, se ha convertido en la más exitosa de Garmin. El Fenix 5S ofrece prácticamente las mismas prestaciones que el Fenix 5 pero en un tamaño más contenido; mientras que el Fenix 5X opta por mantener el tamaño del Fenix 3 pero ofreciendo mapas de verdad para la navegación.

Como siempre, quiero aclarar el origen de los dispositivos que ves siempre en las pruebas ya que me gusta ser totalmente transparente. Este Fenix 5 ha sido comprado por mi en Amazon en cuanto se puso a la venta, con la intención de poder ofrecerte la prueba completa lo antes posible. Mientras tanto espero a que Garmin pueda facilitar unidad de prensa para el Fenix 5S y Fenix 5X que, una vez convenientemente testados y analizados, serán devueltos a su departamento correspondiente. ¿Cuando? Pues no lo sé, pero las cosas de palacio van despacio.

No hay compensación de ningún tipo, lo que permite que no tenga presión con respecto a opiniones sobre los productos que pruebo. Y evidentemente, tampoco admito publicidad de las marcas que analizo en este sitio.

La forma en la que esta web se mantiene es gracias a vuestro apoyo, así que si te gusta el trabajo que realizo puedes mostrar tu gratitud comprando el Fenix 5 (o cualquier otro producto) a través de Amazon.

Llevo más de un mes probando el Fenix 5 en multitud de situaciones en mis entrenamientos en asfalto, trail, ciclismo, piscina, aguas abiertas o cualquier otra situación imaginable. Así que ya tengo referencias claras de lo que el reloj ofrece y puedo contarte lo bueno, lo mejorable y lo malo del Fenix 5.

¿Estás preparado? Pues vamos a ello.

Desempaquetado

Simplemente viendo la progresión en las cajas de los productos puedes darte cuenta de cómo va madurando una gama. Y no sólo la gama, también el desempeño del fabricante y cómo se toma en serio su imagen. El empaquetado de los Fenix 5 es un claro ejemplo. Atrás han quedado las grandes cajas en las que se veía el propio reloj.

La del Fenix 5 es un cubo de cartón de buena calidad, y con impresión UV para destacar el reloj en todas las caras en las que aparece. Da impresión de ser un producto premium desde el mismo momento que tienes la caja en la mano

Garmin Fenix 5 - Desempaquetado

La parte trasera es una buena muestra de lo complicado que ha puesto Garmin comprender su gama Fenix 5, algo que intentaré explicarte más adelante (no garantizo hacerlo). Ahora puedes ver en la propia caja detalles como el tamaño o color del reloj, o el tipo de correa. Pero es más bien una guía para el vendedor, no información de utilidad para el comprador.

Garmin Fenix 5 - Desempaquetado

Si abres la caja te encontrarás el reloj esperándote. De nuevo se pueden percibir detalles ingeniosos en el diseño de la caja, pero ya son cosas mías… mis manías.

Garmin Fenix 5 - Desempaquetado

Dentro hay muy pocas cosas, al menos si no se trata de alguna versión pack que incluya el sensor de pulso HRM-Tri. Un pequeño manual de instrucciones compartido entre el 5 y el 5S (el del 5X es diferente… aunque aporta la misma escasa información), y el nuevo cable de sincronización y carga.

Como ves, estéticamente, el Fenix 5 no se diferencia demasiado del Fenix 3. Al menos por delante.

Garmin Fenix 5 - Desempaquetado

 

Por detrás sí hay bastantes diferencias. Empezando por el sensor de pulso óptico, que ahora está a ras con el resto de la tapa. Ya no hay el bulto que anteriormente sobresalía de la parte trasera. Esa joroba comenzó siendo de un tamaño bastante importante en la pulsera Garmin Vivosmart HR (primer dispositivo con el sensor Garmin Elevate), se redujo en el 735XT y ahora desaparece casi totalmente en los nuevos modelos.

Garmin Fenix 5 - Desempaquetado

Te presento el nuevo conector de sincronización y carga de Garmin. Es el Fenix 5 el primero en estrenarlo, pero promete convertirse en la conexión estándar para todos los relojes de Garmin a partir de ahora.

Garmin Fenix 5 - Desempaquetado

Es un conector inteligente, pudiendo conectarlo en cualquier sentido.

Si le puedo poner una pega, es que no permite usar el reloj mientras se carga. Al menos no mientras lo llevamos puesto en la muñeca.

Garmin Fenix 5 - Desempaquetado

Si te has fijado en las imágenes, las correas también traen novedades. Ahora llevan unos clips que permiten sustituirlas de forma rápida, que Garmin denomina QuickFit. Y por rápida, me refiero a poder hacerlo en unos 10 segundos, siempre que cuando lo hagas estés dándole un bocado a un plátano para recuperar el entrenamiento. En caso contrario, bastante menos.

Garmin Fenix 5 - Desempaquetado

La correa del Fenix 5 es de 22mm, la del Fenix 5X de 26mm y la del Fenix 5S 20mm. Y por si te lo estás preguntando, tu Fenix 3 también puede usar correas de este tipo. Necesitarás la del Fenix 5X, que es el modelo que comparte tamaño con el Fenix 3.

¿Que cómo es de grande? Pues más pequeño que el Fenix 3. Y no mucho más grande que la familia Forerunner.

Comparativa tamaños Garmin

Ahora vamos a intentar aclararnos con los modelos…

Fenix 5, diferencias entre los modelos

Creo que esta parte la he escrito y borrado unas 3 o 4 veces, intentando buscar la forma de explicarte cómo es la gama completa. No creas que es sencillo, de hecho hasta a Garmin les cuesta trabajo, no hay más que ver cómo lo tienen montado en la web.

Garmin Fenix 5S - Web

En primer lugar, debes decidir si quieres tener mapas en el dispositivo. Si es que sí, Fenix 5X (y puedes saltar a la última casilla). Si es que no, a elegir tamaño.

  • Garmin Fenix 5S: Esfera de 42mm. Aunque Garmin lo orienta principalmente a mujeres, es perfecto para quien no tenga una muñeca demasiado grande o prefiera un reloj algo más pequeño y ligero.
  • Garmin Fenix 5: Esfera de 47mm. Algo más pequeño que el Fenix 3, podemos considerarlo ahora el “tamaño estándar”.
  • Garmin Fenix 5X: Esfera de 51mm. Es el que tiene mapas. El más completo de todos y con un tamaño idéntico al Fenix 3. A pesar de ser más grande, la pantalla es del mismo tamaño del Fenix 5.

Hasta ahora ha sido fácil, vamos a complicarlo un poco más…

Lo siguiente que debes decidir es si quieres cristal de zafiro. O si quieres WiFi. Porque ambas opciones van asociadas, por lo que no puedes elegir uno u otro, sólo ambos. Sólo aplica a los Fenix 5S o Fenix 5, porque el Fenix 5X sólo está disponible con cristal de zafiro (y por ende, con WiFi).

¿Sigues conmigo? Pues vamos a seguir con las opciones, aunque aquí es donde se me nubla la vista y empiezo a verlo todo borroso.

Lo siguiente a decidir es la combinación de colores. Porque no se trata sólo de elegir el color de la correa, sino que dependiendo del modelo elegido el acabado de la esfera será diferente, así como el color de la caja (la del reloj, no la del paquete). Siempre teniendo en cuenta que las opciones no están duplicadas, sino que hay colores que sólo se pueden tener si optamos por cristal de zafiro o viceversa. Venga, intenta quedarte conmigo que veo que empiezas a perderte, así que vamos modelo a modelo.

Garmin Fenix 5S 

  • Garmin Fenix 5S, con acabado en acero pulido, caja gris y correa turquesa. Con cristal mineral.
  • Garmin Fenix 5S, con acabado en acero pulido, caja blanca y correa blanca. Con cristal mineral.
  • Garmin Fenix 5S, con acabado en acero pulido, caja negra y correa negra. Con cristal mineral.
  • Garmin Fenix 5S, con acabado en negro, caja negra y correa negra. Incluye correa extra de silicona en amarillo. Con cristal de zafiro y WiFi.
  • Garmin Fenix 5S, con acabado en dorado, caja blanca y correa piel gris. Incluye correa extra de silicona en blanco. Con cristal de zafiro y WiFi.
  • Garmin Fenix 5S, con acabado en dorado, caja negra y correa metálica. Incluye correa extra de silicona en negro. Con cristal de zafiro y WiFi.

Garmin Fenix 5

  • Garmin Fenix 5, con acabado en gris, caja negra y correa negra. Con cristal mineral.
  • Garmin Fenix 5, con acabado en gris, caja gris y correa amarilla. Con cristal mineral.
  • Garmin Fenix 5, con acabado en acero pulido, caja gris y correa azul. Con cristal mineral.
  • Garmin Fenix 5, con acabado en negro, caja negra y correa negra. Incluye correa extra de silicona en amarillo. Con cristal de zafiro y WiFi.
  • Garmin Fenix 5, con acabado en gris, caja negra y correa metálica. Incluye correa extra de silicona en negro. Con cristal de zafiro y WiFi.

Garmin Fenix 5X

  • Garmin Fenix 5X, con acabado en gris, caja negra y correa negra. Con cristal de zafiro y WiFi.
  • Garmin Fenix 5X, con acabado en gris, caja negra y correa metálica. Incluye correa extra de silicona en negro. Con cristal de zafiro y WiFi.

Complicado, ¿verdad? Pues todavía no hemos llegado a la parte de poder comprarlo con sensor de pulso HRM-Tri… Pero en este caso la elección se simplifica porque sólo puedes combinarlo con el Fenix 5 normal o zafiro.

¿Hablamos de precios? Pues espera que te doy la dolorosa…

  • Garmin Fenix 5S ó 5 – 599€
  • Garmin Fenix 5S ó 5 zafiro – 699€
  • Garmin Fenix 5S ó 5 zafiro con correa metálica – 849€
  • Garmin Fenix 5X zafiro – 749€
  • Garmin Fenix 5X zafiro con correa metálica – 899€

Esos son, al menos, los precios oficiales. En Amazon seguramente los vas a encontrar más baratos.

Espero no tener que repetirlo sin la chuleta delante, porque te garantizo que voy a fallar.

¿Cómo? ¿Que también quieres saber cuáles son todas las diferencias entre ellos? Esto ya va para nota…

Garmin Fenix 5S

42mm de diámetro y 14,5mm de grosor. 67 gramos de peso independientemente de si lleva cristal mineral o cristal de zafiro. Si optas por la correa metálica, el peso asciende a 125 gramos. La pantalla tiene un tamaño de 1,1″ de diámetro, con una resolución de 218×218 píxeles. La autonomía es de un máximo de 14 horas con GPS a 1 segundo y sensor de pulso óptico, o hasta 35 horas en modo UltraTrac.

Garmin Fenix 5

47mm de diámetro y 15,5mm de grosor. 85 gramos de peso independientemente de si lleva cristal mineral o cristal de zafiro. Con correa metálica sube a 156 gramos. Pantalla de 1,2″ de diámetro, con una resolución de 240×240 píxeles, mayor que en el 5S. La autonomía sube a 24 horas con GPS a 1 segundo y sensor de pulso óptico, o hasta 60 horas en modo UltraTrac.

Garmin Fenix 5X

51mm de diámetro y 17,5mm de grosor. 98 gramos de peso con la correa de silicona, o 196 gramos con la correa metálica. A pesar de su mayor tamaño, la pantalla es idéntica al Fenix 5: 1,2″ de diámetro, con resolución de 240×240 píxeles. Comparando también con el Fenix 5 su autonomía es menor (por el mayor consumo de su procesador para gestionar los mapas), quedando en un máximo de 20 horas con GPS a 1 segundo y sensor de pulso óptico, o 35 horas en modo UltraTrac. Dispone de 16GB para almacenar los mapas.

Siempre se ha dicho que el tener multitud de opciones entre las que elegir es bueno, ¿no? Pues el Fenix 5 (y 5S/5X) es el claro ejemplo. Ahora no puedes decir que no encuentras una combinación que te satisfaga.

Novedades del Garmin Fenix 5

Como decía al principio, el Fenix 5 no es una revolución en la gama de Garmin, por lo que no debes esperar cosas muy diferentes si lo comparas con el modelo al que sustituye, el Fenix 3. Pero no quiere decir que simplemente se hayan molestado en añadir un par de cositas y lanzar al mercado un nuevo modelo, hay muchas pequeñas cosas que cambian.

En lugar de ir analizando cada una de las partes que comprende el reloj, quiero enfocar la prueba principalmente a contarte cuáles son esas novedades y qué representan. En primer lugar por lo ya comentado de ser una evolución, y en segundo lugar porque pretendo terminar la prueba en un plazo de tiempo razonable y si fuese pasando por cada uno de los detalles necesitaría varios meses para contarte todo (y medio internet para mi solo).

Podemos empezar por el nuevo menú de acceso rápido a funciones. En otros modelos, si mantenías pulsado el botón superior izquierdo (el de iluminación) podías apagar el reloj o bloquear la pantalla. Esto ha sido sustituido por un menú de control más completo con diversas opciones y que permite personalización, mostrando u ocultando algunas opciones.

Garmin Fenix 5 - Menú de acceso rápido

Ese menú de acceso rápido está unido a las teclas de acceso rápido, que si bien es algo ya visto en el Fenix 3; en el nuevo modelo hay más opciones ya que podemos utilizar más teclas, presionando dos de forma simultánea para realizar una acción.

Garmin Fenix 5 - Menú de acceso rápido

Sin entrar aún en las posibilidades de deportes, el Fenix 5 también muestra cambios en la pantalla del reloj. Además de tener nuevas esferas (y seguir siendo compatible con otras esferas de Connect IQ o de la aplicación Face It de Garmin), también permite modificar la estética de las mismas.

Puedes elegir las agujas, el color del segundero, y el fondo de la esfera. Pero lo que más destaca es que podemos alterar las “complicaciones”, como se denomina en Android Wear. Hay cuatro espacios de datos que podemos usar para mostrar diferente información en la pantalla principal del reloj, como los pasos dados, minutos de actividad, pisos subidos, etc.

Garmin Fenix 5 - Complicaciones

Garmin Fenix 5 - Complicaciones

Garmin Fenix 5 - Complicaciones

Garmin Fenix 5 - Complicaciones

Hay novedades en el apartado de los sensores. Garmin ha comenzado a dar soporte a sensores Bluetooth además de los clásicos ANT+ que ha estado usando hasta el momento. Además el sensor de pulso óptico también está renovado. Pero como hay una sección específica de sensores, es algo de lo que te hablaré más adelante. También del sensor óptico en su apartado específico.

Lo mismo ocurre con la nueva función de carga de entrenamiento y estrés, efecto de entrenamiento, etc. Estas nuevas métricas es, quizá, la novedad más importante de este modelo. Así que, lógicamente, también le tengo una sección reservada en exclusiva.

Así que antes de entrar en los aspectos más importantes del reloj voy a darte un repaso por todas las funciones de forma breve, para que los que no conozcan la gama puedan tener una idea de qué ofrece y, para los que ya la conozcáis, es la oportunidad perfecta de refrescar la memoria.

Deportes y medición de actividad en el Fenix 5

En el aspecto de perfiles deportivos y configuración de los mismos no hay muchas novedades, todo permanece prácticamente intacto, así que intentaré dar un repaso rápido a todos los detalles para que al menos los menos iniciados en Garmin conozcáis todos los detalles.

Presionando el botón superior derecho vas a encontrar los diferentes perfiles que tengas configurados. Éste menú es ahora un poco diferente, principalmente porque en la parte inferior del mismo podrás añadir nuevos perfiles (antes lo debías hacer desde el menú de configuración), y porque encontramos un acceso directo a la navegación o a aplicaciones de Connect IQ.

Garmin Fenix 5 - Menú avanzado

Seleccionando cualquier deporte de los que hayas elegido, pasarás directamente a la pantalla principal, comenzando la búsqueda de satélites, pulso y sensores externos (si están emparejados).

Garmin Fenix 5 - Búsqueda de satélites

En caso de desear realizar algún cambio en el modo deportivo, como pantallas de datos, alertas o cualquier otra configuración; puedes hacerlo directamente desde aquí. Debes dejar el botón de menú presionado (el central de la parte izquierda del reloj) y accederás a la configuración de ese perfil deportivo concreto.

Garmin Fenix 5 - Configuración actividad

Lo puedes hacer desde los ajustes generales, pero la ventaja principal que ofrece es que puedes realizar cualquier tipo de cambio no sólo antes de la actividad, sino mientras la realizas. ¿Se te ha olvidado un campo de datos específico? No hay problema, puedes añadirlo en cualquier momento sin detener la actividad que estás grabando y saliendo al menú.

La configuración de las pantallas no guarda sorpresas. Puedes crear multitud de pantallas, con entre uno y cuatro datos por pantalla. Aquí te dejo algunos ejemplos de esas pantallas.

Garmin Fenix 5 - Configuración pantallas de datos Garmin Fenix 5 - Configuración pantallas de datos Garmin Fenix 5 - Configuración pantallas de datos Garmin Fenix 5 - Configuración pantallas de datos Garmin Fenix 5 - Configuración pantallas de datos Garmin Fenix 5 - Configuración pantallas de datos

La única novedad es que en la pantalla con tres datos, ahora es posible obviar el nombre del campo de datos y dejar sólo el ritmo, tiempo o lo que sea. De esa manera el tamaño será mayor, pero ya es cosa tuya acordarte de qué es lo que has configurado.

Garmin Fenix 5 - Configuración pantallas de datos¿Y qué campos puedes configurar? Muchos. Muchísimos. Tal vez demasiados. Te los pondría todos, pero sería un ejercicio demasiado extenso, así que mejor que lo descubras por ti mismo. Además de todas las pantallas que puedes crear (que no estoy seguro si tiene límite, al menos yo no lo he encontrado), hay otras pantallas por defecto como las de dinámica de carrera, virtual partner, brújula o control de música del teléfono emparejado.

El resto de configuraciones posibles son las mismas que Garmin acostumbra a ofrecer: Alertas para distintos eventos, vuelta y pausa automática, comportamiento específico al subir cuestas o correr por montaña, etc. Todas ellas ya se encontraban en el Fenix 3. Éstas también ofrecen distintas posibilidades de configuración, como editar los datos que aparecen al marcar una vuelta de forma automática (por distancia, no por ubicación), el ritmo a considerar que te has detenido o la velocidad vertical para cambiar al modo de vista de ascenso y descenso.

Esta última opción es algo que se estrenó en el Fenix 3. Permite cambiar a una pantalla con configuración específica cuando estás subiendo o bajando, por ejemplo mostrando grado de pendiente u otros datos que te puedan resultar de utilidad al estar en una subida o bajada pronunciada. La única objeción que le pongo es que la configuración para que aparezca la pantalla de forma automática es metros ascendidos por hora, cuando sería más cómodo para el común de los mortales si fuese por porcentaje de pendiente.

Todas estas configuraciones son posibles en cualquier deporte que hayas creado. Da lo mismo si estás preparando tu perfil de carrera o de ciclismo. E incluso podrás configurar todos estos campos de datos a mitad de actividad.

En natación las variaciones son las normales del deporte. Obviamente no hay ritmo por kilómetro o velocidad, ni funciones de velocidad vertical… Son cosas que no aplican. Pero a lo que quiero referirme es que la forma de configurarlas y las opciones que permite, son exactamente iguales para carrera, ciclismo, senderismo o ejercicios de fuerza.

Los Fenix 5 son también compatibles con aplicaciones multideporte. Triatlón, duatlón, acuatlón o, simplemente, cualquier actividad o entrenamiento que combine más de una actividad deportiva. Entre los perfiles de actividad podrás crear nuevos perfiles que incluyan más de un deporte. Todo puede ser personalizado: desde incluir transiciones, el orden de los deportes (incluso repetir el mismo deporte dos veces), o el nombre.

Garmin Fenix 5 - Multideporte

Para crear estas actividades primero debes tener bien configurados los deportes individuales, ya que lo que estarás haciendo es unir dichos deportes. Es decir, no tendrás que configurar el perfil de carrera y después volver a configurar dicho perfil dentro del triatlón, ya que heredará todos sus ajustes. No sólo pantallas de datos, sino también (tenlo en cuenta) alertas, configuraciones de vuelta automática o pausa automática, aunque en los ajustes podrás desactivar su uso.

Pero lo que no puedes tener es una alerta en tu entrenamiento de carrera y, usando el mismo perfil, una alerta diferente en triatlón. Si así es como quieres configurarlo, te recomiendo dejar preparada una aplicación de carrera específica para competición, y así poder usar una u otra dependiendo de la situación.

Cuando ya has iniciado la actividad multideporte, si quieres pasar a la siguiente actividad simplemente tienes que presionar el botón de lap. Si has activado las transiciones, pasarás a contabilizar la duración de dicha transición hasta que salgas de boxes, volviendo a pulsar el botón de lap para pasar al siguiente deporte.

Garmin Fenix 5 - Multideporte

Y por terminar con las actividades, el Fenix 5 permite configurar muchas y muy diferentes. No sólo estoy hablando de correr, ciclismo o nadar. También de golf, senderismo, ski, paddle surf, etc. Cada una de ellas tendrán modos de uso específico, no es sólo un temporizador y un seguimiento de pulsaciones y calorías consumidas. En golf podrás descargar información del campo y ver distancia a bandera, contabilizando los golpes en cada hoyo. En deportes de remo registrar ritmos de palada, mientras que en ski o snowboard el reloj separará de forma automática la bajada del período de remonte, pudiendo comprobar tiempos de descenso y velocidades. Es decir, esas actividades suponen más que un perfil idéntico con un cambio de nombre.

Bien, después de pasar un rato largo configurando el reloj a tu gusto es hora de ponerse a practicar deporte (porque para eso lo quieres, ¿no?). Presionando el botón principal accederás a la lista de deportes que has configurado, pudiendo seleccionar uno de entre la lista.

Garmin Fenix 5 - Multideporte

Una vez seleccionado verás la primera pantalla de datos que hayas configurado, comenzando entonces la búsqueda de satélites y sensores. La calidad de señal de satélite la verás a través de un círculo en el exterior de la pantalla que se irá completando a medida que vaya obteniendo señal de más satélites, cambiando a un círculo naranja cuando ya esté disponible un mínimo de satélites para triangular la ubicación (normalmente cuatro).

Garmin Fenix 5 - Búsqueda de satélites

Pero no salgas aún a correr, es mejor que esperes a que el círculo se torne verde. Del mismo modo aquí podrás comprobar cómo está la búsqueda de todos los sensores que hayas configurado.

Garmin Fenix 5 - Búsqueda de sensores

Podrás cambiar entre las diferentes pantallas de datos que hayas configurado presionando los botones de subir y bajar. A su vez esos mismos botones realizan otra función si los mantienes apretados. Si dejas pulsado el de desplazamiento hacia arriba accederás al menú, pudiendo entrar en la configuración del reloj o del perfil de actividad, cambiando alertas, pantallas o cualquier otro detalle, todo sin tener que finalizar la actividad.

También puedes entrar en el menú de navegación para iniciar el modo de vuelta a inicio, ver ubicaciones guardadas o usar las funciones propias de navegación.

Garmin Fenix 5 - Menú navegación

Y si mantienes presionado el botón de desplazamiento inferior, irás a la pantalla principal del reloj pudiendo ver no sólo la hora, sino todos los widgets que tengas configurados, pudiendo volver a la actividad (sin detenerla) simplemente pulsando el botón de retroceso.

Y si mantienes presionado el botón de iluminación, tendrás el menú de acceso rápido del que he hablado anteriormente.

Garmin Fenix 5 - Menú de acceso rápido

Cuando hayas terminado la actividad podrás revisar todos los detalles de la misma, como tiempo recomendado de recuperación, revisar los datos generales o de vueltas, ver si has conseguido algún nuevo record, etc. Y estos detalles incluyen también gráficas de tiempo en zonas o de variación de altitud durante el entrenamiento.

Fenix 5 - Final de actividad

Fenix 5 - Final de actividad

Fenix 5 - Final de actividad

También podrás ver la nueva pantalla de efecto de entrenamiento (que veremos con más detalle un poco más adelante).

Garmin Fenix 5 - Training Effect

Garmin Fenix 5 - Training Effect

Y con todo terminado, en cuanto tu reloj se conecte con tu teléfono por Bluetooth (o, si tiene WiFi, en cuanto entre en zona de cobertura) la actividad se sincronizará con Garmin Connect pudiendo acceder a ella desde la web o a través de la aplicación del móvil. Si quieres tener más detalles de todo lo que puedes ver en Garmin Connect, puedes consultarlo aquí en un extenso manual que te he preparado sobre Garmin Connect.

Garmin Fenix 5 - Actividad sincronizada

Y así es como se muestra cuando haces uso de alguna aplicación de Connect IQ, en este caso la aplicación de Stryd. Al menos, hasta que se queda sin batería y deja de enviar señal.

Garmin Fenix 5 - Actividad sincronizada

Como no podía ser de otra manera, los diferentes modelos de Fenix 5 también pueden beneficiarse de los entrenamientos avanzados que puedes crear desde Garmin Connect. Los crearás a través de Connect en el ordenador.

Garmin FR230 FR235 - Entrenamientos avanzados

Y podrás descargarlos al reloj. En él, antes de comenzar el entrenamiento, podrás revisar todos los pasos de los que está compuesto, para saber cuál es la tortura a la que te tienes que someter.

Garmin Fenix 5 - Entrenamientos

A la hora de realizar los entrenamientos, dispones de una pantalla específica donde controlar cada uno de los intervalos. En la parte superior tendrás el ritmo (o pulsaciones, ya depende de lo que selecciones como objetivo) correctamente graduado, para que cuando la flecha se sitúa en la zona verde te indique que estás en el objetivo previsto.

Los otros dos datos te darán las claves para el intervalo, como el tiempo o distancia de esa serie. Y si has seleccionado repetición de intervalo, podrás ver cuántos has realizado y cuántos te quedan por delante.

Garmin Fenix 5 - Entrenamientos

En el propio reloj también puedes configurar una sesión de entrenamientos, pero con objetivos algo más sencillos de lo que permite la anterior opción.

Garmin Fenix 5 - Intervalos reloj

Por último, recordar que el Fenix 5 es compatible con los segmentos de Strava. El funcionamiento es idéntico a lo que ya hemos visto cuando Garmin lanzó esta opción para el 735XT, así que si quieres conocer más detalles te invito a que le eches un vistazo a ese artículo.

¿Y qué hay del seguimiento de actividad? Pues también está presente bajo las mismas premisas que en modelos anteriores. El reloj contabiliza tu actividad diaria a través de los pasos que vas dando, pudiendo comprobar en la pantalla cuántos llevas hasta el momento. El objetivo puede ser editable o dinámico, de forma que se vaya ajustando día a día para intentar que vayas superándote. El widget cambia con respecto a modelos anteriores, ya que ahora no muestra distancia aproximada recorrida.

Garmin Fenix 5 - Monitor de actividad

No obstante, si presionas el botón principal podrás acceder a las gráficas semanales, donde sí podrás ver datos de distancia, aunque incluyen lo realizado en deportes (por ejemplo, distancia recorrida en bici).

Garmin Fenix 5 - Monitor de actividad

Garmin Fenix 5 - Monitor de actividad

También cuenta los pisos ascendidos, gracias al altímetro barométrico.

Garmin Fenix 5 - Pisos ascendidos

Por supuesto, también tienes gráfica semanal.

Garmin Fenix 5 - Subida de pisos

Aunque seguramente donde consultarás todos estos detalles con mayor comodidad es en la aplicación móvil, ya que irá sincronizando todos los datos de actividad a lo largo del día.

Garmin Fenix 5 - Mi día

Con respecto al Fenix 3, la primera novedad es que hay registro de actividad de forma automática. El Fenix 5 es compatible con Move IQ, detectando actividades fuera de entrenamientos específicos. Cosas como andar, correr, natación o entrenamiento en elíptica que realices durante más de 10 minutos. Todo esto aparecerá como un evento en tu día a día, aunque si quieres tener más detalles de ese ejercicio lo más recomendable es que lo grabes como actividad.

Garmin Fenix 5 - Move IQ

Dichos eventos también están presentes en la gráfica de pulso diaria, como por ejemplo en esta imagen a continuación, donde puedes ver que ha detectado varios paseos a lo largo del día.

Garmin Fenix 5 - Move IQ

Y como ves en la imagen, el seguimiento de pulso constante es otra de las novedades presentes en los nuevos modelos. No porque antes no estuviera presente, sino porque ahora el registro es constante. Antes sólo tomaba registro de forma variable en función del movimiento. No tienes más que comparar cómo se mostraba antes la frecuencia cardíaca a lo largo del día (en este caso, el 735XT).

Gráfica FC Garmin 735XT

Y lo que se registra ahora.

Gráfica FC Garmin 935XT

Puedes comprobar que hay muchísimos más puntos y que no hay interrupción en la grabación, cuando antes había muchos periodos sin toma de datos, sobre todo por la noche. La diferencia radica en que el nuevo sensor Garmin Elevate es menos exigente con la batería, por lo que puede estar siempre en funcionamiento.

En el reloj también puedes revisar la gráfica de frecuencia cardíaca, en este caso de las últimas 4 horas.

Garmin Fenix 5 - FC últimas 4 horas

En esta grafíca, además de ver tu pulso en ese instante, podrás revisar pulsaciones máxima y mínima de ese periodo de tiempo. Y si presionas el botón principal, las pulsaciones en reposo de la última semana.

Garmin Fenix 5 - FC 7 días

Y como ya estamos acostumbrados, no sólo seguimiento de la actividad, sino también del descanso. En este caso, del sueño.

Garmin Fenix 5 - Sueño

Uff… muchas cosas, ¿verdad? Espero que este repaso rápido de funciones te haya dado una idea general de todo lo que son capaces de hacer los Fenix 5, al menos de forma global. Vamos a entrar ahora a tratar funciones de forma más específica, sobre todo de las principales novedades.

Métricas de rendimiento, la principal novedad del Fenix 5

Sin lugar a dudas, el principal cambio del Garmin Fenix 5 son los nuevos algoritmos de métricas fisiológicas. Incluso podría decir que es su característica estrella (si no tenemos en cuenta los mapas del 5X). Es la novedad más importante de este reloj con respecto a modelos anteriores de la marca.

Al igual que en muchos otros algoritmos que usa Garmin en sus dispositivos, no es un desarrollo propio, sino de Firstbeat, una empresa finlandesa que lleva muchos años estudiando y analizando la frecuencia cardíaca. Simplemente echando un vistazo a su web puedes ver la cantidad de opciones propietarias que incluye.

Garmin Fenix 5 - Firstbeat

En cuanto a las nuevas métricas, todo está controlado por un nuevo widget donde encontrarás todos los detalles.

Garmin Fenix 5 - Estado de entrenamiento

La totalidad de los datos giran en torno al estado de entrenamiento (o Training Status), que variará y se ajustará cada vez que completes una nueva actividad, analizando tu último entrenamiento junto con las actividades pasadas para darte una visión general de lo que estás haciendo.

Este estado se apoya sustancialmente en los datos estimados de VO2Max, algo que ya estaba presente en muchos modelos de Garmin ya existentes.

Garmin Fenix 5 - VO2Max

Garmin Fenix 5 - VO2Max

La forma de obtener el dato de VO2Max es el mismo, simplemente el reloj lo calculará con los datos recogidos de los distintos entrenamientos que vayas realizando. Por tanto es necesario pasar unas semanas entrenando con el reloj para que pueda analizar de lo que eres capaz, siendo también importante registrar entrenamientos a distintas intensidades.

En este caso por ejemplo, en otros modelos de Garmin mi VO2Max de carrera se sitúa en torno a 56-57. En cambio en el Fenix 5 de momento sólo llega hasta 51, algo normal teniendo en cuenta el tipo de entrenamiento que he estado haciendo este último mes (incluyendo molestias y pequeñas lesiones). Pero a medida que va conociéndote y haces entrenamientos variables, verás que el dato va aumentando hasta situarse donde debe, poco a poco. La subida es paulatina, pero constante.

Garmin Fenix 5 - VO2Max Garmin Fenix 5 - VO2Max

Para obtener tu VO2Max en carrera no necesitas nada más que el reloj, pues es capaz de registrarlo con el sensor óptico (no es necesario un sensor pectoral). Pero si quieres tener datos de VO2Max en ciclismo es imprescindible contar con un medidor de potencia.

Si continuamos desplazándonos por ese mismo widget encontraremos el estado de recuperación, junto con las horas restantes hasta estar totalmente recuperado de actividades pasadas. Si continúas entrenando irás sumando horas a la recuperación, y en esa misma pantalla del widget verás cuál es la recomendación con respecto al entrenamiento que debes seguir.

Garmin Fenix 5 - Estado de recuperación

Una mejora importante con respecto a lo que mostraba antes, pues realmente no sabías qué hacer en ese periodo de tiempo. ¿Podías entrenar? ¿No? ¿Misma intensidad, o a menor intensidad? Aunque los números sean ligeramente altos, ahora se elimina esa sensación de “miedo” por volver a plantear un entrenamiento en poco tiempo.

Garmin Fenix 5 - Tiempo recuperación

El estado de recuperación tampoco es algo nuevo, pero sí lo son los consejos que ofrece en cuanto a cómo continuar con tu entreno y si debes pensar en hacer series hoy o mejor dejarlo para mañana.

A continuación encontramos la pantalla de carga de entrenamiento. En ella verás la carga acumulada en los últimos 7 días (la cifra es EPOC, exceso de consumo de oxígeno post ejercicio), junto con una gráfica que indica si estás en el punto óptimo, si estás entrenando por debajo de tus posibilidades o si estás rozando el sobre entrenamiento y debes darte un descanso.

Garmin Fenix 5 - Carga de entrenamiento

Garmin Fenix 5 - Carga de entrenamiento

Este dato es totalmente variable, y la determinación de si estás siguiendo el camino correcto es individual. Puede que para mi una carga de entrenamiento de 200 sea óptima, mientras que para otro ese mismo dato sea falta de entrenamiento. Depende de tus actividades pasadas, por lo que tu historial es tenido en cuenta, al igual que para la estimación del VO2Max. Y de nuevo, precisarás de semanas para conseguir una valoración fiable.

Por último, es aquí donde encontrarás la estimación de tiempos de carrera, que al igual que ocurría en el pasado simplemente está ligado con tu VO2Max estimado.

Garmin Fenix 5 - Estimación tiempos de carrera

La estimación depende de cómo estés desarrollando tus entrenamientos, y de para qué estás entrenando. Por tanto pueden ser más o menos precisos. Por ejemplo, mi último tiempo en distancia 5km fue de 20:31… en un duatlón. Así que evidentemente puedo mejorar ese tiempo e incluso por debajo de lo que indica el reloj, pero en este momento de la temporada no estoy haciendo “méritos” para que la estimación del VO2Max sea más alta. Para una correcta medida necesitaría más semanas de entrenamientos.

Pero de la misma forma, ni de broma estoy para hacer una maratón en 3:15, o una media en 1:33. Son distancias que no estoy entrenando, por lo que por mucho que el Fenix 5 crea que puedo conseguirlo, yo no me ofreceré voluntario para probarlo.

Como decía al principio, todo ello forma parte de esta nueva función del estado de entrenamiento. Es el resultado de combinar todas las métricas fisiológicas que hemos visto anteriormente. El algoritmo utiliza todos esos valores y los combina en una única pantalla para que sea fácil de comprender. Cualquier cambio que haya en tu historial será analizado y procesado para cambiar el valor que se muestra.

Por tanto vuelvo a recalcar la importancia de contar con una serie de datos a lo largo del tiempo. Tras los primeros entrenamientos no tendrás aún ningún dato, pero irán apareciendo a medida que el reloj vaya conociéndote, y el estado de entrenamiento se irá actualizando cada vez que realices una nueva actividad.

Garmin Fenix 5 - Estado de entrenamiento

Además de mostrar el estado de entrenamiento, lo divide en dos variables: fitness y carga. Las flechas indican cómo está afectando las actividades que estás realizando tanto a tu forma física como a la carga.

Garmin Fenix 5 - Estado de entrenamiento

Pero hay un problema, y es que tanto el estado como la carga de entrenamiento es exclusivamente para entrenamientos de carrera o de ciclismo. No se tiene en cuenta entrenamientos de natación, gimnasio o cualquier otro deporte. Puedes machacarte a hacer series de 50m en la piscina y terminar destrozado que el reloj no lo tendrá en cuenta en ninguna de las variables.

Al terminar cada entrenamiento (al menos, los de carrera y ciclismo) verás una nueva pantalla, el efecto de entrenamiento (o Training Effect). Ahora esta métrica aporta más datos, porque anteriormente sólo indicaba un valor del 0 al 5 sin aportar mayor detalle. Ahora lo separa en efecto aeróbico y anaeróbico. Por ejemplo, este entrenamiento suave de recuperación en rodillo

Garmin Fenix 5 - Training Effect

¿Qué indica cada uno de estos datos? Pues la forma en la que va a afectar a tu forma física, catalogándolo para darle una nota en intensidad. Igual que antes, también tendrás un número del 0 al 5, pero al separarlo podrás saber qué mejora te puede suponer físicamente. Si accedes al historial podrás ver una breve explicación (no desde el resumen tras el entrenamiento).

Garmin Fenix 5 - Training Effect

Ha identificado perfectamente el tipo de entrenamiento que estaba realizando y mis objetivos. Confirmando también que yo me he portado bien y que lo que tenía marcado como recuperación, lo he hecho recuperando (aunque siempre hay algún segmento de Strava que te puede obligar a dejar la recuperación a un lado…).

Además de verlo en el reloj, podrás revisar cada una de tus actividades sincronizadas y ver los mismos detalles.

Garmin Fenix 5 - Training Effect

Si pinchas sobre la interrogación tendrás más detalles acerca de lo que significa cada cifra.

Garmin Fenix 5 - Training Effect

En cuanto a los valores que da, en general me parecen bastante acertados. El entrenamiento anterior, por ejemplo, es una salida en bici donde no he realizado intervalos, pero sí ha sido un poco exigente al menos en un par de tramos, mientras que el resto ha sido suave. Esto resulta en un efecto anaeróbico de 1.5. Un entrenamiento estrictamente de series hará subir este valor bastante.

Y una mejora aeróbica de 2.7 que mantiene mi nivel físico, ya que no ha sido especialmente duro.

Otro ejemplo diferente.

Garmin Fenix 5 - Training Effect

Eso fue un entrenamiento de carrera de 15 minutos muy suave, recuperando de una tendinitis en una rodilla. Y lo marca perfectamente como recuperación y sin ningún tipo de posibilidad de mejora anaeróbica.

A continuación un entrenamiento a ritmo de carrera.

Garmin Fenix 5 - Training Effect

Y efectivamente, todo el entrenamiento lo pasé en zona de umbral de lactato, por lo que supone una mejora en ese rango de frecuencia cardíaca. Pero a pesar de no ser un entrenamiento fácil, no hay mejora anaeróbica porque no he realizado ningún trabajo de velocidad ni me he exigido por encima de esas pulsaciones.

Al final, es una buena información la que está aportando. La clave está en saber mezclar tus entrenamientos para no estancarte haciendo siempre lo mismo. Y ahora es posible medirlo de forma más acertada que antes, en la que simplemente teníamos un valor de entrenamiento pero que no especificaba nada más. Podíamos tener el mismo valor para una tirada larga de 3 horas que para 30 minutos de series, cuando evidentemente son dos entrenamientos que producen unos efectos muy diferentes en nuestro cuerpo.

Es importante también tener en cuenta que todas las métricas avanzadas como Training Effect, estimación de VO2Max y umbral de lactato tienen en cuenta tu frecuencia cardíaca máxima. Es el único dato que tienes que introducir de forma correcta, pues el resto de información el reloj es capaz de obtenerla por si mismo. Por defecto en el reloj figurará como máxima la clásica fórmula de 220 menos tu edad, pero ya sabemos que esto dista bastante de la realidad, así que lo recomendable es introducir el dato de forma manual (si lo conoces).

La frecuencia cardíaca máxima se ajustará de forma automática si superas el registro de lo que el reloj tiene anotado como máximo, pero tendrás que correr a una intensidad suficiente para alcanzarlo. Y ten en cuenta que puede ajustar hacia arriba, pero si tu frecuencia máxima está por debajo de lo que hayas marcado no realizará ningún ajuste.

No todo el mundo corre a la suficiente intensidad para alcanzar su máximo de capacidad, así que si conoces tu dato de frecuencia cardíaca máxima, lo mejor es que lo introduzcas manualmente. Podrás introducir diferentes máximos dependiendo del deporte. Y usar la frecuencia media en reposo para así calcular tus zonas de entrenamiento.

Todas estas mediciones se pueden realizar directamente con el sensor de pulso óptico, así que no es necesario contar con un sensor en el pecho.

Por último, y a falta de tener una sección más apropiada donde incluirlo, recordar que el Fenix 5, al igual que otros modelos de la gama, es capaz de hacer el cálculo del umbral de lactato. Pero para hacerlo en este caso sí es necesario que lleves un sensor en el pecho, ya que el test está basado en variabilidad del pulso, algo que los sensores ópticos todavía no son capaces de registrar con fiabilidad.

Hay dos formas de obtener el registro. De forma automática con tus actividades o realizando la prueba específica en la que el reloj te irá guiando por distintas fases.

Garmin Fenix 5 - Prueba umbral de lactato

Por último y hablando de variabilidad de pulso, el Fenix 5 permite grabar los datos en los archivos FIT, para poder analizarlos posteriormente en aplicaciones que lo soporten.

Garmin Fenix 5 - Grabación variabilidad del pulso

Al final la sección ha sido más larga de lo que pensaba inicialmente… ¡y eso que he intentado condensar bastante! En cuanto a toda la información que ofrece, francamente me ha gustado bastante. No sólo ofrece más información que antes (estado y carga de entrenamiento), sino que la información que ya estaba presente ahora aporta más detalles que aclaran todas las dudas que puedan surgir, como los consejos de entrenamiento en la pantalla de recuperación o la división en dos del efecto de entrenamiento.

Aumentar la comprensión de las nuevas métricas es algo en lo que Garmin no siempre ha estado acertado. Por ejemplo con la dinámica de carrera, Garmin siempre ha fallado en explicar de forma sencilla qué es cada cosa y cómo usarlo en su propio beneficio. Aporta muchos datos, pero no una guía para poder usarlo y mejorar.

Y respecto al valor de las métricas en sí mismas, mi opinión es bastante positiva. Siempre que he completado un entrenamiento los valores de efecto de entrenamiento me han parecido perfectamente correctos, al igual que en el estado de entrenamiento siempre he encontrado que mis sensaciones están en línea con los datos que aporta Garmin. Y recuerdo, todo esto es algo externo a Garmin, y de una empresa que lleva ya muchos años estudiando la frecuencia cardíaca, por lo que no son números o datos sacados de una chistera.

Navegación en el Garmin Fenix 5

En la navegación debemos diferenciar entre las dos opciones que ofrece Garmin. En primer lugar el Fenix 5/Fenix 5S que ofrecen la versión más tradicional de la navegación. Más adelante añadiré los detalles específicos del Fenix 5X (cuando disponga de dicho modelo), ya que hay una diferencia sustancial al ofrecer mapas en el propio dispositivo, junto a mayores opciones a la hora de crear rutas desde el reloj.

Porque mientras que en el Fenix 5X puedes crear una ruta sin ayuda externa, en el Fenix 5 (y por tanto también Fenix 5S) debes crearla o descargarla de forma externa para poderla seguir en el reloj.

La forma más sencilla es a través de Garmin Connect en la sección de trayectos, que incluye datos de altura de la ruta (luego verás por qué).

Trayecto Garmin Connect

Hay otras formas de incorporar rutas, como a través de BaseCamp, descargando una ruta de otro servicio y copiándola a la carpeta NEWFILES de la memoria del reloj. O también, con la nueva aplicación de Connect IQ de Wikiloc, que descarga una ruta que hayas buscado en la web y la coloca en su carpeta correspondiente. Eso sí, siempre que tengas suscripción al pack de navegación, que no tiene un coste elevado y te merecerá la pena si eres un asiduo de las rutas.

Una vez que ya tienes la ruta cargada en el reloj, debes entrar en la actividad que vayas a realizar (carrera, ciclismo, etc.) y encontrarás las diferentes opciones de navegación que ofrece.

  • Volver a inicio: Para volver al punto de inicio en cualquier momento que te hayas perdido
  • Trayectos: Rutas que hayas descargado
  • Actividades: Volver a realizar una ruta que hayas hecho anteriormente
  • Ubicaciones Guardadas: Puntos de interés guardados
  • Sight N’ Go: Navegación a través de la brújula
  • Coordenadas: Navegación a unas coordenadas que introduzcas manualmente

Es decir, lo mismo que ya encontrábamos en el Fenix 3.

Pero estábamos navegando, así que mejor no despistarse. Cuando seleccionas un trayecto puedes ver el mapa, realizarlo al revés (de final a principio) o ver la gráfica de altura, que luego tomará más relevancia.

Garmin Fenix 5 - Gráfica de altura

Si abres el mapa antes de comenzar a navegar podrás moverte por el haciendo zoom y desplazándote arriba/abajo e izquierda/derecha. Para cambiar entre esas opciones puedes pulsar el botón principal e irá alternando entre ellas, pudiendo hacer la selección con las teclas de desplazamiento.

Garmin Fenix 5 - Mapa Garmin Fenix 5 - Mapa Garmin Fenix 5 - Mapa

El desplazamiento en el mapa también lo podrás realizar mientras estás a mitad de navegación, en caso de ser necesario para hacer comprobaciones en la ruta. La interacción es bastante rápida y se siente más rápido que el Fenix 3.

La navegación que ofrecen el Fenix 5 y Fenix 5S es de tipo migas de pan. Es decir, simplemente representa la ruta que debes seguir y muestra tu ubicación con respecto a ella.

Garmin Fenix 5 - Navegación ruta

Al no haber cartografía no puede informar de si tienes que girar en un camino o tomar la tercera salida en una rotonda, al estilo de los navegadores de coche. Pero si te sales de la ruta te avisará en pantalla y con alertas de vibración y sonido.

Puedes navegar haciendo uso de la brújula de forma exclusiva, indicándote la dirección hacia el punto final de la ruta y la distancia restante.

Garmin Fenix 5 - Brújula

Y en caso de haber introducido un tiempo objetivo para la ruta, podrás ver una pantalla de virtual partner indicándote si vas cumpliendo el objetivo y el tiempo estimado hasta llegar a tu destino. Esa misma pantalla es la que aparece si lo que estás haciendo es navegar una actividad ya realizada, pero en ese caso el tiempo contra el que compites es el que has hecho con anterioridad.

Garmin Fenix 5 - Virtual Partner

Mientras estás navegando, en todas las pantallas de datos (sean de navegación o no) podrás ver una flecha de color rojo que te indica el camino correcto que debes seguir, gracias a la brújula magnética.

Garmin Fenix 5 - Flecha de navegación

Así que aunque estés en una pantalla de tiempo y ritmo, puedes seguir teniendo una referencia de cuál es la orientación correcta.

Volviendo a la pantalla del perfil de altitud, podrás ver en qué punto de la ruta te encuentras y cuantos picos te quedan superar.

Yo a esta pantalla la llamo la del sufrimiento, porque puedes ver lo que has sufrido hasta llegar donde estás (con la cantidad de metros ascendidos en la parte superior izquierda), y los metros positivos que todavía quedan por sufrir (el dato que aparece en la parte superior derecha).

Además, en la gráfica aparece la altitud máxima y mínima de la ruta, y debajo de ella la distancia restante. Esto junto a la flecha con la dirección de la ruta es todo lo que yo necesito cuando estoy realizando una ruta de trail, en la que ni el tiempo ni el ritmo me importa lo más mínimo. Esta imagen a continuación no es el mejor ejemplo de sufrimiento, pero me sirve para detallarte dónde está cada uno de los datos.

Garmin Fenix 5 - Perfil de altitud

El reloj te avisará si te sales de la ruta planeada, además de informarte de cuántos metros estás fuera de la ruta. Pero no te indica el camino que debes tomar para volver a la ruta, por lo que tendrás que usar el mapa como referencia para volver a tu ruta planeada.

Garmin Fenix 5 - Fuera de ruta

Todo esto es con respecto a los Fenix 5 y Fenix 5S, ya que, como he comentado anteriormente, el Fenix 5X ofrece prestaciones que van más allá de mostrar el mapa de ruta. Avisos de giro, posibilidad de crear una ruta directamente en el reloj, etc.

Pero todo eso lo analizaré cuando tenga el Fenix 5X en mano.

GPS Garmin Fenix 5

Con cada nuevo modelo de reloj toca realizar nuevas pruebas de registros de GPS. Debes tener en cuenta que los resultados pueden ser variables, ya que las zonas que yo frecuento y sus condiciones pueden ser muy diferentes a los lugares donde tu entrenas.

Mis localizaciones de entrenamiento, por ubicación, suelen ser casi siempre a cielo abierto (poca vegetación y arbolado), cielos sin apenas nubes y con muy buena recepción de satélites. Por tanto si los sitios que frecuentas son muy diferentes (bosques frondosos en zonas con muchas nubes, cañones escarpados o dentro de ciudad), los resultados que obtengas con respecto al seguimiento de GPS pueden ser totalmente opuestos a los míos.

Lo digo porque si hay algo conflictivo en este tipo de dispositivos es siempre con respecto a la recepción de satélites. No hay más que echar un vistazo a diferentes foros y ver comentarios del tipo “mi amigo tiene un reloj X y me dice que el GPS es muy malo, no lo compréis”. Y luego resulta que el amigo entrena exclusivamente en el centro de Londres, con muchos días con de nubes espesas y rodeado de edificios altos.

Y a ese comentario le sucede otro que diga “pues yo lo uso en todos mis entrenamientos y el GPS es siempre muy exacto!”. Pero nadie le pregunta dónde entrena, y lo está haciendo en el desierto de Almería con total y absoluta visibilidad del cielo en todo momento, con la nube más cercana a 100km de distancia. Como véis, “todo depende”.

Garmin Fenix 5 - GPS

En cuanto a mi metodología de análisis de GPS, simplemente lo uso en mis entrenamientos del día a día comparando con otros dispositivos. En otras publicaciones las comparaciones se hacen sobre una ruta predefinida donde se repiten las mismas pruebas una y otra vez, pero en días diferentes. En mi opinión no es la forma más correcta de realizar las pruebas, porque a pesar de que la ruta es la misma no se está teniendo en cuenta la situación específica de ese día concreto.

Un día nublado afecta bastante más de lo que puedes pensar. Y en caso de haber árboles, ¿tienen las mismas hojas en primavera que en invierno? La prueba se ha realizado siempre a la misma velocidad, ¿o en ocasiones ha sido más rápida? Todas las variables pueden afectar a los diferentes registros, haciendo que una prueba en diferentes momentos pierda consistencia. Y claro, siempre con grabación de datos por segundo y activando el uso de satélites GLONASS.

He probado el Fenix 5 en variedad de condiciones y comparando hasta 5 dispositivos diferentes. Carretera, montaña, cielo abierto o con zonas de visibilidad más complicada. Todo para intentar obtener una muestra más representativa. Y he seleccionado algunas de ellas en las que poder mostrarte cómo es el desempeño del GPS del Fenix 5.

Si te parece, comenzamos con una actividad de montaña. Aunque el Fenix 5 está orientado a multitud de deportes, al menos por tradición es en la montaña donde con más frecuencia lo veremos. Unos 30 kilómetros de carrera, llevando el Fenix 5 acompañado de otros relojes que, a su vez, también están orientados a usuarios de montaña. Suunto Spartan Ultra, Suunto Ambit3 Vertical y Garmin Fenix 3. Y para terminar de completar la prueba, un Ambit3 Sport como único representante sin tener la antena integrada en el bisel, que a priori debe ofrecer mejor resultado en la localización.

Como suele ser habitual, desde lejos no hay muchas diferencias que apreciar. A simple vista todo parece muy bonito.

Garmin Fenix 5 - GPS

Realmente así es durante la mayor parte del entrenamiento, con 10 líneas alineadas perfectamente sobre el camino recorrido (5 de subida, 5 de bajada). Puedes pinchar las imágenes para verlas a mayor tamaño, aunque más adelante también podrás realizar los análisis tu mismo.

Garmin Fenix 5 - GPS

Es en los giros donde podemos encontrar más problemas, sobre todo en situaciones de montaña donde estamos corriendo en zonas de árboles con mayor dificultad de recepción de señal. Puedes ver que la gráfica del Fenix 5 es bastante correcta, salvo algún punto en el que recorta ligeramente por encima de los árboles. Son desviaciones mínimas de uno o dos metros escasos y en momentos puntuales.

Sin embargo se puede apreciar como el Suunto Spartan lo pasa algo peor.

Garmin Fenix 5 - GPS

Es la tónica general que he podido apreciar revisando toda la subida y la bajada. Buen desempeño en general de los 4 relojes, con el Spartan siendo el que más se aleja del trazado real en las curvas y el Fenix 5, sin ser el mejor, ofreciendo resultados bastante razonables.

Garmin Fenix 5 - GPS

Como simple curiosidad, resultado final de metros

Garmin Fenix 5 - GPS

  • Garmin Fenix 5: 29.212m
  • Suunto Spartan Ultra: 29.060m
  • Garmin Fenix 3: 29.334m
  • Suunto Ambit3 Vertical: 29.417m
  • Suunto Ambit3 Sport: 29.150m

Poco más de un 1% de diferencia entre el que más distancia a medido y el que menos. Así que los 5 están dentro del 1-2% de error típico en asfalto, por lo que en situación de montaña todos aprueban con muy buena nota.

Vamos ahora con un entrenamiento más sencillo en zonas que tengo bastante trilladas. Como ya las conozco, sé perfectamente qué puntos pueden ser conflictivos para la recepción de señal y dónde me demuestran los relojes su buen desempeño.

Garmin Fenix 5 - GPS

Para empezar, corriendo justo por debajo de una hilera de árboles. En este caso es el Fenix 5 el que mejor registra la posición, pues es el que ofrece una línea más recta. Tanto el Spartan Ultra como especialmente el Forerunner 230, tienen alguna desviación.

Garmin Fenix 5 - GPS

El giro en este punto siempre es un punto perfecto para analizar. Bajo árboles bastante frondosos y con una curva muy acusada. O está vivo el reloj, o se pierde con mucha facilidad. Que es lo que ha pasado con el FR230 y el Spartan en este caso, mientras que el Fenix 5 (la línea morada) hace las curvas cerradas perfectamente en el lugar de paso. Garmin Fenix 5 - GPS

No siempre el Fenix 5 va a tener el mejor resultado. En el tramo a continuación es el Spartan el que mejor registro realiza.

Garmin Fenix 5 - GPS

Vamos con un entrenamiento en bicicleta.

Garmin Fenix 5 - GPS

Aquí pocas pegas se le puede poner a ninguno de los dispositivo que llevaba ese día. Revisando toda la ruta en ningún momento he visto situaciones extrañas más allá de algún momento puntual en el que hayan podido despistarse uno o dos metros de la ruta real, pero nada de importancia.

Garmin Fenix 5 - GPS Garmin Fenix 5 - GPS

Y aunque esté tratando la capacidad de registro del GPS, aprovecho a meter la gráfica del altímetro barométrico. Sin hacer calibración inicial, pero puedes ver cómo los tres mantienen exactamente el mismo registro a lo largo del entrenamiento.

Garmin Fenix 5 - GPS

Vamos con otro entrenamiento de bici, pero en este caso en circuito progresivo. Además de para machacarme un poco, me resulta muy útil porque puedo ver a la perfección los puntos de giro recurrentes y comparar las trazadas perfectamente, porque hago los giros una y otra vez sobre el mismo punto.

En esta imagen puedes ver cómo el Edge 520 clava una y otra vez la trazada por el mismo punto (por su ubicación, juega con ventaja). El Fenix 5 se aproxima bastante, aunque las salidas de la curva las retrasa un poco más. Mientras tanto el Spartan se piensa que estoy haciendo motocross en lugar de series con la cabra.

Garmin Fenix 5 - GPS

La situación se repite en otros puntos de giro.

Garmin Fenix 5 - GPS

Y hablando de intervalos, ¿hacemos unos corriendo? De nuevo permite sacar muy buenas conclusiones, al hacerlos una y otra vez sobre el mismo punto donde deberían coincidir las trazadas.

Garmin Fenix 5 - GPS

Espera, que lo amplio…

Garmin Fenix 5 - GPS

Resultados muy similares en los diferentes modelos. El Fenix 5 está desplazado un par de metros con respecto a la ubicación real, mientras que los otros dos van por donde deben. Pero no me preocupa en exceso, pues es siempre consistente, repitiendo el mismo camino una y otra vez.

También he realizado entrenamientos en aguas abiertas. Aquí la complejidad se presenta en la forma que el software del reloj procesa los datos de posicionamiento que consigue obtener más que en la capacidad de recibir señal.

Garmin Fenix 5 - Aguas abiertas

Cada vez que la mano entra en el agua la señal de satélite se pierde, teniéndola que volver a recuperar al sacarla. Evidentemente son plazos de tiempo muy cortos los que dispone para registrar la señal, por lo que es frecuente enfrentarse a errores de posicionamiento.

En este track se pueden ver cosas muy interesantes. En el mismo entrenamiento llevaba el Suunto Spartan Ultra en la mano derecha (el Fenix 5 en la izquierda), mientras que usaba el FR230 a modo de confirmación de ruta llevándolo debajo del gorro de natación. Por tanto, el FR230 queda siempre por encima del agua, no perdiendo la señal de satélite.

Así es como se ve desde lejos el track.

Garmin Fenix 5 - GPS

Si pasamos a analizar desde un poco más cerca (y con la vista de satélite) el punto donde realizo el giro podemos ver cómo el track que registra el Fenix 5 es bastante similar al del FR230 que, recuerdo, está fuera del agua. Eso sí, se nota cómo el Fenix 5 tiene menos puntos y hace rectas entre uno y otro punto, pero globalmente mantiene un resultado muy similar.

Mientras tanto, el Spartan Ultra intenta seguir a los otros dos, pero parece un pato mareado.

Garmin Fenix 5 - GPS

El inicio y final del entrenamiento es muy similar; ambos modelos de Garmin mantienen un registro bastante similar, pero el Suunto de nuevo va dando bandazos.

Garmin Fenix 5 - GPS

Si nos vamos al registro de distancias, los datos hablan por sí solos.

Garmin Fenix 5 - Distancias en aguas abiertas

Tanto el Fenix 5 como el FR230 están muy cerca en cuanto a distancia. Un resultado bastante impresionante por parte del nuevo modelo de Garmin. No puedo decir lo mismo del Suunto…

Resumiendo, encuentro resultados bastante positivos por parte del Fenix 5. Teniendo en cuenta que está en el inicio de su vida comercial y que el firmware, generalmente, va aplicando mejoras a lo largo del tiempo, no puedo decir nada negativo y demuestra un buen desempeño.

Sensor de pulso óptico en el Fenix 5

Los nuevos Fenix 5 estrenan una nueva evolución del sensor Garmin Elevate. Ahora tiene un tamaño más discreto y sobresale menos de la superficie trasera del reloj.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

Pero el tamaño no es la única novedad, la principal diferencia está en que ahora el seguimiento de frecuencia cardíaca durante el día es constante. Esto se debe a que el sensor es más eficiente energéticamente, por lo que Garmin puede permitir dejarlo siempre encendido sin temor a agotar la batería. De esa manera puede registrar el pulso cada uno o dos segundos, en lugar de cada varios minutos como ocurría con los sensores anteriores.

Simplemente como aclaración, me estoy refiriendo de forma específica al modo de seguimiento 24/7, porque durante el ejercicio sigue registrando cada segundo, exactamente igual que en el pasado.

En cuanto a la precisión de los datos en seguimiento de la actividad, en general veo buenos resultados. El pulso permanece estable cuando no hay movimiento y, si hay variaciones en el pulso ,es porque estoy andando o realizando alguna actividad. Lo puedes comprobar en esta misma gráfica, cuando hay subida en la frecuencia cardíaca es cuando hay movimiento.

Gráfica FC Garmin 935XTAunque lo que más te interesará será el rendimiento del sensor en los entrenamientos. Pero antes de entrar a fondo a revisar ese aspecto, creo que es conveniente aclarar algunos puntos, pues sé que el sensor óptico es lo que más debate terminará creando, incluso por encima de los registros de GPS.

La tendencia del mercado está claramente enfocada a incorporar en todos los dispositivos el sensor de pulso en la muñeca. Tal es así que Garmin, en su gama actual, cuenta con sensor óptico en todos los modelos. Sólo queda el Forerunner 230 como último modelo de su gama en no incorporar dicho sensor, pero ten seguro que en cuanto llegue el reemplazo para los FR230 y FR235 sólo habrá un único sustituto, y tendrá un sensor de este tipo.

El sensor óptico ha llegado para quedarse, así que cuanto antes lo asumas mejor. Eso no quiere decir que los sensores de pecho estén condenados a desaparecer, nada más lejos de la realidad. De hecho las marcas siguen trabajando e incorporando novedades en éstos (la última Polar, que acaba de lanzar el sensor H10).

Es habitual leer problemas de usuarios con los sensores ópticos. Si bien es cierto que la tecnología no es capaz de cubrir perfectamente al 100% de los mortales (tonos de piel, tatuajes, vello… todo presenta dificultades), al final lo más importante es llevar el reloj correctamente ajustado en la muñeca. Esto es, dejando aproximadamente el espacio de un dedo entre el reloj y el hueso de la muñeca (para que esté en una zona más “carnosa” del brazo) y sujeto firmemente en el brazo, pero sin estrangular. Al menos así lo llevo yo para entrenar, aunque el resto del día aflojo un punto el apriete de la correa. Pero es importante minimizar los movimientos el reloj mientras estás corriendo o realizando otras actividades.

Otra queja habitual es que en invierno a muchos les gusta llevar el reloj por encima de la ropa. O montarlo en el manillar de la bici. Si bien son dos motivos cargados de razón en contra del uso del sensoróptico, lo único que os puedo decir es que el hecho de llevar dicho sensor integrado no implica que estés obligado a usarlo. De hecho el reloj sigue manteniendo la compatibilidad con sensores ANT+ externos (y ahora también Bluetooth), para el que siga prefiriendo la banda tradicional. Y de hecho es más que recomendable en según qué deportes.

Garmin Fenix 5 - ANT+

Bien, una vez que ya he hecho unas cuantas aclaraciones es hora de ver rendimiento en la vida real. La forma de realizar las pruebas es, sencillamente, llevar el reloj durante mis entrenamientos. Y para poder verificar que los datos obtenidos son correctos (de nada serviría ver una gráfica de pulso si no lo puedes comparar con nada más), lo acompaño de más sensores de pulso; tanto ópticos como pectorales. Desde 2 más (tres junto con el Fenix 5) hasta un total de 4.

Este primer entrenamiento es en montaña. Más de 3 horas y media de carrera que arrojan un montón de datos. Aquí puedes ver la vista general.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

Varias cosas. En primer lugar siempre descarto los inicios de todas las actividades. Los sensores en el pecho no registran bien hasta que no están bien humedecidos por el sudor, mientras que los sensores ópticos también necesitan de un periodo de adaptación. Aunque en la gráfica de arriba puedes ver que el único que tiene un inicio dudoso es el Fenix 5, mientras que el resto de sensores coinciden plenamente. El Garmin se une a la fiesta en el minuto 15 aproximadamente, comenzando la coral a partir de ese punto.

Todo funciona de forma perfecta hasta la hora y cuarto, momento en el que el Fenix 5 vuelve a despistarse en alguna ocasión, pero volviendo rápidamente a la senda correcta.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

He ampliado la zona alrededor de la hora y cuarenta y cinco de actividad, donde hago una parada para hacer un avituallamiento. Parece que el Garmin sigue con ganas de marcha y como puedes ver, marca alrededor de 30 pulsaciones más que el resto de sensores. Aunque antes de volver a correr vuelve a recuperarse.

 

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

El resto del entrenamiento continúa de la misma forma, casi sin objeciones importantes. Cuando no hay muchas variaciones de intensidad no suele haber problemas de ningún tipo.

Prueba de ello es este otro entrenamiento. Ritmo de crucero constante, en llano y sin cambios de ritmo. ¿Resultado? Ni una sola pega.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

Es algo que he visto repetido en todos los entrenamientos de este tipo que he realizado. Aquí tienes otro ejemplo.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

En general, en la mayor parte de mis entrenamientos son los resultados que he podido apreciar. Salvo pequeños instantes el registro es siempre idéntico al de otros sensores. Al menos mientras no haya complicaciones con cambios de intensidad.

Y es que el verdadero talón de Aquiles de los sensores ópticos son los cambios de ritmo. Como ejemplo, este entrenamiento de series en cuesta.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

No hay mucho que comentar al respecto. El Garmin no ha estado preciso en uno sólo de los intervalos. En todos ellos ha llegado tarde y ha salido tarde. Lo achaco al peso del reloj, pues a pesar de la dificultad que presenta, al final los más de 80 gramos se notan en los movimientos. En otros relojes más ligeros he podido obtener mejores resultados, como en el Garmin 735XT o el Vivoactive HR. Sea como sea no hay excusa, el rendimiento en intervalos es sencillamente deficiente.

Vamos con otro tipo de actividad que siempre ha supuesto otro escollo para los sensores de Garmin: la bici. Empezaré por esta salida larga de más de 5 horas.Hay muchos puntos entre los que elegir, diferentes intensidades y en general pulso bastante variable.

Aquí podemos ver de un vistazo rápido la actividad completa. Olvídate de los datos del sensor Scosche a partir de las tres horas. Murió (se quedó sin batería) y eso dejó esa bonita gráfica de defunción.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

Vemos que la tónica habitual de no ser excesivamente fiable en ciclismo continúa presente, pero sí es cierto que ha mejorado. Al menos ya no es como antes que con poner la primera imagen de la gráfica era más que suficiente. Ahora sí podemos ir buscando el fallo (que no es difícil de encontrar), pero al menos hay más precisión.

Aquí puedes ver ampliada la primera zona más conflictiva, sobre la hora de entrenamiento. Coincide con un periodo de descenso donde disminuyo la potencia, y con ello la frecuencia cardíaca. Aunque parece que el Fenix 5 no se da por aludido.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

Vuelve a recuperarse durante bastante rato, con aproximadamente otra hora en la que coincide plenamente. Hasta que alrededor de la tercera hora hay una desbandada, pero en este caso es general. Ninguno de los tres sensores coincide en el registro, sobre todo en la parte final de esta ampliación. Casualmente en ese instante estoy parado haciendo unas fotos y mandando unos mensajes, así que no hay mucha actividad por mi parte.

No sé cuál de los tres sensores haría el registro correcto, pero me inclinaría por pensar que fue el HRM-Run conectado al Edge 520. Es la gráfica que más sentido tiene con respecto a lo que estaba haciendo en ese momento.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

A partir de ahí sólo hay dos gráficas a comparar, pero vemos que los datos son similares a lo visto anteriormente. Más o menos está en el mismo rango, pero aquí el “más o menos” no sirve de mucho. O tienes un buen registro o no lo tienes.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

Aquí tienes otro entrenamiento en bici, esta vez más corto y con una intensidad más constante.

Garmin Fenix 5 - Sensor óptico

El resultado es el muy similar. Casi siempre hay coincidencia, pero no es perfecto. Aún así puedo ver que el nuevo sensor ha mejorado ligeramente en su faceta ciclista, pero para entrenamientos sobre dos ruedas sigo prefiriendo registrar los datos de frecuencia cardíaca con un sensor en el pecho.

Resumiendo, creo que Garmin ha dado un paso adelante con el nuevo sensor. Ahora gasta menos energía , que no sólo permite tener un registro más constante de la pulsación en reposo, sino que además permite ofrecer una buena autonomía a pesar de entrenar registrando el pulso en la muñeca.

A la hora de montar en bici su fiabilidad ha mejorado, aunque aún está lejos de ser totalmente fiable. Igual que en los intervalos, en los que siempre será mejor contar con un sensor en el pecho. ¿Pero para entrenamientos sin variación de intensidad o carreras? Los datos del sensor óptico me parecen perfectos.

Aún así estoy ansioso por ver cuándo Garmin se atreve a dar el paso y activa el sensor óptico para natación. Suunto ya lo ha hecho en el Spartan Wrist HR.

Comparativa de archivos

Lo anterior son sólo algunos de los ejemplos que he extraído de las diferentes actividades, pero si quieres echar un vistazo por ti mismo y analizar los datos de forma más concienzuda no te preocupes, que también te permito hacerlo. Es perfecto para que puedas revisar los datos de sensor de pulso y GPS.

Puedes encontrar los enlaces a continuación, y te detallo qué es cada una de las actividades:

Sensores y Fenix 5

Aaaahh, sensores… Porque lo que podemos registrar sólo con el reloj nunca es suficiente. Pues aquí llega otra novedad importante en los Fenix 5. Y es que después de mucho tiempo, estos nuevos modelos de Garmin son los primeros en recibir compatibilidad con sensores externos Bluetooth.

Garmin Fenix 5 - Sensor Bluetooth Suunto

Por supuesto continúa la compatibilidad con los sensores ANT+, eso no ha cambiado, simplemente ahora las posibilidades son mayores. En el apartado de sensores ANT+ todo esto es lo que podrás añadir:

Sensores ANT+

  • Sensor de pulso externo, incluyendo métricas avanzadas (HRM-Run o HRM-Tri) y memoria para actividades en el agua (HRM-Tri o HRM-Swim)
  • Footpod para correr
  • Sensores de oxigenación muscular (Moxy o BSX)
  • Sensor de velocidad, cadencia o velocidad/cadencia en ciclismo
  • Medidor de potencia
  • Luces ANT+
  • Radar Garmin Varia
  • Pantalla externa Garmin Varia Vision
  • Sensor de temperatura externa Tempe
  • Cambios electrónicos (Shimano Di2, SRAM RED eTAP, Campagnolo EPS)
  • Cámara de acción VIRB

Y esos son sólo los sensores ANT+, a lo que hay que añadir las nuevas posibilidades que se abren gracias a la compatibilidad con sensores Bluetooth Smart.

Sensores Bluetooth Smart

  • Sensor de pulso externo (pero sin hacer uso de las opciones de memoria)
  • Footpod para correr
  • Sensor de velocidad, cadencia o velocidad/cadencia en ciclismo
  • Medidor de potencia

Tengas lo que tengas rondando por casa, podrás emparejarlo con el Fenix 5.

Lo que debes tener en cuenta es que, a diferencia de ANT+, Bluetooth Smart no permite a los sensores realizar más de una conexión. Su relación es maestro-esclavo, de forma que un esclavo (el sensor) sólo puede conectar con un único maestro (el reloj). No podrás usar un sensor de pulso Bluetooth de forma simultánea con el reloj y a la vez con una aplicación externa (como puede ser una app en tu móvil o en el ordenador, como Zwift).

Pero el reloj (el maestro) sí puede conectar con varios esclavos de forma simultánea, porque cada uno de ellos ocupa un canal. De esta forma podrás tener emparejado de forma simultánea un sensor de pulso y un footpod, ambos por Bluetooth, sin que haya ningún problema entre ellos.

En cambio ANT+ sí permite a los sensores conectarse a multitud de dispositivos, porque su relación entre ellos es de igual a igual. ANT+ crea una red de comunicación, por lo que todos los dispositivos que pertenezcan a esa red podrán leer sus datos. En teoría Bluetooth 5 cambiará esta forma de operar y será similar a ANT+, pero tras muchos años de promesas hasta que no lo vea no lo creeré.

No tendrás que elegir entre ANT+ o Bluetooth ya que ambas conexiones serán simultáneas, por lo que podrás llevar un sensor de pulso Bluetooth y a la vez recibir datos de un potenciómetro ANT+, por ejemplo.

Verás que he hecho especificaciones con respecto a los sensores de pulso con memoria. Y es que mientras que ANT+ tiene un estándar creado para poder acceder a datos almacenados en dichos sensores, es algo que no existe en el estándar Bluetooth y cada fabricante lo hace de forma diferente. Por tanto aunque los sensores Suunto Smart Sensor o Polar H10 tengan memoria para grabar datos de frecuencia cardíaca, cada fabricante lo hace de una forma diferente (y propietaria) con sus dispositivos. Así que en el caso de Garmin no se pueden aprovechar esas funciones de los sensores Bluetooth y sólo mostrarán los datos de frecuencia cardíaca.

Conectividad y WiFi

Garmin Fenix 5

Aunque ya lo he mencionado anteriormente, sólo los modelos con cristal de zafiro cuentan con conectividad WiFi. Algo que estaba presente anteriormente en todos los modelos de Fenix 3 ahora ha quedado reservado para los modelos más altos de gama, siendo una forma de dotar de cierta exclusividad a esos modelos, más allá del material del cristal.

Si tu objetivo es hacerte con un Fenix 5 o Fenix 5S con cristal mineral por precio, no considero que la falta de WiFi sea un factor determinante. No ofrece ninguna limitación extra, ni provoca que la sincronización sea mucho más rápida. Sí puede ser relativamente más cómodo, ya que tras entrenar y volver a casa en cuanto cojas el teléfono verás que la actividad ya ha sido sincronizada.

 

Lo que sí encontrarás en todos los modelos es la conectividad Bluetooth Smart. Gracias a ella realizarás las sincronizaciones de datos siempre que el reloj esté en el radio de acción de tu teléfono inteligente. Con aplicaciones disponibles para iOS, Android y Windows Mobile, Garmin garantiza que tengas el teléfono que tengas puedas utilizar y actualizar tu reloj de forma inalámbrica, siempre que tu teléfono disponga de Bluetooth Smart y esté actualizado a una versión de firmware que lo soporte. Que a día de hoy, salvo que tengas un teléfono bastante antiguo, son todos los modelos.

Y otra cosa que nos permite la conexión Bluetooth es el poder mostrar notificaciones del móvil. Llamadas, mensajes de texto, notificaciones de Twitter, Facebook, WhatsApp… lo que sea. Todo pasa a través de la aplicación Garmin Connect, que deberás tener instalada en el teléfono (el emparejamiento se realiza con la aplicación de Garmin, no a través de los ajustes del reloj). Incluso también podrás controlar la música del teléfono (pero no reproducir desde el reloj, pues no hay posibilidad de hacerlo como sí pueden hacer por ejemplo los TomTom Runner 3).

Estas notificaciones aparecen en pantalla tan pronto se reciban. Estarán presentes durante unos segundos en las que podrás marcarlas como vistas (eliminándolas de las notificaciones del teléfono) o bien acceder al widget de notificaciones y verlas todas juntas.

Garmin Fenix 5 - Notificaciones

Lo que no podrás hacer es interactuar con ellas de forma más avanzada como sí puedes hacer con un Apple Watch o un Android Wear.

¿Garmin Fenix 5 o Suunto Spartan?

Si eres habitual de la página sabrás que, habitualmente, no realizo este tipo de comparaciones. Dar recomendaciones de este tipo, aunque muchos lo preguntáis, no es lo que más me gusta hacer. Cada usuario tiene unos requisitos, unos usos determinados, unas predilecciones y una experiencia previa con una u otra plataforma. Además, esto ya intento aclararlo en las recomendaciones de compra.

Decirte que X o Y es mejor sería mentirte, porque dos personas diferentes no tienen las mismas necesidades. Es como preguntar qué es mejor, un chalet en las afueras o un apartamento en el centro. Pues depende…

Aún así quiero darte mi visión general y aprovecho a contestar esta pregunta que sé se formulará en los comentarios en multitud de ocasiones. Así que trabajo que ahorro.

Evidentemente, en cuanto a cantidad y profundidad de prestaciones, no hay color. Sencillamente el Garmin Fenix 5 es superior. No hay espacio a discusión, si miramos la hoja de características y la cantidad de cosas que uno y otro pueden hacer la superioridad del Garmin es abrumadora.

Garmin Fenix 5 - Suunto Spartan Ultra

Pero es aquí donde llegamos a la parte importante: ¿cuáles son tus requisitos? Porque lo que yo necesito puede ser muy diferente a lo que tú necesites. Y el uso que yo hago varía enormemente del que hace cualquiera de vosotros. ¿Sólo corres? ¿Eres triatleta? ¿Tu deporte principal es el ciclismo? ¿A qué das más importancia? ¿Tienes ya sensores de un determinado tipo? La elección final puede depender estas y muchas otras cosas. Hoy en día apenas quedan malos relojes, pero continúa habiendo malas elecciones.

En este caso tengo la comparativa muy al día, porque estoy preparando las pruebas de ambos dispositivos prácticamente a la vez. Estoy entrenando con los dos relojes y llevo ambos en la muñeca cuando no lo estoy haciendo (y ahora se une el Spartan Sport Wrist HR).

Del Garmin sin duda alguna se puede destacar la cantidad de métricas e información que ofrece. Ningún otro reloj hasta la fecha ha aportado la cantidad de información que aporta el Fenix 5. Aún así, como fuente de datos mientras estoy entrenando he preferido siempre mirar el Suunto. El tamaño y visibilidad de la pantalla, especialmente por la noche, es lo que me ha ganado.

La iluminación es más potente, la diferencia en resolución a favor del Spartan se nota y la página de datos con cinco campos del Suunto es simplemente perfecta para mi, dando mayor tamaño al dato central. El manejo de vueltas que hace, separando las vueltas automáticas de las manuales y pudiendo tener una página que muestra los datos de las últimas, es brillante. Todas esas son cosas que me gustaría ver en el Garmin, así como las gráficas de potencia o frecuencia cardíaca en actividad del Suunto (que por supuesto, también me gustaría ver en perfiles configurados y no sólo en los predefinidos).

Y tengo que destacar también que el Spartan es compatible Stryd sin “artilugios” extras. En Garmin precisamos de aplicación o campo de datos de Connect IQ. Aunque suficiente, no ofrece todas las posibilidades que sería posible ofrecer si se trata como un medidor de potencia (muchísimos más datos entre los que elegir). Aunque el Fenix 5 sí permite usarlo como medidor de potencia y footpod de forma simultánea, algo que Suunto todavía debe resolver.

La plataforma Movescount, así mismo, me resulta más agradable de utilizar. Garmin Connect es muy buena y completa, pero la adición continua de prestaciones hace que necesite de una limpieza urgente y dar más claridad a todas las opciones. Va siendo hora de pensar en un rediseño de la web.

A pesar de esto si tuviera que elegir uno como mi dispositivo único (repito, para mi, cada uno de vosotros tendrá otras necesidades), sin duda elegiría el Fenix 5. Y no tiene nada que ver las prestaciones adicionales que ofrece, que si bien son bienvenidas, no considero que sean un factor determinante de compra.

Entonces, ¿por qué me quedaría con el Garmin? Sencillamente por el ANT+ y el manejo de los sensores. Odio que el Suunto sólo pueda almacenar un sensor de cada tipo (no puedo tener emparejado un medidor de potencia y Stryd a la vez, por lo que no puedo usar ambos en un triatlón. O que cada vez que cambio de bicicleta tengo que realizar búsqueda de sensores). Si Suunto decidiera volver a ofrecer compatibilidad con ANT+, como Garmin acaba de hacer con el Bluetooth…

Como reloj para entrenar carrera en asfalto o montaña, lo cierto es que es el Suunto con el que más cómodo me siento. Incluso a pesar de que el rendimiento del GPS en estos momentos sea mejor en el Garmin (aunque esto puede cambiar dentro de 6 meses… o no), me siento más cómodo con la forma en que el Spartan muestra los datos. ¿Quiere decir que el Suunto es mejor que el Garmin? No, simplemente que A MI me resulta más agradable de utilizar, incluso a pesar de la diferencia de prestaciones. Pero al final valoro el paquete completo.

Pero cuando practico otros deportes todo cambia. En natación en aguas abiertas simplemente no hay color, los datos que ofrece el Spartan son prácticamente inútiles y la gestión de medidores de potencia en ciclismo no es satisfactoria. En piscina el Fenix 5 me gusta más cómo registra los datos, aunque el Suunto no lo hace mal, pero la posibilidad de separar las series de forma manual, o los ejercicios, me parece mejor en el Garmin.

Por lo tanto, para mi uso específico y de forma global (porque repito, al final valoro el paquete completo), claramente el Fenix 5 está mejor resuelto. ¿Y para el tuyo? Pues sólo tu puedes saberlo.

Opinión Garmin Fenix 5

Garmin Fenix 5

Si esperabas una revolución en el Fenix 5 tal vez te sientas decepcionado. No se puede tomar como tal, sino que es una evolución de lo que ofrecía un Fenix 3 que ya partía de un muy buen lugar. Es más, si el Fenix 5 no hubiese salido a la venta, el Fenix 3 continuaría vendiéndose igual de bien, no me cabe duda. Pero Garmin ha preferido dar un golpe sobre la mesa mejorando lo que ya era un buen producto, creando probablemente el mejor producto que jamás haya tenido, tanto a nivel de prestaciones como en calidad de construcción.

Las últimas semanas han visto un crecimiento importante de la plataforma Connect IQ, con nuevas posibilidades que se han ido añadiendo. Por ejemplo la integración con Training Peaks o Wikiloc. Ahora ya es una plataforma que lejos de ofrecer meros reclamos promocionales, ya tiene aplicaciones interesantes que de verdad amplían las posibilidades de uso de los relojes. Por tanto es otro factor más a tener en cuenta, sobre todo en este mundo en el que estamos rodeados de “apps” por todas partes.

A pesar de haber añadido más prestaciones al reloj Garmin ha conseguido simplificar su uso, algo que no es fácil dada la larga lista de prestaciones que ofrece. Por ejemplo todas las novedades que presenta con las métricas de rendimiento físico (que es sin duda el principal reclamo del Fenix 5), está prácticamente integrado en su totalidad en una sola pantalla de fácil uso.

A lo mejor tu pregunta es diferente. Tal vez tenías en mente un Fenix 3 (o eres propietario de uno) y estás pensando en dar el salto a alguno de los nuevos Fenix 5 (5, 5S o 5X). ¿Encontrarás grandes diferencias? No hay nada que suponga un cambio lo suficientemente importante para decir directamente que el cambio merece la pena, pero hay pequeñas novedades en tantos puntos (sensor, tamaño, mayor velocidad, mejor pantalla, nuevas métricas, nueva versión de Connect IQ…), que hacen que optar directamente por el Fenix 5 merezca la pena, al menos siempre que el elevado precio del reloj no suponga una barrera de acceso infranqueable.

Comprar Garmin Fenix 5, Garmin Fenix 5S o Garmin Fenix 5X

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación. Y si no lo compras hoy, ¡acuérdate de pasar por aquí cuando vayas a hacerlo!

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional. Es eso lo que permite que pueda seguir ofreciéndote pruebas como esta en la página.

Si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Ayuda a la web

Esta página, como cualquier otra de las que ves en Internet, necesita compensación para poder seguir en funcionamiento. Si realizas tu compra a través de los enlaces de la web estarás ayudando un poquito al blog y formarás parte de la familia Correr una Maratón. Es una familia pequeña, ¡pero que mola!

Es la única manera en la que el blog genera algo de dinero (aparte de los céntimos que llegan a través de la publicidad de Google), ya que no hay ninguna contraprestación por parte de las marcas. Los únicos ingresos provienen de las compras que vosotros, los usuarios, realizáis a través de los enlaces facilitados.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales. No sólo me estarás ayudando a mi, sino que también ayudarás a que tus amigos encuentre esta página.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

Garmin Fenix 5, Fenix 5S y Fenix 5X | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/prueba-garmin-fenix-5/feed/ 46
Fitbit Flex 2, la pulsera más delgada de Fitbit, y la única que soporta el agua | Análisis https://www.correrunamaraton.com/fitbit-flex-2/ https://www.correrunamaraton.com/fitbit-flex-2/#respond Tue, 21 Mar 2017 09:41:04 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=11049 Presentada junto con la Fitbit Charge 2 el pasado verano, Fitbit Flex continúa destacando dentro de la gama Fitbit por un sencillo motivo: hasta el momento es su primer y único modelo resistente al agua. Sí, por extraño que parezca, del resto de productos de Fitbit ninguno soporta la inmersión en agua (u otros líquidos en …

Fitbit Flex 2, la pulsera más delgada de Fitbit, y la única que soporta el agua | Análisis ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
Presentada junto con la Fitbit Charge 2 el pasado verano, Fitbit Flex continúa destacando dentro de la gama Fitbit por un sencillo motivo: hasta el momento es su primer y único modelo resistente al agua.

Sí, por extraño que parezca, del resto de productos de Fitbit ninguno soporta la inmersión en agua (u otros líquidos en los que acostumbres a meterte). De hecho es el único dispositivo de la marca que registra datos de natación, que será otro de los puntos a analizar.

Como sucede en muchas ocasiones, la Fitbit Flex 2 que verás a continuación ha sido cedida temporalmente por Fitbit, y tras completar la prueba se volverá por donde ha venido. Recuerda que no hay remuneración de ningún tipo por parte de fabricantes. Ni económica ni en cuanto a producto. Es lo que me permite realizar todas las pruebas con total libertad en mi opinión.

Si te gustan las pruebas que realizo y quieres mostrar tu gratitud y ayudar a soportar la página junto a mi trabajo, puedes comprar la pulsera (o cualquier otro artículo) a través de los enlaces que facilito en la parte inferior de la prueba. Yo recibiré una pequeña comisión por cada compra que realices sin que tu tengas que pagar absolutamente nada. Todos ganamos. No te olvides que yo también tengo bocas que alimentar :-).

Sin más dilación, vamos con todos los detalles de la Fitbit Flex 2. ¿Preparado?

Fitbit Flex 2, el hardware

La pulsera Flex 2 es el dispositivo más pequeño de la marca americana. Toda información que ofrece lo hace de forma muy minimalista, a través de cinco pequeños LED en la parte frontal. No hay ninguna pantalla OLED como estamos acostumbrados a ver en otros dispositivos de Fitbit.

Dichos LED tienen una codificación de colores, con cuatro de color blanco y uno de color verde. Cada uno de ellos representa un 20% de tu actividad. Podrás conocer cómo te encuentras con respecto a tu objetivo dando dos toques sobre la pulsera.  Si se iluminan tres LED, quiere decir que te encuentras entre el 60% y el 80%.

Fitbit Flex 2 - LEDs

Por tanto, si tu objetivo diario son 10.000 pasos (objetivo que puedes personalizar a través de la aplicación), quiere decir que ya has andado, al menos, 6.000 de ellos.

Esos mismos elementos de iluminación te informarán del resto de eventos que ocurran en la pulsera; tales como recordatorios de que debes moverte, alarmas silenciosas, notificaciones o confirmación de que has alcanzado el 100% de la actividad diaria.

Toda la información recibida se combina, así mismo, con la vibración que emite la pulsera. No hay sonidos de ningún tipo.

Eso sí, dado el escaso tamaño de la pulsera y su ligereza, la vibración que produce es bastante potente.

Fitbit Flex 2

En realidad, aunque en todo momento estoy hablando de “pulsera”, ésta no es más que el accesorio donde se introduce el dispositivo y que es lo que se incluye al comprarla.

Fitbit Flex 2 se trata de una especie de “alubia” que se introduce en los diferentes accesorios de los que Fitbit (y otras marcas) disponen para poder hacer el seguimiento de tu actividad.

Fitbit Flex 2 - Pod

De hecho, en el paquete en el que se vende Flex 2 se incluyen dos pulseras, una de tamaño pequeño y otra de tamaño grande. Junto a ellas, el dispositivo y el cargador.

Fitbit Flex - Contenido

Para cargar Flex 2 deberás extraer el dispositivo de la correa de silicona e introducirlo en el cargador, que es un cable USB de unos 10cm de longitud.

Fitbit Flex 2 - carga

Pero como digo, en lo que más destaca Flex 2 con respecto al resto de productos de la gama Fitbit es que, inexplicablemente, es el único dispositivo que es realmente resistente al agua (inexplicable por parte del resto de la gana, no de Flex 2).

Por tanto podrás ducharte con tu Fitbit Flex 2 (bueno, realmente nunca me he quitado los dispositivos de Fitbit al ducharme, pero no se lo digáis a ellos que igual ya no prestan más), pero principalmente significa que no tendrás problemas aunque utilices la pulsera en el agua.

Porque la Flex 2 es la única pulsera de Fitbit que hace seguimiento de natación, incluyendo número de largos, duración del ejercicio y calorías consumidas mientras has estado en la piscina.

Seguimiento de la actividad

Fitbit Flex 2 es la puerta de acceso más sencilla para entrar en el ecosistema de Fitbit. Flex 2 no destaca como producto, de hecho como tal es bastante sencilla (incluso podría decir que limitada), pero facilita todos los datos con los que se alimenta el enorme universo Fitbit, que es donde está el verdadero tesoro.

Por tanto, los 60-70 euros que gastas al comprar una Flex 2 no lo haces para tener un gran dispositivo de vanguardia, sino para contar con el apoyo de una de las mejores plataformas para seguimiento de actividad como es la de Fitbit.

Ese seguimiento de actividad se realiza de dos formas diferentes. Por un lado los pasos que camines como parte de tus quehaceres diarios, y por otra las actividades deportivas que realices.

Como Flex 2 no tiene ningún tipo de pantalla o botón de control, no hay forma de iniciar actividades de forma manual, por lo tanto todo depende de la detección automática de actividad que Fitbit denomina SmartTrack.

En teoría SmartTrack es capaz de detectar actividades de alto movimiento e impacto como andar, correr, elíptica, ciclismo en exterior o natación (exclusivamente con la Flex 2). Nada de actividades en gimnasio, y lo cierto es que de todos los entrenamientos de ciclismo que he hecho no me ha detectado ni uno.

Eso sí, en los paseos o entrenamientos de carrera no he tenido mayor problema, aunque la información que ofrece tras la sincronización es exactamente igual que el dispositivo: simple, sin destellos y minimalista.

Lo único que te dará será calorías consumidas (junto con la media de calorías por minuto) y los pasos recorridos.

Fitbit Flex 2 - Correr

Pero ni siquiera tendrás datos de distancia aproximada, ritmo ni nada que se le asemeje. Ofrece tanta sencillez, que es incluso demasiado parco en datos.

Y por supuesto tampoco esperes información cuando estás realizando la actividad, porque no hay forma de mostrarla.

Nadando con Fitbit Flex 2

La posibilidad de registrar datos de natación es donde Fitbit Flex 2 más destaca con respecto a otros dispositivos de la marca. Y también con respecto a otros monitores de actividad, pues no hay muchos que ofrezcan la posibilidad de hacer este seguimiento.

Fitbit Flex 2 - Natación

No hay muchas diferencias con respecto a lo que has visto en la sección anterior de seguimiento de actividad. Nuevamente la pulsera (porque en este caso sí tendrá que estar colocado en la muñeca) deberá detectar la actividad de forma automática a través de SmartTrack.

Algo que me resulta molesto es que la función de detección de natación no venga activado por defecto. En mi opinión es absurdo, pues el hecho de activar esta opción no implica perder nada con respecto a otras funciones, ni un aumento del consumo de la batería ni nada similar.

Otra cosa que me resulta molesto es que, en teoría, Flex 2 es capaz de mostrar ritmos y distancias totales tras sincronizar el ejercicio, siempre y cuando configures la distancia de largo de la piscina. Pues bien, es algo que he hecho y así aparece en la actividad, pero no se traduce en un cálculo de la distancia ni muestra ritmos de nado.

Tampoco separa la actividad de forma independiente detectando los periodos de descanso. Simplemente es tiempo total de actividad y suma total de los largos realizados. Por tanto, la información ofrecida va poco más allá que la que has visto anteriormente.

Aparte de la escasez de información, ¿cómo es el registro de la actividad? Pues te pondré dos entrenamientos para que los puedas comparar, como éste realizado el 20 de enero. En primer lugar el registro realizado con un Garmin Fenix 3.

Fitbit Flex 2 - Comparativa natación

2.250 metros los registrados, que incluye 50 metros de ejercicios de técnica que he registrado de forma manual. ¿Cuál ha sido el registro de Fitbit?

Fitbit Flex 2 - Comparativa natación

86 largos de 25 metros, que hacen un total de 2.150 metros. Teniendo en cuenta que no hay posibilidad de registrar los ejercicios de técnica (pues los movimientos de brazos no son los habituales) hay una diferencia final de 50 metros.

Vamos con el segundo ejemplo.

Fitbit Flex 2 - Comparativa natación

2.000 metros registrados por el Fenix 3, incluyendo 200 metros de ejercicios de técnica. En cuanto a Fitbit.

Fitbit Flex 2 - Comparativa natación

70 largos de 25 metros, dando un total de 1.750 metros. Pero recordemos que tenemos 200 metros “perdidos” en ejercicios de técnica.

En definitiva, un registro bastante adecuado conforme a la realidad, pero fallando nuevamente en el mismo apartado que en el resto de la actividad, la información que aporta es prácticamente inútil por la falta de detalle. No hay ningún registro del número de brazadas, ritmos ni nada parecido, por lo que poca capacidad de análisis te ofrecerá, más allá de conocer el consumo de calorías.

Aplicación Fitbit, sin duda lo mejor del dispositivo

Hasta ahora ya hemos visto que Fitbit Flex 2 es un dispositivo bastante limitado en cuanto a la información que facilita.

Limitado a la hora de la información que facilita cuando estás practicando cualquier tipo de actividad física y limitado en la información que ofrece después de terminar la actividad y sincronizarla con la plataforma.

Fitbit Flex 2 - App

Es en la aplicación y, por ende, en la plataforma Fitbit, donde reside la mayor parte del interés de Flex 2 como producto. No tanto por información, sino porque es una de las aplicaciones más maduras y mejor pensadas para este tipo de uso.

Fitbit tiene muy claro quién es su tipo de cliente y qué tipo de actividad realiza. Es por ello que puede enfocar totalmente su aplicación a ese uso.

Por ejemplo para Garmin es bastante más difícil, ya que entre sus clientes puedes encontrar triatletas capaces de bajar de 10 horas en Ironman; al igual que gente que trata de perder unos kilos para mejorar su figura. Dos perfiles muy diferentes pero todo ello gestionado a través de la misma aplicación.

El desarrollo de la app de Fitbit ha ido evolucionando con el paso del tiempo hasta ser lo que es hoy en día.

Nada más abrirla lo primero que podrás encontrar es el panel general de la actividad, donde habrá diferentes mosaicos de estadísticas rápidas de actividad diaria. Puedes modificar la apariencia de este panel a tu antojo.

Fitbit Flex 2 - App

Una de las últimas opciones añadidas son las aventuras que podrás encontrar en la pestaña de Desafíos. Se trata de rutas virtuales que podrás hacer por lugares especiales. A medida que vayas caminando irás descubriendo secretos escondidos. En definitiva, serás premiado por mantener una alta actividad.

Es una forma inteligente de llevarte un poco más allá y que está un peldaño más arriba del clásico “te faltan 800 pasos para cumplir tu objetivo, sal a pasear”.

La función social también está muy marcada en la aplicación, y si formáis un grupo numeroso en la aplicación podréis realizar competiciones o comparar entre vosotros las diferentes medallas conseguidas. O, aunque sea, comparar vuestros pasos semanales y ver quién de todos vosotros ha sido el más activo, o enviaros mensajes entre vosotros.

Mi opinión

Fitbit Flex 2

Fitbit Flex 2 es un producto simple, tal vez demasiado. Aparte de ofrecer un cálculo de calorías consumidas a lo largo del día y de intentar motivarte para mantenerte activo, no ofrece mucho más. Y aún considerando que su punto fuerte es el ofrecer dichas calorías, sin disponer de registro de frecuencia cardíaca la estimación será cualquier cosa menos precisa. No quiere decir que no haya usuarios a los que les encaje como producto, pero será una inmensa mayoría.

Aún así Flex 2 sigue teniendo sentido como producto. El motivo no es otro que la plataforma de Fitbit, que es una de las mejores a la hora de ayudarte a mantener unos hábitos de vida activos y, sobre todo, si tienes amigos o familiares que ya se encuentren en la plataforma. Por ejemplo si tú estás en el ecosistema Fitbit y quieres que tu padre o tu madre aumenten su actividad pero sabes que las métricas no les preocupa en absoluto, Flex 2 es una de las mejores opciones. El aspecto social de la plataforma, los desafíos que te ayudarán a seguir con objetivos de actividad o las opciones de FitStar son funciones interesantes presentes en la plataforma.

Puede tener un público de perfil determinado, pero a poco que seas un poco más exigente es probable que necesites algo más. Dentro de la misma plataforma puedes encontrar la Fitbit Charge 2, que ofrece mayor número de funciones aunque pierde la posibilidad de usarla en la piscina y la denominación “Water resistant”.

Y si quieres un monitor de actividad que, aunque no haga seguimiento de natación sí puedas mojarla sin problemas, la Garmin Vivosmart HR continúa siendo una de las opciones más completas, que aunque tiene una plataforma de uso menos agradable es bastante mejor a la hora de mostrar notificaciones y de integrarse con tu teléfono móvil.

Comprar Fitbit Flex 2

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación.

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional.

Y si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales. Podrás hacerlo a través de los enlaces inferiores.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

Fitbit Flex 2, la pulsera más delgada de Fitbit, y la única que soporta el agua | Análisis ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/fitbit-flex-2/feed/ 0
TomTom Runner 3 y TomTom Adventurer, ahora con navegación de rutas | Análisis completo https://www.correrunamaraton.com/tomtom-runner-3-adventurer/ https://www.correrunamaraton.com/tomtom-runner-3-adventurer/#comments Wed, 01 Feb 2017 08:50:37 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=10456 Tras un año con su último modelo en el mercado, TomTom decidió actualizar su Runner 2 presentando el TomTom Runner 3. Junto a él llegó un nuevo modelo, el TomTom Adventurer, que entra en una nueva categoría en la que antes no tenían presencia. No representa una actualización muy importante, pues el funcionamiento básico del TomTom …

TomTom Runner 3 y TomTom Adventurer, ahora con navegación de rutas | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
Tras un año con su último modelo en el mercado, TomTom decidió actualizar su Runner 2 presentando el TomTom Runner 3. Junto a él llegó un nuevo modelo, el TomTom Adventurer, que entra en una nueva categoría en la que antes no tenían presencia.

No representa una actualización muy importante, pues el funcionamiento básico del TomTom Runner 3 (o Spark 3, que es igual en todas sus características y prestaciones) es el mismo que en el Runner 2, pero ahora se beneficia de la posibilidad de realizar navegación de rutas, incluyendo además brújula magnética. Y es una característica presente en toda la gama, desde el modelo más económico de Runner 3 hasta el tope de gama, el Adventurer.

Es un detalle que no pasa desapercibido, sobre todo en un reloj en el rango de precios del Runner 3 más económico. Habitualmente la navegación es algo que quedaba reservado a los modelos de gama más alta, por lo que la proposición de TomTom es un soplo de aire fresco dentro de la gama más básica de pulsómetros GPS.

Como siempre aclaro, las unidades de TomTom Runner 3 y TomTom Adventurer que ves a continuación han sido cedidas por TomTom. Pero sólo durante un tiempo, porque una vez completada la prueba las enviaré de vuelta. Es importante que entiendas esto, porque no hay ningún tipo de contraprestación por parte de los fabricantes.

Es por ello por lo que las pruebas que realizo son totalmente objetivas, ya que puedo reflejar mi opinión libremente. No hay presión de ningún tipo porque no hay ningún pago por parte del fabricante (ni permito que muestren publicidad en esta web).

Así que si deseas mostrar tu gratitud por el trabajo que realizo y quieres ayudar a soportar la página, puedes comprar el reloj a través de los enlaces que facilito. De esta manera yo recibo una pequeña comisión que ayuda a cubrir una pequeña parte de mi trabajo. O bien a través de la imagen de Amazon que puedes encontrar en la parte derecha de la página (o al final, si lees esto desde el móvil).

Una vez que ha quedado claro, ¿te apetece conocer a fondo las nuevas funciones de los nuevos TomTom Runner 3 y Adventurer?

Desempaquetado

Hoy tenemos una oferta 2×1. Porque no hay nada mejor que abrir las cajas de dos relojes en lugar de una. En este caso un TomTom Runner 3 Cardio Music y un TomTom Adventurer.

TomTom Runner 3 / Adventurer

Pero antes de entrar a matar es interesante consultar los diferentes detalles. Porque dichos detalles ayudan a comprender fácilmente cuál es la diferencia entre ellos y qué ofrece cada uno. Por ejemplo en el lateral de ambas cajas puedes ver la misma composición de imágenes, pero la imagen dentro de la simulación del teléfono es diferente.

En ambos casos se destaca la nueva funcionalidad de rutas, pero mientras que en el caso del Runner 3 tenemos una ruta puramente de asfalto dentro de un parque, en el Adventurer hay una ruta de montaña (junto a la diferencia entre exploración de rutas y trail).

TomTom Runner 3 / Adventurer

Como ves, TomTom orienta el Adventurer hacia deportes más de aventura o de montaña.

La parte trasera de la caja, además de dejar ver las correas, también deja espacio para más detalles del Adventurer, destacando la detección automática de remonte y actividades de esquí, snowboard o senderismo.

TomTom Runner 3 / Adventurer

Cojo el cuchillo y comienzo la matanza. Tras abrir las cajas esto es lo que nos queda. Ambos modelos incluyen exactamente lo mismo, tanto en accesorios como en documentación.

TomTom Runner 3 / Adventurer

Dejemos el resto de cosas a un lado y vamos a centrarnos en los relojes. Si ponemos uno junto al otro parecen diferentes modelos, ¿verdad? Es más, puedes tener la impresión que el Adventurer es más grande, para hacer espacio a una mayor batería o a su altímetro barométrico.

TomTom Runner 3 / Adventurer

Pues espera, que hago un truco de magia. Unos giros con la mano y un toque de varita mágica y tenemos los relojes en distinta ubicación. Pero fíjate bien, porque no he cambiado la pegatina del protector de pantalla.

TomTom Runner 3 / Adventurer

Efectivamente, las correas son intercambiables (puedes poner el Adventurer con una correa de Runner 3 -o Runner 2- y viceversa) porque las dimensiones del reloj son exactamente las mismas. El Adventurer es ligeramente más ancho simplemente por su correa, que es algo más voluminosa para ofrecer mayor protección al reloj frente a un uso más exigente en montaña.

Externamente sólo hay una diferencia mínima, y tienes que afinar la vista para darte cuenta de ello. El TomTom Adventurer (a la derecha) tiene un puerto donde se sitúa el altímetro barométrico. Algo de lo que el Runner 3 / Spark 3 carece. Obviando ese pequeño detalle los relojes son idénticos.

TomTom Runner 3 / Adventurer

Las correas no sólo se diferencian en el encapsulado del reloj. Por ejemplo, mientras que en el Runner 3 la correa es de una sola pieza, en el caso del Adventurer hay un segundo tramo de correa que utiliza un pasador.

TomTom Runner 3 / Adventurer

El sistema de sujeción también es diferente. El Adventurer usa un sistema de doble hebilla más tradicional, mientras que en el Runner 3 encontramos un sistema parecido al que ya teníamos en modelos anteriores, en el que tenemos que pinchar la correa en los clips correspondientes.

TomTom Runner 3 / Adventurer

Personalmente la solución del Adventurer me parece algo más cómoda, tanto a la hora de ponerse el reloj como al llevarlo en la muñeca.

Ambos modelos comparten el cargador. El sistema de carga es el mismo que en el Runner 2, teniendo que pinchar la base en la parte inferior del reloj. Esto puedes hacerlo separando la correa ligeramente o desmontando el reloj de ésta y colocándolo directamente sobre dicho cargador.

TomTom Runner 3 / Adventurer

Este cable será el que utilices no sólo para cargar el reloj, sino también para sincronizarlo con el software TomTom MySports Connect. Dicho programa es simplemente la forma de sincronizar tu reloj con la nube, pues todos los datos de tus entrenamientos se enviarán a la plataforma en línea MySports de TomTom.

Aunque lo más probable es que para sincronizaciones uses exclusivamente la nueva aplicación móvil que verás más adelante. Porque, ahora sí, funciona como debe.

Pero eso es otro tema, vamos primero a ver cuáles son las diferencias entre ambos modelos.

Diferencias TomTom Runner 2 y TomTom Runner 3

Si vienes con prisa, el Runner 3 es un Runner 2 al que se le ha añadido la opción de navegación. Punto. Pero tú no estás aquí para la explicación rápida y te gustan las cosas un poco más detalladas. Si no, no estarías en esta página.

El Runner 3 parte del Runner 2, incluyendo las novedades que el Runner 2 ha ido recibiendo como la posibilidad de monitorizar tu frecuencia cardíaca durante las 24 horas. A esa base TomTom le añade la posibilidad de realizar seguimiento de rutas.

No es sólo una característica de software; si lo fuera TomTom podría haber lanzado la actualización sobre el Runner 2. Pero hay cambios a nivel de hardware, y es que el Runner 3 incluye una brújula magnética que nos ayudará en el seguimiento de rutas. De hecho, antes de empezar tu primer entrenamiento te pedirá que realices la calibración.

Deberás mover el reloj en círculos para encontrar el norte magnético.

Te aviso con tiempo para que no salgas a la calle a 0ºC y te tengas que poner a dar vueltas al reloj como un tonto, o peor aún, tener que hacerlo en mitad de la principal avenida de tu ciudad delante de cientos de personas. Puede ser una situación extraña. De todas formas, también puedes saltar dicha calibración y realizarla más adelante.

Las versiones disponibles para TomTom Runner 3 y Spark 3 son las mismas que estaban disponibles en el modelo anterior, es decir:

  • TomTom Runner 3 / Spark 3: Versión básica. Reloj pulsómetro GPS con monitor de actividad y seguimiento de rutas descargadas, con posibilidad de conectar sensores Bluetooth Smart.
  • TomTom Runner 3 / Spark 3 Music: Igual que el anterior, pero con la posibilidad de reproducir música directamente desde el reloj a unos auriculares Bluetooth sin necesidad de ningún otro dispositivo.
  • TomTom Runner 3 / Spark 3 Cardio: Con sensor de pulso óptico, válido tanto para los entrenamientos como para hacer un seguimiento de frecuencia cardíaca a lo largo de todo el día.
  • TomTom Runner 3 / Spark 3 Cardio + Music: La versión más completa, que incluye tanto sensor de pulso óptico como la posibilidad de reproducir música desde el reloj.

Diferencias entre TomTom Runner 3 y Adventurer

Vamos ahora con las diferencias entre el TomTom Runner 3 y el TomTom Adventurer.

Por describirlo rápidamente, el Adventurer se trata de un Runner 3 Cardio + Music con altímetro barométrico y algunos modos de deporte adicionales. Pero de nuevo, vamos con todos los detalles.

El altímetro barométrico es la diferencia más relevante. Y dado el público objetivo del reloj, es una diferencia bastante importante, ya que podrás tener datos de altitud de forma mucho más precisa que los que puedes obtener sólo con GPS. Ese dato no sólo será importante tras terminar tu sesión, sino que podrás conocer la cantidad de metros ascendidos o la altitud actual directamente desde el reloj con un margen de error muy escaso.

Gracias a dicho altímetro TomTom ha podido incluir unos modos deportivos extra, enfocados a los usuarios más aventureros: trail running, senderismo, esquí y snowboard.

Todos estos modos hacen uso del altímetro de una forma u otra. En los modos de esquí y snowboard permitirá separar de forma automática el descenso de pista, completando una vuelta en la que podrás ver estadísticas como velocidad o descenso vertical.

Mientras tanto, los modos de trail running y senderismo utilizarán los datos de altitud para mostrar el número de metros positivos ascendidos o la altitud actual.

TomTom Adventurer - Trail

No obstante, el modo de senderismo incluye un modo específico de uso de GPS. Aumenta el tiempo de registro de datos GPS a 2 segundos en lugar de cada segundo, permitiendo alcanzar hasta 24 horas de autonomía. Es una idea realmente bueno porque en las caminatas por el monte a baja velocidad apenas tendremos diferencia en la calidad de los tracks grabados o en la distancia total, pero supone un importante ahorro de batería.

En cuanto a versiones disponibles, para el Adventurer sólo hay un modelo, a diferencia de los Runner 3 o Spark 3. Como decía anteriormente, es un TomTom Runner 3 Cardio + Music al que se le añade el altímetro barométrico y los 4 modos deportivos extra. Así que también dispone de sensor de pulso óptico y posibilidad de reproducción de música directamente desde el reloj.

Aspectos básicos

Dado que los cambios con el modelo anterior están muy focalizados, esta prueba quiero enfocarla más en detalles específicos de esta nueva versión (es decir, la navegación y los nuevos modos deportivos del Adventurer), por lo que tampoco quiero extenderme demasiado en opciones de configuración o de entrenamiento.

En su funcionamiento básico nada ha cambiado con respecto al TomTom Runner 2 (y por cierto, tampoco con respecto al TomTom Runner original). Así que si quieres entrar en mayor número de detalles sobre dichas opciones puedes echarle un vistazo a la prueba completa del Runner 2. No obstante, sí quiero dejar unas pinceladas breves para al menos recordar los aspectos básicos de su funcionamiento.

El TomTom Runner 3 (o Spark 3, que es el mismo reloj) es, nuevamente, un reloj multi deporte. Permite registrar varias actividades como correr, nadar en piscina o montar en bici. Pero no es multi deporte en el sentido de poder usarse para triatlón, ya que no ofrece un modo que pueda encadenar distintos deportes ni dispone de modo para natación en aguas abiertas.

Las opciones de entrenamiento continúan siendo las mismas:

  • Ninguno: Correr sin ningún tipo de objetivo, ni siquiera separación de vueltas por cada kilómetro. El reloj no avisará cada vez que recorras un kilómetro, pero sí podrás consultarlo al finalizar la actividad separado por kilómetro.
  • Objetivos: Puedes seleccionar un objetivo de distancia, tiempo o calorías. Se añadirá una pantalla de guía para poder comprobar cómo te encuentras con respecto a dicho objetivo.
  • Intervalos: Configuras un entrenamiento de series con calentamiento, periodos de intervalo y reposo, el número de series y tiempo de enfriamiento. Pero es una configuración muy simple, ya que no puedes tener objetivos de ritmo o de frecuencia cardíaca.
  • Vueltas: Vueltas automáticas por tiempo, por distancia o que tú marques de forma manual. Para ello, simplemente tendrás que dar un golpe sobre la pantalla.
  • Zonas: Rangos de entrenamiento para ritmo, velocidad o frecuencia cardíaca. Por ejemplo, hacer un entrenamiento en bici entre 120 y 140 pulsaciones. Esta es la opción que me gustaría poder seleccionar en la opción de intervalos.
  • Competir: Competir con actividades recientes o que hayas marcado en la web de MySports. Se trata de un “Virtual Partner”.

TomTom Runner 3 - Objetivos de entrenamiento

Las opciones de configuración de pantalla tampoco varían. Dos datos fijos que llevarás en la parte inferior y un dato principal con un tamaño mayor, que podrás ir variando haciendo uso de la cruceta de control.

En el caso del TomTom Adventurer y gracias al altímetro barométrico, además de los datos más básicos también podrás seleccionar pendiente y ascenso, tanto en los datos fijos en pantalla como en los que vas rotando.

Los sensores que puedes emparejar son los mismos que hasta ahora: de pulso (por si no quieres usar el sensor óptico o para las versiones que no lo equipan) o de velocidad y/o cadencia de ciclismo. En ambos casos conectando a través de Bluetooth Smart.

Eso sí, ahora dentro de la opción de sensores encontramos la brújula.

TomTom Runner 3 - Sensores

Con respecto al sensor de pulso óptico no hay novedades, siendo el mismo sensor de LifeQ que ya vimos en el Runner 2 / Spark.

TomTom Runner 3 - Adventurer - Sensor óptico

En cuanto a su rendimiento, poco más que añadir a lo ya visto durante la prueba del TomTom Runner 2. El comportamiento suele ser bueno en prácticamente cualquier momento. Por ejemplo este entrenamiento terminando con cinco intervalos cortos. Los tres sensores (HRM-Run en el pecho, Scosche RHYTHM+ y el óptico del Runner 3) están en consonancia.

TomTom Runner 3 - Comparativa sensor de pulso

Sólo podemos encontrar algunas diferencias en los periodos de intervalos, donde el TomTom registra unos picos ligeramente superiores a los otros dos sensores.

Otro ejemplo mucho más variable. En frío hay comportamientos diversos, como suele ser habitual cuando la temperatura es baja. Pero en todo momento registra los mismos valores que el Scosche, que es uno de los mejores sensores ópticos que puedes encontrar en el mercado.

TomTom Runner 3 - Comparativa sensor de pulso

Olvida los diferentes registros iniciales del sensor de Garmin. Al principio estaba teniendo problemas para mantener el sensor en su sitio (la banda se iba deslizando) y más tarde desconecté el sensor en un enganchón, por lo que los datos no son válidos hasta el minuto 25. Desventajas de los sensores en el pecho…

En cuanto al monitor de actividad, era una de las novedades en el Runner 2. No hay variación en el Runner 3 o Adventurer y sigue disponible la posibilidad de revisar los datos no sólo diarios, sino también semanales. Este detalle es algo diferente a lo que ofrecen otros fabricantes y es, desde luego, una decisión acertada.

TomTom Runner 3 - Resumen semanal

Por supuesto podrás acceder a los datos de actividad a través de la web de TomTom.

TomTom Runner 3 - Actividad

Y si activas la opción de seguimiento de pulso también podrás ver las gráficas de frecuencia cardíaca a lo largo del día.

TomTom Runner 3 - Actividad

O ver la tendencia semanal, algo mucho más útil para prevenir el sobre entrenamiento.

TomTom Runner 3 - Actividad

Recuerda que sólo ha sido un repaso breve por todas las opciones ya conocidas de los Runner 3 y Adventurer. En la review del TomTom Runner 2 podrás encontrar la misma información, pero mucho más detallada.

A continuación vamos con las novedades de los Runner 3 y Adventurer.

Navegación de rutas

TomTom Adventurer - Navegación de rutas

La navegación de rutas es la novedad más importante que presentan los nuevos modelos. No por ser una novedad en sí (TomTom era la única marca que no tenía en catálogo un reloj capaz de realizar navegación), sino porque es algo que está disponible en toda la gama, desde el modelo más económico.

A la hora de navegar una ruta no hay ninguna diferencia entre lo que puede ofrecer un TomTom Runner 3 básico a lo que encontrarás en el TomTom Adventurer. Todos los modelos soportan el seguimiento de rutas, que combinan con la brújula magnética para orientarte de forma correcta.

En TomTom no se han vuelto locos y han implementado una solución muy sencilla. No hay ningún tipo de aplicación propia para poder configurar una ruta, para eso ya hay cientos de aplicaciones que lo permiten. Puedes crear una ruta en Google Maps, descargarla de Wikiloc o incluso crearte un usuario en Suunto Movescount (es gratuito y no necesitas tener uno de sus relojes) y buscar en sus diferentes mapas de calor o rutas de otros usuarios.

Por tanto empezarás teniendo una ruta en formato GPX que puedes subir a la web de TomTom MySports.

TomTom MySports - Rutas

El procedimiento no puede ser más simple. Cargas la ruta, guardas los detalles y quedará almacenada en tu sección de “senderos”. Puedes subir todos los archivos GPX que quieras e incluso volver a navegar rutas ya hechas (simplemente tendrás que marcar la opción de “Copiar en senderos” dentro de cualquier actividad pasada).

TomTom MySports - Rutas

Puedes tener todas las rutas que desees en la web, la única limitación es que en reloj puede tener un máximo de 15. Por tanto se sincronizarán todas las rutas que subas a la plataforma hasta que haya más de 15, en dicho momento deberás empezar a marcar cuáles quieres que estén disponibles en el reloj.

TomTom MySports - Rutas

Cuando ya tienes las rutas que deseas en la web, es hora de pasarlas al reloj. Para ello simplemente tienes que sincronizar a través de USB con el ordenador o por Bluetooth con tu teléfono móvil.

Puedes seguir rutas en cualquier perfil de deporte (no sólo carrera, también ciclismo), simplemente tienes que seleccionar dicha opción dentro de las configuraciones del entrenamiento, de la misma manera que seleccionas los objetivos de entrenamiento o las pantallas de datos.

TomTom Adventurer - Senderos

TomTom Adventurer - Senderos

Cuando inicies la actividad podrás acceder a la ruta pulsando a la derecha.

TomTom Runner 3 - Navegación

Hay varios niveles de zoom. Si te desplazas nuevamente a la derecha podrás ver el track a menor escala.

TomTom Runner 3 - Navegación

Y si vuelves a pulsar la cruceta por tercera vez, podrás ver la imagen completa del trazado, pudiendo comprobar dónde te encuentras dentro de la ruta, representado por una flecha.

TomTom Runner 3 - Navegación

Dicha flecha apunta en la dirección que estés situado gracias a la brújula magnética. No es necesario estar en movimiento para que el GPS determine hacia dónde te diriges.

Como puedes comprobar es una navegación sencilla. No se trata de una sucesión de puntos que debes seguir, como es habitual en otros relojes, sino que se dibuja un trazado sobre un mapa inexistente. Al no haber dichos puntos no hay ningún tipo de aviso de giro, ni notificaciones de haber salido del recorrido, y por supuesto tampoco hay posibilidad de marcar puntos de interés que puedas querer usar para volver más tarde.

Hay una cosa en la que es bastante único, y es que tras sincronizar la actividad podrás ver en el mapa de ella la ruta que debías haber seguido, junto con el recorrido que finalmente completaste.

TomTom Adventurer - Navegación de rutas

En la imagen superior puedes ver las dos rutas claramente diferenciadas. En verde oscuro la ruta que descargué inicialmente, mientras que el color verde claro corresponde a la ruta que finalmente completé.

Muchas diferencias, y es que quería comprobar la efectividad de la navegación a la hora de poder volver sobre tus pies. Así que deliberadamente opté por seguir un sendero diferente y, al final, perderme a propósito por una zona de bosque sin ningún camino marcado.

Otros relojes avisarían en cuanto te has separado del camino establecido inicialmente e indicarían cuál es el destino y la distancia para volver a él (al ser una ruta de puntos). En el caso de TomTom hay que estar pendiente de la pantalla del reloj para volver a aproximarte a la ruta.

O, en caso de haberte perdido y estar fuera de la ruta, a volver al camino que has seguido hasta perderte, por lo que podrás desandar tus pasos.

Para ello la brújula es de gran ayuda (disponible en todos los modelos de Runner 3 o Adventurer).

TomTom Adventurer - Brújula

No sólo ubica la flecha de navegación en la dirección que efectivamente estás mirando, sino que además muestra una pantalla específica donde además de tener los puntos cardinales podrás ver qué dirección debes seguir para llegar al punto de inicio o punto final de la ruta (si son diferentes).

Modo senderismo en TomTom Adventurer

Entre los diferentes modos deportivos específicos del TomTom Adventurer hay uno que es especial. Y además interesante. Se trata del perfil Senderismo.

TomTom Adventurer - Senderismo

En este modo el Adventurer modifica el comportamiento de grabación de datos GPS y pasa a registrar posición cada dos segundos, en lugar de cada segundo. En este modo el reloj más aventurero de TomTom es capaz de alcanzar las 24 horas de autonomía.

A cambio de esta duración extendida no hay muchas concesiones que realizar, pues al tratarse de una actividad de senderismo en la que te desplazas más despacio la diferencia de grabar puntos de posición cada segundo o cada dos segundos es prácticamente irrelevante. Y sí, el sensor de pulso sigue grabando datos cada segundo como en cualquier otro modo (aunque si lo activas no llegarás a las 24 horas).

En la práctica apenas hay diferencia cuando estamos realizando una caminata por el campo. Puedes ver este track grabado con un Fenix 3 junto al TomTom Adventurer.
TomTom Adventurer - Modo senderismo
No te guíes por la distancia que marca debajo del track, pues la distancia real marcada por el Garmin fue de 2,84km (es al pasarla al comparador cuando se ha inflado). Pero más que la distancia en sí, hay que fijarse en la diferencia de los tracks marcados por ambos relojes.

Es posible ver cómo, salvo en los giros donde el TomTom tiende a recortar ligeramente, el registro es perfectamente válido. Y se trata de una buena solución para ofrecer una autonomía extendida sin tener que ir a cifras de registro de GPS cada 30 o 60 segundos, donde claramente el track se va a ver mucho más afectado y en el momento que haya varios giros en la ruta la distancia no tendrá nada que ver con la realidad.

Autonomía

Y el punto anterior me hace de puente para, precisamente, hablar de la autonomía de los dos modelos. Pero hablar de autonomía en las versiones más completas de TomTom es bastante complicado, dadas las diferentes opciones de funcionamiento que plantean.

Porque no es lo mismo usar el reloj sólo con GPS desactivando el pulsómetro óptico, que estar escuchando música. O decirte que el TomTom Runner 3 tiene una autonomía de X cuando hablo del reloj con sensor óptico y el que a ti te interesa es el modelo básico.

Así que, antes de entrar en detalle, dejaré claras las cifras oficiales marcadas por TomTom.

  • TomTom Runner 3: El modelo básico es capaz de alcanzar las 11 horas de uso con GPS activado. O cualquier otro modelo desactivando el resto de opciones (como el sensor óptico).
  • TomTom Runner 3 Cardio: Si pasamos al Cardio, entonces el máximo de duración que podemos esperar es 9 horas.
  • TomTom Runner 3 Cardio + Music: Si te gusta entrenar mientras escuchas tu música preferida, entonces tendrás hasta 5 horas de disfrute. Como ves, la reproducción de música merma notablemente la batería.
  • TomTom Adventurer: A pesar del modo detallado anteriormente, la batería del reloj es exactamente la misma que el Runner 3. Lo único a tener en cuenta es que usando el modo de senderismo permite alcanzar las 24 horas de batería sin hacer uso del sensor de pulso óptico o de la reproducción de música.

Por supuesto, el hecho de que el Cardio + Music disponga de esas opciones no quiere decir que la autonomía sea esa. Si no usas la música, por ejemplo, la autonomía será la misma que la del Runner 3 Cardio.

¿Y cuales son los datos reales? No te preocupes, sabes que siempre tengo la información que buscas.

En primer lugar vamos con el uso exclusivo de GPS, como si fuese un TomTom Runner 3 básico sin pulsómetro óptico o música. O para el caso concreto, con estas opciones desactivadas. Recuerda, TomTom indica “hasta 11 horas”.

TomTom Runner 3 - Autonomía

Ligeramente corto con respecto al objetivo, pero no hay que olvidar que en la duración de la batería también es importante la temperatura durante su uso, por lo que es un aspecto a tener en cuenta.

La siguiente prueba es con el sensor de pulso óptico activado, que TomTom indica que alcanza un máximo de 9 horas en uso.

TomTom Runner 3 - Autonomía

De nuevo un resultado muy similar, con 30 minutos menos del máximo indicado.

¿Y qué hay del nuevo modo de 24h del Adventurer? Pues también he hecho la prueba.

TomTom Adventurer - Autonomía

En este caso el resultado es favorable para el TomTom, sobrepasando en más de una hora el tiempo anunciado por la marca.

Recordar así mismo que es de uso exclusivo con GPS y en el modo senderismo (que graba datos de GPS cada 2 segundos). Si hicieses uso del sensor de pulso óptico y sobre todo, de la música, la autonomía se vería bastante reducida.

Nueva aplicación TomTom Sports

Durante el CES de Las Vegas TomTom presentó una nueva aplicación móvil. Algo muy necesario pues la aplicación anterior dejaba bastante que desear ya que es muy frustrante en diversos aspectos.

La nueva app, llamada TomTom Sports (y que sustituye a TomTom MySports) estará disponible a lo largo de este año en Android y iOS. Y no sólo será compatible con el Runner 3, sino que cualquier reloj deportivo de TomTom podrá sincronizar con ella.

TomTom ha renovado la aplicación completamente. No es una versión de la antigua o una mejora sobre ella, sino que está desarrollada desde la base.

A continuación te mostraré la aplicación sobre Android, pero es idéntica a lo que se ofrecerá para iOS.

TomTom Sports
Icono antiguo a la izquierda, el nuevo a la derecha

La nueva aplicación ofrece varias mejoras. Para empezar la sincronización es ahora más rápida. En la aplicación original las sincronización de actividad (tanto actividad diaria como entrenamientos) podía llevar entre “para siempre” o “toda la vida”. Y estoy siendo benevolente. De hecho lo más habitual es que la sincronización se hiciera por cable por este motivo.

Por el momento lo que no ha llegado a TomTom es la sincronización automática en segundo plano. Otros modelos de la competencia son capaces de actualizar los datos varias veces al día sin ninguna intervención del usuario. En cambio en TomTom aún es necesario forzar la conexión.

Aunque es algo tan sencillo como acceder al menú del reloj simplemente desplazando la cruceta hacia abajo, en ese momento se activa la conectividad Bluetooth y buscará el teléfono, que tendrá la aplicación corriendo en segundo plano.

Además de la mejora en la conectividad hay más novedades. Nuevas métricas, posibilidades de análisis de entrenamiento o pestaña de tendencias. Es posible que aún no la puedas instalar en tu teléfono pues en el momento de escribir esta prueba aún no se había lanzado de forma oficial, pero a continuación te daré un repaso rápido.

El panel principal ha cambiado, ofreciendo ahora mayor información y una estética mucho más adaptada a los tiempos actuales. La imagen de la izquierda es la versión antigua de MySports, y a la derecha la nueva pantalla.

TomTom Sports

La visualización de los entrenamientos es similar, pero los detalles del mismo cobran más importancia que el mapa de la ruta.

TomTom SportsTomTom Sports

Las estadísticas de actividad muestran ahora información más completa, con una gráfica específica de cada parámetro así como una distribución de las zonas cardíacas. Anteriormente sólo mostraba una gráfica donde poder seleccionar dos datos diferentes.

TomTom Sports

La sección de tiempos permite acceder a los tiempos por vuelta, pero también permite seleccionar segmentos individuales para mostrar la gráfica de ritmo y frecuencia cardíaca de ese segmento específico.

TomTom Sports

El listado de actividades también es más completo, ya que además de mostrar mejor el tipo de actividad realizada con una gráfica de la ruta (o de la frecuencia cardíaca si no ha habido uso de GPS); también permite filtrar las actividades por multitud de parámetros.

TomTom Sports TomTom Sports

Puedes ver tendencias de diferentes datos como el sueño o pasos. Y por supuesto la frecuencia cardíaca en reposo en días sucesivos.

TomTom Sports TomTom Sports TomTom Sports

Por último, la pestaña de tendencias es totalmente nueva.

TomTom Sports

Ofrece diferentes comparativas en las últimas actividades realizadas, comparando distancias o ritmos entre ellas. Aunque la información aportada tampoco es muy determinante, porque por ejemplo mi última carrera es más lenta que la anterior, pero es un entrenamiento de series mucho más exigente que una carrera a ritmo continuo, pero que en ritmo final es más lento por los periodos de descanso. Esto son detalles que no tiene en cuenta.

En definitiva, un buen desarrollo por parte de TomTom que era muy necesitado. Y es de agradecer que no sólo ofrezcan compatibilidad con el último modelo de reloj lanzado al mercado, sino que también se acuerden de sus clientes más antiguos. Estoy seguro que todos los usuarios de TomTom se alegrarán mucho cuando la aplicación se lance para todo el público.

Mi opinión

Los nuevos TomTom Runner 3 y Adventurer no son una revolución, pero sí un soplo de aire fresco. El hecho de acercar la navegación a las gamas más económicas es todo un acierto. Puede que la navegación sea sencilla, pero se ha hecho incluyendo la brújula magnética que dota al reloj de un buen funcionamiento.

TomTom sigue explotando el nicho de mercado que ha encontrado, y continúa siendo prácticamente el único fabricante en ofrecer una solución que permita escuchar música sin depender de otros dispositivos. Todo ello sin complicar excesivamente el uso del reloj.

En cuanto al Adventurer, en su segmento parece un poco arriesgado. Es cierto que ofrece bastantes menos prestaciones que modelos que no se alejan tanto de su precio, como el Suunto Ambit3 Peak o el Garmin Fenix 3. Ambos usan mejores materiales, sus plataformas en línea son más completas y las posibilidades de navegación son mucho más amplias.

Pero también es igualmente cierto que ninguno de los dos tiene posibilidad de reproducir música, no tienen sensor de pulso óptico (habría que ir al Fenix 3 HR con un precio mucho más elevado) y su uso es más complejo.

TomTom tiene un reloj con un buen GPS, un sensor de pulso óptico que funciona razonablemente bien (al menos en carrera, el ciclismo siempre es otra historia), con monitor de actividad y una aplicación móvil que ahora está a la altura del reloj. La aplicación web es mejorable, pero dadas las posibilidades de exportar de forma automática a otras plataformas no es algo de suma importancia.

El Runner 3 es una buena opción enfocada a un público muy determinado. Si eres un corredor que está empezando o que no tienes unos requisitos muy altos es un modelo que te dejará totalmente satisfecho. Y si eres de los que valoran mucho entrenar con música, no se me ocurre una mejor opción (salvo el Polar M600, pero en algunos aspectos es más limitado).

Comprar TomTom Runner 3 o Adventurer

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación.

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional.

Y si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Eso es para el Runner 3. Como ya te he explicado, el Spark 3 es exactamente el mismo reloj, por lo que te recomiendo que compres el que más barato se encuentre.

Por último, si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales. Y si quieres puedes dejar tus impresiones en los comentarios, siempre lo agradezco.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

TomTom Runner 3 y TomTom Adventurer, ahora con navegación de rutas | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/tomtom-runner-3-adventurer/feed/ 66
Polar M200, el GPS con sensor óptico más económico | Análisis completo https://www.correrunamaraton.com/polar-m200-sensor-optico/ https://www.correrunamaraton.com/polar-m200-sensor-optico/#comments Mon, 19 Dec 2016 11:16:09 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=9776 Hoy llega a Europa el Polar M200. Al menos de forma oficial, pues ya fue presentado hace algunos meses pero sólo se puso a la venta en algunos mercados. Pues bien, a partir de hoy ya es posible hacerse con uno de los nuevos relojes en cualquiera de los canales habituales. El Polar M200 es …

Polar M200, el GPS con sensor óptico más económico | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>

Hoy llega a Europa el Polar M200. Al menos de forma oficial, pues ya fue presentado hace algunos meses pero sólo se puso a la venta en algunos mercados. Pues bien, a partir de hoy ya es posible hacerse con uno de los nuevos relojes en cualquiera de los canales habituales.

El Polar M200 es un reloj sencillo, con un claro enfoque en conseguir un precio lo más bajo posible. Pero ser barato no le hace prescindir de GPS, sensor de pulso óptico o la capacidad de realizar entrenamientos programados. Y todo con un precio recomendado de 150€ (que casi siempre es menor en los enlaces que facilito).

Polar me ha proporcionado una unidad antes de su llegada oficial al mercado, y una vez completada la prueba se lo enviaré de vuelta, por lo que no hay ningún tipo de contraprestación por su parte.

Es algo que siempre quiero aclarar, pues las pruebas que realizo son totalmente independientes al tener total libertad para expresar cualquier tipo de opinión con respecto a los productos que analizo. Así que si hay que destacar algo que no es bueno, lo puedo hacer con la máxima libertad, en definitiva sois vosotros los que hacéis posible la existencia de esta página con vuestras compras a través de los enlaces que facilito.

Recuerda que si quieres mostrar tu gratitud por las pruebas que realizo y quieres ayudar a soportar la página, puedes comprar el reloj a través de lo enlaces de compra que siempre incluyo. De esa manera recibo una pequeña comisión por cada reloj, que es lo que permite que continúe esta página web y cubre parte del trabajo realizo en ella. Y si no vas a comprar el reloj y lo que necesitas es papel higiénico, también sirve. Sólo tienes que pinchar en la imagen de Amazon.

Y ahora que todo está aclarado, es tiempo de conocer el nuevo Polar M200 con el máximo detalle: todas sus luces y sus sombras.

Desempaquetado

Cómo, ¿un Polar M200 nuevecito esperando a ser abierto? No hay nada más irresistible que “desvirgar” una caja totalmente nueva.

Polar M200

Pero antes de hacerlo siempre hay tiempo para echar un vistazo a todo lo que es capaz de hacer este Polar M200. Es barato, pero eso no quiere decir que no incluya notificaciones, tenga GPS, sea resistente al agua o monitorice el sueño. Incluso compatible con Strava. Todo ello está claramente destacado en la parte trasera.

Polar M200

Esto es lo que encontramos dentro. El cable de sincronización y carga, el reloj y una colección de guías rápidas en multitud de idiomas. Y salvo que las vayas a usar para aprender idiomas, apreciarás más lo que aquí podrás leer.

Polar M200

Sólo hay dos botones para controlar el M200, uno a cada lado. El del lado izquierdo sirve para volver atrás o para pausar la actividad.

Polar M200

Y el del lado derecho, de igual tamaño, es con el que podemos entrar a los diferentes menús y confirmar la selección. Ambos tienen diferentes funciones dependiendo si la pulsación es corta o larga.

Polar M200

La correa no es habitual, por lo que no hay pasadores que la sujeten a la caja. El reloj es simplemente un “pod” que se introduce en ella. Ésta tiene aspecto de ser fabricada por impresión 3D y no destaca por utilizar materiales nobles.

Pero al tacto no está tan mal y la textura que tiene le da un toque más especial. En la muñeca resulta cómoda y tiene multitud de posiciones para el cierre, permitiendo llevar el reloj firme en la muñeca para tener una buena lectura de pulso, pero sin llegar a ser incómoda por llevar el reloj demasiado apretado.

Y si te fijas, el reloj tiene una especie de lengüeta. Es un conector USB tradicional, por lo que podrás cargarlo o sincronizarlo directamente conectándolo al ordenador o a un cargador de teléfono móvil.

Polar M200

Detrás se puede ver el sensor de pulso óptico, del que hablaré bastante en su apartado correspondiente.

Polar M200

Y como he dicho anteriormente, ésta es la forma de cargarlo. Si no lo haces conectándolo directamente, el cable que se incluye no es más que un prolongador USB.

Esta conexión no es sólo para cargar el reloj, también podrás sincronizarlo con el ordenador de esta manera, aunque lo más habitual será hacerlo a través de Bluetooth con tu smartphone.

Polar M200

Antes de entrar en materia, ¿te parece bien que le demos un vistazo rápido a las aspectos más básicos del Polar M200?

Polar M200, un vistazo rápido

El Polar M200 es un reloj muy sencillo: en prestaciones, en su manejo y en el número de opciones que encontrarás en su menú.

Y como parte de su sencillez tenemos una pantalla que Polar habrá encontrado en algún almacén sepultado en los años 90. Ciertamente es el aspecto peor resuelto de este reloj, pues no sólo es la imagen anticuada que le otorga al reloj, sino que limita la cantidad de información que puede mostrar en pantalla.

De hecho su resolución es tan baja que ni siquiera he podido encontrar datos oficiales. Pero si me dieses 5 minutos (que no los tengo) te los podría contar perfectamente uno a uno. Te dejo a ti el pasatiempo.

Polar M200 - Resolución

Su sencillez también se plasma en que sólo tenemos dos botones de control. El botón derecho te permite entrar al menú e ir rotando entre las diferentes opciones y el botón izquierdo vuelve atrás. Si quieres entrar en alguna de ellas, simplemente deberás dejar pulsado el botón derecho. Así de fácil.

No hay muchos menús en los que perderse: entrenamiento, actividad, historial, frecuencia cardíaca y ajustes. Nada más.

En el menú de entrenamiento encontrarás los diferentes perfiles de deportes que puedes configurar en el M200, que más adelante detallaré con mayor precisión.

En actividad verás los datos de tu actividad del día, facilitados a través del acelerómetro interno.

Polar M200 - Actividad

Si entras te indicará qué debes hacer para alcanzar el 100% de la actividad diaria objetivo, así como los pasos dados durante el día.

Polar M200 - Actividad restante

Polar M200 - Pasos

Pero no es el único sitio donde se muestra. En la pantalla principal también aparecerá en forma de puntos alrededor del círculo externo de la esfera, que indica el porcentaje de actividad completado para el día. Para eso son las inscripciones del dial del reloj.

Polar M200 - Actividad en reloj

En las continuas sincronizaciones que el reloj va haciendo con tu teléfono irá subiendo los datos a la plataforma de Polar, y en cualquier momento del día podrás comprobar en la aplicación tu nivel de actividad hasta ese momento, de forma mucho más completa de lo que puedes ver en el reloj. Y no sólo de actividad, también de descanso.

Polar M200 - Actividad en la aplicación Polar M200 - Actividad en la aplicación

Puedes medir la frecuencia cardíaca en cualquier momento.

Polar M200 - Mi FC

Pero este dato no quedará guardado en ningún sitio, ya que no hay seguimiento constante de frecuencia cardíaca. Es simplemente una consulta que puedes hacer, pero de forma manual y no automática a lo largo del día.

En el historial encontrarás un resumen de tus actividades realizadas con datos como distancia, ritmos o frecuencia cardíaca máxima o media.

Polar M200 - Historial

Para las notificaciones no hay ningún tipo de menú, simplemente aparecen en pantalla cuando llegan a tu teléfono. Se notificará de todos los eventos, no es posible deshabilitar o habilitar notificaciones en función de la aplicación que quieras ver, es todo o nada.

Polar M200 - Notificación

De todas formas, dada la resolución de pantalla del M200 son notificaciones muy sencillas. Permite un vistazo rápido para saber si has recibido un correo, un tweet o un mensaje de WhatsApp, pero no podrás leer el mensaje completo ni por supuesto contestarlo.

Configuración

La configuración de los diferentes perfiles del Polar M200 se realiza, de forma exclusiva, a través de la web. Bien desde ordenador o entrando en la web a través del móvil, pero no es posible hacerlo desde el reloj. La aplicación de Polar Flow sólo deja modificar dos o tres opciones básicas. Una vez cambiado en la web, simplemente tendrás que hacer una sincronización para recibir los ajustes actualizados.

De serie el reloj incluye un buen número de perfiles predefinidos, pero uno de los principales atractivos de este tipo de dispositivos es su personalización, así que nos olvidaremos de ellos para crear los nuestros.

La configuración del M200 es exactamente igual que en cualquiera de los últimos productos de Polar, incluyendo la posibilidad de configurar multitud de perfiles deportivos, algo que no es nada habitual en relojes de este rango de precios. Lo normal es que simplemente encuentres un perfil para correr, que tendrá que ser el que uses para todo lo demás.

Polar no restringe este uso de ninguna forma y te permite seleccionar los mismos perfiles deportivos que podrías seleccionar en, por ejemplo, el Polar V800.

Incluso natación, aunque no tendrás métricas de brazadas o distancia en piscina, claro. Pero sí funcionará el sensor de pulso óptico o el GPS para natación en aguas abiertas (aunque los tracks en esas condiciones son bastante malos en general).

Polar M200 - Natación en piscina

En el caso del M200, puedes configurar hasta siete pantallas diferentes pero con sólo dos datos en cada una de ellas. Evidentemente la escasa resolución de pantalla no permite mucho más.

Polar M200 - Configuración

Estas son las métricas que podrás incluir en cada una de esas pantallas.

Polar M200 - Métricas disponibles

No hay nada sofisticado. Tal vez echaría en falta un dato de cadencia, dado que el reloj dispone de acelerómetro interno que podría registrarla, pero ni la muestra ni la graba para su posterior análisis. De nuevo, concesiones para conseguir un producto económico.

También puedes seleccionar otros ajustes básicos, como laps automáticos en función de una distancia o duración determinada, o mostrar la frecuencia cardíaca en pulsaciones o en porcentaje sobre la máxima.

Polar M200 - FC

También configurar cada deporte para mostrar velocidad o ritmo. Por tanto podrás tener un perfil de carrera con ritmo en min/km y otro para ciclismo en km/h. Y en cada deporte seleccionar si activarás el uso de GPS o de vibración, de forma individual para cada uno de ellos.

Carrera y entrenamiento

No nos equivoquemos, a pesar de que el Polar M200 soporta multitud de deportes diferentes, está diseñado para ser usado mientras corres.

Cuando ya tienes el reloj configurado con las pantallas que necesitas, es hora de pensar en salir a entrenar. Para seleccionar la opción simplemente tienes que dejar presionado el botón derecho para acceder a la lista de actividades. La primera en aparecer será la última que hayas usado.

En ese momento el reloj comenzará a realizar la búsqueda de frecuencia cardíaca y satélites. Cuando en la pantalla haya aparecido tu frecuencia cardíaca y el símbolo de GPS haya dejado de parpadear puedes comenzar a correr.

Polar M200 - Correr

Para iniciar debes dejar pulsado el botón derecho nuevamente. Comenzará la actividad y verás la primera pantalla de datos que tengas configurada.

Polar M200 - Pantalla datos

Si presionas el botón derecho cambiarás la pantalla de datos a otra que hayas configurado. También podrás ver un par de pantallas que son novedad en el Polar M200: comparativa con el record mundial de maratón (para que te des cuenta de lo rápido que corre esa gente) o valores del test de Cooper. Simplemente tendrás que seleccionarlo en la pantalla de configuración de Polar Flow.

Polar M200 - Test de Cooper

Y si quieres marcar una vuelta (independiente de las vueltas automáticas), podrás hacerlo manteniendo presionado el botón derecho.

Polar M200 - Vuelta

¿Qué hay del botón izquierdo? Pues lo usarás para pausar la actividad, y si lo mantienes pulsado durante tres segundos la finalizarás. O reanudarla con un toque en el botón derecho.

Si hay algo en lo que destaca el Polar M200 es que es el único reloj en su nicho de mercado que permite realizar entrenamientos programados. Por ejemplo,  un entrenamiento de intervalos por rangos de frecuencia cardíaca (que no en ritmo de min/km).

Polar M200 - Entrenamiento intervalos

No es el único tipo de entrenamientos que puedes crear. Hay múltiples objetivos que puedes seleccionar a la hora de programar un entrenamiento.

Polar M200 - Objetivos de entrenamiento

Pero no es lo único que permite. También puedes crear programas de entrenamiento para multitud de distancias (5K, 10K, media maratón y maratón). Puedes configurar varios parámetros para establecer la dureza de los entrenamientos, la fecha en la que realizarás la carrera y cuándo quieres empezar a entrenar para ella.

Polar M200 - Programa maratón

De forma automática se crearán todas las sesiones de entrenamiento (y nuevos perfiles de deporte si no los tenías creados, como entrenamiento de fuerza o core), que además se sincronizarán con el reloj. Y cada día que vayas a entrenar, tendrás dichos entrenamientos disponibles para hacerlos de forma guiada.

Incluso partiendo del registro de Running Index que tengas en Polar Flow (básicamente tu VO2Max), te dirá a qué tiempo puedes aspirar el día de competición. Muchas posibilidades para un reloj que apunta a la gama baja.

Sensor de pulso óptico

El M200 de Polar es el tercer modelo de la marca finlandesa en aventurarse en el terreno de los sensores de pulso óptico. El primero fue el Polar A360, una pulsera de actividad que tuvo unos comienzos complicados con su sensor óptico, sobre todo teniendo en cuenta que llegaba bajo el paraguas de una compañía pionera en el registro de frecuencia cardíaca como es Polar.

Su segunda iteración fue el Polar M600, prueba que te traje hace escasas semanas. En este modelo el sensor cambiaba, destacando los seis LED en los que se apoyaba para obtener unos registros bastante satisfactorios.  Por debajo de líderes en el sector (los sensores de Mio y de Valencell), pero a la par o ligeramente por encima de la competencia más directa, como el Elevate de Garmin o el de LifeQ usado en los TomTom Runner 2 y Runner 3.

En el M200 el sensor vuelve a la configuración inicial que se presentó con el A360, más tradicional con sólo dos LED dando apoyo. Pero lo importante de un sensor óptico no es el hardware (esa es la parte fácil), sino el software y el algoritmo que lo gobierna.

Polar M200 - Sensor de pulso óptico

El Polar M200 continúa sin ofrecer seguimiento de la frecuencia cardíaca a lo largo del día. Lo único que podemos hacer es consultar el pulso en cualquier momento a través de una opción en el menú.

Polar M200 - Mi FC

Ese registro no quedará grabado en ninguna parte, ni hay posibilidad de conocer la frecuencia cardíaca en reposo del día. ¿Próximamente? Tal vez, pero es una de las cosas que en principio estaban prometidas para la A360 y que un año después aún no ha llegado.

Pero lo importante de un sensor de pulso óptico es la capacidad para medir frecuencia cardíaca durante el ejercicio. Así que veamos qué tal se comporta el sensor de Polar y si ha mejorado con respecto a lo que se presentó hace ahora un año.

Como sabrás si has leído alguna de mis pruebas anteriormente, las pruebas de sensor de pulso las realizo contrastando gráficas con otras de diferentes sensores. Intentando un mínimo de tres diferentes, para poder determinar quién falla si hay alguna discrepancia.

Vamos con una primera prueba que, aunque no muy larga, trato de tocar todos los palos. Puedes ampliar las imágenes pinchando sobre ellas.

Polar M200 - Comparativa sensor de pulso

El principio de la actividad es carrera a ritmo continuo. El Polar llega con un poco de retraso a la fiesta, pero es algo bastante habitual cuando se inicia la actividad. En esta ocasión tanto el sensor Garmin del pecho como el Scosche registran correctamente (que no siempre es habitual, sobre todo en invierno).

A partir de los 20 minutos comienzo a tratar de “tocar las narices” al sensor. Hasta ahí el registro es perfecto, dando los tres sensores una gráfica totalmente superpuesta. La primera prueba es aumentar cadencia y ritmo, intentando confundir al sensor con los datos de cadencia. Pero no pica, y el registro continúa siendo correcto en las tres unidades.

En el momento de la parada se puede percibir un pico ligeramente más alto en el caso del sensor en el pecho, pero puede ser simplemente por la grabación puntual en ese momento. Nada que objetar en ese periodo.

Tras esa parada, el periodo de descanso es perfecto (algo en lo que se atragantan muchos sensores, como el de Garmin o el de TomTom que tienen un ligero retraso en la recuperación). Y con ánimo de seguir buscando las cosquillas del sensor, tras andar unos minutos decido tumbarme y bajar aún más la frecuencia cardíaca. El sensor de Polar continúa respondiendo correctamente, con un leve titubeo pero nada importante.

Tras seguir aprobando la parte dura del examen toca otra prueba difícil, volver a actividad intensa desde parado. Inicia perfectamente, aunque en el minuto 28 se despista un poco durante algo menos de un minuto, pero se vuelve a recuperar y de nuevo vuelve a registrar el descanso a la perfección. Recupero de nuevo el trote y los tres sensores vuelven a coincidir a la perfección.

No está mal para una primera prueba, con varias dificultades. Salvo dos pequeñas desviaciones, cumple sobradamente en el resto del ejercicio. Le puedo dar un 9 sobre 10 de nota. Pero vamos con más pruebas.

Otra sesión de intervalos, pero esta vez de verdad. Rodaje de 20 minutos, 3x330m a tope con descanso de 3 minutos, 10 minutos de rodaje seguido de 2×1000 a ritmo de 10k con descanso de 2 minutos y enfriamiento. Un castigo para el que hace el entrenamiento (osea, yo), pero también para los sensores ópticos.

Polar M200 - Comparativa sensor de pulso

¿Y qué se puede decir después de una gráfica así? Pues dada la dificultad del entrenamiento por sus intensidades altas y breves, simplemente “chapó”.

Ligeras diferencias aquí y allá, pero estamos hablando de lecturas puntuales de 2 o 3 pulsaciones por minuto en el culmen de un intervalo o al final de un descanso. Poco más puedo decir al respecto, salvo que vuelve a ser un resultado magnífico.

Las actividades de gimnasio suponen un problema a la hora de comparar actividades, porque los archivos TCX extraídos no cumplen el estándar, así que no puedo añadir ambos a la aplicación para la comparativa de gráficas.

No obstante no es necesario en esta ocasión. En este entrenamiento de core en interior (pesas, abdominales, etc) de baja intensidad, utilicé un Mio Link en una muñeca y el Polar M200 en la otra. Aquí tienes las gráficas de ambos dispositivos.

Polar M200 - Comparativa sensor de pulso

Cuando la intensidad es baja suele ser bastante habitual que los sensores de pulso no realicen buenas lecturas. Incluso los que toman los registros de una banda en el pecho tampoco se muestran fiables.

No puedo dar en esta prueba un claro ganador, en primer lugar porque no había un tercer sensor que pudiese aclarar cuál de las dos gráficas es más correcta, y en segundo lugar porque aunque lo hubiera no tendría posibilidades de comparar los archivos.

Aún así, tras unos cuantos años entrenando conozco bastante bien mis intensidades de trabajo de diferentes ejercicios, incluido el trabajo en gimnasio. Y en esta ocasión el Polar M200 se muestra más acertado.

La gráfica es más razonable en todo el rango del ejercicio, mientras que la que arroja el Mio Link es mucho más variable, incluso con bajadas a la zona de 55 pulsaciones por minuto (algo imposible de alcanzar mientras se está haciendo cualquier tipo de actividad).

Aunque tampoco te dejes engañar por la escala, pues en ambos casos es diferente. En cualquier caso, el objetivo es valorar el resultado ofrecido por el sensor óptico del Polar M200, que en este caso es satisfactorio.

A continuación podemos ver una actividad de ciclismo, habitualmente lo más difícil para un sensor de pulso óptico. En esta ocasión no incluyo los datos del Mio Link pues, a pesar de llevarlo, el Fenix 3 que grababa los datos estaba en el bolsillo trasero del maillot, por lo que recibía la señal con mucha dificultad.

Polar M200 - Comparativa sensor de pulso

Puedes ver que el Polar M200 no es una excepción y también sufre cuando estamos dando pedales. Siempre llega tarde a todos los intervalos, aunque al menos en cuanto entra el periodo de reposo no existe retraso.

Sólo se muestra correcto en el inicio (donde el sensor en el pecho vuelve a fallar hasta que empiezo a sudar) y en el final del entrenamiento a ritmo más constante.

Aún así, no es un mal resultado en la parte de ciclismo para lo que acostumbro a ver en otros sensores ópticos. Ha estado haciendo lecturas tardías en el inicio de los intervalos, pero al menos estaba en el entorno correcto. Pero ciertamente su rendimiento en carrera me ha sorprendido gratamente.

GPS

El GPS del M200 carece de una función bastante habitual a día de hoy en prácticamente todos los dispositivos, y es que no dispone de caché de posición de GPS. Esto provoca que la espera para obtener señal al iniciar la actividad es más larga que en otros relojes de Polar o de la competencia.

Pero si falla en eso, mejora a otros modelos de su rango de precios (por ejemplo, el Garmin FR35) en ofrecer grabación de datos de posición por segundo, en lugar de hacerlo de forma inteligente cada varios segundos.

Polar M200 - Grabación de datos por segundo

¿Cuál es el beneficio de esto? Pues además de tener tracks más fieles a la realidad, la información de ritmo instantáneo es más precisa y más rápida en actualizar. Que si estás haciendo entrenamiento a ritmo constante no te importará demasiado, pero cuando hablamos de hacer series es algo que tiene mucha más relevancia.

Además en circuitos con muchas curvas la distancia final será algo más precisa, ya que en los giros no estará recortando metros. Eso sí, no esperes fiabilidad 100%, ningún reloj GPS te lo dará.

El comportamiento en las diferentes actividades que he realizado es el habitual en cualquier reloj de este tipo, con sus luces y sus sombras. Pero vamos con las comparativas.

En este entrenamiento de carrera a primera vista no hay mucho que destacar, los tres relojes parecen coincidir en la ruta sin mucho problema.

Polar M200 - GPS

Pero vamos a acercar un poco el zoom. Esta es una zona donde suelo fijarme mucho en el comportamiento de los diferentes relojes. Es una zona de árboles bastante frondosa, junto con edificios que puede dificultar la recepción.

Puedes ver que ninguno de los tres es perfecto, aunque el Polar M200 (línea amarilla) es el más que destaca en tres puntos en los que se va largo en el registro.

Polar M200 - GPS

Pero también hay situaciones que a priori deberían ser fáciles para cualquier reloj en las que hay comportamientos extraños. Por ejemplo en esta imagen el único que registra perfectamente todo el tramo es el M200. En la parte inferior de la imagen el FR230 se va 1 metro a la izquierda de la trazada real, mientras que el Fenix 3 lo hace a la derecha.

Tras cruzar la calle tanto el FR230 como el M200 hacen el registro correcto, pero el Fenix 3 se pierde unos cuantos metros más sin ningún motivo que lo justifique.

Polar M200 - GPS

Vamos ahora con un entrenamiento en bici. Éstos tienen la particularidad de ser más rápidos, por lo que las líneas suelen ser más rectas al cubrir mayor distancia en menor tiempo. Pero a su vez los giros son más complicados de representar bien por el mismo motivo.

Frecuentemente hago entrenamientos en un circuito corto (especialmente si salgo de noche), lo que me permite pasar una y otra vez por los mismos puntos de giro.

En este caso los que mejor rendimiento deberían tener serían el Garmin Edge 520 y el Fenix 3, por estar el primero colocado en el manillar y el segundo en el bolsillo del maillot; mientras que el Polar M200 va en la muñeca con peor visión del cielo (manillar de carretera, por lo que va girada).

Sin embargo, es el M200 el que mejor rendimiento demuestra, clavando el giro todas las veces en esta rotonda tan estrecha.

Polar M200 - GPS

Y prácticamente la misma situación se repite en este giro ligeramente más amplio, donde el M200 vuelve a destacar con mayor precisión.

Polar M200 - GPS

Y no es por ser repetitivo, pero es algo que se repite en otros puntos.

Polar M200 - GPS

Sin embargo, como todo GPS, el Polar M200 no es perfecto y habrá puntos en los que el comportamiento sea extraño, como aquí que inexplicablemente se aleja del trazado correcto.

Polar M200 - GPS

En resumen, el rendimiento GPS del M200 es bueno. Tanto por la capacidad de recepción de señal, que no presenta problemas importantes, como por la posibilidad de hacer grabación de datos por segundo. El funcionamiento es consistente en todo momento y, aunque hay momentos en los que se pierde, es algo que veremos en cualquier dispositivo.

El único punto negativo presente es la ausencia de caché de GPS, pero dado el precio de venta al que apunta este modelo es una concesión que resulta asumible.

Mi opinión

Polar M200

Puedes ver el Polar M200 como un reloj con una pantalla indigna del siglo en el que estamos, con un toque “vintage” que más nos recuerda al pasado que aun modelo lanzado al mercado en el año 2016.

Pero es que el Polar M200 es un producto barato. Su pantalla de baja resolución es barata, no necesita mucha potencia de procesador para moverla y desde luego no hay gráficos a mostrar. Al final cada detalle suma, y en este caso lo que hace es restar dinero de la etiqueta del precio, que es el objetivo principal a cumplir.

Por otro lado, si lo único negativo que puedo decir de un reloj GPS con sensor de pulso óptico es que la pantalla tiene una resolución que no se corresponde a este siglo… es una buena señal, ¿no?

El objetivo de Polar era claro. Tener un reloj GPS fiable, incluyendo un sensor de pulso óptico, pero que a la vez sea muy barato. Y al igual que ocurriera hace dos años con el Polar M400, el M200 sigue siendo uno de los mejores ejemplos de una relación precio/prestaciones notable.

Y en un sector donde su principal rival es capaz de lanzar más de 20 productos en un año, encontrar un nicho de mercado donde poder introducir un producto no es nada sencillo.

Estamos hablando de un reloj con sensor óptico, notificaciones de móvil, capacidad de realizar entrenamientos estructurados, seguimiento de actividad y sueño… No presenta ningún problema en ninguna de estas funciones, y todo ello por menos de 150€.

Y siento ser repetitivo; si lo peor que puedo decir de un reloj barato es que da sensación de ser barato, pero que se comporta perfectamente en todo lo demás que pretende, es que el trabajo de desarrollo que se ha realizado ha sido bueno.

Ahí se sitúa el Polar M200. Un GPS fiable, un sensor de pulso óptico bastante brillante y funciones que no son habituales en su rango de precios, como la posibilidad de seguir entrenamientos programados.

Para los que somos unos obsesos de los datos y nos gusta controlar multitud de parámetros de un simple vistazo al reloj no es la mejor opción. Pero para el que no necesite esa invasión de datos y simplemente quieren la información básica, el Polar M200 es una de las mejores opciones si tu objetivo es gastar la menor cantidad de dinero posible.

Comprar Polar M200

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación.

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional.

Y si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

Polar M200, el GPS con sensor óptico más económico | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/polar-m200-sensor-optico/feed/ 74
Fitbit Charge 2, pulsera de actividad con sensor de pulso óptico | Análisis completo https://www.correrunamaraton.com/fitbit-charge-2/ https://www.correrunamaraton.com/fitbit-charge-2/#comments Tue, 13 Dec 2016 12:57:13 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=9638 Fitbit Charge 2 llega para sustituir dos modelos con un sólo producto. Charge 2 es el reemplazo para las versiones originales: Charge y Charge HR cuya diferencia era que la versión HR incluía el sensor de pulso óptico. Pues bien, en la nueva Charge 2 encontrarás este sensor óptico por defecto. No hay grandes novedades, pero sí un …

Fitbit Charge 2, pulsera de actividad con sensor de pulso óptico | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>

Fitbit Charge 2 llega para sustituir dos modelos con un sólo producto. Charge 2 es el reemplazo para las versiones originales: Charge y Charge HR cuya diferencia era que la versión HR incluía el sensor de pulso óptico. Pues bien, en la nueva Charge 2 encontrarás este sensor óptico por defecto.

No hay grandes novedades, pero sí un cambio importante en tamaño de pantalla y en calidad de materiales usados.

La pulsera de esta prueba ha sido cedida temporalmente por parte de Fitbit. Así que tras completar la prueba se enviará de vuelta por donde ha venido. Es importante que entiendas esto, porque las pruebas que realizo y mis opiniones de los productos son totalmente independientes, no hay remuneración de ningún tipo por parte de las marcas.

Recuerda que si quieres mostrar tu gratitud por las pruebas que realizo y quieres ayudar a soportar la página, puedes comprar la pulsera a través de lo enlaces que facilito. De esa manera recibo una pequeña comisión por cada reloj, que es lo que permite que continúe esta página web y cubre parte del trabajo realizo en ella.

Llevo algo más de un mes con la pulsera en la muñeca usándola en perfiles muy diferentes, así que ya nos conocemos perfectamente. ¿Preparado para saber TODO lo que debes saber sobre la Fitbit Charge 2 y nadie te ha contado?

Desempaquetado

Fitbit Charge 2

Dentro de la caja de Fitbit Charge 2 no hay mucho contenido. No es excesivamente grande.

Fitbit Charge 2

Esto es lo que encontrarás dentro: La pulsera, unas cuantas guías de uso y el cable de carga.

Fitbit Charge 2

Fitbit Charge 2 recuerda mucho a la primera versión de Charge, tanto en el diseño como en la textura de la correa.

Fitbit Charge 2

Sólo hay un botón con el que poder controlar la pulsera. Pero varias formas de interactuar: pulsaciones cortas, pulsaciones largas o toques sobre la propia pulsera.

Fitbit Charge 2

Pero el diseño ha mejorado. Ahora todo se desmonta. El monitor de actividad es sólo la parte central, mientras que la correa se puede reemplazar fácilmente gracias a un clip que tiene en cada extremo. No sólo para sustituirla en caso de desgaste, sino para cambiar la estética, ya que Fitbit ofrece multitud de correas diferentes tanto en textura como en colores.

Fitbit Charge 2

En la parte trasera encontrarás el sensor de pulso óptico. No hay novedades, siendo el mismo hardware que Fitbit ha utilizado hasta ahora. Un sensor de tamaño generoso con un par de LED de color verde. Debajo encontrarás los pines de carga.

Fitbit Charge 2

Y hablando de carga, la pinza es voluminosa, sujetando bien la pulsera. El propio botón principal sirve de guía, por lo que es fácil encajarla en el punto correcto.

Fitbit Charge 2

Así que una vez que hemos conocido la pulsera por fuera, es momento de hablar de los aspectos básicos de la Fitbit Charge 2.

Aspectos básicos de Fitbit Charge 2

La Fitbit Charge 2 es, en esencia, un producto bastante similar a lo que hay actualmente en el mercado. No presenta novedades importantes con respecto al modelo que reemplaza (la Fitbit Charge HR) ni comparándolo con el resto de propuestas de otras marcas. Hay ligeras novedades respecto al software así como un diseño algo diferente, pero nada exagerado.

Fitbit Charge 2

Sólo existe la posibilidad de hacerse con la Fitbit Charge 2 en su versión con sensor de pulso óptico, ya no existe una versión más económica sin dicha opción. Pero es normal, pues lo que antaño era una opción novedosa hoy se ha convertido en una característica prácticamente básica.

Con la renovación de la pulsera cambian aspectos de acabado. Principalmente la pantalla, que ahora es bastante más grande. Su tecnología sigue siendo OLED, permitiendo mostrar ahora varias líneas de texto.

Aunque en la publicidad de Fitbit se anuncie como pantalla táctil, no es tal. Sí responde a los toques en la pulsera, pero no por su pantalla. No se puede deslizar para cambiar entre pantallas, sino que responde a toques que se haga sobre ella gracias a su acelerómetro interno. Es decir, más que tocar en la pantalla debemos dar toques sobre ella.

El control principal se hace con el botón lateral. Pulsando brevemente cambiamos entre diferentes opciones (pulso, entrenamiento, cronómetro, etc), mientras que si lo mantienes pulsado inicias una actividad o accedes al menú en cuestión. Pero eso lo veremos más adelante.

Fitbit Charge 2

El sensor de pulso es el clásico de Fitbit, permitiendo un seguimiento constante del pulso durante las 24 horas. Es el principal factor diferenciador con respecto a la competencia, aquello en lo que más destaca.

En definitiva, una pulsera de actividad se compone de varias funciones:

  • Monitorización de actividad (de día y de noche)
  • Grabación de entrenamientos
  • Seguimiento del pulso durante las 24 horas (si incorpora sensor óptico)
  • Notificaciones

¿Qué te parece si voy pasando entre estas funciones básicas? Vamos a ello.

Monitorización de actividad

La función principal de este tipo de pulseras es monitorizar tu actividad diaria, así que Fitbit Charge 2 no iba a ser menos. Esta función está siempre activa, siempre “escuchando”. Estima tu nivel de actividad calculando tus pasos diarios, que traduce en distancia recorrida y en calorías consumidas (en conjunción con los datos de frecuencia cardíaca). Así mismo, gracias al altímetro barométrico que equipa también permite contabilizar la cantidad de pisos ascendidos por las escaleras (no colarán las trampas con el ascensor).

Los datos básicos de la actividad los verás en la pantalla principal. A través de la aplicación del teléfono puedes configurar la pantalla del reloj para que muestre diferentes opciones.
Fitbit Charge 2 - Configurar pantalla

Hay opciones que incluyen datos básicos de actividad; y otras que son más estéticas pero ofrecen menos información. Pero elijas la que elijas, podrás ver todos los datos de actividad del día tocando la pantalla e irás alternando entre las varias opciones de visualización.

Fitbit Charge 2 - Monitor de actividad Fitbit Charge 2 - Monitor de actividad Fitbit Charge 2 - Monitor de actividad Fitbit Charge 2 - Monitor de actividad

La pulsera está siempre conectada con el teléfono, por lo que irá actualizando los datos de actividad de forma constante. Es en la aplicación de Fitbit donde vas a encontrar detalles más concretos de tu actividad.

Fitbit Charge 2 - Actividad Fitbit Charge 2 - Actividad Fitbit Charge 2 - Actividad

Podrás incluso ver datos de tu frecuencia cardíaca en ese preciso instante. Es el cuadro inferior derecho que puedes ver en esta captura (en ese instante, 57 pulsaciones por minuto).

Fitbit Charge 2 - Actividad

También puedes revisar los datos de actividad en la web de Fitbit, pero la encuentro menos intuitiva que la aplicación. Y evidentemente siempre está más a mano.

Si hay algo en lo que Fitbit hace muy buen trabajo es en las notificaciones por objetivos alcanzados. En muchas ocasiones es frecuente que hagas caso a tu monitor de actividad durante la primera semana. Incluso dos semanas. Pero a partir de ese momento terminas por no mirar siquiera la actividad y llevas el monitor “por defecto”.

Fitbit intenta mantener siempre tu motivación con notificaciones de objetivos conseguidos. Pero no objetivos que requieran de tu intervención para programarlos, sino de forma automática. Algo así como medallas y premios,

Fitbit Charge 2 - Objetivo alcanzado

En la aplicación también encontrarás la nueva función de desafíos que Fitbit lanzó hace unos meses. Rutas virtuales por lugares especiales con secretos escondidos que, a medida que vayas acumulando pasos, podrás ir descubriendo en imágenes y retos.

Fitbit Charge 2 - Desafíos Fitbit Charge 2 - Desafíos Fitbit Charge 2 - Desafíos Fitbit Charge 2 - Desafíos Fitbit Charge 2 - Desafíos Fitbit Charge 2 - Desafíos

Son diferentes maneras de promover tu actividad de diversas formas, intentando darte excusas para que salgas a pasear. Algo muy inteligente, porque va más allá del tradicional “sal a andar, que ya te daré una medalla más adelante”.

Y si tenemos seguimiento de actividad durante el día, también hay seguimiento del sueño. En la pulsera no hay que activar ninguna opción especial, pero cuando se sincronizan los datos a la plataforma de Fitbit serán sus propios servidores los que interpreten qué es actividad y qué es periodo de descanso.

Podrás ver todos los detalles de tu sueño en la propia aplicación.

Fitbit Charge 2 - Sueño

Y si seleccionas cualquiera de los días que aparece podrás ver en detalle cómo ha sido la noche.

Fitbit Charge 2 - Sueño

Se pueden programar “objetivos de sueño”. Es decir, tratar de dormir un tiempo determinado. La aplicación detectará cuál es tu hora habitual para despertarte y el tiempo de sueño medio que tienes, por lo que puedes intentar aumentarlo programando un aviso a través de una notificación (en el teléfono, no en la pulsera).

Dicha notificación simplemente te recordará que es hora de irse a la cama, nada más. Adicionalmente, puedes programar de forma directa una alarma de vibración para que te despierte a esa hora que ha detectado de forma automática.

Pero no hay ninguna función “inteligente” que determine cuándo es mejor levantarse. Algo que parecía lo último en tendencias hace un par de años parece que ya se ha olvidado. Lo cierto es que en mi caso, cuando he utilizado dispositivos de este tipo nunca me han despertado cuando más me convenía. Pero claro, siempre es molesto que te despierten…

Eso sí, la vibración de la pulsera es lo suficientemente potente como para despertarte del sueño más profundo. Y lo bueno es que es totalmente silencioso, por lo que si no duermes sólo, tu compañero de cama no tiene por qué enterarse que ya es tu hora de levantarte, pero no necesariamente la del resto de la familia.

Entrenamientos

Con Fitbit Charge 2 no sólo podrás hacer un seguimiento de tu actividad diaria, su otra función principal es realizar el seguimiento de entrenamientos. Hay dos opciones para grabar los entrenamientos: de forma automática y de forma manual.

Fitbit Charge 2

Función SmartTrack

La grabación automática, denominada SmartTrack, ya estaba presente en la Charge HR. Esta función permite reconocer de forma automática determinados ejercicios, apareciendo en la lista de actividades de forma separada. La información facilitada no es muy elevada, aunque sí tendrás datos básicos de frecuencia cardíaca, pasos y calorías consumidas.

Fitbit Charge 2 - SmartTrack

El ejemplo que ves arriba es para un paseo de 18 minutos de duración. En ningún momento activé la función de entrenamiento para que grabara la actividad, es el propio servicio de Fitbit el que lo identifica.

Pero no es el único ejercicio que reconoce de forma automática. También reconoce carreras, cuando montas en bicicleta o cuando usas una bicicleta elíptica. En cada uno de estos casos etiquetará la actividad con el deporte practicado. Si estás realizando otro deporte con movimiento, como baloncesto o aerobic, se identificará una actividad de deporte aunque sin especificar de qué se trata.

Para que estas actividades queden grabadas de forma independiente al resto de tu actividad deben tener una duración de al menos 15 minutos. Es así por defecto, aunque es posible cambiar dicha configuración en las opciones de la aplicación entre 10 y 90 minutos.

Fitbit Charge 2 - SmartTrack Fitbit Charge 2 - SmartTrack Fitbit Charge 2 - SmartTrack

Es una función que resulta muy útil cuando estás realizando actividad, pero no es un entrenamiento en sí mismo. Así que si simplemente estás dando un paseo o vas al trabajo en bici podrás contabilizar la actividad, sin ser un deporte en sí mismo. Cuantificación constante.

En la pantalla de tu Fitbit no se mostrará ninguna indicación de que esté grabando actividad, ni mostrará métricas específicas. La identificación de la actividad es automática por parte del servidor, tras sincronizar los diferentes datos y analizar los movimientos.

Modos de entrenamiento

A la hora de entrenar la principal novedad que encontramos en la Charge 2 es que, mientras que en la Charge HR simplemente teníamos un modo de entrenamiento genérico que englobaba todas las actividades, en la nueva pulsera podemos elegir hasta siete deportes diferentes en la pulsera (que se pueden definir a través de la apliacación).

De esta manera podrás especificar qué estás entrenando en cada momento (para después poder verlo en la aplicación) e incluso configurar si quieres usar el GPS para alguna actividad, como correr, ciclismo en exterior o senderismo.

Puedes hacer la configuración y orden de las actividades que se mostrarán en la pulsera desde la aplicación.

Fitbit Charge 2 - Modos de entrenamientoFitbit Charge 2 - Modos de entrenamiento

Permite cambiar tanto los deportes disponibles como el orden en el que aparecerán en las opciones. Y a los deportes que ves en las dos capturas superiores puedes añadir también caminar, tenis y pilates.

Algunos de estos modos de deporte permiten utilizar el teléfono móvil para obtener datos de GPS e incluirlos en la actividad. Concretamente son los modos de correr, caminar, senderismo y ciclismo los que permiten hacerlo. La pulsera no dispone de receptor GPS, por lo que usará el GPS del teléfono móvil para obtener los datos.

Fitbit Charge 2 - GPS

Es una función similar a la que ofrece Fitbit Blaze, permitiendo de esta manera tener datos más precisos de distancia y ritmo que si lo hiciese sólo a través del acelerómetro interno.

Una vez que ya has configurado las diferentes opciones que proporciona es hora de ponerse a entrenar con la pulsera. Para ello deberás dirigirte a la opción de entrenamiento (tres toques del botón si no has modificado el orden por defecto) y encontrarás en primer deporte que hayas elegido practicar, en mi caso particular correr (que además es el que aparece por defecto).

Fitbit Charge 2 - Correr

Si mantienes presionado el botón comenzará a grabar la actividad. En la parte superior de la pantalla podrás comprobar si tendrás datos de GPS o no. En el primer caso aparece la imagen de un teléfono y en el segundo dicho teléfono aparece tachado.

Fitbit Charge 2 - Móvil conectado

Fitbit Charge 2 - Móvil desconectado

Es la única forma de saber si tendrás datos de GPS en la actividad, pues no hay ningún paso previo que así lo indique. Así que primero debes iniciar la actividad y si no hay conexión, detenerla y averiguar dónde está el problema

Mientras estás entrenando podrás ir alternando las diferentes pantallas de entrenamiento dando toques sobre la pantalla.

Fitbit Charge 2 - Correr

Los datos que aparecen son los predefinidos y no permite modificar ni orden ni información que se muestra. Por defecto aparece la duración del entrenamiento en la línea inferior, mientras que en la línea superior podrás ir alternando entre frecuencia cardíaca, ritmo instantánteo, ritmo medio, calorías consumidas, pasos, hora del día o distancia recorrida.

Fitbit Charge 2 - Pantalla de datos Fitbit Charge 2 - Pantalla de datos Fitbit Charge 2 - Pantalla de datos Fitbit Charge 2 - Pantalla de datos Fitbit Charge 2 - Pantalla de datos Fitbit Charge 2 - Pantalla de datos

Esto es en carrera, evidentemente en otras actividades como pesas no se mostrarán datos de ritmo o distancia.

Cuando terminas de entrenar tan sólo debes mantener pulsado el botón para finalizar. Se mostrarán diferentes pantallas con el resumen del ejercicio y, como supondrás, puedes consultarlas todas simplemente dando toques sobre la pantalla. Aí es como se muestra (aunque no es un entrenamiento “al uso”).

Fitbit Charge 2 - Final entrenamiento

Estos datos sólo se pueden ver en la pulsera cuando terminas de entrenar, pues no hay ninguna opción de historial que te resuma las actividades que has hecho durante el día. Para volver a conocer todos los detalles deberás dirigirte a la aplicación o a la página web.

Fitbit Charge 2 - Actividad

La representación de los entrenamientos en la aplicación de Fitbit es básica. Está pensada para un usuario menos exigente y que no va a realizar un análisis minucioso de sus entrenamientos. Pero si quieres ir más allá Fitbit te ofrece la posibilidad de descargar el archivo de actividad e importarlo en cualquier otra plataforma de análisis, pues el formato de archivo es TCX (un estándar ampliamente reconocido).

Fitbit Charge 2 - Exportar TCXHay un modo de entrenamiento específico de intervalos. Se puede configurar a través de la aplicación móvil. Su funcionamiento es tremendamente sencillo y, aunque permite hacer uso del GPS (es decir, se puede usar para intervalos de carrera), en mi opinión está más destinado a otro tipo de entrenamientos.

Por ejemplo, no se puede establecer un periodo de calentamiento o enfriamiento, algo básico en cualquier sesión de intervalos ya sea en ciclismo o carrera. Lo único que permite es establecer el periodo de trabajo, un tiempo de descanso y el número de repeticiones. Y a pesar de que existe un botón de “Añadir” para crear nuevos pasos, no se puede hacer uso de él.

Fitbit Charge 2 - Intervalos

Lo que ves en la pantalla es lo que puedes hacer. Lo veo más para sesiones de gimnasio que para otro tipo de entrenamiento en exterior.

En cuanto al GPS no me detendré demasiado, pues depende de muchos aspectos, y ninguno de ellos directamente relacionado con la pulsera. El GPS de tu teléfono inteligente puede ser bueno -o malo-, o llevar el teléfono en una buena posición en el brazo o bici -o escondido en una riñonera-. Así que puedes tener gráficas buenas como la que has visto más arriba o calamidades como esta.

Fitbit Charge 2 - GPS

¿Es culpa de Fitbit? No. Simplemente llevaba el teléfono en un lugar no demasiado apropiado para obtener señal de satélite y sin ninguna intención de tener buenos datos de ritmo o distancia. Tan sólo lo llevaba por poder usar el archivo de la actividad para las comparativas de gráficas de frecuencia cardíaca.

Y es que si la actividad no tiene datos de GPS, el archivo TCX resultante no tiene un estándar válido ni datos de frecuencia cardíaca. Así que si quiero tener posibilidad de comparar gráficas necesito datos de GPS… buenos o malos.

Por último otra de las novedades de este modelo es la posibilidad de mostrar datos de nivel de capacidad aeróbica. Así es como Fitbit se refiere a datos de VO2Max o consumo de oxígeno. Es un dato que no te muestra la pulsera, simplemente aparece en la aplicación. Y tampoco guarda el registro a lo largo del tiempo.

Fitbit Charge 2 - VO2Max

En cuanto al dato en sí, probablemente necesite algo más de tiempo para tener mayor precisión, porque mi VO2Max ahora mismo está en torno a 58-59, registro en el que coinciden otros dispositivos de Garmin, Suunto o Polar.

Seguimiento de pulso 24 horas

Es en este punto donde Fitbit continúa brillando, ya que la tasa de registro es constante. Concretamente cada 5 segundos, algo que ningún otro monitor de actividad es capaz de hacer. Por ejemplo el Apple Watch S2 lo hace cada 10 minutos, o Garmin Vivosmart HR de forma variable pero cada varios minutos.

Lógicamente esta tasa de grabación constante tiene cierto impacto en la duración de la batería, pero es capaz de aguantar hasta 5 días entre cargas. Y no te preocupes por olvidarte de cargar la pulsera, porque otro de los puntos a destacar de Fitbit es sus notificaciones. No sólo te avisará en la pantalla de la propia pulsera, sino que tendrás una notificación de la aplicación además de recibir un correo de Fitbit indicando que tienes que poner la pulsera en carga.

Pero volvamos al seguimiento constante de la frecuencia cardíaca. Obviamente es un dato que podrás ver en la propia pulsera. Ahí tienes acceso a la frecuencia cardíaca en ese instante

Fitbit Charge 2 - Frecuencia cardíaca

Y si das un toque, a la media en reposo durante el día.

Fitbit Charge 2 - Media en reposo del día

Pero es en la plataforma de Fitbit donde tendrás acceso a todos los datos, con completas gráficas donde podrás comprobar cuándo has tenido más actividad durante el día y más importante, si tienes algún tipo de condición cardíaca cuándo has tenido una frecuencia cardíaca mayor sin haber realizado ningún tipo de ejercicio que lo justifique.

Fitbit Charge 2 - FC 24/7

En la aplicación también tendrás registrado la frecuencia cardíaca en reposo para cada día, junto con gráficas de tendencia a lo largo del tiempo.

Fitbit Charge 2 - FC 24/7 Fitbit Charge 2 - FC 24/7

En general encuentro que la medición de frecuencia cardíaca en reposo tiene unos valores muy razonables, similares a lo que estoy acostumbrado a ver y comprobar con otros dispositivos.

En cuanto a la frecuencia cardíaca en reposo, Fitbit lo hace de forma un poco diferente. Estamos acostumbrados a que nuestra FC en reposo sea el valor más bajo que alcanzamos, generalmente nada más despertar. O incluso durmiendo, que al estar tumbado y relajado la frecuencia cardíaca baja. En esas condiciones mi FC puede llegar a ser 39-40 pulsaciones por minuto, sin embargo Fitbit indica que mi frecuencia en reposo es superior a ese dato.

Fitbit Charge 2

El motivo es que realizan una media de las pulsaciones, y sólo cuando estás despierto. Así que puede haber momentos del día que esté despierto, relajado y con una frecuencia cardíaca de 42 pulsaciones; pero indicará que mi frecuencia en reposo para ese día es superior.

Es simplemente otro método de cálculo. Algunos pensarán que es más correcto, otro que es menos preciso. Lo importante es mantener una linealidad en todo momento para que los datos puedan ser comparables. Así que por mi parte, bien. Salvo que sólo puedo contrastar los datos con los mismos recogidos por Fitbit, no de ninguna otra manera.

Sensor de pulso óptico

Fitbit Charge 2 - Sensor de pulso óptico

Registrar el pulso en reposo es sencillo, pues el ruido que hay que filtrar es menor y hay menos movimiento en la muñeca. Al estar haciendo ejercicio las complicaciones para el sensor de pulso son mayores. Movimientos, vibraciones (o ausencia de ellas), cambios en el terreno, giro de muñeca permitiendo la entrada de luz en la zona del sensor, etc.

Cualquier sensor de pulso óptico de un dispositivo barato es capaz de dar datos de frecuencia cardíaca en reposo de forma más o menos precisa. Otra cosa es cuando estamos practicando deporte. Es decir, cualquier reloj inteligente con sensor óptico te dará información coherente mientras estás sentado viendo la tele. Pero corriendo o en el gimnasio… es una historia totalmente distinta.

Veamos por tanto cómo se comporta el sensor de pulso de la Fitbit Charge 2 en diferentes tipos de actividades, comparando gráficas con otros sensores que llevaba en el mismo ejercicio. Recuerda que pinchando en las imágenes podrás verlas a mayor tamaño.

En primer lugar un entrenamiento de ritmo constante en zona de umbral de lactato. Dos sensores ópticos (Polar M600 y Fitbit Charge 2) junto a un sensor en el pecho (sensor Garmin HRM-Run).

Polar M600 - Fitbit Charge 2 - Comparativa de sensores

Ambos sensores comienzan perfectamente la actividad, mejor que el sensor en el pecho (que como es habitual en invierno, hasta que no empiezas a sudar no tendrá buena conductividad en la cinta). Pero sufre una bajada de pulsaciones durante unos dos minutos que no es real. Los otros dos sensores coinciden plenamente y el ritmo de carrera es constante, por lo que está claro cuál está equivocado.

Vuelve a recuperar bien y continúa de forma satisfactoria, hasta que en la zona final del entrenamiento vuelve a tener ligeras bajadas, pero no tanto como el Polar M600 que hay un momento que se pierde totalmente.

Bien es cierto que no todo el mundo usará un monitor de actividad de este tipo para entrenar a esa intensidad. No te preocupes, si es tu caso también tengo una gráfica para ti.

Polar M600 - Fitbit Charge 2 - Comparativa de sensores

Un trote fácil seguido de un periodo andando, para repetir el mismo procedimiento más adelante. En el periodo de intensidad moderada el registro es perfecto y se alinea correctamente con los otros dos sensores, pero cuando bajo la intensidad y simplemente estoy caminando hay muchas más variaciones.

Incluso hay periodos en los que no está registrando pulsaciones (que es cuando aparece una línea totalmente recta).

Otra prueba similar con variación de intensidad. Cuatro primeros kilómetros a ritmo ligeramente inferior al umbral para terminar con dos a ritmo más tranquilo. En este caso sustituyendo el Polar M600 por un sensor Scosche RHYTHM+, también óptico.

Fitbit Charge 2 - Comparativa FC

En este caso es el sensor de Fitbit el que mejor empieza. En frío el sensor de Garmin vuelve a tener los clásicos picos no reales, mientras que al Scosche le cuesta algo de tiempo conseguir la estabilidad. A partir de ese punto los tres se comportan de forma perfecta.

Vamos ahora con un entrenamiento en bici. Generalmente los resultados que se obtienen por parte de los sensores ópticos al montar en bici son bastante mejorables. No sólo por la diferencia de ruido que ha de filtrar el dispositivo (no es lo mismo el movimiento constante de la carrera que las vibraciones en el manillar), sino también por la incidencia de la luz en la zona de la muñeca al estar girada para agarrar el manillar.

En este caso, al realizar la prueba en invierno los resultados son más satisfactorios por llevar manga larga. No sólo evita que entre luz en la zona del sensor, sino que además ayuda a que no haya movimientos parásitos de la pulsera en el brazo.

Fitbit Charge 2 - Comparativa FC

En este entrenamiento puedes ver cómo, salvo en contadas ocasiones en los que el sensor de Fitbit se desvía ligeramente, en todo momento coinciden plenamente. Un resultado francamente bueno para lo que es habitual en sensores ópticos y ciclismo.

Pero lo cierto es que en verano, con mayor cantidad de luz y sin la protección de una manga larga, las lecturas son mucho más variables. Y estoy seguro que el comportamiento de la pulsera de Fitbit será también errático. Es algo que siempre veo también a la hora de hacer rodillo con la luz apagada.

He hecho muchos otros entrenamientos, pero debido a los problemas existentes a la hora de trabajar con los archivos que Fitbit facilita cuando no hay datos de GPS, la comparativa es prácticamente inútil. Como ejemplo este entrenamiento de rodillo con multitud de ejercicios a diferentes intensidades y trabajando varias zonas de potencia.

Fitbit Charge 2 - Comparativa FC Fitbit Charge 2 - Comparativa FC

Puedo comparar picos y número de veces que aparecen dichos picos, pero sin una escala correcta y colocando una gráfica sobre otra es imposible hacerlo con precisión. Me encantaría poder hacer comparativas en actividades de gimnasio, que es donde más tiempo se suele utilizar un dispositivo de este tipo; pero aunque esté conectado con el teléfono, al no existir datos válidos constantes de GPS pierde multitud de datos en el archivo.

En general veo un buen rendimiento, sobre todo pensando que el usuario tipo de Fitbit no es alguien que realice entrenamientos de intervalos a frecuencias muy elevadas. En esfuerzos de intensidad continuada el rendimiento es bueno, y en actividades de gimnasio aunque no he podido realizar comparativa completa de gráficas sí he comprobado de forma constante con dos o tres sensores de pulso más y los datos siempre estaban en torno a 3-4 pulsaciones por minuto en todos ellos.

Aunque el sensor de pulso es el mismo que el de la Fitbit Charge HR original, sí percibo algo de mejoría, sobre todo a la hora de recuperar en intervalos o cuando se pierde momentaneamente y debe volver a recuperar la senda correcta.

Notificaciones y alarmas

Las notificaciones (más bien la ausencia de ellas) es el aspecto peor resuelto de Fitbit Charge 2. Sólo es capaz de notificar de llamadas, mensajes de texto y avisos de calendario. Nada más. En el caso de Android podemos sustituir esos mensajes de texto por alguna otra aplicación de mensajería, pero sólo una.

Fitbit Charge 2 - Notificaciones

Si eres usuario Android serás un privilegiado y podrás mostrar en la pantalla notificaciones de WhatsApp. Si lo que tienes es un iPhone, deberás volver al siglo XX y comunicarte a través de SMS.

Fitbit Charge 2 - Notificación

E independientemente de tu plataforma, no habrá notificaciones de Twitter, Facebook, ni siquiera correo. Pero no es sólo que no te muestre el mensaje en pantalla, es que ni tan siquiera notifica con una vibración o un pequeño icono en la pantalla. Nada.

Mientras tanto prácticamente todos los demás fabricantes avisan de todas y cada una de las notificaciones recibidas en el teléfono de alguna manera.

Algo que en 2016 (y entrando en 2017) es tan sumamente básico, parece mentira que en Fitbit continúen enfrentados con las notificaciones. Y no es que la aplicación no sea capaz de enviarlas, pues el Fitbit Blaze sí tiene soporte para las notificaciones y ambos utilizan la misma “app” de sincronización. Debe ser que alguien en Fitbit está totalmente en contra de los teléfonos inteligentes y sigue empeñado en que continuemos usando exclusivamente los mensajes de texto y las llamadas.

También puedes programar alarmas. En plural, porque admite varias (es decir, no sólo una alarma para despertarte). También permite seleccionar si quieres que la alarma sea repetitiva o que sólo se active al día siguiente (o más tarde en el día).

Fitbit Charge 2 - Alarmas Fitbit Charge 2 - Alarmas

Las alarmas son silenciosas, principalmente porque la pulsera no emite ningún tipo de sonido, algo bastante lógico dado el tamaño del dispositivo.

Otras funciones

Hay un par de funciones adicionales que quiero tocar brevemente. Son menos importantes, pero están ahí así que quiero detallarlas aunque sea ligeramente.

En primer lugar están los ejercicios de respiración. Un procedimiento guiado que, en teoría, ayuda con la relajación. Hay dos duraciones posibles, de 2 o de 5 minutos.

Fitbit Charge 2 - Respirar

El ejercicio comienza con la búsqueda de frecuencia cardíaca, y a continuación comenzará a indicarte cuándo inspirar y espirar. La imagen se acompaña con una gráfica que representa (se supone) tu respiración. Es cierto que si hago la prueba sin tener la pulsera en la muñeca -sin datos de frecuencia cardíaca- esta gráfica no varía, pero es fácil de engañar mientras estoy completando la prueba.

Fitbit Charge 2 - Respira

Sobre la validez de este método para ayudar a relajarte… lo cierto es que en mi caso no supone un cambio importante. No es el primer dispositivo que cuenta con una función de este tipo, por lo que supongo que “algo” hará. ¿El qué? No lo sé, pero tampoco es algo tangible ni que se pueda cuantificar. Supongo que es un método que puede ayudar a los que no tienen un buen patrón de respiración (algo que se enseña por ejemplo en clases de yoga), y si ya sabes respirar correctamente no te aporta mucho más.

Disponemos de un cronómetro simple.

Fitbit Charge 2 - Cronómetro

No hay mucho más que decir acerca de esta función. Lo inicias manteniendo pulsado el botón y una vez en marcha se pausa presionando de forma breve. Una nueva pulsación y continúa donde lo habías parado. Pero no tiene función de vueltas ni nada parecido.

Por último, destacar que Fitbit Charge 2 continúa sin ser resistente al agua, al menos de forma oficial. Lo incluyo en esta sección no por ser una función, sino por no tener ningún otro apartado específico donde incluirlo.

Fitbit Charge 2 - Resistencia al agua

En teoría la Fitbit Charge 2 sólo es resistente a salpicaduras y transpiración, pero el fabricante indica que no puedes ducharte o nadar con ella puesta. Si bien cuando he estado nadando no la he usado (porque no aporta ningún dato en la natación), sí me he duchado todos y cada uno de los días con la pulsera puesta sin ningún tipo de problema.

Eso sí, dadas las recomendaciones no haría sesiones de natación con ella puesta. Pero al igual que ocurre con las notificaciones, parece que hay alguien en Fitbit que también está en contra del agua. Me pongo a pensar y no se me ocurre de ningún otro fabricante que no ofrezca resistencia al agua en sus dispositivos “wearables”.

Y no es que necesite un estudio de ingeniería estudiando el caso durante 6 meses, hasta relojes de 5 euros ofrecen resistencia al agua, algo que Fitbit continúa ignorando aunque, como ya he dicho, puedas ducharte con ella (bajo tu propia responsabilidad, claro).

Mi opinión

La renovación de Fitbit Charge 2 es bastante satisfactoria, tanto a nivel de producto como de utilidad. La aplicación de Fitbit sigue siendo la mejor, no sólo por la información mostrada sino principalmente por las diferentes formas de motivación que ofrece, así como la continua comunicación con el usuario a base de notificaciones (no sólo de la aplicación, sino de a través de correo electrónico). En este punto Fitbit está uno o dos escalones por encima de la competencia.

Nuevos modos de deporte, un sensor de pulso que continúa ofreciendo datos bastante fiables en todo momento, y siendo el único monitor de actividad que verdaderamente hace un seguimiento constante del pulso. Y la posibilidad de conectar con el GPS del teléfono para dotar de mayor precisión a tus actividades andado y corriendo así como un mapa de la ruta realizada.

La pantalla, la estética y los materiales usados son ahora mejores. Todo ello suma a un producto final realmente bueno, que bien podría otorgarle el título de “mejor monitor de actividad” sin mucho problema.

Fitbit Charge 2

Desgraciadamente Fitbit vuelve a tropezar en la misma piedra. Fitbit Charge 2 continúa sin ofrecer protección total contra el agua e incluso entre las recomendaciones están que no te duches con ella puesta (aunque yo lo he hecho todos los días que la he usado sin ningún problema, pero es algo a tener en cuenta). Me pongo a pensar y no consigo recordar ningún otro dispositivo de este tipo que no ofrezca algún tipo de protección, incluso la resistencia mas bajo. Es algo que hasta los productos chinos más económicos tienen.

El segundo problema es la carencia de notificaciones. Sólo notificará de llamadas y mensajes SMS si está emparejado con un iPhone, mientras que si está con Android se podrá seleccionar otras aplicaciones como WhatsApp. Pero nada más, ni Twitter, ni Facebook, ni correo…

A finales de 2016 es incomprensible que un dispositivo de este tipo no cubra algo tan básico. Alguien en Fitbit está totalmente en contra de las notificaciones.

Si estos dos puntos no suponen un impedimento importante para tu uso, Fitbit Charge 2 es de las mejores opciones para ti (si no la mejor) sin ninguna duda.

Comprar Fitbit Charge 2

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación.

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional.

Y si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

Fitbit Charge 2, pulsera de actividad con sensor de pulso óptico | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/fitbit-charge-2/feed/ 14
Polar M600, reloj GPS de entrenamiento con Android Wear | Análisis completo https://www.correrunamaraton.com/android-wear-polar-m600/ https://www.correrunamaraton.com/android-wear-polar-m600/#comments Wed, 30 Nov 2016 14:01:29 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=9266 El Polar M600 es un reloj único en su especie. No es el único con Android Wear, pero sí es el primero creado por una compañía dedicada al deporte como es Polar. No es un detalle nimio. Tener un smartwatch con receptor GPS y sensor de pulso óptico es relativamente sencillo para cualquier fabricante. Hacerlo ofreciendo …

Polar M600, reloj GPS de entrenamiento con Android Wear | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>

El Polar M600 es un reloj único en su especie. No es el único con Android Wear, pero sí es el primero creado por una compañía dedicada al deporte como es Polar. No es un detalle nimio. Tener un smartwatch con receptor GPS y sensor de pulso óptico es relativamente sencillo para cualquier fabricante. Hacerlo ofreciendo la experiencia de uso y la plataforma de análisis de entrenamiento de Polar no lo es.

Es en este punto en el que el Polar M600 puede hacer palidecer a cualquier otro reloj inteligente, ya sea Apple Watch o cualquiera de las propuestas de Google hasta el momento. Y es que el as en la manga de Polar es la integración entre un reloj con Android Wear y su plataforma de entrenamiento Flow.

El reloj de esta prueba ha sido cedido temporalmente por parte de Polar. Una vez completada se lo enviaré de vuelta. Es importante que entiendas esto, porque las pruebas que realizo y mis opiniones de los productos son totalmente independientes, no hay remuneración de ningún tipo por parte de las marcas.

Recuerda que si quieres mostrar tu gratitud por las pruebas que realizo y quieres ayudar a soportar la página, puedes comprar el reloj a través de lo enlaces que facilito. De esa manera recibo una pequeña comisión por cada reloj, que es lo que permite que continúe esta página web y cubre parte del trabajo realizo en ella.

Llevo unas semanas de prueba con el Polar M600, usándolo tanto con Android como con iPhone, así que ya tengo bastante claro en qué destaca el M600 y de cuáles son sus puntos débiles. Acompáñame en la prueba y te cuento lo mejor y lo peor del M600.

Desempaquetado

Vaya, vaya. Un reloj nuevecito dentro de su caja. ¿Qué nos pide el cuerpo? ¡Abrirla!

Polar M600

Y mientras buscas por dónde se abre, lo primero que podrás comprobar es que no es un reloj GPS normal. No, ¡este tiene Android Wear!

Polar M600

Mucha caja para poco contenido, parece ser… Dentro sólo encontrarás el reloj con su cable de carga. Y un manual de instrucciones que ya he tirado en alguna parte. Tu puedes hacer lo mismo, en esta prueba te explicaré más cosas que las que podrás encontrar en el.

Polar M600

La correa tiene doble cierre y doble pasador, para asegurarte que no vayas a perderlo.

Polar M600

El Polar M600 tiene un nuevo sensor de pulso. Es diferente a lo que hemos visto anteriormente en otros dispositivos de Polar, ni siquiera parecido a lo que ofrecen otras marcas. Y es que ahora lo han rodeado de 6 LEDs de color verde, cuando lo habitual son tres. Que no sea por falta de iluminación…

En cuanto al conector de carga, es propietario (evitando conectores internos como el microUSB del Polar M400 que a muchos ha terminado dando problemas a largo plazo). Es similar al del Polar V800, pero no es el mismo.

Polar M600

La pantalla es táctil, y la usarás para moverte por todos los menús del reloj. Pero disponemos de dos botones. El del lado izquierdo sirve para encender y apagar la pantalla, o bien para volver a la pantalla principal en cualquier momento. Adicionalmente, dos toques activarán el “modo cine”.

El que se encuentra debajo de la pantalla le llamaremos botón del “universo Polar”. Cuando lo presionas entras directamente en la aplicación de entrenamiento Polar. También tiene otras funciones como marcar vueltas manuales mientras estás entrenando.

Polar M600

La correa se puede retirar fácilmente, para poderla sustituir por otra diferente. A lo largo de 2017 habrá más opciones en cuanto a colores, por el momento sólo está disponible en blanco o negro. El color rojo será la primera opción disponible.

Polar M600

Lo cierto es que el reloj resulta algo voluminoso, pero es más por el efecto óptico de su diseño que por el tamaño en sí (no es mucho más grande que un Forerunner 35, por ejemplo).

Y así es como cargarás el reloj. El conector es magnético, por lo que es muy sencillo de colocar en su lugar.

Polar M600

Y sí, la correa negra es un auténtico imán de pelusas. Pero como es de silicona podrás lavarla cuantas veces quieras.

El Polar M600, con Android Wear

Lo primero que destaca del Polar M600 es que se trata de un reloj con Android Wear. Es lo que le diferencia del resto de relojes de entrenamiento y lo que lo hace único.

Contar con un sistema operativo como el de Google permite ampliar tremendamente las posibilidades que ofrece. No es un reloj GPS con notificaciones. No, estamos ante un reloj inteligente completo, que además permite usarlo durante tus entrenamientos.

En cuanto a su lado Android Wear, el Polar M600 no se desmarca mucho del resto de opciones disponibles con este sistema operativo. En todos ellos la personalización se limita a esferas de la hora y a alguna aplicación específica que pueda incluir el fabricante, manteniendo una estructura de menú muy similar.

En el caso de Polar, incluye dos esferas específicas que combinan la hora con los datos del monitor de actividad.

Polar M600

Y por supuesto la aplicación de entrenamiento de Polar, que es la parte más destacada de su desarrollo,. Pero eso ya lo veremos con más detalle en su sección correspondiente, no quieras adelantarte a los acontecimientos.
Polar M600 - Flow

Como reloj Android Wear que es, la funcionalidad con su sistema operativo análogo Android es muy amplia. Mostrar notificaciones e interactuar con ellas, enviar mensajes con la voz, hacer consultas a Google Now o incluso reproducir música almacenada en el reloj sin necesitar del teléfono para ello (dispones de algo más de 2GB para música y aplicaciones). También tenemos una aplicación de seguimiento de actividad como Fit, pero simplemente es un espejo de la actividad que registra la aplicación de Polar.

Polar M600 - Google Fit

En el teléfono es necesario instalar la aplicación de Android Wear. Se descarga desde Play Store y es el puente necesario entre el reloj y el smartphone. Sin dicha aplicación no es posible realizar ningún tipo de operación con el M600, además de permitir configurar alguna característica de las notificaciones.

Polar M600 - Aplicación Android Wear

Aunque la mayor parte de las modificaciones las realizarás desde el menú de ajustes del propio reloj.

Polar M600 - Ajustes

Desde Play Store también podrás instalar aplicaciones en el reloj. Estas aplicaciones son totalmente autónomas, por lo que una vez instaladas podrás hacer uso de ellas y consultar la información que precises sin tener el teléfono encima, siempre que no necesiten conexión a Internet.

Pero el mayor atractivo de la plataforma son las notificaciones. Android Wear permite no sólo mostrar todas las notificaciones que envía tu smartphone, sino que además podemos interactuar con ellas.

Polar M600 - Notificación

Puedes, por ejemplo, ignorar notificaciones de tu aplicación de correo, eliminando también dicha notificación en el teléfono, pero sin borrar el correo ni marcarlo como leído. Lo mismo ocurre con notificaciones de otras aplicaciones como WhatsApp.

Además puedes contestar a esas notificaciones simplemente con la voz. Responder a un mensaje o un correo dictando al reloj nos podía parecer ciencia ficción hace unos años (KITT, te necesito), pero cuando ya estás acostumbrado a hacerlo es tremendamente sencillo, sobre todo para contestar mensajes que sólo necesitan un “sí” o un “no” por respuesta.

Polar M600 - Responder notificación

Pero si hay algo que podemos destacar de Android Wear es la posibilidad de instalar aplicaciones. Y no hablo de aplicaciones de productividad o mensajería (que también) sino de aplicaciones pensadas específicamente para entrenar, permitiendo aumentar exponencialmente las posibilidades que Polar nos ofrece en el M600.

Por ejemplo navegación para ciclismo (citymapper puede ser una solución) o mientras paseas. O usarlo en la piscina con la app de swim.com registrando distancia y datos específicos de natación.

Polar M600 - Natación

Y abre también las posibilidades de uso a sensores externos, como medidores de potencia para ciclismo (la aplicación de Polar del M600 sólo tiene soporte para sensores de pulso).

Aplicaciones con multitud de posibilidades de configuración como Ghostracer o cubriendo opciones que Polar no tiene presente en el M600 como es el seguimiento de pulso 24/7 con la aplicación Heart Rate OS.

En definitiva, multitud de opciones que van mucho más allá de mostrar notificaciones en la pantalla del reloj.

Eso sí, todo esto es válido si hablamos de sincronizar el reloj con Android; si tu teléfono es un iPhone hablamos en otros términos, y es que a pesar de ser compatible la experiencia no es la misma que tenemos con el sistema operativo del robot verde.

Polar M600 - iPhone

Lo primero que destaca es el control que tenemos sobre las notificaciones del teléfono, que es nulo. Tan sólo podrás verla o descartarla del teléfono. Y de la misma manera, no permite iniciar nuevos mensajes o conversaciones. Así que el reloj inteligente se vuelve menos inteligente cuando se empareja con un iPhone.

La duración de la batería se reduce drásticamente. Si emparejado con mi Nexus 6p es capaz de pasar de los 2 días de duración (incluyendo entrenamientos), cuando es el iPhone 6 el que está conectado al reloj cuesta llegar al día de duración. Es lo que permite el sistema operativo de Apple, que de esta manera también favorece a su Apple Watch en lugar de cualquier modelo de la competencia.

Y cuando el reloj está alejado del teléfono tampoco permite utilizar la conexión WiFi. Con Android puedes desplazarte a otro punto de tu casa o lugar de trabajo y seguir conectado al teléfono, aunque no estés en el radio de acción del Bluetooth, siempre que permanezcas bajo la misma red inalámbrica.

Otro punto importante del que carece la compatibilidad con iOS es la imposibilidad de instalar aplicaciones, tan sólo tendrás lo que incluye el reloj. Y no pienses “puedo instalar una aplicación desde el teléfono de un amigo y luego usarla”. No, porque para emparejar el reloj con otro teléfono hay que hacer un borrado completo, así que es imposible andar saltando de un teléfono a otro. Y además de no poder instalar aplicaciones, tampoco puedes transferir música al reloj.

Todo esto debería cambiar con la llegada de Android Wear 2.0 al reloj, pero la actualización está todavía en desarrollo y Google aún no ha aclarado, específicamente, cuáles serán las mejoras de compatibilidad con iOS. Sí permitirá la instalación de aplicaciones directamente desde el reloj usando la conexión WiFi (sin necesitar del teléfono para ello), pero es lo único que está claro. Todavía no sabemos si solventará alguno de los otros problemas presentes y anteriormente mencionados.

Pegas de Android Wear

Está claro que uno de los principales beneficios del Polar M600 es el estar basado en Android Wear. Con este sistema operativo Google ofrece a diferentes fabricantes una plataforma a partir de la cual crear productos completos y complejos sin tener que desarrollar una plataforma de forma independiente.

Dicho de otra manera, permite a fabricantes como Polar cerrar la brecha que tiene con Garmin y ConnectIQ a la hora de poder instalar aplicaciones y esferas de reloj para personalizar los dispositivos. Y no sólo eso, sino que provee de todo el sistema de notificaciones y control por voz que de otra manera sería imposible alcanzar. A simple vista, parece que Polar sólo tiene aspectos positivos gracias a la integración con Android Wear.

Pero como ya has visto con la compatibilidad con iOS, no todo es de color de rosa. Android Wear también ofrece limitaciones a los fabricantes, y dado que el sistema operativo está totalmente fuera de su control, son limitaciones que no pueden solventar de ninguna forma, más allá de que Google trabaje en ello.

El primer ejemplo lo podemos encontrar en las actualizaciones del sistema operativo. Cuando Polar presentó el M600, lo hizo pensando que antes de finalizar el año Google ya dispondría de la versión definitiva de Android Wear 2.0, llegando así a las fechas navideñas con un producto muy sólido y recién actualizado a un sistema operativo nuevo y reluciente. El problema es que Google ha vuelto a retrasar la actualización, en esta ocasión para 2017. No sólo es un inconveniente para los usuarios, sino principalmente para el fabricante, que pierde fuerza en los meses más importantes de lanzamiento de un producto.

La nueva versión de Android Wear incluirá la posibilidad de instalar aplicaciones desde el propio reloj, algo básico para los usuarios de iPhone (que actualmente no pueden instalar aplicaciones o esferas de ninguna manera). Y también actualizará las posibilidades de la plataforma, que tras casi 21 meses sin novedades importantes lo cierto es que se ha quedado algo añeja. Es algo común a cualquier otro reloj basado en este sistema operativo ya que todos adolecen del mismo problema.

Pero el Polar tiene sus características específicas, como verás a continuación.

El universo Polar

Hasta ahora hemos estado revisando el comportamiento normal de cualquier reloj equipado con Android Wear. No muy diferente a lo que podemos encontrar en cualquier otro modelo con el sistema operativo de Google. Pero si presionas el botón situado bajo la pantalla entrarás en un universo totalmente diferente: el universo Polar. Y una vez que lo presionas te puedes olvidar de que estás ante un reloj con Android Wear, porque lo que vas a encontrar es algo muy similar a cualquier otro reloj de Polar.

Polar ha realizado un trabajo fantástico adaptando todas sus funciones en una aplicación Android. Todo es exactamente igual que en cualquier otro de sus dispositivos, tanto a la hora de configurarlo como en su posterior sincronización y análisis de entrenamiento.

Su menú principal es bastante reducido, pero no necesitamos más. En primer lugar encontrarás la opción de entrenamiento.

Polar M600 - EntrenamientoAl pulsar sobre ella podrás acceder a los diferentes deportes que hayas configurado para el M600. Es aquí donde comenzará a realizar la búsqueda de GPS y del sensor de pulso.

Polar M600 - Carrera

La segunda opción es la de “Mi día”. Básicamente el historial de actividad del día en curso.

Polar M600 - Mi Día

Aquí se incluyen los datos del monitor de actividad y los entrenamientos que hayas completado, pudiendo acceder a la misma información que presenta el reloj al finalizar una actividad.

Polar M600 - Resumen del día y de entrenamiento Polar M600 - Resumen del día y de entrenamiento Polar M600 - Resumen del día y de entrenamiento Polar M600 - Resumen del día y de entrenamiento Polar M600 - Resumen del día y de entrenamiento

Pero sólo puedes volver a tener los datos de actividad del día en curso. Si quieres consultar algo de días pasados deberás abrir la aplicación en tu teléfono o en la web, pero eso lo veremos más adelante.

También encontrarás los entrenamientos programados para ese día, si es que los tienes creados en el calendario de Flow. Y es que toda configuración al respecto deberás hacerla desde su propia plataforma.

Configuración de modos deportivos

La configuración del Polar M600 no se realiza en el reloj, sino a través de su página web. La parte negativa es que es necesario tener conexión para hacer cualquier cambio, por pequeño que sea. Así que si sales y antes de comenzar te das cuenta que has olvidado activar una pantalla de datos específica, mala suerte, porque necesitas hacer el cambio a través de la web de Polar.

Pero no todo es negativo. Hay muchos puntos positivos. Para empezar, la configuración inicial (y las sucesivas) son muy sencillas.

Y además tienes multitud de deportes entre los que poder elegir. En lugar de limitarte a tener perfil de carrera y de ciclismo junto a otro genérico para todo lo demás (como es habitual en otros fabricantes); en Polar puedes volverte loco y crear perfil para cosas como ping pong o yoga. No es que tenga función específica para esto, pero sí permite que configures las pantallas de forma independiente y que, al sincronizar la actividad, seas capaz de identificar qué estabas haciendo ese día.

Polar M600 - Perfiles deportivos

Tras seleccionar los diferentes deportes que quieres tener disponibles podrás editarlos para configurar los diferentes parámetros en cada uno de ellos. Primero las configuraciones básicas (y que serán comunes a todos tus dispositivos Polar), como zonas de velocidad o frecuencia cardíaca y las vueltas automáticas.

Polar M600 - Configuración perfil deportivo Polar M600 - Configuración perfil deportivo Polar M600 - Configuración perfil deportivo

Pero la parte más importante es la configuración de las pantallas de datos. El Polar M600 admite hasta 8 pantallas diferentes, con un máximo de 4 datos por pantalla. Dependiendo de la cantidad de datos que selecciones, se verán con un tamaño mayor o menor en la pantalla.

Polar M600 - Configuración de pantallas

En este punto destaca que no nos permite seleccionar “cadencia” como un campo de datos. Aunque el reloj es capaz de grabarla y así figura después en el resumen de actividad, no es posible ver este dato durante el entrenamiento. Algo que echo en falta y más de uno agradeceríamos.

Ya tienes todo configurado. Todos los cambios que hagas aparecerán en el reloj en la próxima sincronización que realices. Si el cambio lo has hecho antes de salir a correr, simplemente con que abras la aplicación Polar Flow en tu teléfono será suficiente.

Entrenando con el Polar M600

Con todos los perfiles configurados en el reloj es hora de ir a entrenar. Ya sabes, simplemente tienes que pulsar el botón central y entrarás en la aplicación de entrenamiento de Polar, donde seleccionar el deporte que vas a practicar.

Polar M600 - Correr

Antes de pulsar sobre la pantalla debes esperar a tener señal de GPS y frecuencia cardíaca. Mientras está buscando ambos círculos tendrán una animación, quedando fijo cuando ya puedes comenzar tu entrenamiento.

Cuando estés corriendo (o practicando cualquier otro deporte) tendrás acceso a las pantallas de datos que hayas configurado desde el ordenador. Pueden ser datos o gráficas, según lo que hayas seleccionado. A esas pantallas se accede desplazando hacia abajo.

Polar M600 - Datos

Polar M600 - Datos

Polar M600 - Datos

Y si desplazas hacia la derecha tendrás dos pantallas predefinidas. En primer lugar un resumen de la vuelta en curso.

Polar M600 - Datos

Y si desplazas una pantalla más verás el resumen total del entrenamiento hasta ese momento.

Polar M600 - Ciclismo

Datos como distancia recorrida, medias y máximas de velocidad y frecuencia cardíaca, zonas, etc.

Los datos en pantalla se ven perfectamente, independientemente de que estés entrenando de día o de noche. La calidad de la pantalla LCD del M600 es muy alta, con una resolución que garantiza que cualquier gráfica o dato se verá claramente.

En cuanto a iluminación, por defecto puedes tenerla apagada para aumentar la duración de batería, encendiéndose al pulsar sobre ella o al realizar el giro de muñeca. Hay una segunda opción, que es dejar la pantalla siempre encendida. Puedes activar la opción deslizando desde arriba mientras estás entrenando.

Polar M600 - Retroiluminación

Yo siempre uso la segunda opción, ya que aunque el giro de muñeca lo reconoce perfectamente en la mayoría de ocasiones, esas décimas de segundo que tarda hasta que se enciende la pantalla parecen una eternidad.

Evidentemente por el tipo de pantalla utilizada, aquí la palabra “retroiluminación” tiene otro concepto. Si en cualquier otro reloj se limita a encender la iluminación de la pantalla para verla en la oscuridad, aquí es necesario hacerlo sea de día o de noche porque la pantalla, de cualquier otra manera, permanecerá apagada.

Mientras estás entrenando, si has activado la opción, el reloj irá marcando las vueltas de forma automática en la distancia que hayas establecido, mostrando un resumen de vuelta en pantalla. Aunque es fácil que pase inadvertido, porque la vibración no es excesivamente potente y el M600 no dispone de avisos sonoros.

También puedes marcar vueltas de forma manual, por ejemplo en entrenamiento de series o intervalos. Simplemente tienes que pulsar el botón de debajo de la pantalla (el que denomino “botón Polar”) y marcarás una vuelta. Los datos mostrados serán los mismos que verás en las vueltas automáticas.

Polar M600 - Vuelta

Y cuando has terminado de entrenar (o quieras detener la actividad momentáneamente) tendrás que deslizar la pantalla hacia la izquierda, donde encontrarás el botón de pausa.

Polar M600 - Pausa

En la siguiente pantalla podrás reanudar la actividad presionando el botón verde, o detenerla de forma definitiva manteniendo presionado el botón rojo.

Polar M600 - Parada

Una vez terminado el entrenamiento, podrás ver el resumen de la actividad, que es el mismo que hemos visto anteriormente para la sección “Mi día”.

Por último, en cuanto al uso de sensores, sólo permite conectar a un sensor de pulso externo a través de Bluetooth. Pero no permite el uso de footpod, medidores de potencia, cadencia/velocidad, etc. Al menos con la aplicación de Polar, pero como el reloj está basado en Android, se abre un mundo de posibilidades…

Revisando las actividades

En cuanto el teléfono y el reloj vuelvan a encontrarse, la actividad que acabas de realizar se sincronizará de forma automática con Polar Flow (y con Strava, si tienes activada la sincronización automática).

A partir de ese momento podrás revisar todos los detalles del entrenamiento tanto en la aplicación móvil como en la web de Polar.

Polar M600 - Calendario Polar Flow

Y no sólo los detalles de entrenamiento, sino también de la actividad diaria de pasos y calorías que proceden del monitor de actividad.

Polar M600 - AppPolar M600 - App

En cuanto a los datos de actividad tendrás la clásica vista de datos y gráficas junto con el mapa de actividad. Y si has marcado vueltas manuales, es aquí donde también podrás consultarlas.

Polar M600 - Entrenamiento

Por cierto, es también en Polar Flow donde también podrás crear entrenamientos que se sincronicen con tu reloj.

Polar M600 - Entrenamientos

Puedes diseñar tu entrenamiento y establecer una fecha para llevarlo a cabo, en cuyo caso te avisaría el reloj el día que toque realizarlo.

Polar M600 - Entrenamientos

Sensor de pulso óptico

El sensor de pulso óptico del Polar M600 es nuevo. No es el primer sensor óptico de Polar (el Polar A360 fue el primer dispositivo de la marca en estrenar esta tecnología), pero sí es el primero en mostrar esta configuración. Nada menos que 6 LEDs de color verde rodean al sensor óptico para intentar garantizar una buena lectura del pulso.

Polar M600 - Sensor

El sensor hace un pequeño bulto en la parte trasera del reloj que lo acerca a la piel, para intentar asegurar un contacto constante y evitar lecturas de pulso erróneas.

Polar M600 - Sensor

Es habitual que en otros dispositivos el sensor de pulso se utilice a lo largo del día para registrar datos de pulsaciones y de tendencias, así como para calcular la frecuencia cardíaca en reposo. En el caso del Polar M600 no es así, pues el sensor sólo está operativo al realizar una actividad, permaneciendo inactivo durante el resto del día. Puedes tomar el pulso en cualquier momento a través de la aplicación Google Fit, pero ese registro no quedará guardado ni se sincronizará a ningún sitio.

Polar M600 - Pulsaciones Google Fit

Por tanto, no hay nada más que discutir acerca de la frecuencia cardíaca cuando no estamos en la actividad. Así que discutamos de la que sí tenemos mientras entrenamos.

Empecemos con una carrera a ritmo constante. Simplemente correr en llano y sin cambios de ritmo. En esta ocasión además del Polar M600 (línea amarilla), llevo un Garmin Forerunner 35 (línea azul) y un Garmin Fenix 3 conectado al sensor HRM-Run en el pecho (línea morada)

Polar M600 - Garmin FR35 - Comparativa FC

Comportamiento perfecto del sensor del Polar M600 durante toda la actividad. El único que se desvía es el sensor HRM-Run al inicio de la actividad, algo común cuando hace frío y todavía no hemos empezado a sudar para garantizar una buena conductividad con el sensor. Es curioso ver cómo los dos sensores ópticos coinciden plenamente en su registro mientras el sensor de pecho se despista totalmente, teniendo en cuenta cómo se sospecha siempre de los sensores ópticos.

Vamos con otra prueba con los mismos protagonistas, aunque en esta ocasión con colores cambiados. Aquí el M600 es la línea de color morado. Es un entrenamiento de ritmo progresivo, con un descanso antes de hacer cinco sprints de 200m a tope. Ese descanso son las dos líneas rectas que se pueden apreciar en la gráfica. Aunque los datos del Fenix 3 no aparecen hasta los intervalos, pues había decidido que era muy temprano para conectarse con el sensor y en la parada tuve que hacerlo de forma manual.

Polar M600 - Garmin FR35 - Comparativa FC

De nuevo puedes apreciar como el Polar M600 registra las pulsaciones a la perfección, al menos durante el periodo de carrera progresiva. En los sprint finales consigue hacer el primero perfectamente, quedándose algo corto en los dos siguientes. El cuarto y quinto intervalo lo registra de forma satisfactoria, bastante mejor que el Forerunner 35 que a esas alturas de entrenamiento parece que estaba ya aún más cansado que yo.

A continuación otra carrera a ritmo constante pero a mayor intensidad, rondando la Z4 y Z5 y acercando el ritmo cardíaco a ritmos de cadencia (una situación complicada para los sensores ópticos, pues en ocasiones al coincidir los “golpes” de la cadencia con el pulso óptico provoca que la gráfica se desvirtúe totalmente por la similitud entre ambas señales). El Polar M600 en color azul, esta vez introduciendo el sensor óptico de Fitbir Charge 2 en la ecuación.

Polar M600 - Fitbit Charge 2 - Comparativa de sensores

De nuevo puedes ver cómo el inicio de la actividad es complicado para el sensor en el pecho, que necesita más de 6 minutos para ponerse en marcha al ritmo correcto. Mientras tanto el sensor del Polar M600 está funcionando a pleno rendimiento desde el inicio, aunque se pierde momentáneamente durante unos minutos, no obstante es capaz de volver a recuparse y terminar la actividad de forma correcta.

Una lectura incorrecta por algún motivo indeterminado, porque en ese momento ni moví el reloj ni estaba haciendo nada extraño.

A continuación otra actividad con intervalos tipo fartlek. La parte de trabajo incluye segmentos de 20s a ritmos aproximados de 3:20 con descanso de 10s. Es decir, lo más difícil a lo que puede enfrentarse un sensor óptico. En azul la línea del Polar M600, que aparece con un poco de retraso por la diferencia en los códigos de tiempo, no por defecto del sensor. Sencillamente el Suunto Spartan Ultra hizo algo raro al marcar los tiempos en el archivo de actividad, por lo que a la hora de comparar las gráficas no coinciden.

Ese día llevaba también la Fitbit Charge 2, pero el archivo de actividad no tiene datos GPS por lo que no tiene un formato estándar (inexplicable, pero cierto). Así que con la inestimable ayuda de Suunto y Fitbit, esta es la gráfica comparativa de la actividad.

Polar M600 - Comparativa sensor de pulso

Ya no comento nada acerca del inicio extraño del sensor de Suunto, pues ya sabes cuál es el motivo. En cuanto al entrenamiento en sí, tenía que hacer dos bloques de 4 minutos de calentamiento y 4 minutos de trabajo resumidos en 8x(20s a 3:20, 10s descanso). Entre los dos bloques unos minutos de estiramiento.

En el caso del sensor de Suunto se pueden apreciar perfectamente los 8 intervalos en cada uno de los dos bloques. En el caso del Polar, registra la intensidad aproximada, pero no con la misma precisión que el sensor en el pecho. Los intervalos están más “empastados” y en alguno de ellos no es posible identificarlos correctamente. Pero como digo, es la prueba más dura que podemos hacer con un sensor óptico por la rapidez en los cambios de intensidad del ejercicio.

Hasta el momento hemos visto actividades de carrera a alta intensidad, pero habrá muchos que no acostumbran a llevar estos ritmos de trabajo. ¿Cómo se comporta el sensor cuando la intensidad es mucho más baja? Pues también he preparado una prueba para ello. Trote ligero, seguido de un periodo andando; para de nuevo trotar un poco y después volver a andar. La línea del Polar M600 es la de color morado.

Polar M600 - Fitbit Charge 2 - Comparativa de sensores

Buen registro general por parte del Polar, tanto al trotar como en los periodos de paseo. Mucho mejor que el sensor de Fitbit, que registra satisfactoriamente al trotar pero al andar pierde totalmente la línea.

Hasta ahora hemos revisado entrenamientos de carrera. Vamos a ver uno de ciclismo.

Polar M600 - Garmin FR35 - Comparativa FC

El inicio es bueno, siguiendo correctamente a los otros dos sensores sin mayor problema. Pero alrededor del minuto 28 parece que el Polar M600 decide tomar una ruta totalmente diferente, eligiendo un camino mucho más fácil. En ese momento se perdió y no volvió a recuperar la tónica en ningún momento de todo el entrenamiento. Poco más te puedo decir al respecto, 2/3 de entrenamiento en los que el Polar M600 es un desastre.

El resto de entrenamientos de ciclismo que he realizado han sido muy similares. Qué le vamos a hacer, parece que éste sensor no se lleva muy bien con las actividades sobre dos ruedas. Aunque en esas ocasiones podrías usar cualquier sensor externo a través de Bluetooth, ya que el M600 permite emparejar con un sensor de pulso externo, obteniendo de esta manera los datos de frecuencia cardíaca.

Polar M600 - Sensor externo

En resumen, ¿cuál es mi opinión acerca del sensor óptico del Polar M600? Pues a pesar de no ser demasiado brillante en entrenamientos de ciclismo, hay que recordar que así suele ocurrir con la mayoría de sensores de pulso óptico. En este caso el comportamiento que ha tenido me ha recordado a las primeras iteraciones del sensor Elevate de Garmin, que ahora ofrece un mejor comportamiento.

En cuanto a correr con el, el resultado ha sido bueno. Bastante bueno. Sí, con algún pequeño error aquí y allá, pero globalmente el resultado es satisfactorio. Mucho más que los resultados del sensor del Polar A360 que presentaron anteriormente. Y suficientemente buenos como para que no tuviera ningún problema en usarlo como sensor de pulso durante todos mis entrenamientos.

Fiabilidad del GPS

Las pruebas de GPS que realizo son de forma específica. Simplemente utilizo como base mis entrenamientos, por zonas que conozco y puntos que identifico que suelen ser problemáticos con la señal GPS. Puntos negros que por cómo rebota la señal de los satélites o por dificultad en la cobertura pueden presentar mayor o menor problema.

Y para confirmar que la recepción que realizan es correcta lo acompaño con diferentes dispositivos. Lógicamente yo sé por donde he pasado y por donde no, pero a través de gráficas es mucho más fácil poder mostrártelo.

Hay gente que utiliza otros sistemas, como tener una ruta preconfigurada y comparar registros sobre ella. Pero en mi opinión no es un método válido, ya que no tiene en cuenta cambios como las diferencias meteorológicas, diferencias en el follaje de los árboles dependiendo de la estación del año, la mano en la que se lleva el dispositivo (sí, también es un factor diferenciador), etc. Es decir, manejar una base de datos de entrenamientos en diferentes días no siempre dará el mismo resultado. Es por ello por lo que prefiero este tipo de pruebas en las que comparo los datos bajo las mismas condiciones. Así que a continuación te mostraré extractos de algunos de mis entrenamientos. Recuerda que puedes pinchar en cualquier imagen para verla ampliada.

En este primer ejemplo además del Polar M600 llevo un Garmin Forerunner 230 y una pulsera Fitbit Charge 2 (cuyo GPS es un iPhone que llevo en ese momento).

Polar M600 - Análisis GPS

En las rectas nunca suele haber problemas, sobre todo cuando la velocidad es algo más rápida. Es en los giros donde podemos ver cosas extrañas. En esta primera imagen puedes ver como el M600 hace ambos giros prácticamente a la perfección (cortando un poco el primero), pero tanto el FR230 como el iPhone se van largos en la curva.

En zonas de buena cobertura, lo habitual es que todas las unidades coincidan perfectamente en el track grabado. Ligeras desviaciones, pero también provocadas por la diferente ubicación del dispositivo (en el caso de esta prueba el iPhone es el que lo tiene más complicado de los tres por ir en la cintura dentro de un Spibelt).

Polar M600 - Análisis GPS

En la siguiente captura es el M600 el que se va un poco largo en la curva, aunque los otros dos la recortan demasiado. Pero estamos hablando de una diferencia de 30cm sobre la zona de paso real en un giro bastante estrecho. Por tanto, un buen resultado de los res contendientes que no han optado por trazar una simple línea recta.

Polar M600 - Análisis GPS

Es en las zonas de mayor complicación en la recepción donde se perciben mejor los problemas. En la parte inferior de la ruta, corriendo por la zona de dársenas del puerto, voy pegado a unos edificios que complican la recepción. A la vuelta, el paso de la avenida está bastante cubierto por árboles, a lo que se suma edificios a ambos lados de la calle.

Polar M600 - Análisis GPS

Suele ser un punto conflictivo en todas las pruebas que realizo. El que peor desempeño tiene es el iPhone, mientras que el Garmin y el Polar tienen algunos desvaríos. Pero dadas las circunstancias de la zona, no es llamativo. El Polar también tiene una trazada algo más inestable, y destaca un corte bastante notable en un a curva.

Más zonas con árboles de cobertura complicada.

Polar M600 - Análisis GPS

El primer giro el Polar M600 lo clava, mientras que los otros dos dispositivos se vuelven a ir largos. En el segundo giro, entrando de nuevo en zona de buena cobertura, el M600 y el FR230 vuelven a clavar la trazada mientras el iPhone tarda en recuperar la señal tras salir de la zona de árboles.

Otro día diferente. En esta ocasión entrenamiento corto de series breves. El otro reloj con el que comparo la gráfica es un Suunto Spartan Ultra, con la última actualización lanzada para corregir ciertos problemas de recepción GPS.

Polar M600 - Análisis GPS

Salvo un pequeña diferencia en la llegada a la zona del paseo marítimo, en la que el Suunto traza de forma correcta, ambas gráficas coinciden casi totalmente en todo momento. Buen resultado de ambos relojes.

Vayamos ahora con una salida en bici por carretera, terminando con unas series. A simple vista todo cuadra perfectamente.

Polar M600 - Análisis GPS

Y así es, cuando la recepción es buena y la velocidad elevada, se obtienen tracks perfectamente alineados.

Polar M600 - Análisis GPS

El M600 obtiene muy buen resultado en todo momento, incluso estando en la muñeca.

Polar M600 - Análisis GPS

Esta zona es un cañón en un río. La ubicación del Edge 520 es perfecta, pues recibe señal perfectamente en todo momento. En cambio los relojes que van en la muñeca lo tienen más complicado por no estar orientados hacia el cielo. Vemos que a la ida tanto el Polar como el Edge coinciden en todo momento y el FR35 falla un poco al realizar la curva.

La vuelta es exactamente idéntica con el M600 y el Edge 520 marcando el track por su lado de la carretera. En cambio el Forerunner 35 se pierde totalmente y se va al monte.

¿Y qué hay de los giros repetitivos en las series? Es como corriendo, pero más rápido.

Polar M600 - Análisis GPS

De nuevo vemos la misma diferencia que anteriormente. El Edge 520 y el Polar M600 coinciden totalmente en los tracks, marcando los puntos de giro exactamente igual.

Polar M600 - Análisis GPS

En cambio, el Forerunner 35 se pierde mucho más. Eso sí, en su defensa hay que destacar que el Garmin tiene grabación de datos inteligente, lo que le perjudica en pruebas de este tipo en las que realizo giros cerrados.

En definitiva, como ves no hay muchos problemas en el GPS del Polar M600. No será el mejor de los mejores, pero realmente no he visto nada importante que reseñar. De todas formas, nunca habrá un reloj que realice el 100% de los tracks con la máxima perfección, siempre habrá algún punto en el que se pierda y otra unidad lo haya obtenido un mejor registro.

Lo cierto es que en este punto el Polar M600 vuelve a realizar un buen trabajo.

Autonomía

Como ya sabrás si estás detrás de hacerte con un reloj inteligente, donde más problemas puedes encontrar es en la autonomía de este tipo de dispositivos. Y es que por especificaciones técnicas son auténticos devoradores de batería. Procesador, pantalla TFT, sistema operativo… todo está pensado para el rendimiento puro, no para maximizar la duración de batería.

El Polar M600 no escapa a estos problemas, aunque sí es cierto que en este aspecto, los relojes inteligentes han avanzado ligeramente desde que comenzaron a llegar al mercado. Si antes era obligatorio cargar el reloj todas las noches -y había que saber gestionar bien el uso para llegar a la noche-, con el Polar M600 es posible extraer dos días de uso normal sin temor a no llegar al final de la segunda jornada. Y eso, incluyendo uso esporádico de GPS y sensor de pulso óptico con uno o dos entrenamientos.

Pero como destaco cada ocasión que tengo oportunidad de utilizar un dispositivo de este tipo (la última vez, el Apple Watch Series 2, su principal rival), la autonomía diaria depende mucho de tu uso. Que puede ser similar al mio, o totalmente diferente. Por tanto todo dependerá de cuántas notificaciones recibas, cuantas consultas hagas con el reloj o cuantas veces abras alguna aplicación en éste. Valorar con mi uso la duración de batería que puede tener cualquier otro usuario es imposible.

Una vez aclarado confirmar que mis resultados han sido similares a lo que Polar declara. Algo más de dos días de batería (incluyendo entrenamientos) estando emparejado con Android, y rozando un día completo si tu teléfono es un iPhone.

En cuanto a la duración de batería en actividad, Polar indica que llega hasta 8 horas con uso de GPS y sensor de pulso. En mi experiencia diría que es algo superior a ese dato. ¿Cuánto? Es difícil de establecer, pues el reloj no se comporta igual estando en movimiento que grabando la actividad en estático.

De hecho traté de realizar mi habitual prueba de autonomía dejando el reloj en el tejado hasta agotar la batería, pero tras dejarlo 12 horas grabando y ver que aún quedaba casi un 50% de batería estaba claro que esa prueba no sería determinante para ver su rendimiento, y es que al estar parado en un mismo lugar sin movimiento el comportamiento y consumo del reloj cambia totalmente.

Mi opinión

Polar M600

El Polar M600 es un reloj único en su especie. Un rara avis. En el mercado de los “wearables” encontrábamos hasta ahora relojes inteligentes con algunas funciones de práctica deportiva; o bien relojes destinados a la práctica deportiva con pequeños toques inteligentes. Hasta que Polar decidió juntar lo mejor de los dos mundos y crear el M600.

Es el primero de los muchos relojes Android Wear con posibilidades de entrenamiento, pero de momento Polar ya lleva la delantera. La integración que han logrado realizar entre su plataforma y el sistema operativo de Google es muy buena. Tan buena, que alguien que no conozca a fondo cómo funcionan este tipo de dispositivos y las complejidades que plantean al desarrollarlo no se parará a pensar en ello. Porque, simplemente, funciona. Es la mejor seña de un trabajo bien realizado, que algo que puede plantear numerosos problemas pase totalmente desapercibido.

El movimiento de Polar ha sido inteligente. Tal y como se está poniendo el mercado era cuestión de tiempo que alguien lanzara un reloj de este tipo. Actualmente no disponen de una plataforma capaz de instalar aplicaciones o permitir personalizaciones básicas como la esfera de reloj. Y crear algo así de cero no es algo sencillo, más aún si consideramos la cantidad de desarrolladores que pueden dedicar a tamaña tarea.

Con la adopción de la plataforma de Google consiguen sortear muchas complicaciones. No tienen que hacer test de compatibilidad con cientos de teléfonos diferentes, ni preocuparse del funcionamiento o de las características de las notificaciones, todo viene integrado en la propia plataforma. Y eso simplifica mucho su trabajo.

Pero la elección de una plataforma como Android Wear también obliga a ciertas concesiones. Si el Polar M600 es un compañero perfecto de cualquier teléfono Android compatible, con los terminales de Apple es bastante más complicado, al menos a día de hoy. Sin posibilidad de instalar aplicaciones, con algunos problemas de funcionamiento y con dificultades para actualizar la aplicación Polar Flow.

Si la principal ventaja es que el desarrollo del sistema operativo queda totalmente en manos de Google, también es su mayor problema: es algo totalmente ajeno a ellos. Y una actualización como Android Wear 2.0, que ya debía estar en el mercado, se ha retrasado por tercera vez. Esto dificulta también su trabajo, y es algo que escapa totalmente de su control. Simplemente aceptar lo que Google les brinda.

En este punto quiero recordar que lo que no debes hacer es comprar el reloj ahora bajo promesas de futuras actualizaciones, porque no sabemos ni cuándo ni en qué condiciones llegarán. Haz tu compra en base a lo que el reloj ofrece ahora, no dependiendo de las posibles mejoras futuras que pudieran llegar a la plataforma.

A pesar de todo esto, lo cierto es que en cuanto a prestaciones puras, independientemente de su función como reloj GPS, es una de las mejores opciones de relojes con Android Wear. El sensor de pulso óptico es bastante bueno, a la altura de lo que otras marcas como Garmin ofrecen, y el rendimiento GPS está a la altura de cualquiera de sus relojes tradicionales como el M400 y el V800.

Esto no quiere decir que Polar a partir de ahora se olvide de su plataforma y se pase a Android Wear. En absoluto, prueba de ello es que su última presentación (el Polar M200) que nada tiene que ver con Google. Y han descartado totalmente que el sustituto del V800 vaya a seguir los pasos del M600.

La plataforma aún no es lo suficientemente madura para un reloj multideporte de alta gama (principalmente por su autonomía), quizá más adelante. Pero para el público objetivo del M600, Polar ha creado un producto bastante redondo, a la espera que la nueva versión de Android Wear lo pueda mejorar aún más.

Comprar Polar M600

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación.

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional.

Y si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

Polar M600, reloj GPS de entrenamiento con Android Wear | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/android-wear-polar-m600/feed/ 64
Garmin Forerunner 35, con sensor de pulso óptico | Análisis completo https://www.correrunamaraton.com/garmin-forerunner-35-analisis-completo/ https://www.correrunamaraton.com/garmin-forerunner-35-analisis-completo/#comments Tue, 15 Nov 2016 18:14:21 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=9212 El nuevo Garmin Forerunner 35 es el modelo de acceso a la gama Forerunner, que en esta ocasión llega asociado al sensor de pulso óptico Garmin Elevate. Parte del Forerunner 25 que Garmin presentó el pasado año, pero no es el sensor la única novedad que presenta. El FR35 continúa siendo un reloj de uso …

Garmin Forerunner 35, con sensor de pulso óptico | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>

El nuevo Garmin Forerunner 35 es el modelo de acceso a la gama Forerunner, que en esta ocasión llega asociado al sensor de pulso óptico Garmin Elevate. Parte del Forerunner 25 que Garmin presentó el pasado año, pero no es el sensor la única novedad que presenta.

El FR35 continúa siendo un reloj de uso sencillo, pero ahora se complementa con funciones que antes no estaban presentes en la gama más básica de Garmin. ¿Quieres saber cuáles son esas novedades? Pues a continuación las veremos.

El reloj de esta prueba ha sido cedido temporalmente por parte de Garmin. Una vez completada se lo enviaré de vuelta. Es importante que entiendas esto, porque las pruebas que realizo y mis opiniones de los productos son totalmente independientes, ya que no hay remuneración de ningún tipo por parte de las marcas.

Recuerda que si quieres mostrar tu gratitud por las pruebas que realizo y quieres ayudar a soportar la página, puedes comprar el reloj a través de los enlaces que facilito. De esa manera recibo una pequeña comisión por cada reloj, que es lo que permite que continúe esta página web y cubre parte del trabajo realizo en ella.

Ahora que ya ha quedado todo claro, vamos con la prueba. Todo lo que podrás encontrar en el Garmin Forerunner 35, detallado con pelos y señales.

Desempaquetado

Puedes encontrar el Garmin Forerunner 35 en distintos colores de correa, pero el tamaño (y contenido) de la caja será siempre el mismo. Como el reloj tiene sensor de pulso óptico, no hay versiones con o sin sensor como podía ocurrir con versiones anteriores.

Garmin Forerunner 35

Cuando abres la caja y tiras lo que sobra, lo que ves es lo único con lo que te vas a quedar. Reloj, manual de instrucciones y cable de sincronización y carga; que es el mismo que utilizan sus hermanos de gama Forerunner (230, 235, 630 y 735XT). Me ahorro tener un cable más dando vueltas por encima del escritorio.

Dado que lo más seguro es que el reloj lo emparejes con tu smartphone, el cable terminarás usándolo de forma exclusiva para cargar el reloj.

Garmin Forerunner 35

El reloj sigue el mismo patrón de diseño de modelos anteriores. Mantiene los cuatro botones (con uno sólo de desplazamiento) para un manejo sencillo. La pantalla, en blanco y negro, tiene un alto nivel de contraste. Aunque no estaría de más un poco más de resolución, porque con 128×128 píxels la estética queda algo “antigua”.

Garmin Forerunner 35

En la parte trasera encontrarás la principal novedad de este modelo, que no es otra que el sensor de pulso óptico Garmin Elevate. En este caso es la versión renovada que ya se ha visto en otros modelos de Garmin, como el 735XT o el Fenix 3 Chronos.

Garmin Forerunner 35

Y una vez que está desempaquetado, hablemos de los diferentes modos deportivos.

Configuración de los diferentes modos

El Garmin Forerunner 35 continúa siendo el modelo más básico de la gama Forerunner, y su principal característica es la simplicidad. Todo está pensado para que sea de fácil uso y la ausencia de funciones no es por ser un reloj de gama baja, sino por querer darle la mayor sencillez posible.

Así que no esperes complicados menús ni multitud de datos en pantalla, sino todo lo contrario. De hecho, sólo podrás configurar dos pantallas de datos. Aquí llegan los primeros cambios con respecto al Forerunner 25, y es que mientras en el modelo del año pasado se podían mostrar dos datos por pantalla, ahora son tres los que permite.

Garmin FR35 - Pantalla de datos

Por tanto, seis en total. El tamaño de la información es bueno. Quizá no tanto como en la anterior versión al ser los números más grandes, pero la legibilidad sigue siendo muy buena.

 

La forma de configurarlo varía ligeramente con respecto al modelo anterior, ya que ahora tenemos más modos de uso que antes. No hay un menú de configuración, sino que debes presionar el botón de actividad (superior derecho) y elegir alguno de estos modos. Aparecerá la pantalla de búsqueda de pulso y de señal de satélites (siempre que no hayas elegido carrera en interior), en la que si presionas el botón de desplazamiento podrás acceder a los diferentes menús de configuración.

Garmin Forerunner 35 - Búsqueda de satélites

También hay más datos que se pueden añadir a estas pantallas, aumentando las posibilidades de configuración del modelo que le precede:

Tiempo

Distancia

Ritmo

Calorías

Frecuencia cardíaca

Zona de frecuencia cardíaca

Tiempo de vuelta

Distancia de vuelta

Ritmo de vuelta

Ritmo medio

Cadencia

Por tanto, ahora es posible poner las pulsaciones en cualquier pantalla de datos, en lugar de tener reservada una exclusivamente para ello.

Hay otras configuraciones que podrás realizar en cada perfil deportivo. Por ejemplo las alertas, que podrás programar para tiempo, distancia, calorías o frecuencia cardíaca; entre otras recibir un aviso cuando superas 30 minutos corriendo o cuando abandonas una zona de frecuencia cardíaca determinada.

Garmin Forerunner 35 - Alertas

Junto a estas alertas están las clásicas vueltas de forma manual -al presionar el botón- o automática -cada kilómetro, no es posible definir otra distancia-, y la posibilidad de detener la actividad de forma automática al parar.

Garmin Forerunner 35 - Autolap

Hay otra opción que permite elegir entre ritmo o velocidad. Admite ver tu velocidad en km/h (por ejemplo, 12 km/h) o en minutos por kilómetro (por ejemplo, 5 min/km).

Garmin Forerunner 35 - Ritmo/velocidad

Pero quizás la opción más importante que presenta es la posibilidad de elegir diferentes modos de uso, contando incluso con un modo de intervalos básico que no estaba presente en el Forerunner 25. Estos son los cuatro modos que ofrece en los modos de carrera:

  • Libre: Correr sin ningún objetivo, grabando la actividad de forma normal.
  • Correr/caminar: Permite programar un tiempo de carrera y un tiempo de andar, avisando en cada uno de los intervalos. Especialmente indicado para los novatos que estén empezando a correr.
  • Virtual Pacer: Introduces un ritmo objetivo contra el que competir, pudiendo ver en pantalla si vas por encima o por debajo de ese ritmo.
  • Intervalos: Un modo nuevo en la gama básica de los Forerunner. Similar a lo que ofrecen los hermanos mayores (en cuanto a configuración en el reloj, no a los entrenamientos que se pueden preparar desde Garmin Connect).
    Podrás configurar el tiempo de trabajo y descanso, el número de repeticiones que harás y los tiempos de calentamiento y enfriamiento. Los objetivos son abiertos; es decir, no podrás definir que el intervalo tienes que hacerlo en un ritmo determinado o en una zona de frecuencia cardíaca específica.

Para ciclismo o cardio, sólo podrás seleccionar el modo de intervalos.

Como ves, la configuración es sumamente sencilla. En cuestión de dos minutos tendrás listo el reloj para salir a correr. Para ello, simplemente debes esperar en la pantalla previa a la configuración a que el reloj obtenga señal GPS y de pulso. Debes esperar a que las barras se completen y el icono de pulso deje de parpadear antes de presionar el botón de inicio.

Garmin Forerunner 35 - GPS listoY en este punto, ya podemos empezar a correr.

Corriendo con el Forerunner 35

Gracias a que el Forerunner 35 soporta caché de satélites, la búsqueda inicial de señal es muy rápida. Con cada sincronización del reloj (bien por cable o Bluetooth) se actualizará la base de datos de localización de los satélites, encontrando señal en cuestión de segundos. Esta caché tiene una validez de siete días.

Cuando inicias la actividad tendrás acceso a las distintas pantallas de datos que has configurado, simplemente presionando el botón de desplazamiento. Si has seleccionado mostrar ritmo instantáneo, debes saber que lo verás en múltiplos de cinco segundos. Aunque si seleccionas el ritmo medio o el ritmo en vuelta sí tendrás el dato al segundo.

El reloj es también capaz de mostrar (y grabar) datos de cadencia. Aunque no tiene metrónomo para los ejercicios, sí que resulta bastante útil a la hora de entrenar una determinada cadencia de carrera. Además, en competición, también te servirá para ver si tu técnica está empeorando debido al cansancio acumulado. Y una vez sincronizada la actividad podrás ver la gráfica de cadencia.

Garmin - Gráfica de cadencia

La grabación de datos GPS es de intervalo variable, almacenando un punto de GPS en un plazo de tiempo que el reloj va estimando como correcto. Es lo que se denomina “smart recording”.

Hace algunos años tenía mayor sentido por la limitación de memoria que tenían los dispositivos, pero ese límite no se encuentra hoy en día. A pesar de eso, en los relojes más básicos se sigue utilizando, en parte por diferenciar las prestaciones con respecto a los modelos superiores, pero también para mostrar en pantalla un ritmo instantáneo más estable.

¿Es mejor grabación por segundo? A nivel de exactitud en los tracks (el mapa de la ruta que puedes consultar tras sincronizar la actividad) indudablemente, ya que grabando puntos cada segundo en lugar de cada 3-5 segundos la precisión es mayor.

Para un usuario que está comenzando creo que es más razonable el modo variable pues tendrá una continuidad de ritmo mayor, sobre todo en lugares con cobertura más complicada. Y las gráficas de ritmo serán más estables, ayudando a comprender los datos con mayor facilidad. Mira por ejemplo la diferencia del ritmo registrado en el FR35 y un Fenix 3 en la misma actividad.

Garmin Forerunner 35 - Comparativa ritmo

El aspecto negativo es que aquellos que realicen series cortas y quieran hacerlas a un ritmo determinado mirando la pantalla del reloj tendrán una variación de ritmo más lenta.

En cualquier caso, para un uso normal cualquiera de los dos formatos de grabación es perfectamente válido, siempre teniendo en cuenta los puntos indicados anteriormente.

Por tanto debes tener en cuenta que el FR35 no soporta grabación por segundo, y sólo registra datos en el modo inteligente. Y estos son sólo para datos de ubicación GPS; tanto cadencia como datos de pulso se grabarán cada segundo durante la actividad.

Otros modos deportivos

Otra de las principales novedades es que ahora el Forerunner 35 cuenta con más modos de deporte. Por ejemplo, ciclismo.

garmin-fr35-ciclismo

Anteriormente, los relojes de la gama básica sólo contemplaban correr en exterior o en interior. Podías usarlo en cualquier otra actividad, pero si por ejemplo lo usabas con la bici tenías que cambiar el tipo de actividad tras sincronizar el entrenamiento.

Ahora ya no es así, pues dispones de un total de cuatro modos. Además del perfil de carrera en exteriores, dispones también de perfil para carrera en interior, ciclismo y cardio.

Garmin Forerunner 35 - Perfiles deportivos Garmin Forerunner 35 - Perfiles deportivos Garmin Forerunner 35 - Perfiles deportivos Garmin Forerunner 35 - Perfiles deportivos Garmin Forerunner 35 - Perfiles deportivos

Cada uno puede tener su propia configuración de pantallas, alertas y las demás opciones que hemos visto anteriormente.

Ya no tienes que andar cambiando entre ritmo y velocidad en función de si estás corriendo o montando en bicicleta. Y otra gran ventaja es que no destrozarás tus récords de carrera cada vez que hagas una salida con la bici.

Récords personales

Tanto en el Forerunner 35 como en la aplicación web de Garmin Connect podrás llevar un registro de tus récords personales. Serán los mejores registros para distancias determinadas, o las distancias más largas. Esto no es una novedad, pues ya lo encontrabas en el FR25.

Lo que sí es novedad es que, como ahora disponemos de varios perfiles de uso, el reloj también guardará récords personales para ciclismo (además de los de carrera).

Garmin Forerunner 35 - Records

Aquí podrás tener registrado tus mejores tiempos para diferentes distancias (1 km, 1 milla, 5 km, 10 km, media maratón y maratón) así como mayor distancia recorrida.

Garmin Forerunner 35 - Records

Pero como también tenemos modo de ciclismo, también tenemos los 40 kilómetros más rápidos o la mayor distancia recorrida en bici.

Garmin Forerunner 35 - Record ciclismo

Y por supuesto, esos records también se pueden consultar directamente en Garmin Connect en su pestaña correspondiente. Y si vienes de otro dispositivo de Garmin, podrás sincronizar los registros anteriores con tu nuevo reloj y mantenerlos actualizados.

Monitor de actividad

El monitor de actividad presenta las mismas prestaciones que puedes encontrar hoy en el resto de la gama. Por tanto puede contar pasos, estimar calorías y distancia o realizar un seguimiento de la calidad de tu sueño. Además, gracias al sensor de pulso óptico también tendrás datos de pulsaciones a lo largo del día.

Lo que sí ha cambiado es que el FR35 adopta el sistema de “widgets” de los hermanos mayores. No son widgets como tal (ya que éste modelo no tiene soporte para Connect IQ), pero se presentan de la misma manera.

Todas estas pantallas se acceden presionando el botón de desplazamiento desde la pantalla principal. A continuación te dejo una galería con todas estás pantallas, porque una imagen vale más que mil palabras.

Garmin FR35 - Monitor de actividad Garmin FR35 - Monitor de actividad Garmin FR35 - Monitor de actividad Garmin FR35 - Monitor de actividad Garmin FR35 - Monitor de actividad Garmin FR35 - Monitor de actividad Garmin FR35 - Monitor de actividad

Al desplazarse, la que aparece en primer lugar es la pantalla de frecuencia cardíaca. Al abrirla podrás saber tu pulso en ese preciso instante (tarda unos segundos en registrarlo, debes esperar hasta que el icono deje de parpadear), junto con la media de pulsaciones en reposo. Esa FC en reposo, en lugar de ser el registro más bajo a lo largo del día, es la media de tu pulso en los momentos en los que no estés en movimiento.

Garmin Forerunner 35 - Widget FC

Si pulsas el botón de selección accederás a una gráfica de las últimas 4 horas, junto con el registro más bajo y más alto de ese periodo de tiempo.

Garmin Forerunner 35 - Gráfica 4 horas

Esos datos se irán grabando a lo largo del día. Y como tendrás el reloj conectado con la aplicación móvil se irán sincronizando a lo largo del día y podrás encontrarlo tanto en la app como en la web.

Garmin FR35 - FC en app

La tasa de registro es variable para ayudar a ahorrar batería. Cuando hay movimiento, el reloj registrará datos cada pocos minutos. Si no hay movimiento (por ejemplo por la noche), puede pasar más de una hora entre los registros. Pero en el día a día el registro es mucho más constante.

Garmin FR35 - FC en Connect

Pero tal vez la parte más importante es la posibilidad de llevar un registro de las medias diarias. Controlando estos datos podrás saber si estás entrenando demasiado o estás a punto de ponerte enfermo, en cuyo caso la tendencia irá en aumento.

Garmin FR35 - Media FC en reposo

No obstante, si quieres conocer más detalles de la frecuencia cardíaca en reposo, puedes pinchar en este enlace.

En cuanto a los datos de pasos y actividad, también se sincronizarán a Garmin Connect y podrás acceder a ellos en la web y no sólo desde el reloj. Permite consultarlo en forma de actividad diaria o bien como informe.

Garmin FR35 - Informe de pasos

Garmin FR35 - Informe de pasos

En cuanto al análisis de sueño, es bastante básico. Simplemente un resumen de periodos de sueño ligero y sueño profundo, que identifica dependiendo de tus movimientos mientras estás dormido.

Garmin Forerunner 35 - Análisis de sueño

En definitiva, todas las prestaciones que podrás encontrar en cualquier monitor de actividad de la gama de Garmin, a excepción de los pisos ascendidos (pues no dispone de altímetro barométrico), lo cual es un añadido importante en un reloj de esta gama.

Notificaciones y opciones de conectividad

El Garmin Forerunner 35 muestra las notificaciones de tu teléfono móvil, como la inmensa mayoría de relojes hoy en día. Siempre que el fabricante esté por la labor (Fitbit) o que consigan solucionar todos los problemas presentes con algunos sistemas operativos (Suunto con Android).

El FR35 continúa la misma senda del Forerunner 25, mostrando las notificaciones del teléfono en la pantalla del reloj en cuanto se recibe.

Garmin Forerunner 35 - Notificación

Pero al igual que ocurre con aspectos anteriormente señalados, el nuevo Forerunner hereda la estructura de menús de sus hermanos mayores. Así que ahora ya no hay que acceder a un submenú de notificaciones para acceder a las notificaciones anteriores, sino que hay un widget dedicado a tal efecto. Simplemente presionas dos veces el botón de desplazamiento y podrás consultar todas las notificaciones pendientes.

Garmin Forerunner 35 - Notificaciones

Las notificaciones que desees ver en el reloj se pueden configurar desde la aplicación del teléfono. En Garmin Connect podrás seleccionar cuáles serán las que se muestren en la pantalla del reloj. Por tanto si hay aplicaciones de las que no quieres recibir avisos (WhatsApp o Twitter, por ejemplo), simplemente con desmarcarlo en el menú será suficiente.

Garmin Connect - Notificaciones

Y todo esto funciona porque el reloj está conectado permanentemente a través de Bluetooth Smart con tu teléfono móvil (compatible con Android, iOS e incluso Windows Mobile). Esta conexión no sólo sirve para mostrar las notificaciones, también te permite sincronizar de forma automática todas tus actividades, tanto de entrenamientos como del monitor de actividad.

Permite incluso LiveTrack, permitiendo enviar a familiares o amigos datos de tu entrenamiento.

Sensor de pulso óptico

Garmin Forerunner 35 - Sensor óptico

La principal novedad del Forerunner 35 es la inclusión del sensor de pulso óptico Garmin Elevate. Es el mismo sensor que Garmin lleva incorporando a sus dispositivos desde que hace un año lo estrenara en la pulsera Vivosmart HR, aunque ligeramente actualizado desde entonces. Es una versión menos voluminosa, que se pudo ver por primera vez en el 735XT.

Garmin Forerunner 35 - Garmin Elevate

Ya has visto en el apartado del monitor de actividad que este sensor te aportará datos de frecuencia cardíaca a lo largo del día. Además también puedes usar el Forerunner 35 como sensor de pulso externo para otro dispositivo, a través de ANT+. Por ejemplo te permitirá enviar datos de frecuencia cardíaca a una unidad de ciclismo (como un Edge 520). Esta opción se activa desde el widget de datos de pulso, y cuando está en funcionamiento no podrás acceder al menú del reloj ni grabar una actividad.

En pantalla sólo se mostrará las pulsaciones junto con la hora del día y la indicación de que está transmitiendo los datos de pulso.

Garmin Forerunner 35 - Enviar FC

Pero lo importante es el comportamiento del sensor. Durante estas semanas de prueba he podido confirmar que no hay muchas diferencias con respecto a la última vez que probé el sensor en el 735XT, y que sin duda ha ido mejorando con el paso del tiempo desde la primera vez que se presentó. Pero todavía no es perfecto,

A continuación te mostraré unos cuantos ejemplos comparando su rendimiento con otros sensores, tanto ópticos como tradicionales en el pecho.

Empezaré con una actividad corta, pero con tres intervalos fuertes. Como puedes ver el inicio siempre es complicado, para todos los sensores. Incluso para el sensor en el pecho.

Pero una vez que ya el cuerpo ha entrado en calor y estoy a ritmo de crucero, los tres sensores se alinean a la perfección. Aquí el Forerunner 35 funciona perfectamente a lo largo de toda la actividad, incluyendo los periodos de trabajo en los intervalos, que es donde siempre ha tenido peor rendimiento el sensor Garmin Elevate.

En este caso es el sensor de Scosche (tradicionalmente uno de los mejores del mercado) el que sufre en el primer intervalo, clavando el resto del entrenamiento junto con los otros dos.

Garmin Forerunner 35 - Comparativa de sensores

Pero es fácil hacerle perder el registro cuando se hacen intervalos cortos de alta intensidad. En este caso puedes ver cómo tanto el sensor HRM-Run como el Scosche registran los ocho intervalos perfectamente, pero el FR35 sólo consigue medir bien dos al final el entrenamiento.

Eso sí, los periodos de carrera a ritmo constante no suponen ningún problema.

Garmin Forerunner 35 - Comparativa de sensores

Vamos a otro ejemplo de carrera continua a ritmo constante. El sensor de pecho comienza mal por las temperaturas más frías y el ambiente seco (hasta que el sudor comienza a humedecer la banda). A partir de ahí, tres gráficas perfectamente alineadas durante todo el entrenamiento.

Polar M600 - Garmin FR35 - Comparativa FC

Un último ejemplo combinando ambos aspectos. De nuevo repito con los tres mismos sensores, con la diferencia que el HRM-Run de Garmin decidió que salir a las 7:30 de la mañana era muy temprano, y no empezó a registrar hasta los intervalos finales (sprints a tope de 150m con vuelta andando) cuando lo emparejé de forma manual desde el menú.

Pero da igual, no era necesario, como puedes ver repetimos la misma tónica anterior. Ambas gráficas perfectamente alineadas a lo largo del entrenamiento progresivo. Las dos líneas rectas corresponden a la parada de los relojes entre el entrenamiento progresivo y la sección de intervalos, no se trata de un error.

En cuanto a los intervalos finales, en el primero de ellos se comporta bien. Pero en los dos siguientes ni el Forerunner 35 ni el M600 son capaces de seguir el ritmo y registran el intervalo con retraso, sin alcanzar la lectura de pulsaciones del sensor en el pecho. En el cuarto la subida es correcta, pero se pierde en la recuperación.

Polar M600 - Garmin FR35 - Comparativa FC

Todo esto en cuanto a actividades de carrera. ¿Qué hay del ciclismo? Pues siempre es más complicado de registrar.

Empiezo con una actividad en interior realizada en rodillo. Por tanto, algo más fácil que en exterior, al haber menos movimiento de manos, sin baches y sin luz solar que dificulte la lectura del sensor.

Son cuatro intervalos de tabata, con 4 minutos suaves y 4 de intervalos (20s trabajo, 10s descanso) y estiramientos en la parte central.

Los resultados son moderadamente buenos, salvo en la parte de los estiramientos, que tiene algún despiste puntual. Durante el resto de la actividad, casi todo tiene un buen resultado.

Garmin Forerunner 35 - Polar M600 - Comparativa de sensores

Pero vamos a salir fuera. El inicio es bueno y prometedor, pero más adelante se pierde ligeramente. Aunque es capaz de recuperarse y, de hecho, la parte de trabajo final (10 minutos a más de 300W) lo hace correctamente. Globalmente mucho mejor desempeño que el Polar M600, que tras perderse a mitad de actividad comienza a dar bandazos de un lado a otro y no vuelve a recuperar la senda correcta.

Polar M600 - Garmin FR35 - Comparativa FC

Si hay otro punto crítico para este tipo de sensores es en las actividades de gimnasio a menor intensidad. Y no sólo para el Garmin Elevate, sino para cualquier otro sensor. Si tomamos como válidos los datos del sensor de pecho de Suunto (que tampoco tienen por qué ser correctos), es posible ver que ni el Scosche ni el Forerunner 35 coinciden con él. Sí, la tendencia es similar en algunos casos, pero no hay precisión de ningún tipo.

Pero repito, los valores del sensor de pulso en el pecho tampoco tienen por que ser los correctos, pues este tipo de actividad siempre es más difícil de registrar por su particularidad en cuanto a movimientos.

Garmin Forerunner 35 - Comparativa de sensores

Independientemente de la calidad del sensor, siempre es importante llevarlo bien colocado. Se debe llevar el reloj firme en la muñeca y siempre por encima del hueso de ésta. Por tanto, situando el sensor en contacto con la piel en una zona más “carnosa” y sin que se pueda mover.

Este punto no es ninguna tontería. Un sensor de pulso que no se lleva correctamente significa lecturas incorrectas. Si tienes problemas para conseguir un buen registro del pulso, revisa cómo llevas el reloj en la muñeca.

Pero tampoco es necesario que te corte la circulación, si ves que se te pone la mano morada deberías aflojar la correa un par de puntos. U optar por la amputación, lo que prefieras.

Opinión

El Forerunner 35 mantiene la misma carta de presentación que el resto de la gama básica de Garmin: prima la sencillez de uso sobre cualquier otra cosa. Pero en su actualización anual mejora otras características. Principalmente los nuevos modos deportivos, que hacen del FR35 más versátil.

A pesar de todo, su principal novedad es el sensor de pulso óptico. El Garmin Elevate está invadiendo paulatinamente toda la gama de Garmin, y ya es extraño ver algún modelo que no lo incluya. De hecho, todos los relojes que Garmin ha presentado este 2016 incorporan éste sensor, que ya está alcanzando un nivel de madurez aceptable, aportando datos de pulso de forma precisa en casi cualquier situación (al menos en carrera, principal función para este Forerunner).

Eso sí, siempre hay un “pero”. En este caso el precio. No porque su competencia sea mucho más económica, pues dentro de los modelos con sensor óptico tan sólo el Polar M200 es ligeramente más económico. El problema principal está en casa, y es que por un poco más puedes comprar un Garmin Vivoactive HR que lo supera en muchos aspectos: altímetro barométrico, perfil de natación, pantalla táctil en color, ConnectIQ… Y la verdad es que no es mucho más complicado de utilizar.

Es el problema que está teniendo Garmin últimamente, demasiados modelos en el mercado que terminan pisándose unos a otros. Eso sí, parece que la táctica les funciona, por lo que continuará la misma tónica general de presentaciones.

Tal vez están esperando a la llegada efectiva del Polar M200 al mercado para rebajar ligeramente su precio. De todas formas, obviando el precio, es un buen dispositivo que ofrece las prestaciones necesarias que los usuarios más novatos precisan.

Comprar Garmin Forerunner 35

Espero que este análisis completo te haya ayudado a decidir si es un dispositivo válido para ti o no. Todo el trabajo que realizo puedes consultarlo sin ningún tipo de coste, pero si quieres apoyar la web y con ello el trabajo que realizo, la mejor forma de hacerlo es comprar tu nuevo dispositivo a través de los enlaces que facilito a continuación.

A través de estos enlaces no sólo conseguirás un precio muy competitivo y la mejor atención al cliente, sino que además yo recibiré un pequeño porcentaje sin que a ti te cueste ningún desembolso adicional.

Y si tienes dudas, recuerda que tienes la sección de comentarios en la parte inferior, donde trataré de resolver todas tus preguntas.

Si te ha gustado el análisis, no olvides compartirlo en tus redes sociales.

¡Gracias por leer, y sobre todo por apoyar la página!

Garmin Forerunner 35, con sensor de pulso óptico | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/garmin-forerunner-35-analisis-completo/feed/ 54
Garmin Edge 820, ciclocomputador GPS con navegación | Análisis completo https://www.correrunamaraton.com/nuevo-garmin-edge-820/ https://www.correrunamaraton.com/nuevo-garmin-edge-820/#comments Wed, 26 Oct 2016 16:20:53 +0000 https://www.correrunamaraton.com/?p=8797 Un año después de la presentación del Garmin Edge 520 (para sustituir al 510), los de Olathe hacen lo propio con el 810. El nuevo Edge 820 se puede definir rápidamente:  si metes un Edge 1000 y un Edge 520 en una coctelera (mezclado, no agitado), lo que saldría es un Edge 820. A tener en cuenta que además de …

Garmin Edge 820, ciclocomputador GPS con navegación | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
Un año después de la presentación del Garmin Edge 520 (para sustituir al 510), los de Olathe hacen lo propio con el 810. El nuevo Edge 820 se puede definir rápidamente:  si metes un Edge 1000 y un Edge 520 en una coctelera (mezclado, no agitado), lo que saldría es un Edge 820. A tener en cuenta que además de recibir los genes de ambos padres, la criatura ha salido más lista que sus padres y ofrece cualidades que no encontrarás en ninguno de ellos.

Antes de pasar con la prueba completa, destacar que la unidad del Edge 820 objeto del análisis ha sido amablemente cedida por Garmin. Esta unidad, una vez terminado el trabajo con ella, recorrerá el camino inverso que le ha llevado hasta mi y será devuelta a su origen. No hay ningún tipo de compensación por parte de las marcas para tener una opinión más o menos favorable de un producto (vamos, que no regalan un producto a cambio de uno de mis análisis). Y dirás… ¿entonces cómo se gestiona todo esto? Fácil, gracias a ti. Porque si, tras leer la prueba completa, decides comprar el Edge 820 y lo haces a través de los enlaces que aquí facilito, contribuirás con una pequeña comisión que pagan los vendedores (sin coste alguno para ti). Esto es lo que permite que la web (y recompensa en parte mis muchas horas que dedico a este trabajo). Así que si te gusta lo que aquí ves y quieres seguir viéndolo, ya sabes lo que puedes hacer.

Y tras aclararlo todo, vamos con el análisis completo.

Desempaquetado

Puedes conseguir el Edge 820 en dos “sabores distintos”. En primer lugar puedes comprar sólo el dispositivo (junto con unos cuantos soportes). Después hay un kit completo que incluye sensores de cadencia, velocidad y pulso. En este caso, estamos tratando con la versión básica, esa en la que eres tú quien pone el resto de los sensores.

garmin-edge-820-1

Independientemente de la versión que hayas comprado, al abrir la caja lo único que te encontrarás es el Edge 820.

garmin-edge-820-2

Pero si sacudes un poco la caja como si fuese un manzano, empezará a caer todo lo que lleva dentro. En concreto, además del Edge 820, tendrás el manual de instrucciones, el soporte frontal (junto con herramienta de instalación y adaptadores para diferentes grosores de manillar), una correa para asegurar la unidad al manillar (pensado más para MTB que para carretera), el cable microUSB, dos soportes tradicionales y dos tamaños de goma para cada uno de ellos.

garmin-edge-820-3

Pero lo que más te interesa es el Edge 820, ¿verdad?

garmin-edge-820-4

En la parte inferior de la unidad encontrarás los dos mismos botones que en el Edge 820. A la izquierda el botón para marcar vueltas y a la derecha el de iniciar y detener la actividad. Garmin ha repetido con la ubicación de estos botones, algo criticada por los actuales usuarios del Edge 520. Y es que dependiendo de dónde coloques el dispositivo no es el sitio más cómodo para accionarlos. Por ejemplo, con el soporte avanzado de K-Edge apenas queda poco más de 1 centímetro de espacio entre dispositivo y manillar.

garmin-edge-820-5

Pero mirándolo de lado, cambia totalmente. Y es que aquí no hay botones.

garmin-edge-820-6

Bueno, sólo uno, el que usarás para encender y apagar el Edge.

garmin-edge-820-7

En la parte trasera no hay mucho que destacar. Se puede ver en el centro cuatro pequeños agujeros, detrás de los cuales puedes encontrar el altímetro barométrico. Y en la parte inferior, detrás de una tapa de goma, el conector microUSB para cargarlo. Servirá también para sincronizarlo, pero dado que tienes posibilidad de hacerlo a través de Bluetooth y WiFi no creo que uses mucho ese puerto para otra cosa que no sea la carga.

garmin-edge-820-8

Aquí puedes ver el puerto tras levantar la tapa.

garmin-edge-820-9

Como ves, todo recuerda al Edge 520. ¿Y en qué se diferencia de éste? Pues vamos a verlo antes de entrar en materia.

Diferencias principales con el Edge 520

Garmin Edge 520 820

Como has visto en las fotos, el nuevo Edge 820 es tremendamente parecido al Edge 520. Tanto que si no es por los diferentes colores (en lugar del marco blanco, ahora es plateado y negro), de lejos parecerían el mismo dispositivo. Pero tras acercarte podrás empezar a notar las diferencias, que son bastantes más de las que puedes pensar en un primer momento:

  • La pantalla tiene la misma calidad y resolución que el Edge 520, pero en el caso del Edge 820 es táctil.
  • Al moverte por los menús sin teclas, la pantalla inicial es diferente. Además cuenta con accesos directos a navegación, entrenamientos y aplicaciones de Connect IQ (en el 520 esas opciones están enterradas en los diferentes menús).
  • Además de sincronizar a través de Bluetooth, también es compatible con WiFi.
  • Tiene sensor de luz, que permite variar la intensidad de la retroiluminación.
  • Navegación punto a punto, similar a la que encontramos en el Edge 1000. Mejora importante con respecto al 520, que sólo permite seguir rutas diseñadas con anterioridad desde el ordenador. Esto permite realizar rutas de ida y vuelta y planificar tus rutas sin depender de un ordenador.
  • Por tanto, al contar con posibilidad de navegación punto a punto, tiene más memoria en el dispositivo. 16GB para poder tener todos los mapas necesarios (en comparación con los poco más de 100MB disponibles en el Edge 520).
  • Estado de recuperación y test de stress.
  • Nueva función GroupTrack.
  • Modo ahorro de batería.
  • Modo de detección de accidentes.

Como ves muchas son las diferencias. ¿Y qué hay de la comparativa con respecto al Edge 1000? Pues no hay muchos cambios. El Edge 820 no tiene ranura para ampliar la memoria a través de microSD, la pantalla es algo más pequeña y no tiene modo de visualización en horizontal. Eso es todo. Por tanto salvo que necesites del pantallón del Edge 1000, éste 820 será una opción bastante más razonable.

Navegación

La mayor diferencia entre el Edge 520 y el Edge 820 es sin duda la navegación de rutas. Con toda probabilidad es la característica diferencial que te hará decidir entre un modelo u otro. Si no necesitas la navegación avanzada, el Edge 520 es más que suficiente. Sin embargo si te encanta explorar nuevas rutas continuamente entonces debes optar por el 820. Y el resto de características adicionales de este último serán bien recibidas, pero no creo que el hecho de tener pantalla táctil, sincronización WiFi o GroupTrack te hagan decantarte por el modelo más avanzado.

El Edge 520 tiene navegación, pero recién salido de la caja no es tan funcional. Ni tiene la misma capacidad de memoria donde almacenar mapas. Puedes seguir rutas creadas y sincronizadas con anterioridad y, dependiendo del servicio que utilices, incluso con aviso de giro. Pero no hay posibilidad de crear una ruta directamente en la unidad.

Garmin Edge 820 - Navegación

Es aquí donde el Edge 820 destaca, ya que ofrece las mismas posibilidades de navegación que el Edge 1000 y otros dispositivos de Garmin enfocados a la navegación. A la hora de navegar una ruta tenemos diferentes opciones para hacerlo:

  • Navegar una ruta creada desde Garmin Connect o descargada desde otro servicio
  • Crear un trayecto a uno o varios destinos
  • Trayectos de ida y vuelta (creación de una ruta automática a partir de una distancia objetivo)
  • Navegación a POI (punto de interés), direcciones o ubicaciones guardadas

Pero deja que te explique brevemente qué supone cada una de ellas.

Navegar una ruta creada

La primera opción que ofrece es navegar una ruta que hayas creado en Garmin Connect con anterioridad. Simplemente crearas tu ruta seleccionando los diferentes puntos por los que quieras ir pasando y usando las diferentes opciones que te plantea en la creación de trayectos.

Ruta Garmin

Una vez creada podrás enviarla al dispositivo a través del cable USB, por Bluetooth con el teléfono móvil o conectando a una red WiFi. En el dispositivo puedes encontrarla en el menú de navegación, y antes de comenzar a navegar podrás revisar todos los detalles (para confirmar que tienes cuerpo para hacerlo). En mi caso es fácil, porque mi ruta de prueba es tan sencilla como irse a tomar un helado.

Garmin Edge 820 - Navegación

No es lo único que puedes revisar, también es posible acceder al mapa por si tienes que revisar si al lado de los helados hay pizza.

Garmin Edge 820 - Navegación

También podrás ver el perfil de altimetría (los helados siempre están más arriba, hace más frío).

Garmin Edge 820 - Navegación

Y a partir de ese momento, puedes empezar a navegar y el Edge 820 te avisará cuando se aproxime un giro.

Garmin Edge 820 - Navegación

Los avisos no te aparecen sólo en la pantalla del plano, también en cualquier otra pantalla de datos que tengas configurada, para que no te pierdas aunque estés realizando un entrenamiento.

Garmin Edge 820 - Navegación

En caso de desviarte del trayecto, el Edge 820 recalcula la ruta para mostrarte cómo volver a ella (algo que por ejemplo no tienes en el 520).

Garmin Edge 820 - Navegación

Y en caso de que hayas planeado ir hasta un punto diferente y prefieras saltarlo y pasar al siguiente segmento de tu entrenamiento también lo entenderá y continuará una vez te hayas reincorporado a la ruta más adelante. Por tanto no es imprescindible pasar por todos y cada uno de los puntos que hayas planeado, si cambias a mitad de recorrido no hay ningún problema.

Por supuesto, tanto en esta opción como en las que verás a continuación las instrucciones que se muestran en pantalla son exactamente iguales. Lo único diferente es la forma de crear el trayecto.

Crear un trayecto a uno o varios destinos

Lo que has visto en el punto anterior es para rutas creadas desde Connect, pero también podrás hacer rutas desde el propio Edge 820. En esta forma de navegación puedes planear un día entero montado en bici visitando distintos puntos en un mismo recorrido. Simplemente tendrás que ir añadiendo destinos en la lista y cuando termines el ciclocomputador creará el trayecto completo.

Garmin Edge 820 - Trayecto varios puntos

A la hora de crear la ruta, puedes editar en la configuración distintas opciones para prepararla. Por ejemplo si es ciclismo de carretera o montaña o elementos a evitar como autopistas.

Garmin Edge 820 - Trayecto puntos a evitar

Por tanto, simplemente indicar dónde quieres ir y si antes de llegar tienes intención de pasar por un punto intermedio.

Trayectos de ida y vuelta

La siguiente opción es la creación de trayectos de ida y vuelta. Sales a la calle con la bici sabiendo que tienes que hacer un entrenamiento de aproximadamente 70 kilómetros, pero no sabes a dónde ir. Pues simplemente seleccionas la opción y le pides que te busque rutas de una distancia determinada con una serie de parámetros. Tras un par de minutos te presenta tres opciones diferentes con la distancia a recorrer y la cantidad de metros positivos que tendrás que ascender.

Garmin Edge 820 - Navegación

Puedes ver detalles de estas rutas antes de seleccionarlas, como el plano o el perfil de altimetría.

Garmin Edge 820 - Navegación

La utilidad de esta función depende de tu ubicación y de la cantidad de rutas posibles que puedas explorar. Tampoco es inteligente, por lo que no puede interpretar si la ruta por la que te está mandando tiene el asfalto en mal estado o a una determinada hora hay mucho tráfico pesado.

No considero que sea una opción interesante para usar habitualmente cerca de tu casa, pues en definitiva seguro que te pueden venir a la mente decenas de rutas distintas para una determinada duración. Pero si estás de vacaciones en un lugar desconocido es una opción bastante interesante.

Navegación a POI o direcciones

Por último, puedes navegar a una dirección determinada o a un punto de interés, como el supermercado más cercano. Seleccionas la ubicación a donde quieres dirigirte y te calculará la ruta a continuación. Es similar al método de crear un trayecto, pero evidentemente sólo estás introduciendo una sola ubicación

Garmin Edge 820 - Trayecto a POI

Estas son las diferentes opciones de navegación que ofrece. En definitiva, posibilidades similares a las que puedes tener con un navegador portátil de coche. La principal diferencia con respecto al modelo más sencillo es que en el Edge 520 sólo puedes seguir rutas de puntos creadas con anterioridad y no sabe interpretar si estás circulando por una carretera o no; simplemente es una navegación de puntos. En el 820 es mucho más complejo y sabe que estás en una calle y no en un tejado, que el siguiente giro no lo puedes tomar porque es dirección prohibida y que para llegar al otro lado de un río necesitas utilizar un puente.

En cuanto al tiempo que toma para crear una ruta lo encuentro variable. En ocasiones es razonablemente rápido (siempre teniendo en cuenta que no tienes un smartphone en la mano, estamos hablando de uno o dos minutos). Pero en otros momentos puede tardar una eternidad. Supongo que depende de la complejidad de la zona y del número de carreteras y posibilidades que haya para llegar hasta un punto. Como es lógico, el tiempo de cálculo está limitado por las posibilidades del dispositivo, cuya potencia de cálculo está bastante alejado de lo que podría ofrecer un teléfono móvil o un ordenador y que el procesador es bastante limitado para poder ofrecer una autonomía respetable.

Lo que sí debes tener claro es que cuando vayas a comenzar la navegación tengas claro lo que estás buscando (aproximadamente), porque si empiezas a buscar una ruta, después otra, después otra… más vale que estés desayunando a las 7 de la mañana con tiempo por delante, porque puedes acabar desesperado.

Y otro punto importante es que a la hora de trazar una ruta lo hagas parado. He probado a hacer rutas mientras me estoy desplazando y entonces ya no hablamos de uno o dos minutos, pasamos a la categoría de “eternidad”.

GroupTrack

Si la función de navegación es la función principal que separa el 820 del 520, el GroupTrack es la principal novedad cuando se compara con el resto de la gama. Es una función nueva que se estrena con el 820. En esencia se trata de llevar la ya clásica función de LiveTrack un paso más allá, permitiendo que puedas ver en la pantalla de tu Edge 820 dónde están tus amigos o miembros de tu grupeta para que puedas darles alcance.

Y te preguntarás… ¿cómo demonios sabe el Edge 820 dónde están los miembros de tu grupeta? Pues para ello deberán activar la función de LiveTrack en sus dispositivos. Y este es el primer punto a aclarar.

Mientras que prácticamente cualquier dispositivo de Garmin de los últimos 3 o 4 años dispone de la función de LiveTrack, sólo el Edge 820 puede mostrar la posición de esos dispositivos (al que se ha añadido recientemente el Edge 1000 gracias a una actualización).

Por tanto, para poder hacer uso de la función cada uno de tus compañeros de grupeta deberán habilitar la función de LiveTrack en su dispositivo. En Garmin Connect hay una opción que podrás habilitar para compartir la posición para GroupTrack. Esto es así con cualquier dispositivo que soporte LiveTrack (en el caso del ejemplo, un Forerunner 230).

Garmin Edge GroupTrack

Sólo tras ese proceso podrás ver en pantalla su ubicación y dirigirte a su encuentro, bien dándoles caza o interceptándolos en alguna parte de la ruta (que deberás conocer con anterioridad, evidentemente).

Garmin ha mejorado la función y está añadiendo la posibilidad de activar la opción de LiveTrack de forma automática en cada salida. De momento los dispositivos que pueden hacerlo automáticamente son los Edge 520, 820 y 1000. En relojes, el Forerunner 735XT también lo soporta, mientras que el Fenix 3 lo recibirá probablemente en la próxima actualización.

Así que con esos dispositivos ni siquiera hará falta acordarse de activar la opción en cada salida, puedes tenerlo habilitado enviando datos de la sesión a tus contactos o, simplemente, compartiendo la posición para GroupTrack.

Garmin Edge GroupTrack

En el Edge 820 puedes añadir una pantalla de GroupTrack al perfil de entrenamiento. Cuando alguno de tus contactos de Garmin Connect inicie una sesión de LiveTrack, verás una notificación en la parte superior del Edge y aparecerá en el listado de contactos disponibles. En este caso, “mi otro yo”.

Garmin Edge GroupTrack

Puedes ver que aparecerán datos básicos de la actividad de cada uno de esos contactos, como la velocidad a la que se está desplazando y la distancia a la que se encuentra (en línea recta, sin tener en cuenta desvíos, puentes o ríos). Pulsando en el nombre del contacto podrás ver su ubicación en el mapa, representado con un círculo rojo y una letra con la inicial del nombre. En la imagen no se ve muy claramente, pero si buscas la “E” junto a la carretera principal no te costará encontrarlo. En la parte superior de la pantalla también tendrás los datos anteriores de distancia y velocidad.

Garmin Edge GroupTrack

Y para que lo veas mejor, te dejo la imagen renderizada de Garmin. Puedes ver claramente los miembros representados por círculos con letras y tu ubicación sería la flecha de color azul.

Garmin Edge GroupTrack

También puedes ver tus contactos en la pantalla de mapa, en caso de que por ejemplo estés realizando una ruta de navegación. Tendrás que habilitarlo en las opciones.

Garmin Edge GroupTrack

Y podrás seleccionar qué contactos quieres ver: los que están montando en bici, los que están corriendo o ambos.

Garmin Edge GroupTrack

Lo que no podrás ver es hacia donde se están dirigiendo. Lo único que podrás hacer para darles caza es pedalear más rápido que ellos.

Detección de incidentes

Esta función (que se estrenó con el Garmin Edge Explore 1000) permite seleccionar en Garmin Connect una serie de contactos de emergencia. En caso que sufras un accidente, recibirán un mensaje SMS junto con la ubicación donde ha ocurrido el incidente.

Esta selección se realiza desde la aplicación móvil Garmin Connect, y podrás seleccionar contactos que estén en la agenda de tu teléfono.

Garmin Edge 820 - Detección de incidentes

Lógicamente, es necesario que lleves el teléfono móvil encima, pues la comunicación se realiza a través de él. De todas maneras creo que somos mayoría los que salimos con teléfono (al menos en bici) por si tenemos algún incidente, por lo que no creo que cambie mucho tu manera de entrenar.

Una vez activado y con los contactos añadidos no tienes nada más que hacer. Es más, lo mejor sería no tener que probar la función. Pero en caso de que algo ocurra, al menos te explicaré cómo funciona.

La detección se realiza combinando datos de GPS con los datos del acelerómetro interno, para identificar que no ha sido un simple frenazo sino que es un incidente más grave.

En el tiempo de prueba no he tenido ninguna falsa detección, ni siquiera forzando frenadas de emergencia desde más de 40km/h. Para la prueba he tenido que simular una caída.

Y digo simular porque tenía dos opciones: Alcanzar velocidad de crucero y tirarme de la bicicleta para ver cómo responde la detección o simplemente hacer la simulación de caída lanzando el Edge 820 desde la bicicleta.

Por sugerente que suene la primera opción… finalmente opté por la segunda. Así que tras alcanzar una velocidad generosa, simplemente lancé el Edge sobre una superficie blanda (sí, como si fuese una granada).

Dos segundos después tanto el Edge como el teléfono móvil comenzaron a emitir continuos sonidos de alarma, los cuales están destinados a que se localice tanto a bicicleta como a ciclista.

Y es importante localizar ambos, porque tras una caída pueden estar separados el uno del otro (por ejemplo, caída por un terraplén), y a ti no se te vea pero la bicicleta sí.

En la pantalla del Edge aparecerá un mensaje de detección de accidente y comenzará una cuenta atrás indicando que se notificará a tus contactos de emergencia salvo que lo canceles, para lo cual dispones de 30 segundos.

Garmin Edge 820 - Detección de incidentes

Si no cancelas la notificación, se enviará un mensaje de texto al contacto de emergencia notificando de que algo ha ocurrido, junto con las coordenadas de ubicación y un enlace a Google Maps.

Garmin Edge 820 - Detección de incidentes Garmin Edge 820 - Detección de incidentes

Mientras tanto en tu teléfono te indicará que se ha enviado la notificación de emergencia, y te facilita un botón con el que enviar un mensaje para avisar que ha sido una falsa alarma (que es el mensaje que podrás ver más arriba) o que ha sido una simple caída tonta sin mayores daños.

Garmin Edge 820 - Detección de incidentes Garmin Edge 820 - Detección de incidentes

No he llegado a probar la función en MTB con saltos e impactos similares, por lo que no sé hasta qué punto puede hacer saltar falsos avisos. Pero al menos en carretera sólo he visto que funcione en caso de forzarlo.

Y vuelvo a recordarlo. Para que se envíe el aviso es imprescindible que lleves el teléfono contigo, pues la comunicación con los servidores de Garmin se realiza a través de éste.

Modo ahorro de batería

El modo de ahorro de batería es otra de las novedades presentes en el Garmin Edge 820. Y a su modo, lo cierto es que es una característica bastante chula. No creo que sea una opción válida para utilizar en el día a día, pero habrá ocasiones en las que cobre mucho sentido.

Garmin Edge 820 - Ahorro de batería

Por defecto está desactivado, por lo que el comportamiento del Edge 820 nada más salir de la caja es el tradicional. Lo enciendes y tienes información en pantalla en todo momento.

Si lo activas el Edge 820 apagará la pantalla de forma automática, pero por supuesto sigue funcionando de forma normal.

Continúa grabando datos de GPS y de todos los sensores que tengas conectados. Además la pantalla se encenderá de forma automática para diferentes notificaciones que puedes configurar dentro de las opciones de este modo.

Garmin Edge 820 - Alertas activar pantalla

La pantalla se encenderá durante 15 segundos (si así lo has seleccionado) para avisarte de datos de vuelta, notificaciones del teléfono, avisos de giro de navegación, etc. También podrás encenderla en cualquier momento simplemente pulsando sobre ella.

Este modo aumentará la duración de batería hasta un 50% ya que prescinde de una de las cosas que más afecta a la autonomía.

No creo que sea el modo ideal para todos los días, pero ¿rutas largas con la grupeta en la que da lo mismo la potencia, velocidad o distancia? Me parece una idea fantástica.

Funcionamiento básico del Edge 820

Hasta el momento he tratado de centrarme en esas funciones específicas que diferencian al Edge 820 de su rival más directo en la gama de Garmin (el 520), en lugar de enfocarlo como un análisis habitual. Y es que en su aspecto básico ambos son iguales.

Sin embargo no quiero terminar sin dar un repaso a las funciones principales del 820 como ordenador de ciclismo.

En su configuración básica y su forma de funcionar en el día a día todo es igual que en el caso del Edge 520, por lo que si quieres más detalles de alguna función concreta lo mejor es que le pegues un repaso a la prueba de éste.

En el Edge 820 la configuración de los diferentes perfiles de actividad es similar. Soporta distintos perfiles, pudiendo tener configuraciones diferentes dependiendo de si es entrenamiento, competición, uso en interior con rodillo, etc. Normalmente los requisitos en cada uno de estos ámbitos es diferente, por lo que querrás tener distintas configuraciones.

Por defecto tienes tres perfiles que puedes editar, borrar o añadir otros diferentes.

Garmin Edge 820 - Perfiles

Por ejemplo en mi perfil de entrenamiento la pantalla básica me gusta que tenga casi toda la información para poderla ver de un vistazo rápido.

Tiempo, velocidad, distancia, y en pequeño datos sobre potencia, cadencia y pulso. Pero no tiene nada que ver con mi perfil para competir, donde lo que más me importa es ver datos de potencia.

Garmin Edge 820 - PerfilesEn el Edge 820 la configuración de las diferentes pantallas es mucho más rápida, gracias al uso de la pantalla táctil.

Simplemente pulsas en el campo que quieres cambiar y lo seleccionas de alguna de las diferentes listas de posibilidades que te ofrece.

Garmin Edge 820 - Configurar pantallas de datos

Es muy, muy extensa; en la prueba del Edge 520 podrás ver todos los datos que podrás incluir que no pondré aquí para no alargarlo demasiado.

Además ofrece las mismas posibilidades de añadir otras pantallas adicionales, teniendo en cuenta que la pantalla de mapa y navegación, obviamente, tiene mucho más detalle que la del modelo inferior (aunque ya sabes que puedes sustituir el mapa base y poner uno más detallado).

Cada una de esas pantallas se puede activar o desactivar según el perfil, por lo que si en el perfil de entrenamiento quieres llevar el perfil de altura pero no en el de carrera, podrás hacerlo sin problema. Y lo mismo con el resto de opciones, como configurar el uso de GPS o GPS+GLONASS, alertas, etc.

Garmin Edge 820 - Configuraciones

En definitiva, el funcionamiento básico es el mismo, pero la diferencia se encuentra en la forma de interactuar con el equipo. Mientras que en el Edge 520 todo es mediante desplazamiento de menús a través de los botones, en el Edge 820 es más rápido e intuitivo. No sólo a la hora de seleccionar o cambiar la pantalla de datos, sino también en cómo acceder a ciertos menús.

Por ejemplo para entrar en la página de estado en lugar de presionar el botón deberás deslizar de arriba a abajo. O si quieres cancelar un segmento de Strava, sólo tienes que pulsar un círculo con una X.

Por no hablar de la página del mapa, donde podrás desplazarte de forma mucho más sencilla simplemente pulsando con el dedo.

Pero, ¿cómo funciona la pantalla táctil?

Pues aquí llegamos al primer problema, y es que en según qué ocasiones la pantalla táctil puede ser un problema.

No hay más que echar un vistazo a los foros de Garmin para encontrar muchas quejas de pantallas excesivamente sensibles. Y es que en ocasiones la pantalla se activaba simplemente teniendo el dedo cerca pero sin llegar a presionar. O una gota de sudor, o una lluvia mientras vas en la bici.

Cualquiera de esas cosas puede hacer que el ordenador se comporte como si estuviese loco… lo cual puede resultar molesto.

Garmin Edge 820 - Lluvia y pantalla

Garmin ha tratado de darle solución y en la versión 4.20 se incluye la opción de poder definir la sensibilidad de la pantalla táctil.

Garmin Edge 820 - Sensibilidad pantalla

Las tres opciones tratan de atajar precisamente los problemas mencionados. La opción alta mejora el rendimiento al usar guantes, medio es un valor válido para el día a día y la opción más baja evita que el sudor o la lluvia hagan “presión” en la pantalla.

Garmin Edge 820 - Sensibilidad pantalla

Y seguimos teniendo disponible el menú de acceso directo, pero en lugar de tener que presionar una tecla para acceder, tendrás que deslizar la pantalla de arriba a abajo.

Garmin Edge 820 - Menú avanzado

Aquí tendrás acceso a las funciones más habituales, sin tener que entrar en menús para encontrar cada configuración. Por ejemplo cambiar la sensibilidad de pantalla o comprobar qué sensores están conectados.

Hay otra función presente en el Edge 820 que no está en el 520, y es la posibilidad de regular el brillo de forma automática gracias a que cuenta con un sensor de iluminación.

Garmin Edge 820 - Brillo automático

Eso sí, este modo no permite llevar la pantalla sin iluminar y que se ilumine automáticamente al atardecer o al entrar a un túnel.

La retroiluminación estará siempre activa, pero variando la intensidad de la misma. Esto puede suponer una merma en la batería, pero indudablemente es mucho más cómodo.

Entrenamientos con rodillo en interior

La compatibilidad con rodillos ANT+ FE-C se estrenó con el Edge 520 y llegó más tarde al Edge 1000. Por supuesto también lo encontramos en el 820.

¿De qué sirve el control FE-C? Permite regular de forma remota la resistencia del rodillo. Eso sí, tu rodillo debe ser “inteligente”, por tanto tener también soporte de ANT+ FE-C. Si sólo dispone de ANT+ podrás ver datos de velocidad, cadencia o potencia; pero no variar su resistencia.

Usarlo es muy sencillo, tan sólo tienes que añadir el rodillo como si fuese cualquier otro sensor.

Garmin Edge 820 - Rodillo ANT+

Es el mismo protocolo que utilizan aplicaciones como los simuladores de Bkool o Zwift, pero llevado a la pequeña pantalla de tu dispositivo. Por tanto, desde el Edge 820 podrás realizar las mismas operaciones que haces desde tu teléfono u ordenador cuando estás entrenando. Por ejemplo, realizar la calibración del mismo.

Garmin Edge 820 - Rodillo ANT+

En el menú “Entrenamiento” encontrarás el submenú de Rodillo ANT+, donde podrás elegir los diferentes modos de uso que permiteGarmin Edge 820 - Menú rodillo ANT+

Aquí podrás elegir entre las diferentes opciones que se presentan:

  • Seguir un recorrido: Permite realizar una actividad que hayas descargado (de una carrera o que hayas realizado desde Garmin Connect), simulando los cambios de elevación.
  • Seguir una actividad: Puedes seleccionar algún recorrido realizado y volver a revivirlo. En mi experiencia no ofrece un funcionamiento muy satisfactorio por los cambios de altimetría, dando “tirones” contínuos en la resistencia.
  • Seguir un entrenamiento: Podrás hacer una sesión de entrenamiento que hayas creado desde Garmin Connect. Por ejemplo una sesión de intervalos en la que establezcas una determinada potencia durante un tiempo definido. El rodillo irá modificando la resistencia de forma automática.
  • Ajustar resistencia: 10 puntos de resistencia que podrás seleccionar, y podrás jugar con el cambio de la bicicleta para aumentar o reducir la cadencia (o la potencia). Es como seleccionar una inclinación determinada.
  • Ajustar potencia: Seleccionas una potencia determinada y el rodillo la mantendrá, independientemente del desarrollo elegido.

Garmin Edge 820 - Rodillo ANT+

De esas cinco opciones la que utilizo con más frecuencia es la última, por la facilidad que tiene a la hora de realizar entrenamientos de intervalos sin tener que prepararlos previamente.

Garmin Edge 820 - Rodillo ANT+

Simplemente seleccionas una potencia determinada y el rodillo trata de mantenerla ajustando la resistencia de forma automática.

Y si preparas un entrenamiento en Garmin Connect y lo sincronizas, el Edge 820 irá solicitando al rodillo que vaya pasando por todas y cada una de las fases que hayas marcado, bloqueando una potencia determinada si ese es el caso.

Entrenamiento rodillo FE-C

Es algo largo de preparar sentado frente al ordenador, pero infinitamente más cómodo cuando estás sentado en el sillín.

Conectividad

El Edge 820 cuenta con conexión Bluetooth. Ésta se usará para recibir notificaciones del teléfono, sincronizar las actividades tras completarlas y para las funciones de LiveTrack y GroupTrack. Por tanto, para toda aquella información que se muestra en pantalla durante nuestra ruta, como por ejemplo información del tiempo.

Garmin Edge 820 - Tiempo

Y por volverme a reafirmar, todas esas funciones que ofrece en tiempo real necesitan de conectividad móvil. Tanto las clásicas como las nuevas de aviso de incidente o GroupTrack.

En cuanto a la experiencia de uso, una vez emparejado con el teléfono el funcionamiento siempre ha sido perfecto. Tanto a la hora de mostrar notificaciones en pantalla (sólo SMS o llamadas, no correos u otras aplicaciones que puedan distraerte más de lo necesario) como sincronizando las actividades, jamás he tenido una conexión errónea.

También ofrece conectividad WiFi, por lo que si dispones de conexión a Internet allá donde guardes la bici tu actividad se sincronizará al llegar. También te permitirá descargar actualizaciones (tanto de rutas como del firmware del dispositivo) por lo que no tendrás que conectarlo con el ordenador para nada.

Garmin Edge 820 - WiFi

De hecho, en todas estas semanas de uso no lo he llegado a hacer, realizando todas las configuraciones y sincronizaciones directamente de forma inalámbrica.

Incluso la configuración de redes se pueden hacer desde el dispositivo, incluyendo introducir la clave de red.

garmin-edge-820-wifi-2

Así que si no dispones de ordenador en casa, éste es otro motivo importante para optar por el Edge 820 en lugar del 520.

Mi opinión

El Edge 820 es un paso lógico en la gama de productos de ciclismo de Garmin. El trabajo que tenían por delante era sencillo, pues simplemente había que dotarlo de funciones extra con respecto al Edge 520. Y empezando con la navegación, que es donde más cojea el modelo más económico.

Garmin Edge 820

Garmin no sólo añade la navegación, sino que aprovecha el nuevo modelo para presentar una opción interesante como es GroupTrack, aunque todavía necesita algo más de tiempo para convertirse en algo de lo que sacar provecho. Indudablemente el nuevo ajuste de inicio de LiveTrack de forma automática que se ha incorporado a algunos dispositivos ayudará, porque elimina el paso más incómodo de todos (recordar iniciar la actividad cuando comienzas el entrenamiento), pero creo que hace falta tiempo para que la idea penetre más entre los usuarios.

El ahorro de batería no será una característica determinante que te haga decidirte por el Edge 820, pero es un añadido que puede resultar muy interesante en más de una ocasión.

Otras funciones como el WiFi, el sensor de iluminación o la detección de incidentes termina de redondear un paquete que queda bastante bien situado en la gama de Garmin. Lo que no termina de convencerme es la pantalla táctil. No por su funcionamiento, sino por su utilidad. Hay ocasiones en las que resulta muy cómodo su control, como a la hora de configurar las pantallas de datos o en el manejo del menú principal. Pero hay otros momentos en los que echo mucho de menos los botones del Edge 520.

Cada vez que Garmin lanza un dispositivo con pantalla táctil siempre me hago la misma pregunta: ¿por qué hay que optar entre táctil o botones? A mi me gustaría disponer de ambas opciones.

Por último tenemos la velocidad a la hora de moverse por los menús o para calcular una ruta directamente desde el dispositivo. Acostumbrados como estamos a dispositivos móviles que son tremendamente rápidos cuesta acostumbrarse a la “relajación” con la que el Edge 820 se lo toma todo, pero es un peaje necesario a pagar por conseguir una autonomía de batería razonable. Podría haber un procesador más potente, pero iría en detrimento de la duración de batería (y del precio).

Llegados a este punto estoy seguro que hay una pregunta que todavía te ronda la cabeza: ¿520 o 820? La respuesta la reduciría al terreno de la navegación. Estoy seguro que el Edge 520 dejará satisfecho a la inmensa mayoría de usuarios, pero si haces rutas de navegación frecuentemente y quieres los avisos de giro y las otras particularidades que ofrece, el Edge 820 entonces es la opción que debes elegir.

Hay otras funciones que los diferencian, pero si para ti la navegación es algo secundario no creo que sean suficientes para justificar la diferencia de precio.

Comprar Garmin Edge 820

Si te gustan las pruebas que realizo y quieres colaborar con la página para ayudar a que pueda seguir realizando pruebas tan extensas como esta (y como puedes suponer, llevan  muchas horas de trabajo), lo único que tienes que hacer es comprar tu Garmin Edge 820 -o lo que te haga falta- a través de los enlaces que facilito. De esa forma recibiré una pequeña comisión sin ningún coste para ti.

Y no olvides compartir la prueba con tus amigos, además de ayudarme a mi tus amigos estarán tremendamente agradecidos por descubrir este sitio.

Quiero recordar que hay dos versiones disponibles. Puedes encontrar el Edge 820 del que he tratado en esta prueba y una versión ligeramente más barata, el Edge Explore 820. No la considero interesante pues recorta muchas de sus características (y la diferencia de precio no lo justifica). Estas son las funciones de las que carece:

  • No dispone de WiFi
  • No dispone de sensor de luz ambiente
  • No soporta entrenamientos avanzados (creación y seguimiento de intervalos, etc)
  • No permite conectar con medidores de potencia o cambios electrónicos
  • No hay métricas avanzadas como cálculo de FTP, VO2Max, tiempo de recuperación, etc.

En cuanto al Edge 820 hay dos formas de comprarlo. La primera y más económica en la que comprarás sólo el dispositivo. Podrás usar tus sensores actuales, siempre que sean compatibles con ANT+.

Consulta el precio en Retto

Consulta el precio en Wiggle

 

La segunda opción es interesante si no dispones de sensores. Incluye sensor de pulso, de velocidad y de cadencia.

Consulta el precio en Retto

Consulta el precio en Wiggle

 

Si no dispones de ningún sensor actualmente, el pack puede ser una opción interesante porque rebaja el precio de los sensores comparado con respecto a si lo comprases de forma individual. Pero si ya cuentas con sensores ANT+ (sean de Garmin o de otra marca), simplemente compra sólo el ciclocomputador.

¡Gracias por leer y colaborar!

Garmin Edge 820, ciclocomputador GPS con navegación | Análisis completo ha sido publicado originalmente en Correr una Maratón. Sígueme en Twitter y Facebook

]]>
https://www.correrunamaraton.com/nuevo-garmin-edge-820/feed/ 41