Inicio / Artículos / Polar M600, un nuevo smartwatch Android Wear con GPS y sensor óptico listo para entrenar
Polar M600

Polar M600, un nuevo smartwatch Android Wear con GPS y sensor óptico listo para entrenar

El análisis completo ya está terminado. Así que si te interesa conocer todos los detalles del Polar M600, te recomiendo leer la review completa pinchando aquí.

Hoy conocemos un nuevo producto Android Wear y Google da la bienvenida al nuevo Polar M600. No es el primer smartwatch con sensor óptico. No es el primer smartwatch con receptor GPS. Ni siquiera es el primer smartwatch que ofrece distintas opciones para practicar deporte. Pero sí es el primer reloj Android Wear desarrollado por una marca que sólo produce dispositivos para la práctica deportiva y en el que todo lo que se ha incluido en él está diseñado por y para practicar infinidad de deportes.

¿Quieres saber en qué consiste exactamente este nuevo modelo de los finlandeses? Quédate conmigo y te lo explico en un segundo.

El Polar M600 de un vistazo rápido: especificaciones

A todos nos gusta ver las novedades de una forma rápida, y tú no ibas a ser menos ¿verdad?. Para poner elo más sencillo, a continuación tienes un listado completo con las principales características que tiene el M600 de Polar.

  • Sistema operativo Android Wear (actualizable a Android Wear 2.0)
  • Pantalla táctil en color, con tratamiento antiarañazos Gorilla Glass 3
  • Un sólo botón físico, se eliminan los botones laterales
  • Receptor GPS integrado con GLONASS
  • Conexión WiFi
  • 4GB de almacenamiento interno (que puede servir para almacenar y reproducir música)
  • Resistencia al agua: IPX8
  • Smart Sports. Las funciones de Polar siguen trabajando en segundo plano aunque escuches música o uses navegación de Google Maps
  • Smart coaching: running index, perfiles de deportes, zonas cardíacas, training benefit
  • Autonomía: Hasta 10 horas de uso GPS, 2 días de uso como reloj inteligente (de momento, lo cojo con pinzas)

Vamos ahora a comentar algunos de estas características más importantes.

Sistema operativo Android Wear

Sin duda es el detalle más importante presente en el M600, y es que el Polar M600 es el primer smartwatch diseñado específicamente para practicar deporte. Es cierto que no es el primero en aunar ambas características, pero desde luego es el que más nos satisfará a nosotros, los deportistas.

Tanto el Apple Watch como otros relojes inteligentes se han acercado en mayor o menor medida a las funciones de fitness de los relojes deportivos más tradicionales (reino prácticamente exclusivo de Garmin, Suunto, Polar o TomTom). Pero ninguno ha conseguido encontrar la fórmula apropiada y ofrecer algo más allá de un mero monitor de actividad que, en algunos casos, contaba con receptor GPS (es caso de Motorola Moto 360 Sport o Sony Smartwatch 3, por ejemplo). Siempre han pecado de algo, bien sea por un software demasiado sencillo o por sensores de pulso ópticos que no se encontraban a la altura de las circunstancias.

Pero con las expectativas de crecimiento del mercado de los ‘wearables’ y con compañías como Apple o Google con recursos financieros prácticamente ilimitados, es evidente que los fabricantes más tradicionales deben adaptarse a los nuevos tiempos. A medio plazo vamos a presenciar una pugna importante en el mercado de los dispositivos para fitness, en el que todos los fabricantes están comenzando a reorientar su posicionamiento para competir a medio plazo.

En Polar han sido los primeros en dar un paso adelante haciendo uso del dicho de “si no puedes con tu enemigo, únete a él”. Con el M600, los finlandeses presentan el primer dispositivo que en primer lugar es un reloj deportivo, y de forma secundaria es un reloj inteligente con Android Wear. El enfoque de los demás fabricantes hasta este momento había sido al contrario, pero en el Polar M600 el enfoque principal es el de tener un dispositivo con el que poder practicar deporte.

Polar M600 - Android Wear

De esta manera en Polar se liberan de la presión de tener que diseñar un reloj que se mantenga a la vanguardia, pudiendo enfocar sus recursos en la creación de software para los deportes y en desarrollar su propia plataforma. Se acaban por tanto las peleas para añadir funciones de notificaciones a sus relojes, o prestaciones avanzadas más allá de lo que en Polar saben hacer.

Cabe destacar que el M600 será compatible con la nueva versión de Android Wear 2.0, a punto de ver la luz a lo largo de este otoño. La principal novedad de la nueva versión del sistema operativo es que ahora el reloj no dependerá de tener comunicación permanente con el teléfono móvil; las aplicaciones podrán ser independientes de éste. Esto significa que podrás descargar apps directamente al reloj (tanto con teléfonos Android como con iPhone) y una vez instaladas, esas aplicaciones residirán en el reloj y no en el teléfono como hasta ahora.

En el caso del Polar es un detalle fundamental, ya que permite que su aplicación de entrenamiento resida en el reloj. Es decir, no se trata de una aplicación que requiera del teléfono móvil, sino que viene integrada en el propio firmware. El teléfono sólo será necesario a la hora de sincronizar las diferentes actividades. Y si no te gusta siempre podrás saltar a la tienda de aplicaciones de Android (¡Hola Strava!).

Novedades también en su sensor de pulso óptico

El sensor óptico del nuevo M600 también presenta novedades con respecto al que vimos en el Polar A360. Si la pulsera tenía dos LEDs que para iluminar nuestros capilares y poder hacer la lectura de frecuencia cardíaca, el M600 aprovecha su mayor anchura y multiplica por tres el número de LEDs, llevándolo hasta un total de seis.

Polar M600 - Sensor óptico

Evidentemente aún no te puedo decir nada respecto a las prestaciones del sensor óptico, para eso tendrás que esperar a la prueba completa con una unidad final que espero recibir a final de mes. Pero confío en que el sensor tenga un mejor rendimiento que el del Polar A360.

A lo que los finlandeses aún no se han atrevido a dar el salto es a la monitorización del pulso durante las 24 horas (o las 23 que no estés entrenando). Ya sea por falta de desarrollo en el sensor, por cuidar la autonomía o por ambos; el M600 tan sólo permitirá tomar registros puntuales a lo largo del día (y efectuados de forma manual).

A pesar de ello, junto al clásico monitor de actividad contando pasos y estimando distancias y calorías consumidas, el M600 incorporará las diferentes funciones de Smat Coaching de Polar: cosas como Running Index para poder hacer el seguimiento de tu rendimiento de carrera (equiparable al cálculo de VO2Max), estado de recuperación para prevenir el sobre entrenamiento, o guía de entrenamiento por zonas.

¿He dicho ya que es un reloj deportivo?

Hasta ahora me he centrado bastante en sus prestaciones como reloj inteligente, pero quiero recordarte que el Polar M600 no debe verse como tal. Ante todo es un reloj GPS para practicar deporte. Y no sólo correr, sino que se podrá seleccionar tu actividad entre una larga lista de opciones con diferentes configuraciones en cada una de ellas.

No estamos ante un posible sustituto del Polar V800. En primer lugar porque el M600 no permite realizar actividades multi deporte (es decir, empezar con un deporte al que le siga otro), por lo que no podremos considerarlo un reloj de triatlón. Tampoco dispone de aplicación específica que cubra la natación, ni en interior ni en aguas abiertas. Ni permite conectarse con medidores de potencia. Es algo más básico que el V800.

En esencia combina las prestaciones de un Polar M400 dentro de un reloj inteligente con Android Wear, con todos sus beneficios. ¿Por qué destaco esto? Porque deja las puertas totalmente abiertas a las posibilidades de ampliación futuras (que no digo que vaya a ocurrir) .

Polar M600

Polar M600, disponibilidad y precio

¿Ya tienes ganas de comprar el Polar M600? Pues estás de enhorabuena, porque llegará a las tiendas muy pronto. Tanto como septiembre, con la vuelta al cole. ¿Y qué hay del precio? Pues será de 349€ y se podrá comprar inicialmente en color blanco o negro, aunque más adelante podrás cambiar la correa a otros colores, por ejemplo en rojo.

Mi opinión

Creo que es un movimiento inteligente por parte de Polar. Llevaba tiempo esperando a que una gran marca se atreviera a lanzar un reloj basado en Android Wear añadiendo las diferentes opciones de entrenamiento. Polar ha optado por incluir su software en un dispositivo con un sistema operativo ajeno a ellos. Algo que no había sido posible hasta ahora, pero las posibilidades que ofrecerá Android Wear 2.0 será lo que de pie a nuevos relojes de este tipo. De hecho New Balance está preparando un dispositivo similar que debería ver la luz antes de finalizar el año.

Gracias precisamente a contar con un sistema operativo al que se le pueden añadir aplicaciones de terceros deja la puerta totalmente abierta a desarrollos de este tipo, tanto de desarrolladores de software como de la propia Polar. ¿Por qué no vender un reloj “por módulos” en el que pagar e incluir más deportes a medida que lo necesitemos? Contando con el hardware adecuado y un sistema operativo abierto, como es el caso, bastaría simplemente con lanzar una actualización de pago en forma de un nuevo programa que añada las prestaciones que necesitas. Comercialmente es una solución que ahorraría costes a fabricante y distribuidor (sólo tienes que disponer de un modelo), y el cliente pagaría por las funciones que verdaderamente necesita. Un corredor de duatlón no tendría por qué pagar por las posibilidades de natación que ofrece un reloj multideporte. O un corredor avanzado al que el M400 se le quede corto y necesite las prestaciones más avanzadas del V800, pero que no vaya a dar uso de los perfiles de ciclismo o aguas abiertas.

El M600 me gusta como concepto, precisamente porque se diferencia de una tendencia que estaba volviéndose monótona. En Polar rompen esa tendencia con un modelo sin duda arriesgado; pero también encontrarán multiples beneficios. Atrás quedan los quebraderos de cabeza para dotar al reloj de funciones de reloj inteligente, de pelearse con distintas revisiones de Android en las que los teléfonos de diferentes marcas no se comportan de la misma manera o de tener que preocuparse por la fragmentación en cuanto a la versión del sistema operativo. Todo eso queda en manos de Google, mientras que ellos “sólo” van a centrarse en aquello que verdaderamente entienden: el deporte.

Pero aún es pronto para poder dar un veredicto. Todavía no se sabe nada de la autonomía, el principal talón de Aquiles de los relojes inteligentes con Android Wear. Pantalla en color con retroiluminación, sensor de pulso óptico con seis LEDs, receptor GPS… todo funcionando a la vez parece demasiado agresivo para una batería que, a juzgar por el tamaño del dispositivo, no puede ser muy grande. Y también quiero ver qué avances ha hecho Polar con respecto al sensor óptico y si rodear el fotodiodo con seis emisores de luz sirve verdaderamente para mejorar las prestaciones. Aún hay cuestiones de suma importancia sobre la mesa a las que no podré dar respuesta hasta tener una unidad final en las manos.

Todo esto llegará en las próximas semanas, en cuanto tenga la oportunidad de hacer la prueba completa.

¡Gracias por leer!

¡ACTUALIZACIÓN! Ya puedes comprar tu Polar M600 a través de Amazon y, de camino, apoyar a la página.

Polar M600 - Smartwatch con GPS integrado y pulsómetro HR en la muñeca, color negro
Precio: EUR 265,45
Ahorras: EUR 84,45 (24 %)
8 nuevos desde EUR 265,45   7 De 2ª mano desde EUR 171,37

Polar M600 - Smartwatch con GPS integrado y pulsómetro HR en la muñeca, color blanco
Precio: EUR 261,95
Ahorras: EUR 87,95 (25 %)
7 nuevos desde EUR 261,95   5 De 2ª mano desde EUR 164,50

Deja tu respuesta

15 comentarios En "Polar M600, un nuevo smartwatch Android Wear con GPS y sensor óptico listo para entrenar"

avatar
Ordenar por:   últimos | primeros | más votados
Alex
Invitado

Pues a mí personalmente no me llama la atención, prefiero un smartwatch totalmente especifico y optimizado. Si es verdad que como tiene Android Wear abre la puerta a terceros desarrolladores a crear aplicaciones limitadas por su imaginación pero Garmin y Suunto también permiten el desarrollo de aplicaciones de terceros con su pr, eso sí, aplicaciones totalmente limitadas.

marcogarciap@gmail.com
Suscriptor

Yo la debilidad fundamental que encuentro para utilizarlo como reloj deportivo es la batería. Lo de los dos días seguro que al final se queda en uno escaso, porque me cuestra creer que 10 horas de gps si dicen que como smartwatch dura sólo dos días. Al final acabará uno teniendo que poner a cargar el reloj antes de salir a correr. Pero bueno, el que se haya acostumbrado a cargas más habituales por tener reloj con pulsometro óptico igual no nota tanto el cambio. A mi como el FR630 me dura 2 semanas o más, se me hace imposible pensar en cargar un reloj todos los días.

Paula
Suscriptor

Muchas gracias por toda información. Yo tengo alguna dudas, dices en el artículo básicamente que es una versión mejorada del M400 (que es lo que yo tengo). A mi me parece bastante útil las notificaciones que me llegan pero me fastidian no poder hacer nada con ellas (contestar, responder al teléfono, etc) con el M600 se podría hacer?
Otra duda, cuando dices que tiene autonomía (no hay necesidad del móvil), a que te refieres?
Gracias!

Adrian
Suscriptor

Hola Eduardo,
Estoy ansioso de tu análisis completo sobre el m600!! :-). Estoy dudando entre el garmin 235 y este modelo de polar. ¿Me podrías aconsejar por cual te decidirías? ¿Tienes previsto hacer un análisis completo del m600? ¿Ya lo has podido probar? Disculpa por tanta pregunta,
Un saludo.

Francesc
Suscriptor

Hola Eduardo, una pregunta.
Con el polar m600 puedo tener musica sin llevar el movil encima verdad?
Otra duda importante que tengo. Puedes tener y usar sin llevar el telefono la aplicacion google maps?
Estoy indeciso en cogerme este modelo o el tomtom runner 3 que decision tomarias?
Muchas gracias.

wpDiscuz