Inicio / Artículos / Nueva colaboradora para la sección de ciclismo (parte II)
Ceepo Mamba 2015

Nueva colaboradora para la sección de ciclismo (parte II)

Tras la presentación inicial, ha llegado la hora de mostrarla con la ropa puesta. Espero que os guste, porque la veréis en muchas fotos por aquí.

Se trata de una Ceepo Mamba. Si lleváis tiempo en el mundo del triatlón seguro que conocéis la marca perfectamente. Y para los que no la conozcáis, os haré una breve presentación.

Su fundador, Nobuyuki Tanaka (más conocido como Joe) comienza su andadura en el mundo del triatlón en 1990. Tras dos años compitiendo y sin encontrar una bicicleta en la que pudiera sentirse completamente cómodo, en 1993 decide crear su primer modelo. Esta bicicleta, comparada con otras que había usado en el pasado, le permitió una mejora de 90 minutos en la misma distancia. Estaba claro que Tanaka sabía lo que hacía.

Con la entrada del siglo XXI, la fabricación usando fibra de carbono se había popularizado. Tanaka sabía que ése era el camino a seguir y se alió con un fabricante de cuadros de carbono de Taiwan. Comenzó con la fabricación de un número limitado de unidades en 2002, diseñadas específicamente para competir en triatlón y diferenciándose así del resto de fabricantes, que continuaban usando geometría específica de carretera. Sería el punto de partida para Ceepo.

La verdad es que llegué a la Ceepo Mamba de rebote. Ya había elegido modelo, una Fuji Transonic 2.7 montada en 105 y accesorios Oval (marca propia de Fuji, que equipaba manillar, potencia, sillín, platos y bielas). Era el tipo de bicicleta que buscaba, con cuadro aero de carbono, aunque la geometría era específica de carretera.

Tras encargar de forma definitiva modelo y talla, Fuji dijo que estaría en tienda en 3-5 días. Tres semanas más tarde, seguíamos sin saber dónde estaba la bicicleta (ni yo ni la tienda donde la encargué). El comercial incluso nos decía que se había enviado hacía una semana, que ya debería haber llegado pero que no disponía del número de seguimiento.

El siguiente paso fue ponerme en contacto directamente con el importador, donde me confirmaron que no es que el paquete se hubiese perdido, es que a pesar de estar marcada la bicicleta como disponible en stock, no era así. Pero me dijeron que estaban a punto de hacer el montaje en Alemania y que en cuestión de una semana se haría el envío.

Tras volver a esperar pacientemente y, sin saber nada nuevo, volví a contactar. La respuesta, una semana después, era la misma “está entrando en montaje y estará en la tienda en 5-7 días”. En definitiva, llevaba esperando un mes y medio una bicicleta que había comprado como “en stock” y, lo peor de todo, es que ni siquiera sabía cuándo iba a llegar (y si iba a hacerlo).

Así que les marqué un ultimatum. Si no me daban un número de seguimiento válido para final de esa semana, cancelaba automáticamente el pedido. Y como os podéis imaginar, así ocurrió.

Durante esos días ya había estado indagando nuevamente en el mercado, pero no encontraba nada que me gustara y que entrara en presupuesto. Si no era por un detalle del montaje, era porque inevitablemente se me me pasaba de presupuesto. Ya estaba haciendo configuraciones de la Stevens Arcalis, hasta que me topé con una buena oferta del cuadro Ceepo Mamba, que encajaba totalmente con lo que estaba buscando.

Esta Ceepo se ajusta totalmente a mis requerimientos. Es una bici enfocada al triatlón y permite doble configuración. Aunque ahora mismo tiene un manillar convencional de carretera convencional, si tuviese intención de hacer un triatlón de media distancia (es posible en el futuro) o incluso un Ironman (espero que no se me ocurra, y si se me ocurre haced que cambie de idea), gracias a su tija reversible y montando el correspondiente manillar aero con acoples, tendría una “cabra” perfectamente válida, sobre todo teniendo en cuenta mi nivel.

En el fondo, estoy muy agradecido a Fuji…

Ceepo Mamba y su montaje

Las Ceepo sólo se venden como kit de cuadro, por lo que tienes que pasar tus componentes de tu antigua bicicleta o, como ha sido el caso, comprar nuevo todo lo que se va a montar. También tienes dos opciones, montar la bicicleta por tu cuenta o llevarla a tu tienda de confianza para que hagan el trabajo por ti.

Ceepo Mamba 2015

Si hay algo que se agradece de comprar sólo el cuadro es, precisamente, que es lo único que te entregan. No viene asociado a unas medidas determinadas, o desarrollos que alguien ha decidido por ti. Y por qué no decirlo, a componentes de calidad regular que sabes que en el futuro terminarás sustituyendo, sobre todo, para aligerar peso. Así, comprando sólo el cuadro, eres tu y sólo tu quien decides si quieres optar por unos componentes u otros: si quieres potencia y manillar en carbono o es suficiente con aluminio; si quieres unas bielas de 170mm o 175mm; si buscas unas llantas ultra ligeras o prefieres algo con perfil… En definitiva, configuras TU bicicleta a TU gusto (bueno, normalmente al gusto de tu presupuesto).

En este caso he optado por montar grupo completo Ultegra. En un primer momento estaba buscando bicis con 105, pero el hecho de que con la oferta del cuadro se incluían algunos componentes Ultegra ha hecho que decidiera que “de perdidos al río”. Pero es mejor si os hago un listado completo de componentes, para que conozcáis mejor a la nueva colaboradora. Algunos de los enlaces son de afiliación, así que si decidís comprar algo de la lista estaréis ayudando a soportar la web.

La elección de componentes es muy entretenida, sobre todo porque toda elección que haces tiene un por qué. A diferencia de comprar una bicicleta ya montada, con un equipamiento predeterminado, en este caso puedes elegir qué es lo que quieres de cada componente y cómo lo quieres. No sólo a la hora de elegir el grupo es donde tienes que tomar decisiones, también en detalles como sillín, manillar, potencia, ruedas y neumáticos, donde puedes optar por opciones muy diferentes. Por supuesto, la posibilidad de elegir algo tan importante como el desarrollo que tendrá la bicicleta el algo de suma importancia.

Y hay que reconocer que el goteo constante de nuevas piezas divierte bastante.

Bautizando a la nueva colaboradora

Tras el montaje completo de todas las piezas en el cuadro, no sin ciertos problemas como tener que adaptar uno de los topes de los cables que inexplicablemente no venían con el hueco hecho (nada que no haya podido solucionar con una dremmel y un poco de paciencia).

Ceepo Mamba 2015

O fabricarme una prensa para colocar las cazoletas en el cuadro por poco más de 2€ capaz de sustituir a una herramienta específica de 175€, finalmente estaba en condiciones de lanzarme a la carretera con mi nueva colaboradora.

Lo primero que he de señalar es que yo he hecho ciclismo toda la vida, pero exclusivamente en montaña. Así que ahora prácticamente debo volver a aprender a andar en bicicleta, y sobre todo no caer ante el impulso de saltar todos los obstáculos del camino, ahora toca bordearlos. Pero como es evidente, la posición y manejo es muy diferente, y tengo que acostumbrarme a las nuevas sensaciones que da la bicicleta.

Aún me queda hacer un ajuste más fino, sobre todo en cuanto a posición. El final claro es un servicio de ajuste profesional, con herramientas específicas para encontrar la posición ideal donde más potencia pueda desarrollar; pero lo que sí puedo ir haciendo es estudiar diferentes posiciones por mi cuenta, no sólo en cuanto a comodidad sino a conseguir un perfil más aerodinámico. Que teniendo en cuenta mi envergadura total, más me vale trabajarlo mucho, porque soy como la vela de un velero.

ceepo-mamba

Una vez que ya estaba todo en su sitio, y tras una breve pasada por mi taller de confianza para confirmar que no había montado el manillar en la tija y las ruedas en la potencia (nunca se sabe), la primera ruta ya la tenía decidida. Una zona que tengo muy cerca de casa, la subida a Benahavis. El acceso a esa carretera es bastante rápido y sólo incluye unos cientos de metros en una nacional bastante transitada (y peligrosa), siendo la carretera de la subida a Benahavis bastante menos transitada y con un asfalto perfecto. Además está dividida en diversos tramos separados por rotondas, por lo que permite entrenar en zonas más llanas y rápidas o zonas de pequeñas subidas y bajadas, y hay varias bifurcaciones con cuestas más y menos duras y de longitud variable. Creo que se convertirá en mi circuito de entrenamiento de referencia.

Las sensaciones que tengo con la bicicleta son francamente buenas. Es muy rápida en llano y sobre todo bajando, donde a la hora de frenar es muy enérgica. Es en las subidas donde más sufre. En primer lugar porque yo no soy para nada un escalador. Ni por condiciones físicas ni por afición. Realmente odio las cuestas y donde más disfruto es manteniendo cruceros en llano y, por supuesto, en largos descensos (aunque con la edad cada vez soy más cagón, antes bajaba a tumba abierta. Inconsciencia de juventud…).

Pero se nota que la Ceepo no se encuentra cómoda cuando la carretera se pone hacia arriba. Y en eso coincidimos, yo tampoco voy cómodo cuando la carretera se pone difícil.

Tras hacer un par de fotos, tocaba vuelta a casa. La primera ruta iba a ser corta, por la hora del día y porque dos horas después iba a salir a correr. Pero antes de terminar la ruta…

ceepo-mamba-pinchazo-1

Pinchazo de la rueda trasera. Y como suele ocurrir en esos casos en los que sales para una ruta corta, evidentemente había salido sin cámara ni herramientas. ¿Para qué? ¿Qué podía pasar? Así que de vuelta a casa a patita. ¡Menudo estreno…!

El sábado pude sacar poco más de una hora para otra salida, así que había pensado eliminar la sensación de fiasco de dos días atrás. Además quería aprovechar a tomar fotos y datos del próximo dispositivo del que veréis prueba en breve (el sensor de velocidad y cadencia de Wahoo con conectividad dual), así que elegí la misma ruta. Esta vez no iba a cometer el mismo error de la primera vez y me llevé cámara, desmontables y un bote de CO2 que tenía guardado de hace tiempo. La bomba de mano la dejé en casa, pues es inútil para alcanzar la presión que necesito.

¿Resultado de la segunda salida? El mismo que la primera, pinchazo en el camino de vuelta, esta vez en la rueda delantera.

ceepo-mamba-pinchazo-2

Pero esta vez había sido precavido. Monté mi cámara, preparé para inflar y cuando puse el CO2… nada, nothing, zero. ¡Estaba “pasado”!

Por suerte no había ninguna pared cercana, así no me tenía que dar cabezazos contra ella. Pinchar dos veces consecutivas en salidas de menos de 1 hora es bastante complicado, pero yo lo he conseguido. ¿Será una señal para abandonar el ciclismo? ¿Para pasarme a cubiertas tubeless?

Sea como sea, ya me he aprovisionado de suficiente CO2 para hacer un agujero en la capa de ozono. Pero espero no tener que darle uso en un largo periodo de tiempo…

Por supuesto, en las dos ocasiones, para cuando conseguí llegar a casa, ya era hora de hacer otras cosas, por lo que no hay más fotos que las de la galería que os he preparado al final. Pero pronto tendréis oportunidad de volver a verla, porque como os digo la prueba del Wahoo Blue SC está ya en ciernes.

¡Gracias por leer!

 

¡Suscríbete!

Deja tu respuesta

4 comentarios En "Nueva colaboradora para la sección de ciclismo (parte II)"

avatar
Ordenar por:   últimos | primeros | más votados
Gabriel Hernando
Invitado
Enhorabuena… se ve muy bien la bici, buena elección. Hay un mundo entre Ultegra y 105, es un mundo pequeño, pero merece la pena… A ver: estaba leyendo y antes de llegar a los pinchazos no me cuadraba la cosa. Si la bici es XL las cubiertas de 23 son un riesgo innecesario, prueba con 25 e incluso, si te cabe, con 28. La bici irá más lenta y pesará más pero no pincharás. Busca unas cubiertas antipinchazos = más goma = más peso, pero olvidate de pinchar (en la medida de lo posible), al fin y al cabo lo que cuenta es entrenar, más allá de la velocidad media. Los platos me parecen muy bestias para empezar, un 50×34 puede ser suficiente… sobretodo si no te gusta subir. El wahoo dual es un análisis excelente, muy buena idea, si… Leer más »
Maikel
Invitado

Menuda máquina tienes! Saludos

wpDiscuz