Carreras

Ironman Austria 2022

Publicidad

This page is also available in English

Hacia tiempo que no publicaba una crónica de una competición. Concretamente desde el Ironman 70.3 Marbella de 2021, pero creo que el salto a la larga distancia merece la pena contarlo. En este tiempo ha habido otras competiciones como un par de medias maratones con MMP, un podio general en una carrera de asfalto (bueno, vale, era la carrera de Navidad del pueblo 😂) y alguna que otra cosa que ya he ido contando por Instagram. Pero un Ironman creo que merece la pena contarlo, tanto para los que estáis con ganas de hacer uno como para los que ya lleváis varios a vuestras espaldas.

El Ironman de Austria ha sido la competición principal en la que he enfocado la temporada 2022 y para la cual he estado haciendo toda la preparación específica de este año. Como ya os podréis imaginar preparar una competición de este tipo requiere de meses de preparación, con muchas semanas entre 14 y 18 horas de entrenamiento (a lo que hay que sumar desplazamientos a piscina, duchas, cambios de ropa…). Preparar un Ironman conlleva un esfuerzo físico, psicológico y por supuesto también para la familia.

Después de todo este tiempo puedo afirmar que el Ironman está en la preparación, el día de la carrera simplemente es la confirmación. Es como un examen de fin de curso, simplemente vas a plasmar el trabajo que has estado haciendo en el pasado.

Antes de pasar con la crónica de la carrera quiero hacer un poco de «guía turístico». Posiblemente muchos de los que terminen leyendo esta crónica lo hagan porque es una competición que se están planteando, así que esa parte inicial será algo que también les ayudará.

Por qué Ironman Austria

Hay muchas competiciones de larga distancia entre las que elegir en cualquier parte del mundo. Incluso más cerca de casa tenemos muchas pruebas que merecen mucho la pena. ¿Por qué irme tan lejos para estrenarme en la larga distancia?

En primer lugar quería hacer una prueba de la franquicia Ironman. Puede parecer una tontería pero el hecho de llegar a meta y escuchar «Eduardo, you are an Ironman!» es algo que se persigue durante muchos años, visto en muchos vídeos o llegadas a meta a las que he asistido. Quería vivirlo en mis propias carnes.

En segundo lugar, ¿por qué Austria? Podía ir a Vitoria, Cascais, Vichy… muchas opciones más cercanas y fáciles de gestionar; pero la elección fue Austria por varios motivos. Una natación diferente a todas las demás con la llegada atravesando el Lendkanal, una bici a una sola vuelta y una maratón donde tenía referencia de que hay mucha animación por parte de los habitantes de la ciudad. Ironman Austria es una carrera atractiva por muchos aspectos, y eso la hacía partir como favorita.

Pero luego tenemos la parte más importante, poder incluir la competición como parte de las vacaciones con toda la familia.

Posibilidades del viaje a Ironman Austria

Ironman Austria se celebra en Klagenfurt, una ciudad al sur del país con muchas visitas de interés a su alrededor. Y aunque no hay muchos vuelos que lleguen allí, hay múltiples conexiones a través de muchos aeropuertos internacionales con vuelos directos a su alrededor. Todos estos aeropuertos tienen vuelos directos desde España y comunicación fácil con Klagenfurt:

  • Munich
  • Viena
  • Salzburgo
  • Venecia
  • Liubliana

Vas a poder encontrar vuelos económicos a cualquiera de estas ciudades, y luego viajar hasta Klagenfurt en tren (por muy poco dinero) o con coche de alquiler. Y también tienes la posibilidad de llegar a un lugar y salir de otro, que es lo que hicimos nosotros.

Publicidad


Nuestro viaje fue con llegada a Viena, desde donde cogimos un tren con dirección a Salzburgo directamente en el aeropuerto. Tras la visita a Salzburgo recogimos un coche de alquiler con el que viajamos hasta Klagenfurt. La elección de disponer de coche fue por las vacaciones que teníamos planeadas para después de la carrera, la llegada hubiese podido hacerse en tren sin ningún problema.

En mi caso la bicicleta viajó de forma independiente en furgoneta para evitar tener que cargar con ella durante las vacaciones. Si tu caso es similar considera esta opción porque va a ser la más cómoda ya que tendrás libertad absoluta una vez entregada la bicicleta el mismo día de la carrera. Tiene un poco más de gestión y la disponibilidad de la bici depende de terceros.

El alojamiento lo hicimos en un apartamento. Creo que es la opción más cómoda cuando viajamos a una carrera porque da libertad a la hora de preparar comidas y es más espacioso para poder guardar todo el material del triatleta (bici, neopreno, ropa, etc). Además vas a disponer de una lavadora donde poder echar toda la ropa después de la sudada tanto de la propia competición como de días anteriores.

Considera hacer la reserva lo antes posible, pues los hoteles se quedan bloqueados por Nirvana muy pronto y luego es complicado encontrar opciones. Yo comencé reservando un apartamento en un pueblo a 20km con posibilidad de cancelación, e iba mirando todas las semanas hasta que me apareció un apartamento en el centro de Klagenfurt.

Moverte por la ciudad es muy sencillo. Hay un amplio servicio de autobuses por lo que si no estás cerca del lago donde se concentra toda la actividad del Ironman no será difícil desplazarte. Sin embargo el día de la carrera va a ser más complicado si quieres utilizar transporte público, no me dio la sensación de que hubiese muchas opciones ese día. En mi caso me desplacé en coche hasta la línea de salida, ya que no hay ningún problema de aparcamiento (aunque tendrás que andar un poco)

Después de terminar el Ironman Austria comenzamos las vacaciones. Teníamos planeada una visita de un día a Liubliana que al final cancelamos porque exigía un pago de seguro adicional para el coche durante todos los días del alquiler, y no estábamos seguros si finalmente iba a tener ganas de patear una ciudad el día después de la carrera. Pero desde luego es una posibilidad muy real.

El resto de nuestro viaje incluyó visitar pueblos del Tirol austríaco y alemán (Kufstein, Alpbach, Hall, Seefeld, Mittenwald…) y por supuesto Innsbruck. Si quieres hacer un viaje así con múltiples paradas el coche ya sí se convierte en imprescindible.

El coche lo dejamos en Innsbruck, desde donde cogimos un tren con destino a Venecia, donde haríamos algo más de turismo para finalmente partir de regreso desde el propio aeropuerto veneciano.

Las mejores ofertas y oportunidades en tu móvil

Entra al canal Telegram gratis

Instagram

YouTube

Telegram

Facebook

Twitter

Strava

Suscribete

RSS

Como puedes ver el viaje de Ironman Austria no se limita a la pequeña ciudad austríaca sino que ofrece múltiples posibilidades si estás planeando un viaje algo más largo como premio a la familia para compensar tantos fines de semana fuera de casa.

Los días antes de Ironman Austria

Llegué a Austria después de unos pocos días con molestias de garganta a causa de faringitis (aunque ahora todo es COVID), y con esa sensación extraña de cuando estás un poco tocado pero no llegas a tener fiebre. El miércoles hice un entrenamiento suave en Salzburgo, con mucha cuesta, donde las sensaciones no fueron demasiado buenas.

Llegamos a Klagenfurt el jueves por la tarde. Antes de ir al apartamento pasamos por la carpa de Ironman para hacer el registro, una breve parada y dejar ya todo cerrado. Nada más bajar del coche nos pega un bofetón de calor que se incrementó al entrar en la carpa. Sudando como un pollo cuando lo único que habíamos hecho era ir andando por la sombra… si todo seguía así iba a ser una maratón dura…

Tras dejar todo en el apartamento vuelta a la zona del Ironman. Tocaba entrenamiento de carrera y quería hacerlo en parte del trazado para el domingo. A pesar del calor las sensaciones fueron buenas, mejores que el día anterior que iba con las piernas bastante pesadas.

El viernes recogí la bicicleta a las 11, haciendo después un reconocimiento del segundo tramo de la bici en la zona sur del lago. Seguía el calor sofocante y, a pesar de ir muy suave, me costó bastante. Ya sabéis, dos días antes de la competición es cuando vienen todas las dudas…

El sábado simplemente tocaba 10 minutitos de natación en el lago, con el agua con bastante buena temperatura y confirmando la más que previsible natación sin neopreno. Bueno, la natación era lo que tocaba, pero la activación se completó con un sprint por todo el centro de Klagenfurt cuando, volviendo para comer, me di cuenta que se me había caído la cartera en el autobús… pero eso es otra historia.

Con eso los deberes estaban hechos. Día de no hacer nada más que comer y descansar.

Ironman Austria, la carrera

Natación

Tiempo estimado: 1:05

Ironman Austria - Segmento natación

Cuatro de la mañana y el reloj comienza a vibrar, es la hora que me había puesto para que me despertara. Desayuno, preparación de nutrición para la bici y salgo dirección al área de transición. Me voy cruzando con más gente ataviada con las mismas bolsas que yo. Miradas cómplices, no decimos nada pero sabemos que nos estamos deseando suerte en silencio.

Llego al área de transición y me recibe el cartel de natación sin neopreno por alta temperatura del agua. Era lo más probable, pero eso fue la confirmación. Agua dulce y sin ayuda de flotabilidad iba a hacer la natación algo más lenta y habría que mover más las piernas pero no es algo que me preocupara en exceso. Al menos tenía el traje trampa.

Tras dejar todas las bolsas en su sitio y preparar la bici voy camino de la zona de salida. Caliento un poco en el agua de forma suave y me coloco en la zona de Rolling Start. Sólo quedan minutos para que comience un día que va a ser muy largo y trato de focalizar en las boyas.

La salida fue bastante lenta, tardando casi 20 minutos desde que los primeros grupos de edad se metieron en el agua. Estaba colocado en la parte delantera del segundo grupo y, aún así, se demoró bastante. Helicóptero, música, la habitual fanfarria de Ironman en todas las salidas. Sensación de querer darlo todo mezclada con prudencia.

Por fin me dan la salida y me lanzo al agua. Muchos meses después de estar preparando este día por fin estoy comenzando el Ironman. Comienzo a buscar pies en los que poder nadar cómodo, pero todos los que me rodean son más lentos del ritmo que quiero llevar, así que toca «escalar» en solitario. Tras unos 400m alcanzo un grupo generoso y comienzo a nadar a pies a un ritmo cómodo y sin excesos, pero siguiendo buscando cambios porque no había ritmos estables.

Ironman Austria

En la cabeza tenía el segmento de natación perfectamente estructurado. Unos 1.000m de ida, giro de 400m, otros 1.000m de llegada al canal y 1.000m últimos a través del canal. Pensar así es mucho más fácil que saber que tienes que nadar 3.800m, todo se hace más corto.

Buenas sensaciones, ritmo cómodo sin apretar en exceso. Llego al Lendkanal, el punto más icónico de la natación de Austria. Todo se estrecha y toca nadar muy cerca de mucha gente. Nadar aquí es mucho más complicado porque todos peleamos por estar en los pies del de delante, y obviamente no hay espacio para todos. Toques en los pies, manotazos, empujones en la espalda que te meten debajo del agua… Recibo palos de todos los colores. Estos últimos 1.000m se complican bastante, aunque cada vez que saco la cabeza del agua para orientarme y mirar se puede ver y escuchar a todo el público animando. Y es que los más de 1.000m de natación a través del canal está, literalmente, abarrotado de gente.

Después de perderme un poco en el final de la natación y hacer el giro demasiado tarde, salgo del agua en 1:11:12. 6 minutos más de lo que quería haber hecho, pero después de los palos y hacerlo sin neopreno lo daré por bueno. Tampoco es que me preocupe demasiado.

Comienza el largo camino hasta T1 en el que hay que correr durante casi 1 km. Tiempo de T1 6:54.

Bicicleta

Tiempo estimado: 5:15

Ironman Austria - T1

Monto en la bici y me acomodo. Aquí comienza verdaderamente mi carrera. Es una bici a una sola vuelta en la que aproximadamente a mitad se vuelve a pasar por la línea de meta. Así que volviendo a los juegos mentales puedo dividirlo en dos partes de 90km cada una.

Ironman Austria - Segmento ciclismo

Había reconocido los primeros 90km en coche, y sabía que era un trazado inicial bastante rápido. Algunos repechos al principio sin demasiada importancia, pero siempre controlando la potencia. Objetivo en unos 240w, pudiendo apretar un poco más en las subidas y concentrado en tratar de ser bastante aerodinámico.

Voy adelantando algunos ciclistas, pero donde de verdad empiezo a recuperar posiciones es en el tramo de autovía. Entramos ahí en el km 17 y es prácticamente una recta que pica ligeramente hacia abajo hasta el 34.

Ironman Austria - Ciclismo

Para muchos será la parte más aburrida de la carrera, yo hubiese podido estar allí todo el día con la cabeza agachada y rodando a más de 40km/h adelantando bicis constantemente.

Ironman Austria - Ciclismo

Tras salir de esta zona de autovía se encuentra la primera cuesta (de las 4 o 5 de verdad que vamos a tener durante toda la carrera). Controlar potencia y subiendo calmado. Voy muy fresco.

Primer avituallamiento y recojo un bidón de agua (en los otros dos bidones llevaba nutrición). Poco me dura porque poco después en una bajada bacheada la pierdo estando casi llena. Según la «Bike Guide» que llevaba en la potencia me quedan casi 30km hasta el siguiente avituallamiento. Pues nada, es lo que hay, no soy el primero al que se le cae un bidón.

Continúan las zonas rápidas, aunque algo más onduladas que en la autovía. En el km 50 ya estoy echando de menos el agua… el calor comienza a apretar. Llego al 60 ya con la boca seca y aprovecho la zona para beber del primer bidón, tirarlo y coger uno lleno para llevar conmigo. Nueva zona algo más rápida y llego al km 70 donde sabía que me iba a estar esperando la familia.

Aquí comienza otra subida fuerte, aunque corta, seguida después de bastantes giros y bajadas no demasiado rápidas. Una pena porque en los puntos en los que se podría correr la prudencia pide ir pendiente del freno.

Ironman Austria - Ciclismo

Completo la «primera vuelta» en algo menos de 2:40. Van saliendo los tiempos a pesar de que he sido algo más lento de lo que esperaba. Si el segundo tramo me salía igual iba perfectamente en los tiempos marcados.

Tras pasar la zona de meta toca una zona de toboganes recorriendo toda la zona sur del lago. Es un sube-baja constante y con bastantes giros, por lo que no permite ir totalmente acoplado en todo momento. Hago un breve «pis-stop» y continuo por todo este trazado que ya conocía de dos días antes. Sensaciones continúan siendo buenas, aunque la potencia ha bajado un poco. Ya son unos 110km y se va notando.

Dos nuevas subidas, baja la velocidad, sube la temperatura y ausencia total de viento. Aquello empieza a parecerse a una cocina y poco a poco nos vamos cociendo. No me falta la hidratación en ningún momento pero la frecuencia cardíaca va subiendo poco a poco.

Ironman Austria - Ciclismo

Completo el lazo pequeño y completo una pequeña subida al empezar el lazo grande. Ya son 150km encima y empiezo a tener falta de fuerza. La potencia ha bajado hasta 200w y sigo teniendo una sensación de calor agobiante. La penúltima cuesta se hace ya dura y comienzan a dolerme las plantas de los pies, las Pearl Izumi me están resultando excesivamente duras y me están machacando.

Kilómetro 155 y llego a la última subida fuerte. No es un puerto, pero a esas alturas de carrera me parece el Alpe d’Huez. Por suerte ya lo había recorrido con anterioridad y sabía dónde empezaba, dónde terminaba y lo que había tras completar la subida, por lo que ayudaba mentalmente. Llegaba a este punto bastante cocido, muchísimo calor y falta absoluta de aire. Todavía 20km por delante y lo que es peor… una maratón que iba a ser dura. Pero no queda otra que apretar los dientes, seguir el plan de comidas y esperar a mejores sensaciones.

Los últimos km son todos en bajada fácil, por lo que sin apretar demasiado se consigue buena velocidad. Vuelvo a recuperar muchos de los puestos que había perdido en los últimos km, pero lo más importante es que el hecho de haber bajado durante tanto tiempo me permite refrigerarme un poco. Llego a T2 en 5:35:28 sin notarme tan cocinado como iba en el kilómetro 160, y deseando quitarme las zapatillas de la bici que me están destrozando las plantas de los pies.

Carrera a pie

Tiempo estimado: 3:30

5 minutos de T2 y toca salir a correr. He bajado de la bici con dolor en la rodilla derecha, algo que nunca me había pasado antes. Sí es un dolor que reconocía de tiradas largas corriendo, pero nunca lo había tenido con la bici. Esto es un Ironman, el que piense que no va a tener dolores de ningún tipo se tendrá que apuntar a otra carrera.

Comienzo suave a un ritmo de 5:00-5:10 min/km. Me parecía prudente ir suave dado que había terminado la bici regular de sensaciones. Pero ahora son otros músculos y otro gesto y de hecho ya ni me acuerdo del dolor de rodilla.

Cruzo el parque (a la sombra) y me encuentro con la familia. Breve parada para comentar como voy de sensaciones (regular, pero ahora voy mejor) y toca a seguir corriendo. Dejo de correr en el primer avituallamiento, bebo y cojo unas esponjas. Hace un calor de muerte -más tarde me enseñaron fotos de 43ºC al sol- y todo lo que sea bajar la temperatura va a ayudar bastante.

Comienzo a correr en el tramo paralelo al lago y aumento el ritmo hasta 4:45. Voy verdaderamente cómodo (yo mismo me sorprendo) y sigo adelante a ese ritmo, dejando de correr sólo en los avituallamientos para recargar bien. Pero no me cuesta volver a arrancar y establecer otra vez el ritmo de crucero.

Ironman Austria - Carrera a pie

Aquí más que nunca es crucial dividir todo en segmentos. Kilómetro a kilómetro, segmento a segmento. Mi esperanza era al menos llegar a la media maratón con buenas sensaciones y después… lo que saliera.

Completo el primer giro a la urbanización de Krumpendorf (¡qué lejos estaba!) a pleno sol y comienzo la vuelta al parque. Kilómetro 10 y voy a tope de sensaciones, primer momento de euforia en el que digo ¡esto ya está hecho! Acto seguido me digo a mi mismo que prudencia… que el del mazo está a la vuelta de la esquina como ya pude comprobar en la bici.

Ironman Austria - Segmento carrera a pie

Vuelta a la zona del parque y enfilo el canal con dirección al centro. Mucho ambiente, muchos ánimos, grandes zonas de avituallamiento y un montón de voluntarios. Yo sigo a mi ritmo y cumpliendo mi plan, parando en los avituallamientos y arrancando a correr después de cada uno de ellos. Voy mezclando mis geles con lo que voy pillando al parar (agua, agua con sal, fruta, ¡incluso pizza!) sin ningún problema de estómago.

Ironman Austria - Carrera a pie

Sigo con control de velocidad puesto y van pasando los kilómetros. 21, 22, 23… Media maratón superada en estado bastante razonable.

Nueva llegada a Krumpendorf y sigue pegando el sol. Adelanto cadáveres que ya están sobrellevando el esfuerzo como buenamente pueden. Yo comienzo a acordarme de mi rodilla sobre el kilómetro 26, esa que me molestaba al bajarme de la bici y que se había ido de tapas hasta ahora. Y lo hago en el tramo de vuelta, junto a la vía del tren, a pleno sol y con un calor sofocante. Y me paro a andar.

La euforia del 10 ya no estaba presente y sabía que ahí comenzaba el sufrimiento. A partir de ese momento el ritmo empieza a caer, las paradas en los avituallamientos llegan antes y terminan más tarde. Y en cualquier pequeño repecho me paro a andar para no castigar más la rodilla. Y comienzan a llegar las paradas con mayor frecuencia. Hola señor del mazo, encantado de volver a encontrarme con usted.

Ironman Austria - Ritmo carrera

Segunda pasada por el parque y comienza el segundo viaje al centro de Klagenfurt, esta parte se me hizo eterna. Corriendo al tran-tran intentando no pararme en muchos más sitios de los «permitidos»: avituallamientos y subidas-bajadas.

Intento que, cuando corro, los ritmos no decaigan demasiado, y hago cruceros de 5:30. Cada vez son más cortos antes de la siguiente parada, y cada parada y arranque necesitan de todo un procedimiento porque el dolor de la rodilla cada vez va a más.

Quedan menos de 5 kilómetros para la llegada. ¿Cuántas veces he hecho 5 kilómetros? ¡Eso no es nada!

Ya estoy entrando en el parque, todas las molestias se olvidan. Se escucha la meta, queda menos de 3 kilómetros y uno ya va preparando la entrada en meta para salir guapo en las fotos 😂. Hay que quitarse todas las esponjas que se han ido acumulando, cerrar la cremallera del mono y acicalarse… ¡Porque ya estoy entrando en recta de meta!

Ironman Austria - Meta

Recorro la alfombra roja más rápido de lo que tenía pensado. Siempre dije que si no estás luchando por Kona, disfruta la línea de meta… pero no cumplí. Puedo escuchar de fondo la mítica frase «Eduardo, YOU ARE AN IRONMAN!» con la que se recibe a todos los finalistas.

Ironman Austria - Meta

Completo la maratón con un tiempo de 4:04 para un tiempo total de 11:02. Una pena no haber bajado de las 11 horas, pero ya tengo objetivo para la próxima. Quería haberlo hecho rondando las 10:30, pero siendo mi primera vez en la distancia y las condiciones de calor me doy más que por satisfecho, incluso aunque tuviese que andar un poco en la maratón.

De igual forma puedo hacer otras lecturas positivas. Seguí el plan de nutrición y salió bastante bien, sin ninguna molestia de estómago durante toda la carrera y sin tener sensación de vacío. Hubo muy buenos momentos a lo largo del día, como los primeros 100km de la bici donde me sentí muy bien, incluyendo el tramo de la autovía en el que no paraba de adelantar bicicletas.

Los primeros 26 kilómetros de la maratón fueron tremendos también, manteniendo un ritmo vivo y sin decaer, ni física ni anímicamente. A partir de ahí sí se complicó la cosa, acelerado por las molestias en la rodilla que me llevó a bajada de moral y en consecuencia de ritmos.

Comparado con un 70.3 es una sensación muy diferente. En media distancia vas más fuerte y más cerca del límite. En larga todo está enfocado a ir quemando gasolina poco a poco para conseguir llegar al final en buen estado, todo es mucho más estratégico.

Después de celebrar con la familia, ducha, masaje y algo de comer, regresamos a la fiesta de meta tanto para disfrutar de esos últimos momentos como para animar y aplaudir a los últimos corredores, bien merecido lo tienen. Quien piense que un Ironman en 17 horas no tiene mérito que pruebe a andar 42km de noche, en solitario y después de 3.800m de natación y 180km de bici presionados por un tiempo de corte que les puede mandar a casa sin medalla.

¡Gracias por leer!

Publicaciones relacionadas

18 comentarios

  1. Enhorabuena Eduardo, lo has transmitido muy bien por escrito y me ha encantado la lectura. Como bien dices, ya tienes un objetivo para el próximo.

  2. Enhorabuena Eduardo!!

    Me he leído todo la publicación con la misma energía que la transmites, como una experiencia, una vivencia y el trasciego de lo que supone ir encontrandose con las sensaciones que uno puede tener durante toda la prueba.

    Mi objetivo deportivo está lejos de hacer algo así, básicamente no es ni de cerca mi campo de entrenamiento pero solo leerte dan ganas de experimentarla (se dice pronto jajaja). Imagino que la preparación, concienciación, planificación y encima acompañado por la familia con un plan vacacional debe haber sido algo indescriptible.

    No me queda más que felicitarte por el artículo, el papel desempeñado y la propia experiencia en la prueba. Me ha encantado!!

    Felicidades de nuevo!! Eduardo, you are an IRONMAN!!!

    P.D/ Seguro que aun te recorren esas sensaciones al oír la frase!

  3. Mi enhorabuena!!! Yo soy maratoniano, y solo pensar, correr 42km después de nadar y pedalear….Creo que me da la pájara en la salida!! Jajaja!!!
    Es un reto mayúsculo…Puedes estar orgulloso!!

    PD: en septiembre, mi primera incursión en la especialidad : TRI sprint QUÉ NERVIOS!!

    1. ¡Gracias Roberto! Sí, cuando te lo cuentan te parece algo fuera de lo común, pero como el gesto es diferente cuando bajas de la bici eres capaz de ponerte a correr sin mucho problema, por increíble que parezca.

      ¡Suerte con ese sprint! Y tienes un problema, porque te va a picar el gusanillo…

  4. Justo coincidimos en Marbella en 2021, y hemos vuelto a coincidir en Austria, aunque no recuerdo si nos llegamos a cruzar. Enhorabuena por la carrera! el calor la endureció bastante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

A través de este formulario se tratan los datos con la única finalidad de poder gestionar tus comentarios.

Estos datos quedarán registrados en el servidor, salvo si marcas la casilla de suscripción al boletín de novedades que se almacenarán en la lista de Mailchimp (que también cumple con todas las leyes). En cualquier momento podrás solicitar tanto la baja de cualquiera de los correos como la eliminación de todos tus datos.

Para más información puedes comprobar la política de privacidad para tener más información de dónde, cómo y por qué almaceno tus datos.

Y perdón por el tocho, pero estoy obligado a ponerlo.

Botón volver arriba