Inicio / Pruebas / Garmin Edge 820, ciclocomputador GPS con navegación | Análisis completo
Garmin Edge 820

Garmin Edge 820, ciclocomputador GPS con navegación | Análisis completo

SECCIONES

contenido

Un año después de la presentación del Garmin Edge 520 (para sustituir al 510), los de Olathe hacen lo propio con el 810. El nuevo Edge 820 se puede definir rápidamente:  si metes un Edge 1000 y un Edge 520 en una coctelera (mezclado, no agitado), lo que saldría es un Edge 820. A tener en cuenta que además de recibir los genes de ambos padres, la criatura ha salido más lista que sus padres y ofrece cualidades que no encontrarás en ninguno de ellos.

Antes de pasar con la prueba completa, destacar que la unidad del Edge 820 objeto del análisis ha sido amablemente cedida por Garmin. Esta unidad, una vez terminado el trabajo con ella, recorrerá el camino inverso que le ha llevado hasta mi y será devuelta a su origen. No hay ningún tipo de compensación por parte de las marcas para tener una opinión más o menos favorable de un producto (vamos, que no regalan un producto a cambio de uno de mis análisis). Y dirás… ¿entonces cómo se gestiona todo esto? Fácil, gracias a ti. Porque si, tras leer la prueba completa, decides comprar el Edge 820 y lo haces a través de los enlaces que aquí facilito, contribuirás con una pequeña comisión que pagan los vendedores (sin coste alguno para ti). Esto es lo que permite que la web (y recompensa en parte mis muchas horas que dedico a este trabajo). Así que si te gusta lo que aquí ves y quieres seguir viéndolo, ya sabes lo que puedes hacer.

Y tras aclararlo todo, vamos con el análisis completo.

Desempaquetado

Puedes conseguir el Edge 820 en dos “sabores distintos”. En primer lugar puedes comprar sólo el dispositivo (junto con unos cuantos soportes). Después hay un kit completo que incluye sensores de cadencia, velocidad y pulso. En este caso, estamos tratando con la versión básica, esa en la que eres tú quien pone el resto de los sensores.

garmin-edge-820-1

Independientemente de la versión que hayas comprado, al abrir la caja lo único que te encontrarás es el Edge 820.

garmin-edge-820-2

Pero si sacudes un poco la caja como si fuese un manzano, empezará a caer todo lo que lleva dentro. En concreto, además del Edge 820, tendrás el manual de instrucciones, el soporte frontal (junto con herramienta de instalación y adaptadores para diferentes grosores de manillar), una correa para asegurar la unidad al manillar (pensado más para MTB que para carretera), el cable microUSB, dos soportes tradicionales y dos tamaños de goma para cada uno de ellos.

garmin-edge-820-3

Pero lo que más te interesa es el Edge 820, ¿verdad?

garmin-edge-820-4

En la parte inferior de la unidad encontrarás los dos mismos botones que en el Edge 820. A la izquierda el botón para marcar vueltas y a la derecha el de iniciar y detener la actividad. Garmin ha repetido con la ubicación de estos botones, algo criticada por los actuales usuarios del Edge 520. Y es que dependiendo de dónde coloques el dispositivo no es el sitio más cómodo para accionarlos. Por ejemplo, con el soporte avanzado de K-Edge apenas queda poco más de 1 centímetro de espacio entre dispositivo y manillar.

garmin-edge-820-5

Pero mirándolo de lado, cambia totalmente. Y es que aquí no hay botones.

garmin-edge-820-6

Bueno, sólo uno, el que usarás para encender y apagar el Edge.

garmin-edge-820-7

En la parte trasera no hay mucho que destacar. Se puede ver en el centro cuatro pequeños agujeros, detrás de los cuales puedes encontrar el altímetro barométrico. Y en la parte inferior, detrás de una tapa de goma, el conector microUSB para cargarlo. Servirá también para sincronizarlo, pero dado que tienes posibilidad de hacerlo a través de Bluetooth y WiFi no creo que uses mucho ese puerto para otra cosa que no sea la carga.

garmin-edge-820-8

Aquí puedes ver el puerto tras levantar la tapa.

garmin-edge-820-9

Como ves, todo recuerda al Edge 520. ¿Y en qué se diferencia de éste? Pues vamos a verlo antes de entrar en materia.

Diferencias principales con el Edge 520

Garmin Edge 520 820

Como has visto en las fotos, el nuevo Edge 820 es tremendamente parecido al Edge 520. Tanto que si no es por los diferentes colores (en lugar del marco blanco, ahora es plateado y negro), de lejos parecerían el mismo dispositivo. Pero tras acercarte podrás empezar a notar las diferencias, que son bastantes más de las que puedes pensar en un primer momento:

  • La pantalla tiene la misma calidad y resolución que el Edge 520, pero en el caso del Edge 820 es táctil.
  • Al moverte por los menús sin teclas, la pantalla inicial es diferente. Además cuenta con accesos directos a navegación, entrenamientos y aplicaciones de Connect IQ (en el 520 esas opciones están enterradas en los diferentes menús).
  • Además de sincronizar a través de Bluetooth, también es compatible con WiFi.
  • Tiene sensor de luz, que permite variar la intensidad de la retroiluminación.
  • Navegación punto a punto, similar a la que encontramos en el Edge 1000. Mejora importante con respecto al 520, que sólo permite seguir rutas diseñadas con anterioridad desde el ordenador. Esto permite realizar rutas de ida y vuelta y planificar tus rutas sin depender de un ordenador.
  • Por tanto, al contar con posibilidad de navegación punto a punto, tiene más memoria en el dispositivo. 16GB para poder tener todos los mapas necesarios (en comparación con los poco más de 100MB disponibles en el Edge 520).
  • Estado de recuperación y test de stress.
  • Nueva función GroupTrack.
  • Modo ahorro de batería.
  • Modo de detección de accidentes.

Como ves muchas son las diferencias. ¿Y qué hay de la comparativa con respecto al Edge 1000? Pues no hay muchos cambios. El Edge 820 no tiene ranura para ampliar la memoria a través de microSD, la pantalla es algo más pequeña y no tiene modo de visualización en horizontal. Eso es todo. Por tanto salvo que necesites del pantallón del Edge 1000, éste 820 será una opción bastante más razonable.

Navegación

La mayor diferencia entre el Edge 520 y el Edge 820 es sin duda la navegación de rutas. Con toda probabilidad es la característica diferencial que te hará decidir entre un modelo u otro. Si no necesitas la navegación avanzada, el Edge 520 es más que suficiente. Sin embargo si te encanta explorar nuevas rutas continuamente entonces debes optar por el 820. Y el resto de características adicionales de este último serán bien recibidas, pero no creo que el hecho de tener pantalla táctil, sincronización WiFi o GroupTrack te hagan decantarte por el modelo más avanzado.

El Edge 520 tiene navegación, pero recién salido de la caja no es tan funcional. Ni tiene la misma capacidad de memoria donde almacenar mapas. Puedes seguir rutas creadas y sincronizadas con anterioridad y, dependiendo del servicio que utilices, incluso con aviso de giro. Pero no hay posibilidad de crear una ruta directamente en la unidad.

Garmin Edge 820 - Navegación

Es aquí donde el Edge 820 destaca, ya que ofrece las mismas posibilidades de navegación que el Edge 1000 y otros dispositivos de Garmin enfocados a la navegación. A la hora de navegar una ruta tenemos diferentes opciones para hacerlo:

  • Navegar una ruta creada desde Garmin Connect o descargada desde otro servicio
  • Crear un trayecto a uno o varios destinos
  • Trayectos de ida y vuelta (creación de una ruta automática a partir de una distancia objetivo)
  • Navegación a POI (punto de interés), direcciones o ubicaciones guardadas

Pero deja que te explique brevemente qué supone cada una de ellas.

Navegar una ruta creada

La primera opción que ofrece es navegar una ruta que hayas creado en Garmin Connect con anterioridad. Simplemente crearas tu ruta seleccionando los diferentes puntos por los que quieras ir pasando y usando las diferentes opciones que te plantea en la creación de trayectos.

Ruta Garmin

Una vez creada podrás enviarla al dispositivo a través del cable USB, por Bluetooth con el teléfono móvil o conectando a una red WiFi. En el dispositivo puedes encontrarla en el menú de navegación, y antes de comenzar a navegar podrás revisar todos los detalles (para confirmar que tienes cuerpo para hacerlo). En mi caso es fácil, porque mi ruta de prueba es tan sencilla como irse a tomar un helado.

Garmin Edge 820 - Navegación

No es lo único que puedes revisar, también es posible acceder al mapa por si tienes que revisar si al lado de los helados hay pizza.

Garmin Edge 820 - Navegación

También podrás ver el perfil de altimetría (los helados siempre están más arriba, hace más frío).

Garmin Edge 820 - Navegación

Y a partir de ese momento, puedes empezar a navegar y el Edge 820 te avisará cuando se aproxime un giro.

Garmin Edge 820 - Navegación

Los avisos no te aparecen sólo en la pantalla del plano, también en cualquier otra pantalla de datos que tengas configurada, para que no te pierdas aunque estés realizando un entrenamiento.

Garmin Edge 820 - Navegación

En caso de desviarte del trayecto, el Edge 820 recalcula la ruta para mostrarte cómo volver a ella (algo que por ejemplo no tienes en el 520).

Garmin Edge 820 - Navegación

Y en caso de que hayas planeado ir hasta un punto diferente y prefieras saltarlo y pasar al siguiente segmento de tu entrenamiento también lo entenderá y continuará una vez te hayas reincorporado a la ruta más adelante. Por tanto no es imprescindible pasar por todos y cada uno de los puntos que hayas planeado, si cambias a mitad de recorrido no hay ningún problema.

Por supuesto, tanto en esta opción como en las que verás a continuación las instrucciones que se muestran en pantalla son exactamente iguales. Lo único diferente es la forma de crear el trayecto.

Crear un trayecto a uno o varios destinos

Lo que has visto en el punto anterior es para rutas creadas desde Connect, pero también podrás hacer rutas desde el propio Edge 820. En esta forma de navegación puedes planear un día entero montado en bici visitando distintos puntos en un mismo recorrido. Simplemente tendrás que ir añadiendo destinos en la lista y cuando termines el ciclocomputador creará el trayecto completo.

Garmin Edge 820 - Trayecto varios puntos

A la hora de crear la ruta, puedes editar en la configuración distintas opciones para prepararla. Por ejemplo si es ciclismo de carretera o montaña o elementos a evitar como autopistas.

Garmin Edge 820 - Trayecto puntos a evitar

Por tanto, simplemente indicar dónde quieres ir y si antes de llegar tienes intención de pasar por un punto intermedio.

Trayectos de ida y vuelta

La siguiente opción es la creación de trayectos de ida y vuelta. Sales a la calle con la bici sabiendo que tienes que hacer un entrenamiento de aproximadamente 70 kilómetros, pero no sabes a dónde ir. Pues simplemente seleccionas la opción y le pides que te busque rutas de una distancia determinada con una serie de parámetros. Tras un par de minutos te presenta tres opciones diferentes con la distancia a recorrer y la cantidad de metros positivos que tendrás que ascender.

Garmin Edge 820 - Navegación

Puedes ver detalles de estas rutas antes de seleccionarlas, como el plano o el perfil de altimetría.

Garmin Edge 820 - Navegación

La utilidad de esta función depende de tu ubicación y de la cantidad de rutas posibles que puedas explorar. Tampoco es inteligente, por lo que no puede interpretar si la ruta por la que te está mandando tiene el asfalto en mal estado o a una determinada hora hay mucho tráfico pesado.

No considero que sea una opción interesante para usar habitualmente cerca de tu casa, pues en definitiva seguro que te pueden venir a la mente decenas de rutas distintas para una determinada duración. Pero si estás de vacaciones en un lugar desconocido es una opción bastante interesante.

Navegación a POI o direcciones

Por último, puedes navegar a una dirección determinada o a un punto de interés, como el supermercado más cercano. Seleccionas la ubicación a donde quieres dirigirte y te calculará la ruta a continuación. Es similar al método de crear un trayecto, pero evidentemente sólo estás introduciendo una sola ubicación

Garmin Edge 820 - Trayecto a POI

Estas son las diferentes opciones de navegación que ofrece. En definitiva, posibilidades similares a las que puedes tener con un navegador portátil de coche. La principal diferencia con respecto al modelo más sencillo es que en el Edge 520 sólo puedes seguir rutas de puntos creadas con anterioridad y no sabe interpretar si estás circulando por una carretera o no; simplemente es una navegación de puntos. En el 820 es mucho más complejo y sabe que estás en una calle y no en un tejado, que el siguiente giro no lo puedes tomar porque es dirección prohibida y que para llegar al otro lado de un río necesitas utilizar un puente.

En cuanto al tiempo que toma para crear una ruta lo encuentro variable. En ocasiones es razonablemente rápido (siempre teniendo en cuenta que no tienes un smartphone en la mano, estamos hablando de uno o dos minutos). Pero en otros momentos puede tardar una eternidad. Supongo que depende de la complejidad de la zona y del número de carreteras y posibilidades que haya para llegar hasta un punto. Como es lógico, el tiempo de cálculo está limitado por las posibilidades del dispositivo, cuya potencia de cálculo está bastante alejado de lo que podría ofrecer un teléfono móvil o un ordenador y que el procesador es bastante limitado para poder ofrecer una autonomía respetable.

Lo que sí debes tener claro es que cuando vayas a comenzar la navegación tengas claro lo que estás buscando (aproximadamente), porque si empiezas a buscar una ruta, después otra, después otra… más vale que estés desayunando a las 7 de la mañana con tiempo por delante, porque puedes acabar desesperado.

Y otro punto importante es que a la hora de trazar una ruta lo hagas parado. He probado a hacer rutas mientras me estoy desplazando y entonces ya no hablamos de uno o dos minutos, pasamos a la categoría de “eternidad”.

GroupTrack

Si la función de navegación es la función principal que separa el 820 del 520, el GroupTrack es la principal novedad cuando se compara con el resto de la gama. Es una función nueva que se estrena con el 820. En esencia se trata de llevar la ya clásica función de LiveTrack un paso más allá, permitiendo que puedas ver en la pantalla de tu Edge 820 dónde están tus amigos o miembros de tu grupeta para que puedas darles alcance.

Y te preguntarás… ¿cómo demonios sabe el Edge 820 dónde están los miembros de tu grupeta? Pues para ello deberán activar la función de LiveTrack en sus dispositivos. Y este es el primer punto a aclarar.

Mientras que prácticamente cualquier dispositivo de Garmin de los últimos 3 o 4 años dispone de la función de LiveTrack, sólo el Edge 820 puede mostrar la posición de esos dispositivos (al que se ha añadido recientemente el Edge 1000 gracias a una actualización).

Por tanto, para poder hacer uso de la función cada uno de tus compañeros de grupeta deberán habilitar la función de LiveTrack en su dispositivo. En Garmin Connect hay una opción que podrás habilitar para compartir la posición para GroupTrack. Esto es así con cualquier dispositivo que soporte LiveTrack (en el caso del ejemplo, un Forerunner 230).

Garmin Edge GroupTrack

Sólo tras ese proceso podrás ver en pantalla su ubicación y dirigirte a su encuentro, bien dándoles caza o interceptándolos en alguna parte de la ruta (que deberás conocer con anterioridad, evidentemente).

Garmin ha mejorado la función y está añadiendo la posibilidad de activar la opción de LiveTrack de forma automática en cada salida. De momento los dispositivos que pueden hacerlo automáticamente son los Edge 520, 820 y 1000. En relojes, el Forerunner 735XT también lo soporta, mientras que el Fenix 3 lo recibirá probablemente en la próxima actualización.

Así que con esos dispositivos ni siquiera hará falta acordarse de activar la opción en cada salida, puedes tenerlo habilitado enviando datos de la sesión a tus contactos o, simplemente, compartiendo la posición para GroupTrack.

Garmin Edge GroupTrack

En el Edge 820 puedes añadir una pantalla de GroupTrack al perfil de entrenamiento. Cuando alguno de tus contactos de Garmin Connect inicie una sesión de LiveTrack, verás una notificación en la parte superior del Edge y aparecerá en el listado de contactos disponibles. En este caso, “mi otro yo”.

Garmin Edge GroupTrack

Puedes ver que aparecerán datos básicos de la actividad de cada uno de esos contactos, como la velocidad a la que se está desplazando y la distancia a la que se encuentra (en línea recta, sin tener en cuenta desvíos, puentes o ríos). Pulsando en el nombre del contacto podrás ver su ubicación en el mapa, representado con un círculo rojo y una letra con la inicial del nombre. En la imagen no se ve muy claramente, pero si buscas la “E” junto a la carretera principal no te costará encontrarlo. En la parte superior de la pantalla también tendrás los datos anteriores de distancia y velocidad.

Garmin Edge GroupTrack

Y para que lo veas mejor, te dejo la imagen renderizada de Garmin. Puedes ver claramente los miembros representados por círculos con letras y tu ubicación sería la flecha de color azul.

Garmin Edge GroupTrack

También puedes ver tus contactos en la pantalla de mapa, en caso de que por ejemplo estés realizando una ruta de navegación. Tendrás que habilitarlo en las opciones.

Garmin Edge GroupTrack

Y podrás seleccionar qué contactos quieres ver: los que están montando en bici, los que están corriendo o ambos.

Garmin Edge GroupTrack

Lo que no podrás ver es hacia donde se están dirigiendo. Lo único que podrás hacer para darles caza es pedalear más rápido que ellos.

Detección de incidentes

Esta función (que se estrenó con el Garmin Edge Explore 1000) permite seleccionar en Garmin Connect una serie de contactos de emergencia. En caso que sufras un accidente, recibirán un mensaje SMS junto con la ubicación donde ha ocurrido el incidente.

Esta selección se realiza desde la aplicación móvil Garmin Connect, y podrás seleccionar contactos que estén en la agenda de tu teléfono.

Garmin Edge 820 - Detección de incidentes

Lógicamente, es necesario que lleves el teléfono móvil encima, pues la comunicación se realiza a través de él. De todas maneras creo que somos mayoría los que salimos con teléfono (al menos en bici) por si tenemos algún incidente, por lo que no creo que cambie mucho tu manera de entrenar.

Una vez activado y con los contactos añadidos no tienes nada más que hacer. Es más, lo mejor sería no tener que probar la función. Pero en caso de que algo ocurra, al menos te explicaré cómo funciona.

La detección se realiza combinando datos de GPS con los datos del acelerómetro interno, para identificar que no ha sido un simple frenazo sino que es un incidente más grave.

En el tiempo de prueba no he tenido ninguna falsa detección, ni siquiera forzando frenadas de emergencia desde más de 40km/h. Para la prueba he tenido que simular una caída.

Y digo simular porque tenía dos opciones: Alcanzar velocidad de crucero y tirarme de la bicicleta para ver cómo responde la detección o simplemente hacer la simulación de caída lanzando el Edge 820 desde la bicicleta.

Por sugerente que suene la primera opción… finalmente opté por la segunda. Así que tras alcanzar una velocidad generosa, simplemente lancé el Edge sobre una superficie blanda (sí, como si fuese una granada).

Dos segundos después tanto el Edge como el teléfono móvil comenzaron a emitir continuos sonidos de alarma, los cuales están destinados a que se localice tanto a bicicleta como a ciclista.

Y es importante localizar ambos, porque tras una caída pueden estar separados el uno del otro (por ejemplo, caída por un terraplén), y a ti no se te vea pero la bicicleta sí.

En la pantalla del Edge aparecerá un mensaje de detección de accidente y comenzará una cuenta atrás indicando que se notificará a tus contactos de emergencia salvo que lo canceles, para lo cual dispones de 30 segundos.

Garmin Edge 820 - Detección de incidentes

Si no cancelas la notificación, se enviará un mensaje de texto al contacto de emergencia notificando de que algo ha ocurrido, junto con las coordenadas de ubicación y un enlace a Google Maps.

Garmin Edge 820 - Detección de incidentes Garmin Edge 820 - Detección de incidentes

Mientras tanto en tu teléfono te indicará que se ha enviado la notificación de emergencia, y te facilita un botón con el que enviar un mensaje para avisar que ha sido una falsa alarma (que es el mensaje que podrás ver más arriba) o que ha sido una simple caída tonta sin mayores daños.

Garmin Edge 820 - Detección de incidentes Garmin Edge 820 - Detección de incidentes

No he llegado a probar la función en MTB con saltos e impactos similares, por lo que no sé hasta qué punto puede hacer saltar falsos avisos. Pero al menos en carretera sólo he visto que funcione en caso de forzarlo.

Y vuelvo a recordarlo. Para que se envíe el aviso es imprescindible que lleves el teléfono contigo, pues la comunicación con los servidores de Garmin se realiza a través de éste.

Modo ahorro de batería

El modo de ahorro de batería es otra de las novedades presentes en el Garmin Edge 820. Y a su modo, lo cierto es que es una característica bastante chula. No creo que sea una opción válida para utilizar en el día a día, pero habrá ocasiones en las que cobre mucho sentido.

Garmin Edge 820 - Ahorro de batería

Por defecto está desactivado, por lo que el comportamiento del Edge 820 nada más salir de la caja es el tradicional. Lo enciendes y tienes información en pantalla en todo momento.

Si lo activas el Edge 820 apagará la pantalla de forma automática, pero por supuesto sigue funcionando de forma normal.

Continúa grabando datos de GPS y de todos los sensores que tengas conectados. Además la pantalla se encenderá de forma automática para diferentes notificaciones que puedes configurar dentro de las opciones de este modo.

Garmin Edge 820 - Alertas activar pantalla

La pantalla se encenderá durante 15 segundos (si así lo has seleccionado) para avisarte de datos de vuelta, notificaciones del teléfono, avisos de giro de navegación, etc. También podrás encenderla en cualquier momento simplemente pulsando sobre ella.

Este modo aumentará la duración de batería hasta un 50% ya que prescinde de una de las cosas que más afecta a la autonomía.

No creo que sea el modo ideal para todos los días, pero ¿rutas largas con la grupeta en la que da lo mismo la potencia, velocidad o distancia? Me parece una idea fantástica.

Funcionamiento básico del Edge 820

Hasta el momento he tratado de centrarme en esas funciones específicas que diferencian al Edge 820 de su rival más directo en la gama de Garmin (el 520), en lugar de enfocarlo como un análisis habitual. Y es que en su aspecto básico ambos son iguales.

Sin embargo no quiero terminar sin dar un repaso a las funciones principales del 820 como ordenador de ciclismo.

En su configuración básica y su forma de funcionar en el día a día todo es igual que en el caso del Edge 520, por lo que si quieres más detalles de alguna función concreta lo mejor es que le pegues un repaso a la prueba de éste.

En el Edge 820 la configuración de los diferentes perfiles de actividad es similar. Soporta distintos perfiles, pudiendo tener configuraciones diferentes dependiendo de si es entrenamiento, competición, uso en interior con rodillo, etc. Normalmente los requisitos en cada uno de estos ámbitos es diferente, por lo que querrás tener distintas configuraciones.

Por defecto tienes tres perfiles que puedes editar, borrar o añadir otros diferentes.

Garmin Edge 820 - Perfiles

Por ejemplo en mi perfil de entrenamiento la pantalla básica me gusta que tenga casi toda la información para poderla ver de un vistazo rápido.

Tiempo, velocidad, distancia, y en pequeño datos sobre potencia, cadencia y pulso. Pero no tiene nada que ver con mi perfil para competir, donde lo que más me importa es ver datos de potencia.

Garmin Edge 820 - PerfilesEn el Edge 820 la configuración de las diferentes pantallas es mucho más rápida, gracias al uso de la pantalla táctil.

Simplemente pulsas en el campo que quieres cambiar y lo seleccionas de alguna de las diferentes listas de posibilidades que te ofrece.

Garmin Edge 820 - Configurar pantallas de datos

Es muy, muy extensa; en la prueba del Edge 520 podrás ver todos los datos que podrás incluir que no pondré aquí para no alargarlo demasiado.

Además ofrece las mismas posibilidades de añadir otras pantallas adicionales, teniendo en cuenta que la pantalla de mapa y navegación, obviamente, tiene mucho más detalle que la del modelo inferior (aunque ya sabes que puedes sustituir el mapa base y poner uno más detallado).

Cada una de esas pantallas se puede activar o desactivar según el perfil, por lo que si en el perfil de entrenamiento quieres llevar el perfil de altura pero no en el de carrera, podrás hacerlo sin problema. Y lo mismo con el resto de opciones, como configurar el uso de GPS o GPS+GLONASS, alertas, etc.

Garmin Edge 820 - Configuraciones

En definitiva, el funcionamiento básico es el mismo, pero la diferencia se encuentra en la forma de interactuar con el equipo. Mientras que en el Edge 520 todo es mediante desplazamiento de menús a través de los botones, en el Edge 820 es más rápido e intuitivo. No sólo a la hora de seleccionar o cambiar la pantalla de datos, sino también en cómo acceder a ciertos menús.

Por ejemplo para entrar en la página de estado en lugar de presionar el botón deberás deslizar de arriba a abajo. O si quieres cancelar un segmento de Strava, sólo tienes que pulsar un círculo con una X.

Por no hablar de la página del mapa, donde podrás desplazarte de forma mucho más sencilla simplemente pulsando con el dedo.

Pero, ¿cómo funciona la pantalla táctil?

Pues aquí llegamos al primer problema, y es que en según qué ocasiones la pantalla táctil puede ser un problema.

No hay más que echar un vistazo a los foros de Garmin para encontrar muchas quejas de pantallas excesivamente sensibles. Y es que en ocasiones la pantalla se activaba simplemente teniendo el dedo cerca pero sin llegar a presionar. O una gota de sudor, o una lluvia mientras vas en la bici.

Cualquiera de esas cosas puede hacer que el ordenador se comporte como si estuviese loco… lo cual puede resultar molesto.

Garmin Edge 820 - Lluvia y pantalla

Garmin ha tratado de darle solución y en la versión 4.20 se incluye la opción de poder definir la sensibilidad de la pantalla táctil.

Garmin Edge 820 - Sensibilidad pantalla

Las tres opciones tratan de atajar precisamente los problemas mencionados. La opción alta mejora el rendimiento al usar guantes, medio es un valor válido para el día a día y la opción más baja evita que el sudor o la lluvia hagan “presión” en la pantalla.

Garmin Edge 820 - Sensibilidad pantalla

Y seguimos teniendo disponible el menú de acceso directo, pero en lugar de tener que presionar una tecla para acceder, tendrás que deslizar la pantalla de arriba a abajo.

Garmin Edge 820 - Menú avanzado

Aquí tendrás acceso a las funciones más habituales, sin tener que entrar en menús para encontrar cada configuración. Por ejemplo cambiar la sensibilidad de pantalla o comprobar qué sensores están conectados.

Hay otra función presente en el Edge 820 que no está en el 520, y es la posibilidad de regular el brillo de forma automática gracias a que cuenta con un sensor de iluminación.

Garmin Edge 820 - Brillo automático

Eso sí, este modo no permite llevar la pantalla sin iluminar y que se ilumine automáticamente al atardecer o al entrar a un túnel.

La retroiluminación estará siempre activa, pero variando la intensidad de la misma. Esto puede suponer una merma en la batería, pero indudablemente es mucho más cómodo.

Entrenamientos con rodillo en interior

La compatibilidad con rodillos ANT+ FE-C se estrenó con el Edge 520 y llegó más tarde al Edge 1000. Por supuesto también lo encontramos en el 820.

¿De qué sirve el control FE-C? Permite regular de forma remota la resistencia del rodillo. Eso sí, tu rodillo debe ser “inteligente”, por tanto tener también soporte de ANT+ FE-C. Si sólo dispone de ANT+ podrás ver datos de velocidad, cadencia o potencia; pero no variar su resistencia.

Usarlo es muy sencillo, tan sólo tienes que añadir el rodillo como si fuese cualquier otro sensor.

Garmin Edge 820 - Rodillo ANT+

Es el mismo protocolo que utilizan aplicaciones como los simuladores de Bkool o Zwift, pero llevado a la pequeña pantalla de tu dispositivo. Por tanto, desde el Edge 820 podrás realizar las mismas operaciones que haces desde tu teléfono u ordenador cuando estás entrenando. Por ejemplo, realizar la calibración del mismo.

Garmin Edge 820 - Rodillo ANT+

En el menú “Entrenamiento” encontrarás el submenú de Rodillo ANT+, donde podrás elegir los diferentes modos de uso que permiteGarmin Edge 820 - Menú rodillo ANT+

Aquí podrás elegir entre las diferentes opciones que se presentan:

  • Seguir un recorrido: Permite realizar una actividad que hayas descargado (de una carrera o que hayas realizado desde Garmin Connect), simulando los cambios de elevación.
  • Seguir una actividad: Puedes seleccionar algún recorrido realizado y volver a revivirlo. En mi experiencia no ofrece un funcionamiento muy satisfactorio por los cambios de altimetría, dando “tirones” contínuos en la resistencia.
  • Seguir un entrenamiento: Podrás hacer una sesión de entrenamiento que hayas creado desde Garmin Connect. Por ejemplo una sesión de intervalos en la que establezcas una determinada potencia durante un tiempo definido. El rodillo irá modificando la resistencia de forma automática.
  • Ajustar resistencia: 10 puntos de resistencia que podrás seleccionar, y podrás jugar con el cambio de la bicicleta para aumentar o reducir la cadencia (o la potencia). Es como seleccionar una inclinación determinada.
  • Ajustar potencia: Seleccionas una potencia determinada y el rodillo la mantendrá, independientemente del desarrollo elegido.

Garmin Edge 820 - Rodillo ANT+

De esas cinco opciones la que utilizo con más frecuencia es la última, por la facilidad que tiene a la hora de realizar entrenamientos de intervalos sin tener que prepararlos previamente.

Garmin Edge 820 - Rodillo ANT+

Simplemente seleccionas una potencia determinada y el rodillo trata de mantenerla ajustando la resistencia de forma automática.

Y si preparas un entrenamiento en Garmin Connect y lo sincronizas, el Edge 820 irá solicitando al rodillo que vaya pasando por todas y cada una de las fases que hayas marcado, bloqueando una potencia determinada si ese es el caso.

Entrenamiento rodillo FE-C

Es algo largo de preparar sentado frente al ordenador, pero infinitamente más cómodo cuando estás sentado en el sillín.

Conectividad

El Edge 820 cuenta con conexión Bluetooth. Ésta se usará para recibir notificaciones del teléfono, sincronizar las actividades tras completarlas y para las funciones de LiveTrack y GroupTrack. Por tanto, para toda aquella información que se muestra en pantalla durante nuestra ruta, como por ejemplo información del tiempo.

Garmin Edge 820 - Tiempo

Y por volverme a reafirmar, todas esas funciones que ofrece en tiempo real necesitan de conectividad móvil. Tanto las clásicas como las nuevas de aviso de incidente o GroupTrack.

En cuanto a la experiencia de uso, una vez emparejado con el teléfono el funcionamiento siempre ha sido perfecto. Tanto a la hora de mostrar notificaciones en pantalla (sólo SMS o llamadas, no correos u otras aplicaciones que puedan distraerte más de lo necesario) como sincronizando las actividades, jamás he tenido una conexión errónea.

También ofrece conectividad WiFi, por lo que si dispones de conexión a Internet allá donde guardes la bici tu actividad se sincronizará al llegar. También te permitirá descargar actualizaciones (tanto de rutas como del firmware del dispositivo) por lo que no tendrás que conectarlo con el ordenador para nada.

Garmin Edge 820 - WiFi

De hecho, en todas estas semanas de uso no lo he llegado a hacer, realizando todas las configuraciones y sincronizaciones directamente de forma inalámbrica.

Incluso la configuración de redes se pueden hacer desde el dispositivo, incluyendo introducir la clave de red.

garmin-edge-820-wifi-2

Así que si no dispones de ordenador en casa, éste es otro motivo importante para optar por el Edge 820 en lugar del 520.

Mi opinión

El Edge 820 es un paso lógico en la gama de productos de ciclismo de Garmin. El trabajo que tenían por delante era sencillo, pues simplemente había que dotarlo de funciones extra con respecto alEdge 520. Y empezando con la navegación, que es donde más cojea el modelo más económico.

Garmin Edge 820

Garmin no sólo añade la navegación, sino que aprovecha el nuevo modelo para presentar una opción interesante como es GroupTrack, aunque todavía necesita algo más de tiempo para convertirse en algo de lo que sacar provecho. Indudablemente el nuevo ajuste de inicio de LiveTrack de forma automática que se ha incorporado a algunos dispositivos ayudará, porque elimina el paso más incómodo de todos (recordar iniciar la actividad cuando comienzas el entrenamiento), pero creo que hace falta tiempo para que la idea penetre más entre los usuarios.

El ahorro de batería no será una característica determinante que te haga decidirte por el Edge 820, pero es un añadido que puede resultar muy interesante en más de una ocasión.

Otras funciones como el WiFi, el sensor de iluminación o la detección de incidentes termina de redondear un paquete que queda bastante bien situado en la gama de Garmin. Lo que no termina de convencerme es la pantalla táctil. No por su funcionamiento, sino por su utilidad. Hay ocasiones en las que resulta muy cómodo su control, como a la hora de configurar las pantallas de datos o en el manejo del menú principal. Pero hay otros momentos en los que echo mucho de menos los botones del Edge 520.

Cada vez que Garmin lanza un dispositivo con pantalla táctil siempre me hago la misma pregunta: ¿por qué hay que optar entre táctil o botones? A mi me gustaría disponer de ambas opciones.

Por último tenemos la velocidad a la hora de moverse por los menús o para calcular una ruta directamente desde el dispositivo. Acostumbrados como estamos a dispositivos móviles que son tremendamente rápidos cuesta acostumbrarse a la “relajación” con la que el Edge 820 se lo toma todo, pero es un peaje necesario a pagar por conseguir una autonomía de batería razonable. Podría haber un procesador más potente, pero iría en detrimento de la duración de batería (y del precio).

Llegados a este punto estoy seguro que hay una pregunta que todavía te ronda la cabeza: ¿520 o 820? La respuesta la reduciría al terreno de la navegación. Estoy seguro que el Edge 520 dejará satisfecho a la inmensa mayoría de usuarios, pero si haces rutas de navegación frecuentemente y quieres los avisos de giro y las otras particularidades que ofrece, el Edge 820 entonces es la opción que debes elegir.

Hay otras funciones que los diferencian, pero si para ti la navegación es algo secundario no creo que sean suficientes para justificar la diferencia de precio.

Comprar Garmin Edge 820

Si te gustan las pruebas que realizo y quieres colaborar con la página para ayudar a que pueda seguir realizando pruebas tan extensas como esta (y como puedes suponer, llevan  muchas horas de trabajo), lo único que tienes que hacer es comprar tu Garmin Edge 820 -o lo que te haga falta- a través de los enlaces que facilito. De esa forma recibiré una pequeña comisión sin ningún coste para ti.

Y no olvides compartir la prueba con tus amigos, además de ayudarme a mi tus amigos estarán tremendamente agradecidos por descubrir este sitio.

Quiero recordar que hay dos versiones disponibles. Puedes encontrar el Edge 820 del que he tratado en esta prueba y una versión ligeramente más barata, el Edge Explore 820. No la considero interesante pues recorta muchas de sus características (y la diferencia de precio no lo justifica). Estas son las funciones de las que carece:

  • No dispone de WiFi
  • No dispone de sensor de luz ambiente
  • No soporta entrenamientos avanzados (creación y seguimiento de intervalos, etc)
  • No permite conectar con medidores de potencia o cambios electrónicos
  • No hay métricas avanzadas como cálculo de FTP, VO2Max, tiempo de recuperación, etc.

En cuanto al Edge 820 hay dos formas de comprarlo. La primera y más económica en la que comprarás sólo el dispositivo. Podrás usar tus sensores actuales, siempre que sean compatibles con ANT+.


Consulta el precio en Retto

Consulta el precio en Wiggle

 

La segunda opción es interesante si no dispones de sensores. Incluye sensor de pulso, de velocidad y de cadencia.


Consulta el precio en Retto

Consulta el precio en Wiggle

 

Si no dispones de ningún sensor actualmente, el pack puede ser una opción interesante porque rebaja el precio de los sensores comparado con respecto a si lo comprases de forma individual. Pero si ya cuentas con sensores ANT+ (sean de Garmin o de otra marca), simplemente compra sólo el ciclocomputador.

¡Gracias por leer y colaborar!

VALORACIÓN

Funcionamiento - 8.5
Conectividad - 10
Diseño, acabado y comodidad - 9
Autonomía - 9
Aplicaciones - 9
Precio - 7
User Rating: Be the first one !

Deja tu respuesta

1 comentario En "Garmin Edge 820, ciclocomputador GPS con navegación | Análisis completo"

avatar
Ordenar por:   últimos | primeros | más votados
toni
Suscriptor

Para mi estando el Garmin 1000 actualmente en el mercado y con menor precio, el 820 no tiene ningún sentido, no mejora en nada. Además el Garmin 1000 no me parece un pantallón, me parece un display de tamaño correcto, que además siendo mucho más slim, queda muy bien acoplado y bonito que el resto de la gama 800 o 500.
El que estoy deseando que salga es el GArmin 1010 o 1100. A ver si Garmin aprende de los fabricantes de móviles y ajusta un poquitín los marcos, porque está super desaprovechado el diseño, y técnicamente visto los móviles actuales, sería super fácil.

He probado la función grouptrack 2 veces, y no termina de ir fina. Últimamente el livetrack funciona de lujo sin embargo.

wpDiscuz